Marypaz vuelve a solicitar el concurso de acreedores

Resultat d'imatges de marypaz

La multinacional sevillana Marypaz, la cual cuenta con mas de 47 años de experiencia en la venta de zapatos y complementos femeninos se ha visto forzada a solicitar el concurso de acreedores debido a la elevada cantidad de pasivo que ya acumula en sus arcas.

“Black Toro Capital ha declarado el concurso de acreedores en la cadena de zapaterías Marypaz tras no llegar a un acuerdo para reestructurar la deuda de la compañía ni lograr financiación para desarrollar su plan de crecimiento (…)  

El fondo llevaba desde enero hablando con inversores para obtener 15 millones de financiación que les permitiera seguir adelante con el negocio. Sin embargo, las conversaciones no han llegado a buen puerto y la cadena ha tenido que solicitar el concurso de acreedores.” (El Economista) 

La empresa cuenta con una plantilla que supera los 1000 trabajadores, la situación ha llegado a un extremo tan alarmante que este dato empieza a presentarse como un gran quebradero de cabeza, no solamente desde el punto de vista empresarial sino desde el punto de vista del propio trabajador ya que éste se verá sin su principal fuente de ingresos y como se dice popularmente “solo ante el peligro”.

Además, la multinacional española cuenta con más de 200 puntos de venta habilitados solo en España, presentando así otra situación muy delicada pero esta vez desde el punto de vista inmobiliario debido a que también supondrá una pérdida de ingresos para sus arrendatarios y las compañías de suministros tales como agua, electricidad y gas. 

“La multinacional sevillana Marypaz cerró el pasado ejercicio fiscal (desde el 1 de marzo de 2018 al 28 de febrero de 2019) con unas ventas de 98,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 16% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación a través del canal ‘online’, por su parte, aumentó un 26%.” (El Economista)

Marypaz ya tiene antecedentes en esto de solicitar el concurso de acreedores, este mismo fue solicitado por la empresa en 2016 y con el apoyo financiero de Black Toro Capital logró revertir dicha situación en un tiempo récord. Los datos apuntan a que según su actividad económica del pasado ejercicio podría volver a repetirse esta admirable hazaña por parte de la empresa, sólo necesita encontrar unos inversores sólidos y seguros.

La quiebra de esta empresa supondría por tanto una gran oportunidad para todos y cada uno de sus competidores del sector y a la par una situación muy comprometida para sus inversores, colaboradores y trabajadores.

Air Berlin, un jugoso pastel a repartir

15072908702455

Tres importantes compañías aéreas europeas han presentado en los últimos meses concursos de acreedores: la italiana Alitalia, la británica Monarch y la alemana Air Berlin. Han sido las últimas bajas en un mercado saturado de aerolíneas dispuestas a arriesgar sus alas volando más alto, a más destinos, más veces y más barato.

Air Berlin, la segunda aerolínea alemana, se declaró en quiebra el pasado 15 de agosto, tras dejar de recibir apoyo financiero de Etihad Airways, su accionista mayoritario. La compañía árabe simplemente se cansó de mantener en estado vegetativo una empresa que llevaba años respirando a costa de su 29%.

Que el corazón de Air Berlin se derretía era un secreto a voces entre los expertos y analistas del sector. En 2016, y por enésimo ejercicio consecutivo, la aerolínea tuvo unas pérdidas récord de 782 millones de euros.

CONCLUSIÓN 

Des de mi punto de vista, Air Berlin no dio importancia a la creciente competencia que crecía en el transporte aéreo, y no supo cuadrar sus costes y definir bien sus rutas. Podemos decir que Air Berlin falló en su estudio de negocio y tal vez, debería haber centrado sus vuelos en regiones más concretas y no intentar ser una compañía que conectase los cinco continentes, que actualmente con las compañías low cost ha sido todo un fracaso por parte de la compañía alemana.

Ahora mismo, la compañía Lufthansa pretende comprar más de la mitad de los aviones de Air Berlin, que sigue en concurso de acreedores.

Elaboración propia a partir de El Mundo

#EntornoEconómico: ¿Abengoa recibirá 1.200 millones para sobrevivir?

398104-1g

La nueva Abengoa reforzará su capital social y capitalizará la deuda gracias a sus acreedores. este acuerdo deben respaldarlo el 75% de sus acreedores antes de finales de Marzo, sino la empresa entraría en concurso.

Abengoa dio la noche del martes un paso esencial para salvar la suspensión de pagos. Tras muchos tiras y aflojas, la banca acreedora  y los bonistas desatascaron el embrollo en el que había entrado la negociación.

El acuerdo, por el cual los acreedores tomarán la mayoría del capital, supone que la nueva Abengoa se constituirá con un capital social de unos 2.200 millones. Del total, 1.200 millones corresponderán a una aportación nueva cuya suscripción está abierta para los actuales acreedores y lo que quieran participar. No obstante, los bonistas se han comprometido a respaldar todo lo que quede por cubrir, con lo que esperan rentabilizar adecuadamente su inversión.

En mi opinión, pienso que están intentando remontar una empresa de energías renovables por el hecho de que éstas son el futuro inmediato y, por tanto, podrán conseguir muchos beneficios. Además, ya han invertido un capital que perderían si ahora dejasen que la empresa entrara en concurso.

