Salir “de alquiler” y no de compras, otra forma de estrenar ropa

La industria del alquiler de ropa se impone como alternativa al fast fashion // Christian Fregnan (Unsplash)

“El negocio del préstamo de ropa se ha impuesto al modelo del ‘fast fashion’ con el objetivo de recordarnos que es posible encontrar un equilibrio entre lo que producimos, lo que consumimos y, a la vez, ser responsables con el medio ambiente”

… la organización tiene como uno de sus objetivos prioritarios el acabar con el ‘fast fashion’ o ‘moda rápida’, el paradigma que hoy domina la industria textil, basado en el derroche y la explotación…

… Ante este escenario, la industria de la ropa de alquiler se ha abierto camino, recordándonos que es posible encontrar un equilibrio entre lo que producimos, lo que consumimos y, a la vez, ser responsables con el medio ambiente.” (FRESNEDA, 19)

Esta noticia se enfoca en el hecho de que producir muchas prendas de ropa, no solo lleva a un consumismo extremo, ya que las personas en esta época consumen un 60% más que hace 10 años, esto debido al modelo de negocio de moda rápida, que se basa en hacer producciones grandes, muy seguidas, de ropa desechable, que la mayoría usara unas 10 veces como mucho; sino que también representa un verdadero y gran problema para el medio ambiente; el sector de la moda es una de las industrias más contaminantes (la segunda, para ser exactos, después del petróleo) del planeta, representa el 20% del desperdicio total de agua, sin mencionar que produce un 8% de gases de efecto invernadero.

Por ellos muchas empresas decidieron optar por cambiar el enfoque de modelo de negocio a uno nuevo que pase de comprar-utilizar-desechar a consumir-utilizar-reutilizar; esto a través de distintos sitios web que permiten a los usuarios alquilar distintas piezas de ropa, desde día a día, hasta prendas para días especiales. Esto ayudando a que se reduzca el consumo desenfrenado, que frente la producción masiva de prendas y así ayudar al medio ambiente, reduciendo la contaminación, desperdicio de agua y gases de efecto invernadero.

Esta noticia hace que las personas entren en un dilema moral, debido a que ayudar al medio ambiente debería ser un problema y una responsabilidad de todos, sin embargo, aunque superficialmente se ve que ayudaría a las personas a ahorrar dinero, si vemos más a fondo, podría ser una problemática.

Las personas se ahorran dinero por que ya no consumirían tanto, por lo que las empresas dejarían de vender, y al no tener ingresos ni ganancias, dejarían de invertir, teniendo así que bajar la producción, que ayudaría al medio ambiente, pero al mismo tiempo, lo más probable es que las empresas prescindan de muchos trabajadores, que serían despedidos. Habría una caída en la economía y por lo tanto en el PIB, lo más probable es que haya una inflación entonces en los precios, y debido a que el Estado debe ayudar a las personas, también una subida en los impuestos.

Debe hacerse un plan para que haya un balance entre el cuidado del medio ambiente y el equilibrio económico.

Elaborado por María Fernanda Daza Guerra a partir de ““El negocio del préstamo de ropa se ha impuesto al modelo del ‘fast fashion’ con el objetivo de recordarnos que es posible encontrar un equilibrio entre lo que producimos, lo que consumimos y, a la vez, ser responsables con el medio ambiente” (FRESNEDA, 19)

Bibliografía

FRESNEDA, D. (08 de 11 de 19). byzness.com. Obtenido de https://byzness.elperiodico.com/es/economia-colaborativa/20191108/alquiler-ropa-otra-forma-estrenar-7718607