La luz es un 3% más barata que el año pasado en lo que va de diciembre

El recibo de la electricidad de un consumidor medio alcanza en lo que va de diciembre los 49,91 euros, lo que supone un descenso del 3,2% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando costó 51,57 euros.

Según el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con respecto a noviembre el recibo sube un 0,4%, puesto que el mes pasado alcanzó los 49,69 euros. De esta manera, en términos mensuales en diciembre se rompe la tendencia a la baja iniciada en octubre, que terminó con una caída diaria de alrededor del 3,5%, rompiendo con la fuerte tendencia alcista experimentada por la electricidad desde mayo.

En cuanto a la evolución del coste de la electricidad con respecto al año pasado, en diciembre vuelve a bajar tras las subidas registradas desde mayo, pese a que en los inicios de 2018 el recibo se había mantenido en un precio similar o más barato que el año pasado.

Ante esta situación, el Ministerio de Transición Ecológica decidió en octubre suspender la aplicación del impuesto del 7% a la generación eléctrica, medida que también convalidó el Congreso de los diputados.

Dicha evolución del precio de la luz se corresponde con la factura de un consumidor medio con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh).

Fuente: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9601605/12/18/La-luz-es-un-3-mas-barata-que-el-ano-pasado-en-lo-que-va-de-diciembre.html

Editado por: Eugenia López-Fonta

Anuncios

Más de medio millón de cortes de luz por impago en hogares en 2015 #entornoeconomico

14590969457999

Los cortes de luz por impago en hogares volvieron a aumentar en 2015 tras dos años consecutivos de reducciones. Endesa e Iberdrola realizaron 506.481 cortes de suministro por no abonar las facturas el pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 5,9% con respecto a las interrupciones llevadas a cabo en 2014. Así se desprende de la información que ambas empresas han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para su aprobación en Junta de Accionistas.

Estas dos grandes eléctricas gestionan el 80% de la red de distribución de luz del país, por lo que sus datos son representativos del total del sector. La otra gran compañía del mercado, Gas Natural Fenosa, no publica esta información.

En el caso de Iberdrola, el número de cortes ascendió el pasado año a 265.175, un 21% menos que en el ejercicio anterior. Se trata del registro más bajo en los últimos cinco años y coincide con la mejora de la situación económica.

En Endesa, al contrario, el número de cortes ha aumentado un 70%, hasta situarse en 241.306 según su último informe de sostenibilidad. Fuentes de la eléctrica vinculan el incremento al nuevo modelo de telegestión ligado a la progresiva instalación de contadores inteligentes.

Las grandes eléctricas han aumentado en los últimos meses sus acuerdos con distintas Administraciones para proteger a los clientes más vulnerables y evitar la restricción de suministro por impago. “Endesa es consciente del grave problema que supone la pobreza energética.

Sobre el papel esta muy bien que no se pueda cortar la luz a nadie, pero lo tendremos que pagar entre todos, las eléctricas no son una ONG y más de uno de los que apalude esta medida, cuando viera lo que va a subir su factura lo mismo se lo pensará dos veces.

La deuda que tenemos los consumidores por culpa del déficit de tarifa no es con las empresas eléctricas porque esa deuda está titulizada, es decir, ha sido negociada, comercializada y traspasada a terceros, así que las eléctricas lo tienen todo pensado. Y, los costes de producción dato fundamental para concretar el déficit de tarifa no los fijan las eléctricas, sino el Estado, en conclusión, el responsable general de estos cortes de luz es el Estado.

Noticia realizada por Oriol Castellà a través de la fuente elmundo.es

Oligopoly, el juego de la energía

Introducción

En una noticia anterior, se menciona el monopolio de la gasolina que existe en España. https://watchinginternationaleconomy.wordpress.com/2012/10/26/los-margenes-de-beneficios-de-las-gasolineras-en-espana-son-mucho-mas-altos-que-en-europa/

Hoy en día, en España no solo existe el monopolio de la gasolina, sino que también existe el de la luz, en esta noticia se analizará el monopolio de la luz, más concretamente para intentar entender una factura de electricidad, que todos recibimos en casa una vez al trimestre.

Noticia

CARMEN MONFORTE DESPIEZA LA FACTURA ELÉCTRICA

“La luz va a subir siempre porque debemos 24.000 millones”

En la nueva entrega de ‘Salvados’ Jordi Évole intenta comprender una factura de la luz. Y es que, en la etapa de crisis que lleva España, la factura de luz no ha dejado de subir. Para hablar de este tema, Jordi Évole entrevista a Carmen Monforte, periodista ‘Cinco Días’, en la Central Nuclear de Trillo en Guadalajara.

Jordi Évole se cita en la Central Nuclear de Trillo en Guadalajara, con Carmen Monforte, periodista ‘Cinco Días’, para intentar comprender la factura de la luz.

A nivel europeo, los españoles pagan la luz más cara, solo por delante de Chipre y Malta. Y es que, en España no se paga mucho por electricidad, sino por la factura, porque meten una serie de costes que es “lo que la gente tiene que conocer”, comenta la periodista.