 

Elaborado a partir de El País

 

Álvaro Jiménez Domínguez

Carlyle lleva a concurso a su filial inmobiliaria Cerep

El grupo de capital riesgo Carlyle ha presentado el concurso voluntario de acreedores de su filial Cerep Investment B, la sociedad que creó para comprar la sede barcelonesa de Telefónica, con un pasivo de 173 millones de euros. La sociedad, controlada por Carlyle Real Estate Partners, el fondo de inversión inmobiliaria del grupo, no ha llegado al final a ningún acuerdo con la banca, que concentra prácticamente todo el pasivo de la compañía: la Sareb, primer acreedor como heredero de Bankia y Catalunya Caixa, concentra la mitad de la deuda, y el resto se lo reparten BBVA y Banco Popular (43 millones cada uno). Según datos registrales, el concurso ha recaído en el juzgado mercantil 2 de Barcelona que dirige el juez Alberto Mata, que ha nombrado administrador al bufet Jausas.

Carlyle Real Estate -que opera de manera independiente al equipo de private equity de Carlyle España- empezó a invertir en el país en el punto álgido del boom inmobiliario, de forma que tres de sus cuatro operaciones han resultado fallidas: el grupo ha cedido al BBVA, en dación en pago, dos solares con 15,500 m² de techo en el Fòrum en 2007, y ha llevado también a concurso la sociedad que adquirió un solar en la Gran Vía madrileña, con un pasivo de 62 millones con Hypo Real Estate. En cambio, la firma cerró con éxito una operación en Madrid, donde compró un solar en el que construyó, llave en mano, la nueva sede de los registradores.

Carlyle compró el edificio Estel de Telefónica en el 2007 por 220 millones de euros, imponiéndose en una subasta dirigida por la consultora Aguirre Newman en la que participaron una docena de promotoras. El inmueble de la avenida de Roma, con 38.000 m2 de techo, permitía construir 350 viviendas de lujo, además de otros 4.000 m2 para uso comercial y cuatro plantas subterráneas para plazas de aparcamiento.

FUENTE: La Vanguardia

COMENTARIO: Carlyle lleva a concurso de acreedores su filial inmobiliaria Cerep bancos y empresas harán de acreedores

Siguen aumentando los concursos de acreedores

Image

 

  • Según un informe presentado este jueves por la consultoría PwC.
  • “Cada vez hay menos margen para refinanciar la deuda”, dicen.
  • Madrid, Cataluña y Valencia son las que más concursos tienen.

 

Los concursos de acreedores de empresas en España aumentaron un 35% en 2012, hasta contabilizar 7.233 insolvencias, según el Baremo Concursal publicado este jueves por la firma de consultoría PwC, que prevé que en 2013 continúe esta tendencia. El socio responsable de la Unidad Concursal de PwC, Enrique Bujidos, considera que la situación económica, en general, y la que vive el sector financiero, en particular, son los responsables del nuevo incremento de los concursos de las empresas.

 

“Cada vez existe menos margen para la refinanciación de la deuda” tanto para las compañías, que llevan muchos meses con un deterioro en sus cuentas de resultados, como para las entidades financieras, que tienen “serias restricciones para proporcionar dinero nuevo a las empresas”, explica.

 

Por comunidades autónomas, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana son las que mayor actividad concursal experimentaron el pasado año, con casi la mitad de los concursos publicados en 2012. Les siguen de cerca Andalucía (10 %), Galicia (7 %) y País Vasco (7 %).

 

Por sectores de actividad, son las empresas constructoras e inmobiliarias las que acaparan el 43 % de los concursos de acreedores publicados, cuyo número siguió aumentando en 2012. Las previsiones para 2013 para estos sectores es que crezca el número de procedimientos concursales debido a las reformas en el sistema financiero y, especialmente, en lo que se refiere a los calendarios de provisiones de los créditos dudosos para las actividades financieras relacionadas con el sector inmobiliario.

El informe destaca que la legislación concursal “frena la También otros sectores como el de la distribución o el industrial han concentrado incrementos del 47 % y 35 %, respectivamente, al tiempo que destaca también el crecimiento de los concursos en las empresas de servicios. La mayoría de las empresas concursadas en 2012 cuentan con un activo inferior a 2 millones de euros, en tanto que el promedio del valor del activo de las empresas que han presentado concurso el pasado año ha disminuido un 16 % respecto a 2011.

 

En función del número de empleados, las empresas con menos de 50 trabajadores son las más afectadas por los concursos de acreedores, al tiempo que se ha producido un significativo incremento en el número de empleados afectados al encontrarse sus empresas en concurso.

 

El informe destaca que la legislación concursal “frena la recuperación de la actividad empresarial” y pide reorientar esta Ley hacia la supervivencia de los negocios, mediante la desjudicialización de la práctica concursal con la implantación de procesos preconcursales de mediación.

 

Asimismo, considera que los acreedores deberían poder participar de forma activa, mediante la creación de la figura del Comité de Acreedores, en la toma de decisiones que permitan la recuperación de sus créditos sustituyendo gran parte de la labor que realizan hoy los administradores concursales y el propio juez.