Inmigración

En la última clase debatíamos la importancia de la inmigración en Europa, debido al envejecimiento de la población. Se habló largo y tendido de los efectos sobre la mano de obra no cualificada y de que se tendría que potenciar la cualificada. Bien, según este artículo, parece que ya llega. Personalmente creo que es una gran notícia:

El 57% de los médicos colegiados en BCN en el 2008 son extranjeros

Si la extensa red de hospitales comarcales de Catalunya, y alguno del centro de Barcelona, funcionan a diario sin dejar al descubierto ninguna especialidad es porque un silencioso ejército de médicos extranjeros, prestigiosos en el país que los formó y dispuestos a empezar aquí desde cero, cubre la creciente escasez de facultativos catalanes. El 57% de los médicos que se inscribieron en el Col.legi de Metges de Barcelona (CMB) en el 2008 son extranjeros, un 20% más que en el 2006. Por segundo año consecutivo, los médicos foráneos propiciaron el relevo generacional en los centros sanitarios: la suplencia equilibrada de los que se retiraron o murieron por los recién incorporados al sistema.
De los 1.408 nuevos colegiados en Barcelona el año pasado, 800 fueron extranjeros. De ellos, 664 procedían de Suramérica y 136 del resto de Europa. En toda Catalunya se colegiaron 1.872 médicos, con una proporción similar de extranjeros. Este fenómeno, creciente e imparable en los dos sentidos –cada vez escasean más los médicos españoles, pero no dejan de llegar facultativos extranjeros– choca con un sistema de homologación de títulos anacrónico e inadaptado a la realidad, que demora hasta seis años la acreditación de la especialidad de esos profesionales.

REVISIÓN URGENTE
La consellera de Salut, Marina Geli, y el CMB han solicitado en varias ocasiones la revisión urgente del sistema de homologación de credenciales, trámite sin el cual, en principio, los médicos no pueden trabajar en un centro sanitario público. La legislación española exige que además de ser licenciado en Medicina, el facultativo se haya formado como especialista –ginecólogo, pediatra, psiquiatra, médico de familia…–: que supere el periodo de médico interno residente (MIR) o su equivalente en otro país. De esta tramitación se ocupan dos ministerios: Educación y Sanidad, que actúan de forma descoordinada.
El hecho es que ninguno de los 800 médicos recién colegiados en Barcelona ha logrado aún homologar sus títulos. Ante esta situación, un número creciente de hospitales públicos de Catalunya han optado por contratar para puestos de especialista a médicos extranjeros, con buen expediente y referencias, que están a la espera del veredicto de los comités ministeriales. “Esos contratos no son ilegales, aunque se trate de médicos que están tramitando la homologación de su título de especialista”, asegura Jaume Sellarés, portavoz del CMB. “Los hospitales pueden demostrar que su decisión responde a una causa de fuerza mayor, a una emergencia –prosigue–: han puesto anuncios en la prensa pidiendo médicos, no hay suficientes especialistas españoles, sus centros los necesitan y existen médicos extranjeros, bien formados, dispuestos a trabajar”. Los contratos en estas circunstancias se ajustan a las áreas con mayor déficit: anestesiólogos, pediatras, ginecólogos y psiquiatras, entre otras. Salvo excepciones, los hospitales –que son públicos porque conciertan su asistencia con el Servei Català de la Salut– abonan a estos médicos un salario inferior al que perciben los facultativos con la titulación en regla. Sus contratos suelen ser precarios. Esta situación preocupa a los colegios de médicos catalanes, obligados a inscribir y tutelar a los facultativos en ejercicio. “Los colegiamos como licenciados en Medicina sin especialidad, aunque la tienen –explica Marc Soler, director del área demográfica del CMB–. El sistema estatal de acreditaciones está anticuado y es inoperante. Debería ser sustituido por un método riguroso y ágil”.
Soler desconoce cuántos médicos extranjeros están ejerciendo como especialistas sin haber completado la homologación de sus títulos.”No nos constan que esos médicos ofrezcan una asistencia de mala calidad –añade–. Al contrario: son profesionales de prestigio en sus países”. Algunos de estos facultativos han optado por repetir aquí su período de formación como especialista, una preparación práctica –se hace en los hospitales– de hasta cinco años de duración. En más de un caso, han acabado esa formación antes de que sus compatriotas logren homologar su título. “Si te especializas aquí, se acaban los problemas”, explica un neumólogo colombiano que repitió su formación en Barcelona.

