Compte Nickel – Cuenta Nickel

Compte Nickel es una cuenta  ‘low cost’, la cual se puede abrir en estancos y sin la necesidad de bancos de por medio.

  • Se están poniendo de moda en Francia y pueden abrirse en estancos autorizados.
  • Sus creadores se amparan en una normativa europea que permite lanzar servicios financieros sin ser un banco.
  • Basta con tener un número de teléfono móvil, un documento de identidad en vigor y un domicilio, para abrirse una cuenta Nickel.

compte-nickel
Las cuentas Nickel han acaparado titulares en las últimas semanas y es que en Francia se está desarrollando un novedoso sistema de aperturas de cuentas corrientes a través de estancos autorizados que se caracterizan por sus bajos costes de mantenimiento y por no necesitar de un banco para ser puestas en marcha.

Se puede abrir en algunos estancos autorizados (alrededor de 60, según se lee en El País), y basta con tener un número de teléfono móvil, un documento de identidad en vigor y un domicilio.

Sus creadores, tal como puede leerse en se han amparado en una normativa europea que permite lanzar al mercado servicios financieros sin necesidad de ser un banco.

Es accesible por Internet, dispone de un sistema informático en tiempo real que monitoriza los movimientos y utiliza mensajes de texto a través del móvil para comunicarse con el “cliente”.

En Le Monde informan de este tipo de cuentas con una frase muy gráfica: “Usted puede llegar a un estanco y pedir el periódico, una cajetilla de cigarrillos y su cuenta bancaria”.

Permite depositar el dinero en la cuenta en los estancos y retirarlo con una tarjeta válida en cualquier cajero de Francia y del extranjero, además de recibir o domiciliar pagosLos usuarios pueden depositar su dinero en la cuenta en los estancos y retirarlo con una tarjeta Mastercard válida en cualquier cajero de Francia y del extranjero, además de recibir o domiciliar pagos. La cuenta no permite disponer de créditos, ni de una cuenta de ahorro. Tampoco acepta descubiertos y, en caso de que no haya suficiente dinero y un recibo vaya a ser cobrado, se envía un mensaje al móvil del titular para que meta el dinero. Respecto a los ingresos directos en el estanco, no pueden superar los 250 euros al día ni los 750 euros al mes. Cuenta ‘low cost’ para todo tipo de cliente Para abrir la cuenta no se solicita al demandante ningún dato sobre su situación social o laboral. Y es que, como explican sus creadores, esta cuenta es para todos y va dirigida a ricos y pobres, jóvenes y viejos. Y, de entre todos, sobre todo a quienes están fuera de la órbita bancaria, como jóvenes sin trabajo, morosos, inmigrantes… Esta característica, precisamente, hace que algunos recelen de la iniciativa, ya que insinúan que puede tratar de “bancarizar” a quienes viven fuera de este sistema. Todas las prestaciones tienen un coste de entre 20 y 50 euros al año (barato, para los precios bancarios de Francia). Será de 20 euros si todas las operaciones se realizan por Internet y con uso exclusivo de la tarjeta de débito, sin acudir al estanco.

Buena iniciativa de los Franceses en tiempos de crisis y de nuevos cambios. Las personas están cansadas de la burocracia de los bancos y de hacer millones de tramites y pagar muchos intereses por algo que nos pertenece, ”nuestro dinero”

Fuente: 20 minutos