El misterio de la factura es que la mitad de lo que pagan los clientes es por “una tarifa o peaje de acceso”, que son unos costes que se han ido incrementando en los últimos años, provocando una subida de la luz. Esos peajes son: “por transporte y distribución de energía, las primas por fomentar el desarrollo de las energías renovables, una tarifa especial para las grandes empresas industriales y el déficit de tarifas, aparte de partidas pequeñas como la moratoria nuclear o las extras peninsulares”, explica Carmen.

La moratoria nuclear “fue una paralización de las inversiones que estaban en marcha en las centrales nucleares que decretó el primer Gobierno del PSOE”. Pero ya se habían hecho inversiones de algunas que se paralizaron. Entonces, “las empresas reclamaron y el Gobierno entendió que tenía que retribuirles la inversión que les había paralizado”. Este año, se pagan “52 millones de euros” de moratoria.

Las primas a las energías renovables es un incentivo que se da a una tecnología que está en desarrollo. El problema es “dónde, quién las incentiva, quién lo paga y cuanto se paga”. “Lo que se ha desmadrado es el número  de instalaciones que se han montados: 7 mil millones”, explica la periodista.

El concepto que peor le suena a Jordi Évole es el déficit tarifario. Carmen dice que es como “el déficit público”. Se van pagando en la factura anualidades del déficit de todos los años que se ha producido, para evitar subir la tarifa. No estamos pagando a las eléctricas lo que cuesta la electricidad, “cuesta 24 mil millones más”, acumulados desde el años 2000. Este déficit de tarifas “se lo inventó Rodrigo Rato cuando decidió que la luz no podía subir por encima de la inflación”, comenta Monforte.

Hoy en día “no hay política energética seria. Hay desbarajuste total”.

A pesar de deber a las eléctricas 24 mil millones de euros, siguen teniendo beneficio. Esto es porque el déficit de tarifa sobre sus cuentas tiene un efecto relativo. Es decir, “cuando la deuda se genera, la empresa la cobra”, las eléctricas vendieron deuda a bancos e inversores.

En los últimos años, se ha pagado más en la factura de la luz, pero sin embargo, la deuda no se ha reducido. La razón es que “el déficit se lleva a cumulando desde el año 2000 y con el sistema de financiación a plazos, se va pagando pequeñas cantidades y como se pagan intereses, es una bola de nieve”.

Carmen asegura, haciendo una previsión, que “la luz va a subir siempre porque debemos 24 mil millones” y esa deuda no se puede pagar de “mañana para pasado”.

Jordi Évole sigue con la factura de la luz y con las explicaciones de Jorge Morales de Labra, Director de GeoAtlanter, quien asegura que el  precio kilovatio hora “se fija con una parte por peajes y otra por subasta”.

Cuando llega la factura, el precio que se cobra por kilovatio hora “se fija con una parte por peajes y otra por subasta”, según explica a ‘Salvados’ Jorge Morales de Labra, Director de GeoAtlanter.

Hay dos tipos de subasta: la que se hace todos los días y otra trimestral, que tiene que ver con la variación de precio.

En la subasta diaria, participan exclusivamente compañías eléctricas, a través de un mercado electrónico.

La energía le cuesta al consumidor igual porque “la factura de la luz se paga a un precio fijo determinado por el Gobierno, pero al comercializador de energía le sale más barato que se consuma por la noche que en hora punta”, declara Jorge.

El precio se fija con las curvas de oferta y de demanda, en la mayoría de los casos pertenecientes a: Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, E.ON y EDP. En una subasta, ‘gobernada’ por los oligopolios “el coste del producto no tiene nada que ver con lo que cuesta el producto”. Un coste que “se niegan a enseñar”. No se puede saber lo que en realidad cuesta un kilovatio hora, “si no abren sus cuentas a una auditoría pública”, comenta el Director de GeoAtlanter.

En una subasta trimestral, participan las eléctricas y agentes financieros que “negocian con el precio de la electricidad, especulan”. “Son inflacionistas para ganar un dinero adicional”. El Gobierno lo permite. Algo que Ángel ha denunciado desde hace dos años porque “produce un sobrecoste en el precio de la luz de un promedio de más de 500 millones de euros anuales”. Además, el Gobierno “les reconoció una prima de riesgo, aunque luego la eliminaron”.

Esto que se da en el sector eléctrico se da también “en el sector petrolero”.

Fuente: http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/luz-subir-siempre-porque-debemos-mil-millones_2012111800101.html

http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/agentes-financieros-especulan-precio-electricidad_2012111800105.html

Video del reportaje completo: http://www.lasexta.com/videos/salvados/2012-noviembre-18-2012111600028.html

Conclusión

Concluyendo la noticia, ningún ciudadano sabe lo que paga realmente por la energía que está consumiendo, esto viene dado por los impuestos, tasas, peajes… que se comentan en la noticia, que se cobran demás.

