Hacienda recauda solo 26,8 millones con los Gigantes de Internet

Los cuatro grandes gigantes tecnológicos de Estados Unidos: Google, Apple, Amazon y Facebook apenas han tributado hasta ahora en España. Según el registro Mercantil, la Agencia Tributaria solo ha recaudado entre todas estas empresas, 26,8 millones en ese año de impuestos. Echando la vista atrás estos números aún son peores ya que en 2014 solo están registrados unos 6,6 millones y en 2015 9,5M. Esto representa que en 3 años enteros solo se han recaudado 42 millones entre todos estos agentes. Esto teniendo en cuenta el gran volumen económico que estos generan es un número minúsculo.

Para ponernos en situación, solamente la empresa Google logró unos 7.600 millones de dólares en el exterior de EEUU, aunque de estos ingresos sólo pagaron 248 millones de los cuales la mayor parte se fue a la Hacienda Irlandesa. Por otra parte, en Estados Unidos se facturaron unos 4.700 millones y sin embargo se pagaron unos impuestos de 2.341 millones USD. Esto se resume en que EEUU cobra un 49,8% de los ingresos de esta empresa mientras que la resta de países solo recogen un 0,032% de estos beneficios y teniendo en cuenta de que la mayoría de este porcentaje se va a Irlanda.

Esto es causa de que Google saca partido de facturar desde Irlanda, luego se aprovecha de una ley que permite trasladar los beneficios a sociedades en el exterior, escapando incluso del 12,5% que piden las Sociedades Irlandesas. De Irlanda, Google pasa sus beneficios a una empresa Holandesa sin empleados, y de ahí a un Buzón de correos en las Bermudas propiedad de otra firma registrada en Irlanda.

Facebook, Google, Amazon… todos estos gigantes tienen cada uno su estrategia para poder pagar menos en impuestos cosa que esta enriqueciendo cada vez mas a Estados Unidos y empobreciendo al exterior, esto no significa que los estadounidenses hayan echo una buena jugada sino que nos hemos estado dejando manipular por ellos. Recientemente Bruselas ha despertado y ha obligado a Irlanda a reclamar a la empresa que dirige Tim Cook los 13.000 millones de euros, junto con los intereses de 10 años, en impuestos que habría dejado de pagar.

 

 

Anuncios

Mientras Europa se recupera, España se queda atrás

Resultado de imagen de españa economia decae

Bruselas afirma que ante la recuperación que está teniendo la Unión Europea existen sonoras excepciones. España es una de ellas. El desempleo duplica la media, con malos datos tanto en el paro de larga duración como en el juvenil o en el infraempleo. Las familias, especialmente las más pobres, siguen pasando apuros financieros: España es uno de los pocos países en los que esa variable es aún peor que hace 10 años. Y los ingresos familiares experimentan caídas recientes pese a la mejoría en el empleo.

Existe un latente avance del PIB continental en torno al 2,5%, el mayor en 10 años, y tasas de paro en torno al 8%.

“No todos los ciudadanos europeos se han beneficiado por igual de la recuperación”, resume la comisaria Marianne Thyssen en un informe titulado Empleo y desarrollos sociales, publicado ayer por la Comisión Europea.

La salida de la crisis española destaca en comparación con el resto de los países de la Unión Europea. La tasa de paro duplica la media europea con valores por encima del 16%. El desempleo es muy elevado. Pero la mayor preocupación se enfoca en los indicadores de los ingresos de las familias.

“Todos los Estados miembros de la UE registraron crecimientos en los ingresos familiares en 2017, con una subida media en el entorno del 1,5%, salvo España, Austria, Grecia y Reino Unido”, relata el informe.

Cada uno de esos cuatro miembros del furgón de cola tiene su propia historia. Grecia representa una gran depresión, pese a los tres rescates que acumula y que llevaban asociados duros recortes y reformas. Austria entró en la Gran Crisis con graves problemas en sus bancos, pero después ha ido pasando desapercibida. Reino Unido empieza a notar el impacto negativo del Brexit. Se supone que España es una historia de éxito pues hizo reformas y ahora recoge los beneficios de esas medidas. Y sin embargo se trata de una economía sobreendeudada, con graves problemas de desigualdad y un tercio de la población en riesgo de pobreza. E incluso la flamante recuperación en el empleo tiene otra cara: excesiva temporalidad, salarios bajos y empleo sumergido. Ni siquiera las sucesivas reformas laborales han podido corregir esa tendencia.

