#EntornoEconómico: El ‘secreto’ de Alemania para mantener una industria competitiva con salarios muy altos

El “secreto” de Alemania es una fuerte inversión en el I+D+I, invierten un 2,86% del PIB, una inversión muy alta comparada con España y otros países de la Unión Europea, en este sector. A parte de la productividad que ofrecen todas sus empresas y el gobierno.

Según explican desde la firma de inversión francesa Natixis, “para asegurar que el nivel de ingresos de los empleados de la industria sea alto sin que el sector pierda competitividad, una de las soluciones ha sido desregular el mercado laboral de los servicios que consume la industria”, de este modo se consigue ‘abaratar’ algunos de los inputs y, por ende, el bien final fabricado por ese sector. Hoy justo, Volkswagen ha pactado con sus empleados en Alemania una subida salarial del 4,8%.

Como podemos observar Alemania se preocupa mucho porque estos sectores, los industriales no pierdan competitividad y las empresas sigan dando un salario justo a sus trabajadores.

La inversión que hacen con el I+D no solo tiene que ver con el buen ahorro y gestión que hacen del dinero del país, sino del tejido productivo, que ya he dicho antes que es muy alto. A demás al contrario que en España, Alemania ayuda y protege mucho a las empresas grandes que son las que en el fondo tienen mayor impacto en la economía del país.

Así también sus productos no se vuelven más baratos y no se convierten en gangas para otros países y los salarios laborales siguen siendo altos.

Comentario elaborado por Maria Sabaté, a partir de la fuente: elEconomista

Anuncios

#EntornoEconómico: “El 80% de las empresas desconocen las deducciones fiscales que pueden aplicar por I+D”

Primero nos hemos de preguntar qué es el I + D + I. El I+D+I o lo que es lo mismo investigación, desarrollo e innovación , es un nuevo concepto que se adapta a los estudios relacionados con los avances tecnológicos y de investigación para el avance de la sociedad.

Cuando hablamos de investigación e innovación nos referimos al mundo de la ciencia y la tecnología, pero el desarrollo es un termino que proviene del mundo económico. Por lo tanto no solo propone mejorar la investigación e la innovación y solo invertir en ello, sino también en el desarrollo.
El nivel de potencia en I+D+I en un país se suele medir por el ratio entre el inversión realizada en I+D+I el PIB, separando claramente la inversión publica y privada en este área.

Casi el total de los países intentan, en la medida de lo posible, incrementar su actividad en I+D+I a través de subvenciones, préstamos bonificados, deducciones, etc, ya que estas inversiones se ven directamente reflejadas en el nivel competitivo del tejido empresarial y productivo de dicho país. Todas estas mejoras se ven repercutidas socialmente en forma de mejora en la calidad de vida, salud, etc.

Hay países que invierten una gran parte de su dinero en esta medida, como lo son Suecia, Finlandia o Dinamarca, pero España se encuentra muy separada de estos países, ya que solo destina el 1,24% de su PIB en el 2015. Lo que ha hecho España es crear deducciones fiscales para que estas empresas las puedan aplicar, pero la mayoría de ellas las desconocen o no saben que proceso seguir para llevarlas a cabo.

“El 80% de las empresas desconocen las deducciones fiscales que pueden aplicar por I+D”, asegura Raúl Vila, la consultora COIN+D, especializada en asesoramiento en este ámbito. Las bonificaciones que ofrece el Ministerio de Economía y Competitividad son instrumentos son de carácter horizontal, ya que su aplicación es libre y general, sin que exista concurrencia competitiva ni un presupuesto límite predefinido.

También son complejas a la hora de aplicar porque la legislación cambia cada año.

“Hay que generar documentación muy costosa que requiere de conocimientos fiscales, y muchas empresas tienen miedo de aplicar estas deducciones por posibles requerimientos posteriores”, continúa.

 

Existen 3 formas de aplicar estas deducciones:

¿Cómo se materializan las deducciones? La generación de la deducción fiscal es proporcional a las actividades de I+D+I desarrolladas, y se aplica en la liquidación anual del impuesto de sociedades, hasta cierto límite de cuota. No obstante, la deducción generada pero no aplicada puede aplicarse en ejercicios posteriores, e incluso existe un supuesto de adelanto monetario de la deducción pendiente de aplicar.

Esto quiere decir que existen tres vías de aplicación: deducir el importe bonificable del pago del Impuesto de Sociedades, guardarlo como crédito fiscal o monetizar el importe para reinvertirlo en proyectos innovadores.

El sistema español de deducciones fiscales por I+D+i es de los más potentes en el marco de la OCDE, y según datos del Ministerio pueden alcanzar hasta un 42 % de los gastos directos.

Comentario elaborado por Maria Sabaté, a partir de la fuente La Vanguardia

Qué significa hacer cambios estructurales en la economía?

Ahora que se han puesto de moda las medidas en que el mercado reconoce el necesario papel del Estado en la economía, no es ocioso preguntarse cuáles serían las verdaderas acciones en que los Gobiernos pueden y deben intervenir para hacer competitiva la economía.

Es claro que en tiempos de crisis es necesario reactivar el consumo, y todas las medidas en este sentido son pocas. Activando la demanda se genera empleo y se pone en marcha el flujo circular de rentas. Pero y después qué? un nuevo ciclo? crece la demanda, suben los precios, disminuye el desempleo, sigue creciendo la demanda, siguen subiendo los precios, la economía se vuelve inflacionaria hasta que cae el  poder adquisitivo, cae la demanda y se reinicia un nuevo ciclo recesivo. Es esto inevitable?

Yo me niego a aceptar en que el modelo capitalista también tiene metástasis…

Aspiro a que vivimos un momento en que se imponga la reflexión y se actúe no solo para reactivar la economía en el corto plazo sino también crear condiciones de un futuro de competitividad sostenible.

Una vía es INVIRTIENDO en I+D+I, las cifras de lo que actualmente se ha hecho son elocuentes, en el gráfico de la derecha puede observarse para el caso de España cual es la evolución del Índice General de Innovación con respecto a la UE-27 en 2008. En una escala de 0 a 1, España no sobrepasa un índice de 0.366 en 2008. Esto se traduce en que el país está por debajo en Recursos Humanos calificados, Financiación y apoyo gubernamental, inversiones que buscan generar innovación, etc, etc, etc.

Tampoco es satisfactoria la situación de la Unión Europea en su conjunto.  Como puede observarse en el gráfico de más abajo el Gap de Innovación de la UE-27 frente a Estados Unidos  y Japón es de 28 y 38 puntos por debajo respectivamente en 2008.

Indiscutiblemente un buen camino para comenzar a reconstruir una economía, cuyo patrón de crecimiento se ha basado en el consumo,  y que debe aprovechar este caro revés para concretar los tan solicitados CAMBIOS ESTRUCTURALES……, es poniendo en marcha una seria política económica en I+D+I… o no?