El mercado eléctrico en España pertenece a pocas compañías, a las cuales se les debe 24 mil millones en concepto de tasas, peajes, etc. Estas compañías en su momento, vendieron deuda a bancos e inversores.

Creo que en este país, se da prioridad a las energías eléctricas, cuando existen energías renovables, mucho más ecológicas, que serían más baratas para los consumidores, pero como esto no les saldría a cuenta a las compañías eléctricas, en estos momentos a los ciudadanos nos sale más caro contratar una empresa de energía solar, por ejemplo, que lo que actualmente tenemos.

Por qué las eléctricas están cobrando un euro más en enero

para introducir un pequeño recargo que, para un hogar tipo, puede suponer en torno a un euro más por la factura.

En esta noticia publicada en el Diario Expansión se muestra que lo que dijo José Manuel Soria, ministro de Industria, sobre que el recibo de la luz se congelaba en enero no es del todo cierto. Dentro del sistema de precios de luz en España se pueden ver cosas como que la luz cueste más o menos dependiendo del día.

Con un pequeño ejemplo como este,  nos hace preguntarnos una vez mas, ¿hasta qué punto ignoramos la causa y fin de nuestros impuestos?  El ser humano, lejos de parecerse a un mono, cada vez me recuerda  más al “playmobil”.

Estos son los entresijos del euro de la discordia:

1. Lío judicial
Las eléctricas intensificaron en el último año su batalla judicial contra las revisiones de tarifas que realizaba el Gobierno, por considerar que congelaban los precios ilegalmente. En una de esas batallas judiciales, lograron la victoria.

El 23 de diciembre del pasado año, el Tribunal Supremo notificó a Industria que estimaba las medidas cautelares solicitadas por las eléctricas para anular parte de la revisión de tarifas del último trimestre de 2011.

2. Peajes, la palabra maldita
La palabra maldita en el sector eléctrico es “peajes”. Con este término, se designa parte del recibo de la luz (aproximadamente la mitad). El capítulo de los “peajes” es el que sirve para pagar costes del sistema eléctrico como las primas a las renovables, la distribución y el transporte.

En octubre de 2011, el Gobierno los bajó para compensar la subida del resto de componentes del recibo, y así congelar los precios durante el cuarto trimestre. La sentencia del Supremo obligaba, sin embargo a no bajar esos peajes. Es decir: a que, por lo menos, siguieran como estuvieron durante el tercer trimestre.

3. Encaje de bolillos
Las eléctricas, y el Ministerio de Industria, han tenido que hacer encaje de bolillos para reajustar esos peajes. ¿Dónde colocar ese reajuste? ¿Se reenvía una factura individual a cada uno de los 27 millones de contratos? Estas fueron las preguntas.

Al final, ese reajuste se coló en la revisión de los precios eléctricos del primer trimestre de 2012, de manera que las eléctricas pudieran cobrar, en los siguientes recibos, lo que no cobraron en los anteriores.

4. Piruetas eléctricas
Para eso, hubo que hacer piruetas. Industria anunció que, en la revisión de la luz a partir de enero, los precios quedaban congelados. Y es cierto. Los precios del primer trimestre de 2012 serán los mismos que durante el cuatro trimestre de 2011. Pero con un matiz que no se mencionó. Iba a ver una revisión de los peajes del cuatro trimestre, y las eléctricas podrían introducir así un recargo temporal en la primera factura que enviaran.

5. Noventa y nueve días con sus nueve noches
La pregunta que surgió fue sencilla: ¿A cuánto tiempo afectaba la sentencia del Supremo? ¿A todo el cuatro trimestre de 2011? ¿Sólo a los días de ese trimestre que van desde que se recibe la sentencia, es decir, desde el 23 de diciembre? Se analizó jurídicamente con lupa y se comprobó que el reajuste solo afectaba al periodo que empieza a contar desde que se recibe la sentencia. Es decir, desde el 23 de diciembre hasta el 31 de diciembre. En total, nueve días con sus nueve noches.

6. Noventa kilovatios entre Noche Buena y Noche Vieja
Un hogar tipo, con un contrato de 5,5 kilovatios hora, y un consumo de unos 300 kilovatios al mes, puede recibir una factura en la que, dependiendo de la compañía, se desglosan más o menos todos los cargos. Ahí, se puede comprobar cómo hay varias partidas: una por el consumo antes del 23 de diciembre, a 0,1423 euros por kilovatio. Otra por el consumo entre el 23 de diciembre y el 31 de diciembre, a 0,1525 euros el kilovatio.

Y otra por el consumo después del 31 de diciembre, en la que el precio del kilovatio vuelve a ser de 0,1423 euros. Como las eléctricas no han medido realmente el consumo por días, han hecho estimaciones. Por ejemplo, para ese hogar tipo, han atribuido unos 90 kilovatios de consumo al periodo que va del 23 de diciembre, justo antes de Nochebuena, al 31 de diciembre, en Nochevieja. Mientras los españoles se comían el turrón, y encendían alegremente las luces del árbol de Navidad, no sabían que, justo en ese momento, la electricidad era más cara.