IAG gana un 27,8% menos por la subida del precio del combustible y las huelgas

Aeropuerto de Madrid.

IAG, el holding formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling y Aer Lingus, ha obtenido un beneficio hasta septiembre de 1.814 millones de euros. Es un 27,8% menos que en el mismo periodo del año anterior y en esta caída han influido factores como las huelgas de pilotos o el encarecimiento del combustible, según ha indicado consejero delegado del grupo, Willie Walsh.

Walsh ha dicho que son unos “buenos resultados subyacentes”. “Como indicamos en septiembre, nuestros resultados se han visto afectados por la huelga convocada por el sindicato de pilotos BALPA y otras incidencias, como la amenaza de huelga por parte de los empleados del aeropuerto de Heathrow”, ha señalado. “

En este artículo podemos ver como inciden en los resultados de una empresa el aumento del precio del combustible y las huelgas de los trabajadores. En este caso en el menor beneficio no solo ha incidido la huelga de los pilotos sino también la amenaza de convocar una huelga en Heathrow por los empleados del aeropuerto.

El encarecimiento del precio del combustible incide directamente en un mayor coste para cada vuelo realizado y en muchos casos es difícil de repercutir en el precio de los billetes debido a la enorme competencia de las compañías low cost.

Por otro lado, se ve la dificultad del poder de negociación entre empleados y la empresa. Cuando las condiciones laborales que piden los trabajadores no son escuchadas, los trabajadores, a través de sus sindicatos específicos, intentan hacer presión programando huelgas en momentos en los que saben que pueden perjudicar bastante a la empresa. Por ejemplo, en las compañías aéreas convocan huelgas en periodos de vacaciones, navidad o agosto, cuando hay un gran volumen de tránsito en los aeropuertos. A veces la amenaza de huelga es suficiente para que la dirección de la empresa acceda a hablar, pero otras muchas veces las huelgas llegan a término.

Cuando hay huelgas convocadas o posibilidad de que las haya, en el caso de que afecten a compañías aéreas, esto se traduce en anulación de muchos vuelos, que en algunos casos salen más tarde o en otros casos quedan anulados definitivamente. En ambos casos las compañías muchas veces tienen que compensar económicamente a los pasajeros, de manera que además de las pérdidas por los vuelos cancelados se suma el coste de indemnizaciones a pasajeros.

Pienso que hacer huelga es un derecho que tienen los trabajadores, siempre convocadas desde los sindicatos y en muchos casos se consiguen mejoras laborales de colectivos que suman sus fuerzas y que a nivel individual es imposible conseguir. Por otro lado, el impacto que tiene en la sociedad es muy alto y se produce un coste del que no se habla tanto, que es el que afecta a cada una de las personas que sin tener nada que ver ven con impotencia como sus planes de trabajo o vacaciones se ven afectados.

Fuente: Elaboración realizada por Clàudia Pujol a partir de: https://www.elmundo.es/economia/empresas/2019/10/31/5dba9a4afc6c83fb4c8b4649.html

La gasolina sube el 0,79% y el gasóleo el 0,08% esta semana santa

Los precios medios de los carburantes han experimentado un ligero crecimiento en la última semana antes de la salida de Semana Santa en las carreteras, aprovechando el incremento que han tenido la reserva de hoteles y turismo en general para esta fecha en España.

  • El litro de gasolina se paga en las estaciones de servicio en España a un precio medio de 1,410 euros, frente a los 1,399 euros de la semana anterior.
  • El incremento de los precios es menor en el caso del diesel.
  • Las petroleras se ‘comen’ los menores impuestos a los carburantes.

repostar-gasolina

Una subida del 0,79 % en el caso de la gasolina y del 0,08 % en el del gasóleo, según los datos del Boletín Petrolero que edita la UE. El litro de gasolina se paga en las estaciones de servicio en España a un precio medio de 1,410 euros, frente a los 1,399 euros de la semana anterior.

El precio medio del litro de gasolina alcanza esta semana 1,544 euros en la UE El incremento es menor en el caso del diesel, ya que el precio medio es de 1,320 euros, frente al 1,319 de hace siete días, según estos datos. En los últimos treinta días, la gasolina subió sus precios en un 1,29 %, mientras desde principios de año el precio sube un ligero o,21 %, mientras en el interanual desciende un 1,26 % y con el máximo histórico de 1,522 euros la diferencia es del 7,36 %.

