España y sus medidas contra la pobreza energética

La energía hoy en día se ha convertido en una necesidad para la sociedad tanto en el ámbito de las empresas para los procesos productivos, como en las familias que la utilizan en sus hogares para la iluminación, alimentación o la climatización.

En España, con alrededor de 46 millones de habitantes, hay registradas 4,6 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza energética. Debido a este porcentaje tan alto, para ser un país primer mundista, el gobierno se ha comprometido en el plazo de cuatro meses a una Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética.

Resultado de imagen de energia hogar

Entre otras medidas se encuentra que el Real Decreto-ley prohíbe el corte de suministro en los hogares acogidos al bono social donde viva al menos un menor de 16 años. También sirve para hogares donde resida una persona con un nivel de discapacidad superior al 33% o con una dependencia de Grado II y III. Por supuesto, todo esta tendrá que ser evaluado y ser acreditado por los servicios sociales. Para acabar, también las familias monoparentales podrían acceder a este bono social

Los límites de consumo de energía con derecho a descuento se amplían un 15% con dos objetivos: compensar los incrementos de precios y acercarse más a los consumos reales de los hogares más vulnerables. También la energía con derecho a descuento que no se consuma durante un mes puede utilizarse en otro momento, esto se hace para facilitar la protección de estos hogares ya que hay meses en los que las temperaturas son más bajas y hace falta más energía.

 

Fuente: elaborado por Diego Morales a partir de elEconomista