Detrás de las cámaras de ‘El lobo de Wall Street’

Una de las grandes películas de culto sobre fraude financiero fue producida gracias al dinero procedente de un fraude financiero.

La productora Red Granite, basada en Los Ángeles, ha aceptado pagar una multa de 60 millones de dólares al Departamento de Justicia de EE.UU.
El fiscal acusaba a la sociedad fundada por uno de los hijastros de el primer ministro de Malasia, de haber utilizado dinero del fondo 1Mdb (Malaysia Development Berhad), para llevar a cabo la película, dejando al descubierto 4.500 millones de dólares.
El FBI llevaba años rastreando la pista de este dinero, hasta que llegaron a la productora y descubrieron que financió El lobo de Wall Street con parte de este capital ilícito.
La película costó 100 millones.

hombre-con-billetes

Los jueces amenazaron con congelar todos los beneficios conseguidos en taquilla (392 millones de dólares), pero Red Granite prefirió alcanzar un acuerdo, abonar una sanción y evitar el proceso.
El prestigioso actor Leonardo Dicaprio ha tenido que devolver el Oscar, al formar parte de los bienes requisados.
EE.UU. sigue buscando los activos desaparecidos del fondo 1Mdb, que incluirían cuadros de Picasso, Van Gogh, Monet, además de propiedades en Nueva York, Beverly Hills y y un yate de 90 metros.

La idea inicial, promovida por el Gobierno de Kuala Lumpur, era que 1Mdb invirtiera en proyectos en todo el mundo y que los beneficios regresaran a los ciudadanos malasios. Pero lo que no sabían es que el dinero acabaría desviándose a otros lugares.
La fiscal general de EE.UU. añadió que los gestores, “trataron este fondo cotizado como una cuenta bancaria personal” y que “los ciudadanos de Malasia nunca vieron un centavo de lo que ingresó el largometraje”.

La película, candidata a cinco premios Oscar, es una obra maldita. Andrew Green, uno de los cómplices de Jordan Belfort, ha denunciado a los productores  porque cree que su representación en la película es de “un criminal, drogadicto, degenerado, depravado y desprovisto de cualquier moralidad y ética, y eso es totalmente falso”. Pide diez millones de dólares de indemnización.

Editado por Sofía Julià a partir de La Vanguardia

Anuncios

Hacienda presiona a grandes fortunas para que se acojan a la amnistía fiscal

El Gobierno publicará la ley contra el Fraude Fiscal en el BOE en los próximos días .

El Ejecutivo ha tramitado a la vez la nueva ley contra el fraude y cambios en el Código Penal .

La Agencia Tributaria ha enviado 45 requerimientos a adinerados para que detallen sus bienes.

 
 

La Agencia Tributaria, a través de la Oficina Nacional Investigación del Fraude (Onif), ha enviado 45 requerimientos a grandes fortunas españolas en los que se exige identificación, fecha de adquisición y valor a 31 de diciembre del 2010, de bienes ubicados fuera de España. No se descarta que remita más.

Según fuentes oficiales del propio organismo, “es algo habitual, que se hace con cierta periodicidad y no tiene nada que ver con la declaración tributaria especial”. Por el contrario, algunos abogados cuyos clientes adinerados han recibido la misiva defienden que es un claro “movimiento de presión” para ponerlos contra la espada y la pared.

En la práctica, el citado requerimiento, que llega a título personal, es un aviso a los contribuyentes para que se acojan a la amnistía fiscal. No constituye en ningún caso el escrito una indicación de que se inicia una inspección, pero deja entrever que es mejor reconciliarse con el fisco español si hay irregularidades en caso de que se disponga de cuentas bancarias o viviendas en paraísos fiscales.

Caridad Gómez Mourelo, inspectora de la unidad de delitos contra la Hacienda Pública, reconoció el pasado miércoles en unas jornadas sobre la amnistía fiscal, organizadas por la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), “que esos adinerados pueden acogerse a la amnistía fiscal” porque no se les ha instruido un proceso.

La amnistía fiscal, en la que es obligatorio pagar un 10% del dinero evadido, es para el 2008, el 2009 y el 2010, así como para los contribuyentes que en el 2007 tengan un delito fiscal no regularizado y las plusvalías generadas superen los 120.000 euros.

Si al contribuyente ya lo están inspeccionando en impuestos como IRPF o sociedades, uno de esos años no podría acogerse a la declaración tributaria especial en ese ejercicio. Por el contrario, sí podría presentarla por los años que no le están investigado. También podrá presentarla si le están controlando en otros tributos, como IVA, patrimonio o donaciones.

Este aviso para las grandes fortunas no es el único de que se acaba el periodo de gracia. Hay más. Por una parte, el Gobierno de Rajoy ya ha dejado claro que no se ampliará el plazo, que concluye el próximo 30 de noviembre. Precisamente, fue Manuel de Miguel Monterrubio, subdirector general de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, quien advirtió en esas jornadas a más 400 abogados fiscalistas la no prolongación de fechas.