“Los niveles de dificultades financieras de las familias se reducen o se mantienen estables en la mayoría de países europeos. Pero continúan significativamente por encima de las cifras de 2007 en Grecia, Francia y España”, dice el estudio.

Entre el 25% de familias más pobres, una de cada 10 pasa apuros financieros en Luxemburgo y Alemania; ese dato se eleva hasta una de cada tres familias en España y Francia.

Elaborado por Georgina Coll a partir de elpais.com

 

Las autopistas quebradas, con un coste de más de 2.000 millones según el Gobierno

637853-autopistas-peaje-mas-caras-espana-2017

 

El Gobierno ha estimado que el coste que conllevará rescatar las autopistas quebradas a partir del próximo mes de enero va a conllevar un total de más de 2.000 millones de euros.  El objetivo principal es sacarlas a concurso para ceder de nuevo su explotación al sector empresarial privado. Este dinero es el que el Estado tendrá que pagarles a los actuales concesionarios de estas vías, para suplir las inversiones que éstos realizaron en construirlas.

Esta cifra ha sido incluida por el Gobierno en el Plan Presupuestario que se acaba de enviar a Bruselas, aunque cabe destacar que este importe es inferior al que el propio gobierno suponía en un informe remitido al Tribunal de Cuentas, donde la cifra ascendía a más de 3.700 millones de euros. Aun así, cabe destacar que el importe final que tenga que pagar el Gobierno será determinado por un juez, ya que dan por hecho que los acreedores recurrirán los importes que fijará la Administración, con lo que cabrá esperar un proceso judicial.

CONCLUSIÓN

Entiendo que las empresas privadas que se encarguen de gestionar y amortizar dichas autopistas basarán sus ingresos en el cobro de peajes a los conductores. Una posible iniciativa, aunque me muestro reacio a ella, sería cobrar precios más elevados en dichos peajes o colocar algunos más en lugares estratégicos a fin de recaudar más fondos y amortizar esta fuerte inversión. Personalmente fijaría un porcentaje máximo de beneficio a las empresas, es decir, se les puede ofrecer cubrir gastos + un “x” % de beneficio y, una vez se llegue a la cifra pactada, se pague una cantidad simbólica que sirva para cubrir gastos y pagar a quienes trabajen ahí.

 

Fuente: Elaboración propia a partir de El Periódico

El Gobierno admite ante la UE que el déficit de la Seguridad Social será 2.500 millones mayor

Fátima Báñez y Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados

La Seguridad Social fue la única Administración que arrancó la crisis en superávit y será la única que la termine con déficit. Un agujero que seguirá engordando este año, pese al fuerte ritmo de creación de empleo debido al mayor gasto en pensiones. El Gobierno ha comunicado a la Comisión Europea que espera que el déficit de la Seguridad Social este año acabe en los 18.609 millones de euros, 513 más que en 2016, en lo que significaría el mayor agujero de su historia. Así lo detalla el Ejecutivo en la notificación de déficit y deuda enviada hace unas semanas a Bruselas recogida por ABC.

Cuando el Ejecutivo presentó el Programa de Estabilidad, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aclaró al comentar los objetivos de déficit de las administraciones que «esto no son previsiones del Gobierno, son compromisos ante Bruselas». Una situación que cambia con la notificación a la UE, que incluye las previsiones de déficit del Ejecutivo por administraciones, más allá de desiderátums. El Gobierno está obligado a remitir a la Comisión Europea dos veces al año sus estimaciones de déficit y deuda para el ejercicio en curso.

Un agujero «estructural»

El agujero de la Seguridad Social amenaza con ser «estructural», como ha alertado el presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá, quien cifra este desvío anual permanente en el 1,5% del PIB hasta 2022 si no se adoptan reformas. Pese a la intensa creación de empleo, las nóminas actuales no son suficientes para cubrir el desembolso en pensiones. Un gasto que en 2017 alcanzará la mareante cifra de 139.647 millones, un 3,1% más que en 2016 según los presupuestos, y un 42% más que en 2008.

