China y EE.UU. elevan la guerra comercial con amenazas de aranceles por 100.000 millones.

 

0AE

Ni EUA ni China cederán en la guerra comercial que están ambos calentando. Los norteamericanos lanzaban este pasado martes un listado de más de 1.000 productos chinos a los que planea imponer aranceles a modo de amenaza contra las desleales prácticas comerciales chinas. Los asiáticos no se han quedado quietos y han replicado a esta amenaza con otro listado de un centenar de exportaciones estadounidenses.

Cada uno apunta a 50.000 millones de dólares de intercambios. En las listas hay exportaciones de todo tipo: automóviles, aviones, bebidas alcohólicas, soja, algodón, etc. Un negocio de más de 100.000 millones amenazado por nuevos y más aranceles. Los mercados internacionales temen las consecuencias de este enfrentamiento y registran fuertes pérdidas tanto en Estados Unidos como en Europa.

¿Guerra Comercial?

Donald Trump ha descartado que se esté en una guerra comercial: “No hay guerra comercial con China porque esa batalla se perdió hace muchos años por la gente estúpida o incompetente que representaba a EE.UU.” afirmó desde un twitter.

Según los cálculos del Presidente, EE.UU tiene un déficit comercial de medio billón de dólares con China. A ello le sumó 300.000 millones de dólares por robo de propiedad intelectual. Dijo que esta situación no puede continuar así.

Un mes para decidir.

En la lista lanzada por EE.UU este martes hay productos de tecnología industrial, transporte y médicos procedentes de China. Sobre estos productos caerá una tasa del 25%, pero de momento está en un periodo de comentarios públicos de un mes antes de que las tarifas entren oficialmente en vigor.

Trump anunció el pasado mes de abril que impondría aranceles hasta de 60.000 millones de dólares en importaciones procedentes de china, aunque según lo informado ahora el volumen afectado será de 50.000 millones. Según denuncia, las políticas de Pekín obligan a las empresas de Estados Unidos a transferir tecnología y propiedad intelectual a empresas chinas.

China responde con más madera y ataca la base de votos de Trump.

China anunció este pasado miércoles que está estudiando en imponer tarifas adicionales del 25% sobre más de 100 productos de origen norteamericano. Estas medidas pasaran a la acción si EE.UU sigue adelante con su amenaza.

“Prepararemos medidas de la misma magnitud para los productos estadounidenses. Estas medidas se anunciarán pronto. Confiamos y somos capaces de responder ante cualquier medida proteccionista de EE.UU.” advirtió en un comunicado el Ministerio de Comercio chino.

China apunta con los aranceles a los productos agrícolas, al medio rural americano, que son la base de votantes de Trump.

El gigante asiático, que es el segundo socio comercial de EE.UU., ya anunció este lunes la imposición de gravámenes a un conjunto de 128 productos estadounidenses, en respuesta a las tarifas que Washington anunció el mes pasado sobre las importaciones de acero y aluminio chinos.

Europa busca calmar las aguas

“La Unión Europea no apoya medidas que vayan en contra de las normas de la OMC” ha dicho el portavoz de Comercio de la Comisión Europea.

 

Elaborado por Aida Pallejà a partir de La Vanguardia

Anuncios

El Puerto de Barcelona, el que más crece en Europa en 2017

puerto-carga-descargabcn

En cuanto a tráfico de contenedores se refiere, el Puerto de Barcelona es el que está presentando un crecimiento mayor en todo el continente Europeo, llegando a crecer hasta un 30,2% en movimientos los 8 primeros meses de este año. En este periodo de tiempo se llegaron a mover hasta 1.945.647 millones de TEU.

Dicho crecimiento ha estado presente en todas las modalidades, destacando las cargas de transbordo (descargas que se vuelven a embarcar posteriormente rumbo a otro destino) llegando a incrementar en un 128,3%. Destacar también el buen crecimiento del comercio internacional, aumentando en un 6,7% en cuanto a importaciones y en un 5,4% en exportaciones.

