Taxis voladores en Nueva Zelanda

Kitty Hawk, la compañía de vehículos aéreos del cofundador de Google Larry Page, ha comunicado que comenzará a volar en Nueva Zelanda su primer modelo eléctrico de nave con despegue y aterrizaje vertical .

Resultado de imagen de taxis voladoras cora

El taxi aéreo, apodado Cora, permite recorrer unos 100 kilómetros y alcanzar una velocidad de 150 kilómetros pro hora. Este modelo es completamente eléctrico, despega y y aterriza como un helicóptero y puede volar como un avión, de este modo, tiene el potencial para despegar desde lugares muy reducidos a la hora de recoger gente, y en el momento del vuelo lo hace a mucha velocidad.

Sin embargo, el gran punto a favor que tendrá este avión con respecto a las avionetas que actualmente se usan para conectar diferentes poblaciones en Nueva Zelanda, es que el pasajero no tendrá que tener conocimientos sobre aviación, pues Cora es completamente autónomo.

El inconveniente que se encontró la startup al probar su modelo en EEUU fue la gran ausencia de infraestructura en entornos reales y falta de regulación que ampare la actividad que se realiza.

Sin embargo, Kitty Hawk se ha aliado con el gobierno neozelandés para poder desarrollar la idea y y lograr así un acuerdo con el país para que sus aviones autónomos tengan una certificación oficial

El gran inconveniente que se ha encontrado la startup probar su modelo en EEUU es la ausencia de infraestructura en entornos reales y la falta de regulación que ampare su actividad, sin embargo, Kitty Hawk ha encontrado en el Gobierno neozelandés un aliado para poder desarrollar Cora. La esperanza de ambas partes es que el proyecto se desarrolle de forma óptima en el país para que se logre una red comercial de taxis voladores en Nueva Zelanda en tan solo tres años.

“La Autoridad de Aviación Central de Nueva Zelanda tiene el respeto de la comunidad reguladora mundial. Su gente abraza el futuro y el país cuenta con una economía dinámica que podría servir como un trampolín para Cora. Nueva Zelanda ha construido uno de los ecosistemas de energía más sostenibles del mundo, con el 80% del país impulsado por energía renovable. Y ahora buscan aprovechar los beneficios de la revolución de la movilidad eléctrica”, ha explicado la compañía.

Cora tiene el potencial de “una tecnología sostenible, eficiente y transformadora que puede enriquecer la vida de las personas, no solo en Nueva Zelanda, sino en todo el mundo”, ha indicado Peter Crabtree, miembro del ministerio de negocios, innovación y empleo de Nueva Zelanda.

 

Fuente: elaborado por Diego Morales a partir de elEconomista