Prohibición de vender coches diésel y gasolina en 2040

El sector rechaza el contraproyecto de Ley de Cambio Climático por ser “excesivo en objetivos y acelerado en plazos”.

El sector de la automoción rechazó el anteproyecto presentado por el Ministerio que prohíbe la venta de coches diésel y gasolina en 2040. Consideran 22 años más que suficientes para cambiar las cadenas de producción. Sin embargo, desde los fabricantes, el problema es que se elimina la consideración de vehículo alternativo a los híbridos.

El proyecto considera limpios aquellos vehículos que no emiten partículas contaminantes y estos únicamente son los eléctricos puros y de pila de hidrógeno. En 2040 no se permitirá la matriculación y venta en España de vehículos que emitan C02. El objetivo es que en 2050 ningún turismo o vehículo comercial circule si emite de forma directa dióxido de carbono. Las gasolineras deberán establecer puntos de recarga eléctrica.

Resultado de imagen de venta coches diesel

El gobierno fomentará la renovación de los edificios públicos y privados para conseguir energías descarbonizadas antes del 2050. El 20% del Presupuesto del Estado deberá tener un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático

La emisión de gases de efecto invernadero tendrá que reducirse un 32% hasta 2030,el objetivo más ambicioso de Europa

Elaboración propia a través de www.expansión.com

Anuncios

La gasolina ha subido un 0,25% y el gasóleo cae 0,18% en la semana previa a Semana Santa

Gasolina-precios

El precio de la gasolina de 95 octanos ha subido el 0,25% y el del gasóleo de automoción ha caído el 0,18% en la última semana, a las puertas de que comiencen las vacaciones de Semana Santa, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). La gasolina de 95 octanos costaba 1,216 euros por litro el 3 de abril, última fecha disponible, mientras que el gasóleo de automoción se vendía a 1,094 euros por litro.

El precio de la gasolina se ha abaratado un 2,64% en el plazo de un mes, mientras que el del gasóleo ha bajado un 3,36%. Desde principios de año, el descenso ha sido del 1,7%, en el caso de la gasolina, y del 2,93%, en el del gasóleo.

Por el contrario, en el año móvil (respecto a la misma fecha del pasado ejercicio), los carburantes han subido: el 7,04%, la gasolina, y un 12,09%, el gasóleo. Desde los máximos alcanzados en septiembre del 2012, la gasolina se ha abaratado un 20,11% y el gasóleo, un 24,29%.

CONCLUSIÓN

Los consumidores que opten por viajar tendrán que abonar cerca de 60 euros a los precios actuales, siempre y cuando se llene el depósito en la gasolinera más barata. En la más cara, donde el precio ronda los 1,4 euros, costará de media unos 70 euros, para un depósito de unos 50 litros.

 

Fuente: El Periódico

La gasolina sube el 0,79% y el gasóleo el 0,08% esta semana santa

Los precios medios de los carburantes han experimentado un ligero crecimiento en la última semana antes de la salida de Semana Santa en las carreteras, aprovechando el incremento que han tenido la reserva de hoteles y turismo en general para esta fecha en España.

  • El litro de gasolina se paga en las estaciones de servicio en España a un precio medio de 1,410 euros, frente a los 1,399 euros de la semana anterior.
  • El incremento de los precios es menor en el caso del diesel.
  • Las petroleras se ‘comen’ los menores impuestos a los carburantes.

repostar-gasolina

Una subida del 0,79 % en el caso de la gasolina y del 0,08 % en el del gasóleo, según los datos del Boletín Petrolero que edita la UE. El litro de gasolina se paga en las estaciones de servicio en España a un precio medio de 1,410 euros, frente a los 1,399 euros de la semana anterior.

El precio medio del litro de gasolina alcanza esta semana 1,544 euros en la UE El incremento es menor en el caso del diesel, ya que el precio medio es de 1,320 euros, frente al 1,319 de hace siete días, según estos datos. En los últimos treinta días, la gasolina subió sus precios en un 1,29 %, mientras desde principios de año el precio sube un ligero o,21 %, mientras en el interanual desciende un 1,26 % y con el máximo histórico de 1,522 euros la diferencia es del 7,36 %.

En cuanto al diesel, el precio aumentó con respecto a la semana pasada un 0,08 %, mientras que el descenso de su valor en este último mes es del 0,23 % y mayor aún desde principios de año (2,73 %). En el interanual, la caída es del 1,64 %. Con estos precios publicados hoy, llenar un depósito medio de 50 litros de gasolina supone para el usuario 70,5 euros, frente a los 69,9 euros de la pasada semana. En el caso del diesel, el coste apenas varía, ya que son 66 euros ante los 65,95 euros últimos.

El precio medio del litro de gasolina alcanza esta semana 1,544 euros en la UE de los 28 miembros (0,124 euros más que en España) y 1,580 de la zona euro (0,134 euros más). El diesel se cotiza a 1,407 euros en la UE-28 (0,088 euros más que en España) y a 1,386 euros en la zona euro (0,066 euros más).

A pesar de esta subida de precio del combustible, las personas que viajan, esperan ansiosamente dichos días para poder descansar y desconectar de la rutina, sin importar dicha subida, ya que no afectará mucho los bolsillos de los turistas.