Hablando en términos de tráfico total, han pasado un 21,3% más de toneladas que en el año pasado hasta ahora (más de 40 millones) sumándose también al aumento de los líquidos a granel como la gasolina, el gas natural o los productos químicos, que presentan un 16,3% más de tráfico que en 2016.

Otros factores como el tráfico rodado han presentado descensos, ya que por lo que a este tipo de vehículos se refiere, las unidades transportadas se han visto reducidas en un 8,7%; aunque las importaciones hayan crecido.

El tráfico de pasajeros, en cambio, ha presentado un aumento del 2,2%, destacando una subida de un 11% al tráfico de pasajeros procedentes de lineas regulares de ferris.

CONCLUSIÓN

Creo que estos datos reflejan que cada vez más el comercio es más internacional y globalizado. Estos porcentajes reflejan que Barcelona es una ciudad fundamental y puntera en este ámbito, convirtiéndose así en uno de los puertos referentes de toda Europa y, en consecuencia, del mundo. Considero que si estas cifras siguen en aumento y si el corredor mediterráneo se hace realidad, Cataluña pasará a ser un pilar en la economía europea y en el comercio a nivel global.

Fuente:  Elaboración propia a partir de La Vanguardia

 

El proteccionismo de Trump abre la puerta a un nuevo orden comercia

proteccionismo

El mensaje contra la globalización de Donald Trump en campaña comienza a perfilarse en sus primeras medidas al frente de la principal potencia económica del planeta. Las medidas proteccionistas anunciadas por el presidente, como salir del tratado de libre comercio en el Pacífico (TPP) y las dudas planteadas de manera reincidente sobre otros tratados como el polémico con la Unión Europea (TTIP), abren la puerta a un nuevo marco comercial mundial.

“Buy American. Hire American” (Compre estadounidense. Contrate estadounidense). Trump dejó así claro en el discurso de toma de posesión de la pasada semana sus prioridades en materia económica. Una posición que pone en tela de juicio la presencia de EE UU en los tratados de libre comercio, a los que el magnate convertido en presidente, culpa de la destrucción de puestos de trabajo, pese a que el país tiene una tasa de paro del 4,7%.

¿Qué es el TTIP y en qué te afecta?

protesta-greenpeace-contra-ttip-bruselas-1462175683949.jpg

El Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP), hace años se rumoreaba esto entre la Comisión Europea y el departamento de Comercio de Estados Unidos, pero con el tiempo han ganado protagonismo, opiniones públicas y protestas. Es una reforma de las reglas del juego y procedimientos que puede tener consecuencias sobre el tejido productivo y económico.

Lo que busca en teoría este macro acuerdo es facilitar el comercio e inversiones entre la EEUU y Europa, para crear una zona libre de comercio. Su objetivo es suprimir los aranceles, reducir y armonizar las barreras normativas, facilitando así el tránsito de mercancías y el aumento de negocio. Lo que daría lugar a un aumento del PIB y muchos beneficios económicos.

Se ha hablado mucho de él, pero también ha habido mucho secretismo con lo cual crea una desconfianza. Por lo visto, favorecerá como siempre a las grandes corporaciones y, por lo contrario, se verán afectados los derechos de los ciudadanos.

Elaborado por Chantal Choni,

A partir de la fuente: El Periódico

¿Vuelta a 1914? La globalización podría tener los días contados

barcos-transporte

Las medidas proteccionistas están superando a las que liberalizan el comercio.

Está volviendo a retomarse la mentalidad  de que las importaciones aunque sean más baratas y de mejor calidad, destruyen el empleo nacional y que es mejor la producción inicial aunque sea más caro e ineficiente que traerlo de fuera.

Se especula que debido a los nuevos movimientos políticos con el libre comercio y la libertad económica, se implantaran en países desarrollados medidas de proteccionismo y nacionalismo.

Bajo mi punto de vista me parece correcto  que apliquen medidas proteccionistas, pero está claro que el comercio exterior es el motor de muchas economías y además muchos productos no se pueden producir a nivel interno con la misma calidad y coste.

