Los hoteleros reclaman al Gobierno un blindaje legal ante Airbnb como el otorgado a los taxis frente a Uber

1200px-14-08-05-barcelona-RalfR-001

«El mantra del sector turístico contra la oferta ilegal de alojamientos está tomando impulso tras el reciente blindaje del sector del taxi frente a las VTC mediante Real decreto ley. En boca del vicepresidente del lobby turístico Exceltur, «es un momento clave para que el Gobierno tome medidas».

Unas 100.000 familias viven del sector de los taxis que actualmente el Ministerio de Fomento ha protegido, en función de un interés para los usuarios, y con la finalidad de detener los desequilibrios locales y favorecer su coexistencia armónica con los vehículos de transporte con conductor.

Zoreda, que tiene una asociación integra con las mayores marcas hoteleras (Meliá, Iberostar, NHHoteles, Riu o Hotusa), dice que: “Si se sientan precedentes en el transporte podemos esperar que se actúe de manera similar en el alquiler turístico: adelantamos hace casi cuatro años que la oferta ilegal de pisos turísticos era el principal riesgo del sector turístico español; hay que evitar que el impacto y las externalidades que genera afecten al modelo turístico español”.

Ramón Estalella que es el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, dice que sería su deseo que Fomento haga una legislación nacional pero que dentro del Partido Popular no hay ninguna intención en hacerlo.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital apoya que las características de cada destino turístico son completamente diferentes lo que demuestra que las competencias son autonómicas. Y también el Ministerio dice que se están tomando medidas fiscales y de seguridad para controlar más el sector hotelero.

A pesar de todo, Exceltur reclama una actuación a nivel de país y una regulación que ponga todo el sector en orden y que lo haga más seguro. Además piden a Hacienda datos para evitar la impunidad fiscal de las plataformas y los requisitos de información sobre los huéspedes que estas viviendas deben facilitar a Interior.  Pero aún no habiendo una legislación nacional, Estalella destaca que estas decisiones suponen que se empiece a tratar a las plataformas que publicitan los pisos turísticos como una actividad económica.

Para Zoreda ha quedado claro, a través de decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declaró a Uber empresa de transportes, que las plataformas «no son simples tablones de anuncios». «Es insólito y grotesco que una institución como la Comisión Nacional los Mercados y la Competencia (CNMC) esté propiciando que las plataformas se salven de esto», dice el responsable del lobby turístico en relación a las objeciones del organismo. Aunque aún no hay impugnación oficial en los tribunales, Competencia estima que esta petición de datos, que se hace también a las pymes, es desproporcionada y limita la competencia de las plataformas.

«Al margen de que paguen impuestos, la oferta ilegal de pisos turísticos está provocando el alza del precio del alquiler, la expulsión de los vecinos o la banalización de los barrios». Gentrificación, turistificación y, por ende, turismofobia. Y esa parte es la «que Fomento ha tenido en cuenta para tomar su decisión regulatoria», considera.

«Los hoteleros no es que no queramos que haya viviendas turísticas», afirma Estalella. De hecho, destaca que pueden ser muy beneficiosas para el reparto del turismo sobre todo en determinadas zonas. «Lo que no queremos es que las haya sin regular y sin límites».

En la guerra entre los taxis y las VTC, el Gobierno ha recurrido a la necesidad de la seguridad jurídica que actualmente también es inexistente en los pisos turísticos. Los hoteleros están luchando para que se aplique una normativa nacional que genere seguridad jurídica en este sector. Estalella dice que “En España hay diferentes normativas para los diferentes alojamientos regulados” y continua diciendo “que se puede crear otra normativa para este tipo de viviendas turísticas”, que matiza que no son los apartamentos regulados.

La secretaría de Agenda Digital, opina Exceltur, «tiene competencias para responsabilizar a las plataformas de lo que suben y que cumplan las legislaciones autonómicas». Comenta, además, Zoreda que «las CCAA se están viendo superadas por el incumplimiento permanente de la legislación por parte de estas plataformas, que se amparan en resquicios jurídicos». «Necesitan tutela», y ahora cree que «sería el momento ideal para que Turismo convocara una reunión con las CCAA.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Mundo.

 

 

 

Anuncios

La tasa turística entra en servicio con críticas de los hoteleros

La Generalitat prevé recaudar unos 50 millones de euros anuales, frente a los cien previstos inicialmente.

 

Introducción

La tasa turística se ha empezado a aplicar hoy, día 1 de noviembre en toda Cataluña. Esto ha creado críticas de los dueños de los alojamientos turísticos sobre este impuesto sobre el turismo.

 

 

Barcelona (EFE/Redacción).- El impuesto sobre la estancia en establecimientos turísticos, que grava con entre 0,45 y 2,25 euros las pernoctaciones por persona y noche, con un máximo de siete días, se empezará a aplicar a partir de este jueves en Catalunya, con críticas de los hoteleros.

