La reunión del G-20 más de lo mismo o no?

Obama

Según diversos órganos de prensa  el G-20 entierra hoy el orden económico mundial nacido tras la Segunda Guerra Mundial.

Por un lado Europa pierde poder en beneficio de las grandes economías emergentes, encabezadas por China.

Por otro los reguladores del sistema financiero tendrán más poderes para supervisar tanto la remuneración de los operadores del mercado financiero como para exigir a los bancos colchones de capital más grandes con los que hacer frente a eventuales crisis.

Se establece un compromiso político que altera en gran medida la arquitectura financiera internacional creada después de la Segunda Guerra Mundial—cuando nació el Fondo Monetario Internacional—, durante la crisis del petróleo de los 70 —época en la que se creó el G-7— y en los noventa, cuando tuvo lugar la expansión del capitalismo financiero que se ha visto azotado por la crisis de las hipotecas basura.

Se institucionaliza el G-20, que ha sido oficialmente reconocido por sus miembros como “el foro fundamental para la cooperación económica internacional”. Eso implica una dramática pérdida de poder del G-8, en el que cuatro de sus miembros son de Europa Occidental: Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia. Incluso en el G-20 ampliado de Pittsburgh, en el que hay en realidad 23 países más la UE, Europa, excluida Rusia, sólo tiene siete asientos.

Todas estas medidas, han sido propuestas por los principales líderes políticos que han tenido que conducir sus países en esta crisis. Ahora, sin embargo, queda la cuestión de cómo se van a poner en práctica todos estos acuerdos políticos.

Llegar a un equilibrio entre el necesario control sobre el sistema financiero internacional, para evitar que la especulación vuelva hacer detonar el sistema es difícil.

Por otro lado evitar que el reforzamiento del control pueda ir en detrimento del libre mercado y sobre todo el comercio internacional se hace prioritario.

Aunque en la reunión del G-20 se ha avanzado en planteamientos, y por lo que parece lo peor de la crisis ha pasado, ahora queda lo más difícil: pasar de la palabra a los hechos. Este es el reto.

Anuncios

Globalización y G-20

El profesor John Gray de la London School of Economics nos introduce hoy un aspecto interesante en un artículopublicado en la vanguardia sobre la globalización y el G-20 entre otros temas.

 

 

g-20

 

Según Gray la globalización neoliberal se ha colapsado y ese proceso es ya irreversible. Esto es un hecho consumado que todos vivimos a diario con la actual crisis mundial. El concepto de globalización pues puede ser más inestable de lo que nos pensamos. El profesor Gray introduce un conceto interesante indicando que un mundo menos integrado puede ser más estable que el actual. Estariamos hablando pues de un modelo menos globalizado, de bloques regionales, que podría ser más estable que el actual pero sin renunciar totalmente al comercio internacional.

 

Otro aspecto a destacar es la ineficacia que ha demostrado el G-20 hasta la fecha en concebir medidas eficaces a nivel global que eviten el colapso del sistema actual. Ante la comparación de las reuniones del G-20 con la cumbre de Bretton Woods de 1944,  dónde realmente se alcanzaron acuerdos que cambiaron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados, Gray hace notar que entonces la cumbre fue precedida por 2 años de preparativos y una reunión de 3 semanas. Otro factor clave es que entonces había un líder claro mundial claro como eran los EEUU que actualmente se ha debilitado.

 

En resumen creo que para salir de esta crisis hará falta algo más que una reunión de un fin de semana del G-20 y propuestas serias que realmente cambien las reglas que nos han llevado a esta situación para poder salir con éxito de la crisis a nivel global. También tendremos que pensar si un mundo totalmente globalizado es viable o si tendremos que pensar en apostar por bloques regionales más estables a largo plazo. Eso sí, tendremos que aportar solucines y tener un enfoque más optimista del futuro que la que nos da el señor Gray..