Industria cargará al consumidor parte del juicio de Gas Natural y Sonatrach

El ministerio de Industria ha elaborado una propuesta de real decreto en la que se incluye una disposición adicional que incorpora un nuevo recargo en los peajes de la tarifa de gas para financiar parte del litigio entre Gas Natural Fenosa y Sonatrach sobre los precios del gas argelino.

La compañía española y la argelina mantuvieron un contencioso sobre los contratos de suministro de gas del gasoducto Magreb-Europa que la Corte Internacional de París dirimió en 2010 dando la razón a Sonatrach.

Un año después, Gas Natural Fenosa pactó con esta una compensación de 1.897 millones de dólares, unos 1.310 millones de euros. Además, la compañía argelina tomó una participación del 3,8% en Gas Natural y se comprometió a desarrollar proyectos estratégicos.

La propuesta de Industria implica cargar a los consumidores domésticos un sobrecoste de 157 millones de euros en la tarifa de gas, frente a los 341 millones solicitados por Gas Natural Fenosa, lo que supondría un encarecimiento del 2% en la parte regulada del recibo. Al tener un peso del 50% en la tarifa final, la subida sería del 1%.

Nuevos recargos

En el proyecto de real decreto, remitido por Industria a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), se revisa la retribución entre 2005 y 2008 del gas natural vendido a los transportistas para su venta a tarifa y se incluye el nuevo recargo, cuyo importe de 157 millones se repercutirá en los consumidores entre 2012 y 2016.

La revisión de la retribución propuesta por Industria toma como argumento jurídico el real decreto ley 6/2000, en el que se indica que el gas procedente del contrato Sagane I, que es el que afecta a Sonatrach y Gas Natural Fenosa, se debe aplicar de forma preferente al suministro a tarifa. El contrato se asigna por ley con el objeto de atender preferentemente el suministro a tarifa.

Además, existe un precedente en la orden ministerial 3311/2005 que permite repercutir a posteriori el extracoste del aprovisionamiento de gas en 2005 en el valor del coste de materia prima de los años siguientes.

En su informe de respuesta a la propuesta de real decreto, el regulador energético detalla que no le corresponde emitir un juicio sobre la procedencia de la reclamación de Gas Natural Fenosa, sino pronunciarse acerca del proyecto de norma reglamentaria.

Críticas de la CNE

El regulador considera que “no existen razones que justifiquen el establecimiento de una compensación al comercializador de último recurso del grupo Gas Natural Fenosa por el incremento de sus costes de aprovisionamiento como consecuencia del laudo a partir de este periodo”.

La CNE indica que el hecho de que el real decreto ley 6/2000 impusiera la aplicación preferente del contrato de Argelia a las compras de Enagás, suscriptora en ese momento del contrato, con destino a la tarifa de gas no comporta per se la asunción como costes regulados de todos los costes reales de dicho contrato.

Además, recuerda que a partir del 1 de julio de 2008 se produce la desaparición del suministro a tarifa regulada por parte de los distribuidores de gas natural, régimen que es sustituido por el sistema actual de suministro de último recurso.

Junto a esto, se puso fin al sistema de aprovisionamiento y suministro a tarifa en todos sus términos desde el 1 de julio de 2008, y se lanzó una nueva regulación en la que desaparece la obligación de los transportistas de realizar el aprovisionamiento del mercado a tarifa, así como la obligación de aplicar el contrato Sagane I al suministro a tarifa.

El presidente de la CNE, Alberto Lafuente, ha emitido además un voto particular en el que discrepa del informe emitido por el regulador por varios aspectos, entre ellos por los informes técnicos en los que se considera adecuado que sea el propio organismo el que elabore la metodología para cargar cualquier coste a la tarifa relacionado con este asunto.

El mundo

Anuncios

La bolsa sube casi un 2% por el éxito en emisiones de bonos de grandes empresas

El mercado está abierto para las grandes empresas españolas, ese es el mensaje que los inversores han dado en los últimos días, y en algunas ocasiones el dinero se presta a un precio más barato que al Tesoro Público. El éxito de colocaciones como la de ayer por parte de Telefónica y las de hoy de Caixabankque experimentó una de las mayores subidas en el parqué de su historia— y Gas Natural han animado la marcha de la Bolsa con una subida del 1,8%.

bolsaLa entidad financiera catalana ha liderado las subidas del selectivo Ibex-35 y se ha escopeteado hasta casi el 12% (11,75%) al cierre de la sesión,  tras emitir 1.000 millones de euros en bonos senior a tres años con un cupón del 3,25% y un coste de financiación que supera en 25 puntos básicos (0,25 puntos porcentuales) lo que paga el Tesoro Público por vender títulos de deuda del mismo plazo de amortización. Este mismo precio de emisión se ha situado en 285 puntos básicos (2,85% porcentuales) sobre el llamado midswap, que es el tipo de referencia europea para este tipo de emisiones.

También Gas Natural, que se revalorizó un 2,15% en el mercado, ha realizado hoy una emisión de bonos de 600 millones a 10 años con un cupón anual del 3,87% y un interés efectivo del 3,981%, lo que supone más de un punto porcentual más barato que el Tesoro.

Telefónica dio la campanada un día antes y pasó el examen de los mercados con la misma buena nota al vender bonos de 10 años por valor de 1.500 millones y pagar una rentabilidad del 3,987% que es la más baja de su historia y queda más de un punto porcentual por debajo de lo que pagó el Tesoro en la última subasta de títulos a una 10 años, que fue el 5,29%.