Amancio Ortega se embolsa hoy 693 millones de euros gracias al dividendo de Inditex

Amancio Ortega, fundador y principal accionista de Inditex, recibirá este miércoles 693 millones de euros con motivo del primer pago del dividendo a cuenta del ejercicio 2017 del grupo textil.

En concreto, Inditex abonará este miércoles un dividendo de 0,375 euros por acción, la mitad del dividendo aprobado el pasado mes de marzo por su Consejo de Administración. Dicho dividendo asciende en su totalidad a 0,75 euros por acción, equivalente a 2.334 millones de euros en función del número actual de acciones con derecho a percibirlo (3.113 millones de acciones), según informa la agencia Servimedia.

El segundo pago, correspondiente a los 0,375 euros restantes, se abonará el 2 de noviembre. De esta forma, el dividendo relativo al ejercicio 2017 que percibirá Ortega ascenderá a un total de 1.386 millones de euros.

Además, Ortega recibió una retribución de 100.000 euros en 2017 como miembro del Consejo de Administración, la misma cantidad que cobró en 2016.

Inditex registró un beneficio neto de 3.368 millones de euros en su ejercicio fiscal 2017 (del 1 de febrero de 2017 al 31 de enero de 2018), un 6,6% más respecto al ejercicio anterior (3.157 millones).

Teniendo en cuenta el precio de las acciones de Inditex en Bolsa, que se encuentra en 25,78 euros tras el cierre de la sesión bursátil del lunes, el valor de participación del empresario gallego asciende a alrededor de 47.628 millones de euros.

 

Fuente: www.elmundo.es 

Editado por Eugenia López-Fonta

Cómo calar la bayoneta para atacar dividendos del 4%

Entre un inversor conservador y la renta variable hay una distancia que muchos no quieren cruzar. Pero la bolsa también ofrece rentas periódicas en forma de dividendos y en la española sigue habiendo retribuciones atractivas para los ahorradores que compensan el salto hacia el riesgo.

 

Una vez que el ahorrador se sale de la trinchera segura de los depósitos, el campo de productos de inversión es muy amplio, pero quizá uno de los más tradicionales en España sea el dividendo que reparten entre sus accionistas las compañías cotizadas. A cambio del riesgo implícito de estar en bolsa, el inversor cuenta ahora con 15 grandes valores españoles que ofrecen rentabilidades por dividendo superiores al 4 por ciento.

Aquí hay que distinguir entre las retribuciones que se pagan en efectivo y las que ofrecen la opción de cobrarlo en nuevas acciones de la empresa (scrip dividend). En el último caso, las compañías amplían el capital y, por tanto, diluyen la participación de todos los accionistas que rechazan esos títulos y eligen cobrar el dividendo en metálico. Santander, Enagás, BME, Telefónica, Iberdrola, Red Eléctrica, ACS y Repsol lideran el ranking de rentabilidad por dividendo en el Ibex 35 con más de un 5 por ciento. La diferencia es que solo Enagás, BME, Telefónica y Red Eléctrica abonan todos sus pagos en efectivo.

Es cierto que algunas empresas como Gas Natural han reestablecido la retribución en efectivo tras utilizar la fórmula del scrip -BBVA anunció que lo recuperará a partir de 2015-, pero hay temor a que no todas puedan hacerlo. “Posiblemente más adelante no veamos una eliminación total de esta opción por parte de las compañías, sino que se recurrirá a fórmulas mixtas”, opina Victoria Torre, analista de Self Bank.

Eludir a los enemigos

En el campo de los dividendos, el inversor se encuentra ante varios enemigos que no existen en el depósito. Uno de ello es la posibilidad de recortes en la política de retribución, que tanto se ha visto en la crisis; en el depósito la bajada no llega hasta que no renuevas. Los ejemplos más recientes, los de Iberdrola y BBVA. Por eso, “es importante tener en cuenta no solo la rentabilidad, sino la sostenibilidad del dividendo. Factores como el nivel de endeudamiento o la visibilidad de los ingresos son clave”, indica Victoria Torre.

Muchos gestores se decantan por ello por compañías que tengan ingresos recurrentes, capaces de garantizar subidas en el dividendo. Enagás o Red Eléctrica son las que más encajan en este perfil. Ninguna de las dos ha dejado de incrementar sus pagos en la última década y se espera que continúen haciéndolo al menos en los tres próximos años, según las previsiones de Bloomberg.

Otros puntos importantes para el dividendo de cara a 2014 son, por un lado, el crecimiento esperado en los beneficios, en torno al 25 por ciento en el Ibex 35 según FactSet, y, por otro, las subidas previstas en bolsa. Las casas de análisis ya prevén que 2014 será un nuevo año de ganancias en el parqué.

 

Fuente –> El Economista

Tres estrategias para invertir en renta variable en 2013

Hoy he encontrado otro artículo que nos puede servir para escoger donde invertir nuestro dinero. ¿Qué estrategias nos recomienda seguir DWS Investments?

 

Rentabilidad por dividendo

DWS asegura que el entorno débil favorece los dividendos y destaca la elevada rentabilidad por dividendo del mercado frente a la rentabilidad de la deuda pública y los bonos corporativos con grado de inversión (1,9%). La rentabilidad por dividendo del Euro Stoxx es del 4,5% y la de la bolsa española, del 6%.

A la hora de seleccionar las compañías recomienda centrarse en empresas con un crecimiento sostenible de los dividendos frente al reparto de grandes cantidades en una ocasión aislada. Además, aconseja evitar empresas que paguen dividendos a partir de beneficios no distribuidos y no del flujo de efectivo actual. De ahí que se decanten por empresas con unos balances sólidos y unos flujos de efectivo elevados, que permiten una mayor remuneración al accionista.

tablero-ajedrez-con-billetes

Buscar nichos de crecimiento

La gestora del banco alemán apunta a que probablemente, a medio plazo, el mercado de renta variable en su conjunto sólo registre un crecimiento de un dígito en los beneficios. En su opinión, las compañías de crecimiento presentan precios interesantes respecto a su media histórica. Dentro del crecimiento estructural, DWS busca compañías con tres características: empresas de mercados desarrollados con nichos que dispongan de liderazgo de mercado y tecnológico y con barreras de entrada elevadas; multinacionales con marcas fuertes y poder de fijación de precios; y empresas de mercados emergentes con altos crecimientos y baja correlación con el conjunto del mercado.

En este sentido, pone como ejemplo el sector biotecnológico, que cuenta con capacidad de crecimiento debido al envejecimiento de la población. Además, la innovación proporciona poder de fijación de precios y existen compañías en el sector que son candidatas a ser adquiridas por farmacéuticas de alta capitalización.

Apuesta por la recuperación

La gestora reconoce que es la apuesta más arriesgada y busca compañías de países en recuperación y exportadoras. En este sentido, prefiere las de los países centrales de Europa. Se basa en que el riesgo de ruptura de la eurozona se ha reducido significativamente gracias al compromiso del BCE, que han aparecido los primeros avances en la mejora de la competitividad y que Europa sigue infraponderada en la mayoría de las carteras globales. Muestran su preferencia por las empresas alemanas que están ganando cuota de mercado fuera de Europa.

Dentro de esta estrategia, apuesta por el sector financiero internacional, que es el que más va a aportar al crecimiento de los beneficios. Dentro del sector prefieren los bancos con más exposición a emergentes y bancos de Escandinavia, Francia o Reino Unido, con valoraciones, en su opinión, más atractivas que los españoles.

 

Fuente: www.expansión.com (23.01.2013)