#EntornoEconomico : El Congreso votará antes de disolverse sobre prorrogar la ayuda de 426 euros

Será el único Real Decreto que pudiera salir adelante en la XI Legislatura antes de una posible disolución de las Cortes por nuevas elecciones.

congreso_diputados

Este Real Decreto será, casi seguro, el único que se vote en esta legislatura y en una semana de pleno que también podría ser la última si se convocan elecciones generales.

Como explica el artículo, lo que se pretende es decidir si se acepta o no la ampliación del PAE (Programa de Activación para el Empleo) por un año más. Con este programa, se ayuda con 426€ mensuales, a personas en desempleo con cargas familiares y dificultades para entrar en el mercado laboral.

El objetivo de dicho programa era permitir y facilitar el retorno al mercado laboral de las personas en desempleo de más de un año. No obstante, según el Ejecutivo del programa, a finales de marzo, se había atendido a más de 160 000 desempleados de larga duración y que 99 000 personas, se habían podido beneficiar de la ayuda mensual que ofrecía. Gracias a esta ayuda, 16% de los desempleados han encontrado trabajo.

Asimismo, este programa debe cumplirse si el paro no baja hasta el 18%. Sabiendo que actualmente, el paro español se encuentra al 22,7%, ¿no sería más fácil aceptar la ampliación de dicha ayuda?

Comentario realizado por Judith F. a través del artículo de El Economista.

 

Anuncios

A la Vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría: Que se incluya a los partidos políticos en futura ley de transparencia

Tras el último Congreso de Ministros, y preguntada por las noticias que acusan al Partido Popular de haber distribuido entre miembros de su equipo directivo sobres de dinero negro procedentes de comisiones de contratos irregulares, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamarías que son los políticos honestos como ella “los primeros interesados en aclarar la situación”. No lo ponemos en duda. También afirmó que la Ley de Transparencia es un importante mecanismo de regeneración democrática que ayudará a combatir la corrupción. Estamos convencidos de ello. Lo que la vicepresidenta no dijo es que los partidos políticos no están incluidos en el Proyecto de Ley que presentó su gobierno y que se discute ahora en el Congreso.

Los partidos políticos se financian en su mayor parte con fondos públicos y por lo tanto deberían responder a las mismas exigencias de transparencia que cualquier otro organismo público. El actual sistema de rendición de cuentas de los partidos no es operativo: en estos momentos el Tribunal de Cuentas está revisando los datos de 2008; los posible delitos en los que puedan haber incurrido los partidos políticos en ese año ya están prescritos. 

Como hemos repetido en nuestras reuniones con el Secretario de Estado José Luis Ayllón, durante la fase de consulta pública, y finalmente durante las reuniones de la comisión de expertos en el centro de Estudios Políticos y Constitucionales, la Ley de Transparencia propuesta por el Gobierno no cumple los estándares internacionales, no dispone de mecanismos de revisión adecuados, no reconoce el derecho fundamental al acceso a la información, excluye gran cantidad de información fundamental para la toma de decisiones (informes, notas, etc.) y no será aplicable a instituciones como la Corona, los poderes legislativo y judicial, los sindicatos y los partidos políticos.

Ante el renovado interés de la vicepresidenta por demostrar que no ha existido financiación irregular del Partido Popular, confiamos en que escuchará nuestra petición de incluir a los partidos políticos, a sus fundaciones y a los sindicatos entre los organismos afectados por la Ley de Transparencia.

Fuente:http://www.change.org/

Acuerdo en EEUU para ampliar durante tres meses el techo de deuda

La mayoría republicana de la Cámara de Representantes ha aprobado hoy una medida para ampliar el límite de endeudamiento del país durante tres meses y exige un plan presupuestario con recortes a largo plazo.

Este paso garantiza el completo y oportuno pago de las obligaciones del Gobierno hasta el 19 de mayo. El acuerdo ya fue anunciado la semana pasada por los republicanos.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, ha asegurado, por su parte, que la Cámara Alta también ratificará la medida.

El Gobierno de Estados Unidos debía lograr un aumento del techo de endeudamiento, fijado en los 16,4 billones de dólares, antes de mediados de febrero para evitar la amenaza de la suspensión de pagos, algo que se presumía complicado dada la falta de acuerdo entre demócratas y republicanos. Las duras negociaciones y el acuerdo in extremis para evitar el llamado abismo fiscal dieron buena cuenta de ello.

Hoy, con 285 votos frente a 144 la mayoría republicana ha concedido a la Casa Blanca hasta el 19 de mayo como período de gracia para evitar el debate sobre el techo de deuda.

La medida llamada por los republicanos “Sin presupuesto, no se paga” obliga, a su vez, al Senado demócrata a presentar un plan presupuestario que sea equilibrado, incluya recortes de gasto y sea sostenible para los próximos diez años.

Los republicanos insisten en que los demócratas deben presentar una “hoja de ruta” para el presupuesto fiscal a más tardar el 15 de abril, cuando vence el plazo establecido por la ley.

De momento, los republicanos han aceptado este acuerdo para evitar un incumplimento de pago. Si bien un acuerdo a corto plazo no elimina la amenaza de un default, los republicanos insisten en que una extensión a largo plazo dependerá de que el Congreso apruebe un presupuesto que incluya recortes en el gasto federal

El economista