AUMENTO DE VENTAS Y DE RESULTADO EN EL CORTE INGLÉS

La deuda se reduce en 253 millones de euros, hasta los 3.114 millones de euros

En el primer semestre de su ejercicio fiscal del año 2019, el Corte Inglés ha alcanzado unas ventas por valor de 7.613 millones de euros, empezando en el 1 de marzo y finalizando el 31 de agosto, lo que supone un aumento del 1,3% respecto el año interior, cuando aumentó su resultado bruto de explotación en un 14%, hasta 386 millones de euros.

El margen bruto mejoró en 10 puntos básicos (un 1,7% más respecto el año anterior) y en 13 puntos básicos a superficie comparable, mientras el margen sobre Ebitda, su principal competidor, aumentó 56 puntos básicos, gracias a la evolución positiva del negocio y la mejora de su gestión, según ha informado este miércoles el mismo Corte Inglés.

El gigante de la distribución resalta haber logrado su mejor resultado de un primer semestre en el último lustro, dicen que esto ha sido posible gracias a una mejor rentabilidad, el portfolio de marcas, la fortaleza de las marcas propias y la transformación digital que adoptan muchas empresas hoy en día para no quedarse atrás.

El Corte Inglés resalta que consolida un modelo de negocio muy exitoso, con un crecimiento en todas las áreas de actividad de la empresa. Real State ha definido al Corte Inglés como “un modelo en el que destaca la innovación permanente, avances en la transformación digital, una mejora constante de la experiencia y una búsqueda de nuevos negocios.

La palanca principal del crecimiento del grupo según la compañía es la división de retail (incluyendo la alimentación) ya que representa el 70,5% del Ebtida total en este periodo. En este negocio en particular, la facturación se elevó en 6.036 millones de euros, un 1% más, mientras que el Ebitda creció un 17%, a 272 millones, situándose así en un margen bruto de 1.841 millones de euros. Por parte del Corte Inglés, el departamento de alimentación aumenta de forma “notable” las ventas, tanto en supermercados como en hostelería. En cambio, en la división de moda, el grupo ha constatado un buen comportamiento en el ámbito de la zapatería y los complementos, mientras se continúa con el proceso.

Marypaz vuelve a solicitar el concurso de acreedores

Resultat d'imatges de marypaz

La multinacional sevillana Marypaz, la cual cuenta con mas de 47 años de experiencia en la venta de zapatos y complementos femeninos se ha visto forzada a solicitar el concurso de acreedores debido a la elevada cantidad de pasivo que ya acumula en sus arcas.

“Black Toro Capital ha declarado el concurso de acreedores en la cadena de zapaterías Marypaz tras no llegar a un acuerdo para reestructurar la deuda de la compañía ni lograr financiación para desarrollar su plan de crecimiento (…)  

El fondo llevaba desde enero hablando con inversores para obtener 15 millones de financiación que les permitiera seguir adelante con el negocio. Sin embargo, las conversaciones no han llegado a buen puerto y la cadena ha tenido que solicitar el concurso de acreedores.” (El Economista) 

La empresa cuenta con una plantilla que supera los 1000 trabajadores, la situación ha llegado a un extremo tan alarmante que este dato empieza a presentarse como un gran quebradero de cabeza, no solamente desde el punto de vista empresarial sino desde el punto de vista del propio trabajador ya que éste se verá sin su principal fuente de ingresos y como se dice popularmente “solo ante el peligro”.

Además, la multinacional española cuenta con más de 200 puntos de venta habilitados solo en España, presentando así otra situación muy delicada pero esta vez desde el punto de vista inmobiliario debido a que también supondrá una pérdida de ingresos para sus arrendatarios y las compañías de suministros tales como agua, electricidad y gas. 

“La multinacional sevillana Marypaz cerró el pasado ejercicio fiscal (desde el 1 de marzo de 2018 al 28 de febrero de 2019) con unas ventas de 98,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 16% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación a través del canal ‘online’, por su parte, aumentó un 26%.” (El Economista)

Marypaz ya tiene antecedentes en esto de solicitar el concurso de acreedores, este mismo fue solicitado por la empresa en 2016 y con el apoyo financiero de Black Toro Capital logró revertir dicha situación en un tiempo récord. Los datos apuntan a que según su actividad económica del pasado ejercicio podría volver a repetirse esta admirable hazaña por parte de la empresa, sólo necesita encontrar unos inversores sólidos y seguros.

La quiebra de esta empresa supondría por tanto una gran oportunidad para todos y cada uno de sus competidores del sector y a la par una situación muy comprometida para sus inversores, colaboradores y trabajadores.