En cuanto al diesel, el precio aumentó con respecto a la semana pasada un 0,08 %, mientras que el descenso de su valor en este último mes es del 0,23 % y mayor aún desde principios de año (2,73 %). En el interanual, la caída es del 1,64 %. Con estos precios publicados hoy, llenar un depósito medio de 50 litros de gasolina supone para el usuario 70,5 euros, frente a los 69,9 euros de la pasada semana. En el caso del diesel, el coste apenas varía, ya que son 66 euros ante los 65,95 euros últimos.

El precio medio del litro de gasolina alcanza esta semana 1,544 euros en la UE de los 28 miembros (0,124 euros más que en España) y 1,580 de la zona euro (0,134 euros más). El diesel se cotiza a 1,407 euros en la UE-28 (0,088 euros más que en España) y a 1,386 euros en la zona euro (0,066 euros más).

A pesar de esta subida de precio del combustible, las personas que viajan, esperan ansiosamente dichos días para poder descansar y desconectar de la rutina, sin importar dicha subida, ya que no afectará mucho los bolsillos de los turistas.

 

Fuente: 20 minutos

El Gobierno argentino no consigue encontrar inversores para YPF

La petrolera se ha desplomado en Bolsa seis meses después de la expropiación

Sede Central de YPF

El pasado martes se cumplieron seis meses desde que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, anunció la expropiación del 51% de las acciones que Repsol poseía en YPF. Desde entonces, los títulos de YPF en Wall Street han caído a casi la mitad de su valor, las importaciones de combustible entre mayo y agosto crecieron un 35% respecto al mismo periodo de 2011, y la nueva dirección de la empresa ha subido en dos ocasiones el precio de los combustibles. Y el Gobierno aún no ha conseguido que ninguna multinacional extranjera aporte capital a los yacimientos de Vaca Muerta que pretendía explotar Repsol.

La ley fija un plazo de seis meses para conseguir un acuerdo amigable entre la compañía española y el Gobierno de Fernández. El reloj comenzó a correr el pasado 10 de mayo, fecha en la que Repsol envió una carta de “declaración de controversia” a la presidenta en la que le decía que se había realizado una expropiación sin cumplir los requisitos del tratado de protección de inversiones. Desde mayo, Repsol intentó en varias ocasiones reunirse con la procuradora del Tesoro, que es la persona asignada por ley para negociar un acuerdo amistoso. La semana pasada la procuradora, Angelina M. E. Abbona, envió una carta a Repsol donde anunciaba: “La República de Argentina ha expresado a las máximas autoridades de la OCDE su oposición absoluta al tratamiento de la cuestión en este foro. En estas circunstancias corresponde posponer el mantenimiento de consultas amistosas hasta que el reino de España y la Unión Europea desistan de realizar reclamaciones internacionales respecto a las diferencias invocadas con YPF”.

“Esa carta pone en evidencia la falta de ganas de hablar que tiene el Gobierno argentino”, indica un abogado de la compañía. “Hasta octubre no nos ofrecieron la posibilidad de un encuentro. Y qué casualidad que cuando ya se iba acercando la fecha, recibimos esta carta en la que se deniega incluso la reunión, esa formalidad mínima de cortesía elemental que no cuesta nada. Hemos afrontado procesos de expropiaciones o nacionalizaciones en Brasil, Bolivia, Venezuela y Ecuador. Pero siempre hubo compensaciones por parte de los Estados. En el caso de Argentina, no hay el mínimo interés por alcanzar un acuerdo. Por eso creemos que más que de expropiación debería hablarse de confiscación”.

Tras la expiración del plazo para conseguir un acuerdo amistoso, que concluye el 10 de noviembre, la ley prevé otro periodo de 18 meses para solventar la cuestión ante los tribunales argentinos. Solo al cabo de un año y medio se podría recurrir al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI). Pero Repsol prepara la invocación de una excepción jurídica a la regla para acudir directamente en noviembre a los organismos internacionales. A partir de entonces, el CIADI podría tardar un año aproximadamente para constituir un tribunal de tres miembros aceptados por Repsol y por el Gobierno argentino.

La importación ha aumentado un 35% y ha habido dos subidas de precios

Mientras tanto, YPF seguirá tratando de buscar inversores extranjeros que le permitan explotar los yacimientos de gas no convencional de Vaca Muerta, considerada la tercera reserva mundial en ese tipo de combustible. En Repsol creen que el verdadero motivo de la expropiación fue la convicción del Gobierno de que podría explotar Vaca Muerta directamente. Pero eso exige una inversión de 7.440 millones de dólares por año entre 2013 y 2017, según el plan presentado en agosto por el nuevo gerente, Miguel Galuccio. De esos 37.200 millones de dólares, el 70% se financiaría con la caja de YPF, el 18% con emisiones de deuda y el 12% con capital extranjero.