Con los derechos de la mujer contra el alto coste del envejecimiento

“…Para conseguir unos mercados de trabajo y unos sistemas de pensiones sostenibles siguen siendo necesarias reformas radicales, con mayores tasas de participación de las mujeres…”

Son las palabras de Anna Diamantopolou, ex-comisaria europea responsable de Empleo y Asuntos Sociales.

Los efectos de una tasa de dependencia en descenso se hacen notar en la mayor parte de los paises europeos. Curiosamente se han tomado muchas medidas para financiar las pensiones, el retraso de las jubilaciones, se ha sugerido incrementar la emigración (tema no muy popular con grupos de extrema derecha), pero no se ha implementado una sugerencia tan banal como evidente: aumentar la participación de la mujer en la fuerza laboral. Se comenta que esto conllevaría a que las mujeres tuvieran menos hijos. Esta hipotesis me parece totalmente descabellada, pues los paises escandinavos son el mejor ejemplo de todo lo contrario.

papasueco

Suecia tiene según datos del Instituto Sueco una participación activa de la mujer en el mundo laboral del 79%, una de las más elevadas del mundo. Las diputadas del Riksdag ocupan un 47% de los asientos, y hay 10 ministras sobre un total de 22. Y en altos de cargos de sociedades anónimas encontramos a un 25% de mujeres. Al leer esto pensando en lo mencionado antes una se pregunta: Será que los suecos se están quedando sin descendencia, con tanta mujer empeñada en hacer carrera? Nada más lejos de la realidad.

Más hijos en Suecia

Gracias a una serie de mecanismos, las suecas tienen más hijos en promedio que las españolas. Según la ONU, las suecas tienen un promedio actual de 1.87 hijos por mujer, con tendencia a mantenerse estable en las próximas décadas. Por el contrario las mujeres en España tienen un promedio de 1,27 hijos por mujer, con tendencia a bajar. La población sueca tiene un índice de crecimiento de 13,7% del 2005 al 2050, mientras que España se queda atrás con un -0,2%.

En gráficos esta sería la evolución de España y Suecia proyectada al 2050 por la oficina de censo estadounidense.

Piramide poblacional en España, 2050 según el censo de los EEUU.
Piramide poblacional en España, 2050 según el censo de los EEUU.

Se puede apreciar en este gráfico que es una piramide invertida, hay una base más estrecha que la parte superior, de las edades comprendidas entre los 65 y 85 años. El que en la franja de edades por encima de los 85 años no haya mucho volumen simplemente indica una esperanza de vida en promedio por debajo de esta franja, sobre todo en los hombres. Dicho de otra forma, la tasa de mortalidad en descenso como en el resto de Europa no es compensada con una tasa de natalidad alta, ésta también baja. Hay más personas de edad que personas jóvenes que paguen por ellos, de allí se derivan una serie de problemas del gasto público.

Cómo se presenta esta piramide en Suecia?

Piramide poblacional en Suecia, 2050, según el censo de los EEUU.
Piramide poblacional en Suecia, 2050, según el censo de los EEUU.

A primera vista es evidente que hay una  base más amplia, aunque no sea igual de ancha que la franja de edades de los 55 a los 65 años. Aquí también ha disminuido la tasa de natalidad, pero se ha podido frenar la evolución que ha tomado el crecimiento negativo en España. No existe un envejecimiento como en el gráfico anterior, pues la mayoría de personas están en edad de actividad laboral, y no en el grupo a partir de los 70 años. Se puede predecir que con una piramide poblacional así habrá no habrá déficits presupuestarios por pensiones ni problemas de gasto público. En un principio la económia sueca tendrá una evolución favorable.

The Swedish Way – mecanismos suecos a favor de la mujer

Visto de esta forma, los suecos dan envidia. A mi me dan envidia sobre todo las mujeres suecas, pues están en una posición muy favorable. A la vez que trabajar y contribuir al PIB, tienen hijos y fortalecen la económia sueca. Son todo unas “super-woman”. Hay que decir que el gobierno sueco, del que forman parte al menos un 50% de mujeres, ha instaurado mecanismos que han surtido efecto. No sólo hay baja por maternidad, también existe el subsidio por permiso parental de 480 dias, que equivale a un 80% del salario. La ley de paternidad ha tenido como efecto que un 69% de los padres tomen la baja por paternidad. Sería de desear para toda la Unión Europea, pero sobre todo para España que del Swedish Way con la igualdad de los géneros se pasase al Spanish Way. Resulta que en España no sólo hay toreros, sino que también mujeres que tienen hijos, con los que podrían contribuir a un futuro mejor.