Comentario:

El déficit de este año en la seguridad social aumentará siendo una amenaza muy importante para España. Esto no se puede solucionar con las nominas actuales que existen en el país. Debido a esto, se tiene que adoptar reformas para poder salir de dicho problema.

Las nominas que tiene el país no soportan el gasto en pensiones. Este gasto llega en 2017 a 139.647 millones de euros. Siendo el 3,1% más que en 2016, y un 42% respecto a 2008.

Fuente: abc.es

Montoro: Multar a España por incumplir el déficit “no tiene sentido” #Entornoeconomico

La situación actual de España está en un momento clave. No únicamente en el ámbito de la política, sino también en la economía. Es cierto que, el 26 de junio se celebran las elecciones generales para decidir el próximo Gobierno.

Dichas elecciones, están condicionando las decisiones de la Comisión Europea acerca de una multa por incumplir  lo acordado en términos de déficit. La situación actual es que visto el estado en el que se encuentra el país, la CE no sabe si multar o no ahora, o esperar a después de las elecciones.

Aun así, Montoro ya se ha posicionado y dado su clara opinión acerca del tema.

“España es un país leal y convencido de la estabilidad presupuestaria”

Según el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, el país siempre ha respetado las normas que deben cumplirse cuando adhirió a la UE hace ya 30 años. No obstante, tiene la seguridad de que España no será multado, según sus declaraciones:

“No tiene ningún sentido que los países que estamos en el convencimiento de que la estabilidad presupuestaria es la única vía para la recuperación y la creación de empleo seamos objeto de sanción”

Mientras la CE se plantea sancionar al país, Montoro no cree que sea conveniente hacerlo puesto que está en un momento difícil a causa del paro, el separatismo de Cataluña…

Visto el panorama en el que se encuentra España, no creo que lo más idóneo sea multar por su déficit. Deberían tener en cuenta la situación que se está viviendo y esperar unos meses para ver como van evolucionando las cifras del país.

Comentario elaborado por Judith F. a partir del artículo de La Vanguardia

La UE riñe a Berlín por el superávit exterior

  • La Comisión Europea pedirá a Alemania que establezca un salario mínimo, más dinero para infraestructuras e incentivos para que aumente la inversión privada

El problema de las edades de oro es que al vivir en una de ellas todo tiende a amarillear. El exitoso modelo exportador alemán vive una de esas flamantes edades de oro (sus ventas al exterior superan las de Francia, Italia y Reino Unido juntas), pero cada vez más instituciones denuncian sus potenciales efectos secundarios. Esa supuesta virtud del superávit exterior, llevada al extremo, dificulta la salida de la crisis a la castigada periferia europea. El G-20, EE UU y el FMI han advertido de los efectos negativos para la recuperación que provoca esa obsesión tan germánica por la exportación. Berlín se mofa de las críticas: envidia. Pero era cuestión de tiempo que también los socios europeos empezaran a desconfiar, con una economía anémica y el demonio de la deflación asomando por la puerta. Bruselas se unirá esta semana a ese coro de voces que acusan a Alemania de exportar estancamiento a su patio trasero europeo: la Comisión activará el mecanismo de alerta por el abultado superávit exterior alemán, confirman fuentes europeas. También el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, reclamó ayer reformas a Alemania: “La mejor manera de liderar es dar ejemplo”. Berlín no tiene por costumbre recibir amonestaciones. El jaleo, en fin, está asegurado.

Aunque desde el lado alemán tampoco es para echarse a temblar. “Que nadie espere consecuencias radicales de ese toque de atención”, apunta en Berlín Ansgar Belke, del think tank DIW. Al cabo, Bruselas tiene en su mano un látigo para castigar déficits de todo tipo, pero la política europea trata con mano de seda los superávits exteriores, incluso cuando rozan la hipertrofia. Es como si esos superávits estuvieran en la naturaleza de la Unión: si Berlín no corrige el desequilibrio entre exportación e importación —que superará el 6% del PIB durante muchos años—, la Comisión apenas puede examinar con lupa a Alemania y enviarle, en primavera, un pliego de recomendaciones, como ha hecho en los países que incurren en déficits externos de más del 4% del PIB. Con una diferencia notable: Bruselas puede multar a los países deficitarios si no se corrigen; a punto estuvo de hacerlo en el caso español. Pero Alemania se aseguró a finales de 2011 de que no habrá sanciones para los superávit exteriores.