Elaborado por Chantal Choni,

a partir de la fuente: El Economista

Condicionantes del Comercio Internacional

En las condiciones de la crisis económica internacional un tema de máximo interés es el análisis de que repercusión está ocasionando en el comercio internacional esta crisis.

Por un lado la débil recuperación de las economías en los países desarrollados y por otro el debilitamiento del crecimiento de los países emergentes, hace pensar que la teoría del desacople se derrumba.

Y es que para que unos exporten otros tienen que importar.

En gran medida los esfuerzos de la Organización Mundial del Comercio se ven limitados porque los desequilibrios que condicionan el comercio internacional se mantienen.

Un crecimiento de los Acuerdos de Comercio Regionales no han minimazados los efectos de las condiciones desiguales entre las condiciones de partida entre uno y otros países. A saber:

  1. Devaluación unilateral de la monedas de los países
  2. Condiciones desiguales en el tratamiento de los costes internos especialmente los relacionados con los recursos humanos
  3. El resurgimiento de políticas de proteccionismo.

Entre otros. 

A continuación la presentación que sirvió de marco para un intenso debate en un MBA en EADA sobre el tema.

Si requieres más información sobre el tema no dejes de enviarme un mensaje.

 

Fuente: SerCompetitivosCom

Presión a China: pero quién presiona a quién?

2561003wMuchos de los problemas que  generaron la mayor crisis económica internacional no están resueltos. El control por países como China de la libre flotación de sus monedas crea desequilibrios de competitividad en el comercio internacional. El tema fue discutido por los Ministros de Finanzas del G-7 que presionan para que Pekin cumpla con liberar su moneda. La reacción de China fue la tradicional demostrando que se siente fuerte frente a las presiones….así lo refleja AméricaEconomía.com

Estambul. El Grupo de las Siete naciones ricas (G-7) instó este sábado a China a fortalecer el yuan, pero no dio indicios de cómo podría superar la resistencia china a esa sugerencia o resolver otras tensiones sobre los tipos de cambio mundiales.

Ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 dijeron, en un comunicado tras reunirse en Estambul, que Pekín debe elevar su estrechamente controlada moneda para ayudar a corregir desequilibrios en el comercio mundial, que ha sido responsabilizado por impulsar la crisis financiera.

“Damos la bienvenida al continuado compromiso de China para moverse a una tasa de cambio más flexible, que llevaría a la continuada apreciación del renminbi en términos efectivos y ayudaría a promover un crecimiento más equilibrado en China y en la economía mundial”, dijo el G-7.

Pero China, aunque insiste en que intenta eventualmente liberar al yuan, ha mantenido la moneda esencialmente plana frente al dólar desde que comenzó a empeorar la crisis financiera mundial en julio del 2008.

La retórica sobre monedas en un comunicado final emitido por los ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 tras su encuentro en Estambul fue casi idéntica a la de una declaración divulgada tras su último encuentro, seis meses atrás.

Pekín, indiferente. China no mostró signos de prestar atención a la presión del G-7. “Nuestra política de tipo de cambio está muy clara”, dijo Yi Gang, vicegobernador del banco central, presente en Estambul para los encuentros del Fondo Monetario Internacional, en entrevista con Reuters. “Mantendremos nuestra postura política”, agregó.

El G-7 no dio muestras de abrir nuevos caminos para resolver las tensiones entre sus miembros sobre la debilidad del dólar, que se ha depreciado cerca del 12% frente a una cesta comercial ponderada desde marzo.

Francia y Canadá han expresado preocupación en semanas recientes de que un débil dólar pudiese dañar sus exportaciones.

Pero la declaración del G-7 no ofreció algo nuevo para aliviar la preocupación por la debilidad del dólar, repitiendo simplemente el lenguaje usado seis meses atrás, que mucha volatilidad de las tasas cambiarias tendían a amenazar la estabilidad económica.