La Generalitat prevé recaudar unos 50 millones de euros anuales, frente a los cien previstos inicialmente, con la puesta en marcha de este impuesto que entra en vigor el 1 de noviembre.

Los turistas que se alojen en hoteles de cinco estrellas pagarán 2,5 euros por persona y noche en Barcelona y en el resto de Catalunya, mientras que los que pernocten en hoteles de cuatro estrellas abonarán 1,10 euros en Barcelona y un euro en el resto de Catalunya.

En el resto de establecimientos hoteleros, los clientes pagarán 0,65 euros en Barcelona y 0,45 euros en el resto de Cataluña.

En declaraciones a Efe, el gerente de la Asociación Hotelera Costa Brava, Martí Sabrià, ha explicado que aplicar esta tasa es un “engorro administrativo”, entre otras cosas porque los tour operadores venden el producto como un “todo incluido” y tener que hacer luego una factura aparte para el cliente es un “lío”.

Por ello, algunos operadores querrán que este impuesto se lo facturemos a ellos, y luego, ya verán si se lo repercuten al cliente. El impuesto no se aplicará a menores de 16 años, para lo que, según Sabrià, los hoteleros necesitarán una declaración jurada de los padres que justifique la edad del niño, que después tendrán que guardar durante cuatro años para justificar que esa persona no ha pagado el tributo.

En la factura que se le dé al cliente el nuevo impuesto quedará registrado bajo el epígrafe de Impuesto Turístico de la Generalitat de Cataluña.

El presidente de la Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Eduard Farriol, ha explicado en un comunicado que el impuesto turístico “no es equitativo” respecto a Barcelona porque las características de los establecimientos turísticos son diferentes, ya que el precio medio de la estancia es menos de la mitad o la estancia media de un hotel de la costa es más de cuatro veces superior a la de las ciudades.

Sabrià también se ha quejado de que mientras el precio de los hoteles de Barcelona triplica o cuatriplica los precios del litoral la diferencia de la tasa apenas es del 20 %, en muchos casos.

Para Sabrià, la tasa “está mal hecha” y habrá que ajustar algunas cosas, aunque se ha mostrado pesimista sobre que acabe desapareciendo, ya que los que administran el dinero público prefieren tener más dinero que menos.

El 70 % del dinero recaudado en Cataluña será para la Generalitat y el 30 % restante irá a parar a las administraciones locales, con excepción de Barcelona, donde la Generalitat y el ayuntamiento de la ciudad se repartirán los ingresos al 50 %.

Precisamente, esta es otra de la queja de algunos hoteleros, según Sabrià, la comarca del Baix Empordà recaudará unos ocho millones de euros anuales por este concepto, que querrían que sirviese para mejorar cosas de la zona y por eso les gustaría administrarlo.

Los hoteleros de la Costa Dorada consideran que el hecho de que los propios establecimientos tengan que recaudar este impuesto será problemático a la hora de comunicarlo a los turistas y consideran que el impuesto se ha implantado de manera “precipitada”.

Por su parte, el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos, ya dijo en su día que los hoteleros no están de acuerdo con la implantación de la tasa y, aunque la aceptan, consideran un “agravio comparativo” que Barcelona y Cataluña tengan tasa turística y el resto de comunidades autónomas no.

Los establecimientos turísticos recaudarán la tasa y cada tres meses liquidarán el impuesto a la Agencia Tributaria Cataluña.

 

Conclusiones

La tasa sobre los alojamientos turísticos es un medio de recaudación de impuestos sobre los turistas.

Para los hoteleros, esto puede ser una traba para su trabajo. Debido a que el trabajo de las empresas hoteleras se basa en el servicio, el precio del alojamiento, en este caso, es un agravante para la elección de los clientes y esto asusta a los empresarios.

Por mis conocimientos, esta tasa se aplica en países de Europa.

Por una parte, los hoteleros tienen razones para estar asustados porque actualmente no sabemos cómo va a afectar esta tasa. Como positivo, hay que decir que esta tasa subirá los beneficios del turismo. Además estos beneficios revertirán en el turismo de cada municipio, cosa que beneficiará a algunos que tengan alojamientos pero que por el contrario los municipios pequeños sin alojamientos turísticos se quedarán sin beneficios, ayudando a su vez a la captación de turistas.

En resumen, la tasa se ha empezado a imponer a partir de hoy, pero hasta que no pase un tiempo no se podrá saber si esta medida afecta realmente al sector hotelero o simplemente agrava los beneficios sobre el turismo.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/20121031/54353705071/tasa-turistica-criticas-hoteleros.html#ixzz2AztSGLiL