Los expertos creen que el BCE tendrá que tomar medidas extraordinarias

Más allá de la devaluación interna, no hay mecanismos coercitivos para evitar que Europa siga partida en dos. Por un lado, países históricamente deficitarios (Italia, España, Portugal y Grecia, que han mejorado su desequilibrio exterior básicamente por el desplome de la importación); por otro, países superavitarios (Holanda, Alemania y los escandinavos), además del caso aparte que es Francia, en tierra de nadie. Para reducir esa fractura no hay más remedio, a día de hoy, que la devaluación interna del Sur, a la espera de que el Norte gaste, invierta, suba salarios. Pero si países como España reducen sus costes laborales y Alemania no los aumenta —como ocurre, a grandes rasgos, ahora—, “el reajuste es mucho más complicado”, afirma Charles Wyplosz, del Graduate Institute.

En Europa se toman pocas decisiones sin consultar a Alemania; menos aún contra sus intereses. Por eso, a pesar de su discutible efectividad, es tan importante el toque de atención de Bruselas, que coincide con la nueva rebaja de tipos de interés del BCE. Todas las alarmas han saltado esta semana pese a que no parece el mejor momento: no hay Gobierno alemán, la Comisión está ya casi de salida, la banca sigue despertando dudas y el mensaje de los últimos meses, ese buenismo de lo peor ya ha pasado, está en entredicho. Las grises previsiones de Bruselas y la sorprendente actuación del BCE demuestran que, una vez más, Europa ha pecado de optimista: en el mejor de los casos viene una larga temporada de estancamiento, paro elevado, escasa inflación y otros síntomas japoneses. Los expertos consideran que el BCE ha ganado tiempo, pero que de seguir así no tendrá más remedio que adentrarse en arenas movedizas: aplicar más medidas excepcionales. Aprobar, de una vez, las mismas acciones que el resto de grandes bancos centrales, con compras de activos o tipos negativos: otro melón difícil, muy difícil de abrir en Alemania.

Bruselas activará la alerta por el excesivo afán exportador alemán

Ese es un debate que promete, pero para dentro de unos meses. En cambio, el toque de atención a Berlín llegará tan pronto como el miércoles. Rehn tiene claras las recetas: subidas salariales, más inversiones en infraestructuras, incentivos a la inversión privada y liberalización de servicios. “Alemania hizo los deberes la década pasada en un entorno de crecimiento del resto de Europa que le vino bien. Ahora, la eurozona necesita estímulos en Alemania, y puede recordarle a Berlín que Merkel no ha hecho una sola reforma”, indican fuentes comunitarias. Curiosamente, los grandes partidos alemanes ultiman medidas que guardan un extraño parecido con lo que quiere Bruselas para sellar la gran coalición: salario mínimo y un empujón a las inversiones en infraestructuras, educación y energía. Todo encaja.

Absolutamente todo: los economistas alemanes consultados coinciden en que eso es lo que necesitan Alemania y el euro. Hans-Werner Sinn, uno de los académicos más influyentes y ortodoxos de Alemania, defiende el activismo reciente del BCE ante el riesgo de deflación y apunta que es imprescindible “más inflación en Alemania, y más deflación en el Sur”. Y considera que Bruselas “tiene razón” al criticar el superávit exterior alemán. Pero ojo: “La UE debe aclararse. Alemania tiene ese superávit porque el ahorro alemán es muy alto: ese ahorro sale de Alemania en forma de rescates, de mutualización de riesgos. ¿Bruselas quiere más exportaciones de bienes y por lo tanto más exportaciones de capital para esos rescates, o no?”.