 

Fuente: 20 minutos

La gasolina y el gasóleo bajan por segunda semana consecutiva

Image

La gasolina de 95 octanos y el gasóleo se han abaratado por segunda semana consecutiva un 1,7 % y un 2,3 %, respectivamente, según datos del boletín petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos por EFE.
Tras este descenso, la gasolina ha marcado su segundo precio más bajo en lo que va de año, en tanto que el gasóleo ha registrado el menor precio desde el inicio de 2013.

En consecuencia, en las estaciones de servicio, el litro de la gasolina se vende a 1,403 euros, mientras que el del gasóleo lo hace a una media de 1,311 euros. En lo que va de año, el precio de ambos carburantes acumula un incremento del 0,2 % en el caso de la gasolina y un descenso del 3,8 % en el del gasóleo.

Tanto la gasolina como el gasóleo se han abaratado un 7,8 % y un 9,2 %, respectivamente, desde los máximos que alcanzaron ambos combustibles a comienzos de septiembre de 2012, al marcar su máximo histórico después de la entrada en vigor del incremento del IVA. Frente a la misma semana de un año antes, el precio de ambos carburantes se ha encarecido un 4,8 % y un 4,4 %, respectivamente.

Con respecto al mes anterior, la gasolina, que superó por primera vez la cota de 1,5 euros la semana del 20 de agosto de este año, es ahora un 2,7 % más barata, mientras que el gasóleo de automoción, que también sobrepasó los 1,4 euros esa semana, ha descendido un 4,3 %.

Con estos datos, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta esta semana 77 euros y hacerlo con gasóleo 72 euros. Unos precios que, en comparación con los de un año antes, suponen pagar entre 4 y 3 euros menos, respectivamente. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza en la actualidad en torno a 99,7 dólares.

La gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,567 euros por litro en la UE-27 y en la zona del euro se paga a 1,418 euros el litro, mientras que el precio del gasóleo de automoción es de 1,596 euros y de 1,398 euros, respectivamente.

En este contexto, la Comisión Nacional de Competencia (CNE), ha subrayado en varios informes el denominado “efecto lunes”, que consiste en una bajada de los precios de venta de los carburantes los lunes -que es cuando la Comisión Europea recoge los datos para la elaboración de las estadísticas oficiales- para volver a subirlos a partir del martes.

Conclusión

En uno de los productos más inelásticos cómo es el petróleo que normalmente tiende a subir debido a la oferta y la demanda,  es una buena noticia que en medio de una crisis bajen los precios. No obstante, no me parece nada bien que los lunes bajen los precios porque la comisión europea recoja los datos para elaborar las estadísticas. Esto lo que provoca es que se cuantifiquen unos datos que realmente no son los verdaderos ya que tienden a la alza.

Fuente: La Vanguardia

El consumo de carburantes cae un 4,3% en octubre: son niveles de los años noventa

El consumo de gasolina y de gasóleo se situó en 2,19 millones de toneladas en octubre, lo que supone un descenso del 4,3% con respecto al mismo mes del año anterior, según el avance provisional de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

De esta forma, la demanda de combustibles de automoción suma una nueva caída mensual y se sitúa ya en niveles de los años noventa. Desde el inicio de la crisis en 2007, y a pesar de la fuerte bajada de precios en 2009, el consumo de gasolina y gasóleo ha ido bajando mes a mes, salvo una única excepción puntual.

En octubre, los automovilistas demandaron 1,79 millones de toneladas de gasóleo, un 3,4% menos que en el mismo mes del año pasado, así como 404.000 toneladas de gasolina, lo que supone un descenso del 7,9%.

En el acumulado entre enero y octubre, la demanda ha caído un 6%, hasta 22 millones de toneladas, después de que el gasóleo sufriese un recorte del 5,8% en su consumo, hasta 17,8 millones de toneladas, y la gasolina, del 6,9%, hasta 4,14 millones de toneladas.

Subida del IVA y bajada de precios

Durante el mes de octubre, los consumidores han tenido que afrontar la subida del IVA del 18% al 21% en vigor desde septiembre, si bien durante ese mes se produjo una fuerte bajada de precios, del 7%, que alejó los precios de este combustible de los máximos del verano.

Los combustibles de automoción se han carecterizado tradicionalmente por una demanda inelástica, capaz de mantenerse en niveles parecidos pese a las variaciones del entorno económico. No obstante, la crisis está demostrando que su consumo es inelástico ante cambios en el precio, pero no ante la renta disponible de las familias, que ha caído en los últimos años y que ha rebajado los desplazamientos en coche.

 

Conclusión: podemos observar como el gasoleo o la gasolina son productos inelásticos pero, aunque no se ven muy afectados por el precio porque las familias con coche necesitan este producto, no es inelástico ante la renta disponible de las familias. Si las familias estan bien económicamente y sube el precio, probablemente se quejaran pero lo consumirán igualmente, en cambio, si las familias no tienen suficiente dinero, dejaran de coger menos el coche e intentaran ahorrar lo máximo posible, y es por eso por lo que la demanda de este producto ha bajado tanto.

Fuente: el economista