Por otra parte, esta misma semana se ha dado luz verde en el Senado a la nueva ley contra el Fraude Fiscal. Esta normativa no volverá al Congreso porque no se han introducido enmiendas, con lo que se publicará en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días. Al día siguiente de su publicación entrará en vigor.

A juicio del presidente de Aedaf, Antonio Durán-Sidreu, “los asesores ya tienen el 90% de las dudas resueltas, aunque todavía hay casos muy enrevesados donde pueden surgir aún incertidumbres”. En su opinión, “la mayor parte de ricos esperarán hasta el último día, el 30 de noviembre, para regularizar”.

Según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se ha recaudado poco más de 50 millones hasta agosto, cuando el objetivo es alcanzar los 2.500 millones. Ya lo dijo en su día Cristóbal Montoro: “Es el palo y la zanahoria”. Es decir, o los adinerados se acogen a esta regularización de carácter excepcional o, si se les descubre, en el futuro las sanciones serán muy elevadas.

De hecho, la ley contra el Fraude Fiscal se ha desarrollado legislativamente de forma paralela estos últimos meses, mientras que las modificaciones del Código Penal todavía se encuentran en trámite parlamentario. Sea como sea, es una oportunidad de oro para los evasores. Su miedo: sufrir mayor control en el futuro.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/

Conclusiones: en teoria, si sirve para descubrir el 25% del PIB que no se paga en impuestos, (y se calcula que mas del 90% son de las grandes fortunas), esto podria solucionar en gran parte la gran cantidad de recortes sociales en españa

HACIENDA LIMITARÁ LOS PAGOS EN EFECTIVO PARA REDUCIR LA ECONOMÍA SUMERGIDA Y FRENAR EL FRAUDE

 

 

 

 

El Ejecutivo de Mariano Rajoy limitará el uso del dinero en efectivo para luchar contra el fraude fiscal.

 

Esta medida se aprobará en breve y con ella se quiere intensificar la lucha contra la evasión de impuestos. Con este nuevo Plan se espera recaudar 8.171 millones en 2012 si bien el balance del Plan de Prevención del Fraude Fiscal publicado por la Agencia Tributaria en diciembre constata que limitarse a ese objetivo supondrá, en realidad, un grave retroceso pues equivaldrá a retrotraerse a niveles de 2009, cuando se obtuvieron 8.119 millones frente a los 10.400 del 2011 (un 3,6% más interanual) y los 10.043 del 2010 (con un incremento del 23,7%)

 

Con esta limitación, que puede rondar entre 1.000 y 3.000 euros, se obligará a las empresas, profesionales y también particulares a pagar a través de transferencias bancarias o tarjetas de crédito (se puede escrutar el uso de las tarjetas de crédito). Se pretende así que las operaciones comerciales dejen siempre un rastro que dificulte los pagos sin control de grandes cantidades de dinero en efectivo, sobre todo con billetes de alta denominación, de dinero negro. Además, en el caso de las empresas, limitar el pago en efectivo supone un obstáculo a la utilización de facturas falsas. Este típico fraude consiste en que una empresa que tributa en el IRPF por el sistema de módulos emite una factura por un servicio que no ha prestado para que otra compañía pueda desgravarse un IVA que, en realidad, nunca ha pagado.

 

La normativa vigente en Francia establece en 3.000 euros el límite para pagos en efectivo entre profesionales y de 1.500 euros para el abono de salarios. En Italia, el Gobierno de Mario Monti restringió a 1.000 euros las entregas en billetes y monedas. El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) cifra en 1.000 euros el importe óptimo para España y que la medida permitiría recaudar 26.000 millones de euros extra al año. El También hemos de recordar que en su último mandato, el PSOE estableció la obligación de que las entidades financieras comuniquen a la Agencia Tributaria todo ingreso o retirada de efectivo superior a 3.000 euros. Precisamente, limitar a esa cantidad el pago máximo de facturas en efectivo era una de las propuestas electorales del derrotado candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. También Izquierda Unida propuso durante a campaña electoral medidas en el mismo sentido.

 

El portavoz de la Organización de Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, celebró que una de las primeras medidas que adopta el Gobierno se centre en reducir la economía sumergida, aumentando las inspecciones de trabajo y Seguridad Social en sectores en los que los pagos en negro son más frecuentes además de utilizar otros mecanismos de control, como medir el consumo de la energía eléctrica o escrutar el uso de tarjetas de crédito. Para ello, además se destinarán más efectivos , los Inspectores de Hacienda pisarán más la calle y estrecharán la colaboración con los Inspectores de Trabajo. De hecho, a los funcionarios de Hacienda no les afectará la medida que impide la reposición del personal en el sector público.

 

 

Fuente: Jaume Viñas – Madrid – 06/01/2012 – 07:00 http://www.cincodias.com