La crisis europea se cerraría antes con una subida de los sueldos alemanes

Cuentas equilibradas y exportación: parece sencillo, pero en realidad el modelo alemán es algo más que eso. “Alemania ha desarrollado uno de los sectores de bajos salarios más extendidos de la zona euro”, según Sebastian Dullien, del ECFR: siete millones de trabajadores con sueldos bajos. Para alcanzar el equilibrio fiscal actual, además, ha tirado de baja inversión pública (a la cola del euro en proporción al PIB), baja I+D y una política deflacionaria que en los últimos años ha exportado al resto de Europa: “No es de extrañar el atisbo de deflación por ese flanco”, indica Guntram Wolf, de Bruegel. Wolf es de quienes piden a Berlín “reformas, inversiones y salario mínimo”. Daniel Gros, del CEPS de Bruselas, avisa de que a pesar de eso “el reajuste durará 10 años”. Y Jacob Kirkegaard, del Peterson, se suma a quienes apuntan que las alertas de Bruselas “no suponen gran cosa” y que en todo caso, si Alemania eleva su demanda interna los más beneficiados no serán los países del Sur, “sino China, EE UU y Europa del Este”. Todos esos expertos están a favor de una subida sustancial de los sueldos en Alemania para que la cicatriz de la crisis europea se cierre antes y con menos dolor.

En ese sentido, algo está cambiando. Ni siquiera los guardianes del santo grial —la inflación— ven con malos ojos una mayor subida de precios: “Los alemanes van a tener que aprender que el precio para mantener el euro unido es más inflación en Alemania”, dice Tom Mayer, del Deutsche Bank. A pesar de la historia. A pesar de ser un país de ahorradores. A pesar de los pesares.

Decía De Gaulle que Europa es una especie de coche de caballos: Francia es el cochero, y Alemania el caballo. Merkel daba otra definición en una cumbre reciente: “Yo soy el banco”, dijo (Europa a la deriva, de Gavin Hewitt). Y parece que el banco ha decidido que quizá sea preferible algo más de inflación a que no le devuelvan los créditos. “Berlín ya admite que debe haber algo más de simetría o esto no funcionará”, cierra Wyplosz.

Fuente: EL País 

Merkel se opone a ceder más competencias nacionales a Bruselas

La canciller alemana, Angela Merkel, está en contra de ceder nuevas competencias nacionales a la Comisión Europea (CE), algo que no está reñido con una mejor coordinación entre los 27 en política económica o fiscal.

En una entrevista difundida hoy por el semanario “Der Spiegel”, la jefa del Gobierno alemán asegura que “no ve la necesidad de entregar aún más derechos en los próximos años a la Comisión”.merkel, bruselas, hollande, alemania, francia

No obstante, la canciller señala que está de acuerdo con el presidente francés, François Hollande, en que los países miembros de la Unión Europea (UE) deben coordinarse mejor en ciertos asuntos.

Apunta también que piensan por ejemplo en política laboral y de jubilación, pero también en política impositiva y social.

Merkel destaca que la coordinación económica en Europa ha sido diseñada de una forma muy débil y que debe ser reforzada, y ademas añade que para ella es algo distinto a dar mas competencias a Bruselas.

La canciller descarta asimismo las propuestas sobre una posible elección directa del presidente de la CE, el puesto que en la actualidad ocupa el portugués José Manuel Durao Barroso, ya que implicaría dotar de más poder a Bruselas.

“Un presidente de la CE que fuese elegido directamente por el pueblo tendría que tener otras competencias totalmente distintas a las de ahora. Este cambio rompería el balance actual de las estructuras de la UE”, argumenta la canciller alemana a “Der Spiegel”.

También consideró “discusiones teóricas” sin demasiado arraigo entre los ciudadanos europeos el debate sobre la refundación de Europa y la reforma de sus principales organismos.

“Para mí y para las ciudadanas y ciudadanos de Europa se plantean cuestiones muy urgentes. Se trata de con qué bienes y servicios vamos a contribuir al crecimiento del mundo, con cuáles vamos a ganarnos el dinero en el futuro”, razona la canciller.

Fuente: http://www.eleconomista.es

Opinion: 

No se porque, pero leyendo cosas así veo cada vez mas cerca que España debería salir de Europa, o al menos del Euro.

O eso, o Alemania se acabara cansando y se acabara saliendo ella, y entonces si que si, Europa bajo mi forma de verlo se hunde.