El Corte Inglés emitirá bonos por valor de 600 millones

“El Corte Inglés ha decidido lanzar la oferta de bonos como consecuencia del elevado interés que está recibiendo de inversores institucionales por invertir en el grupo”, han subrayado las mismas fuentes.

La compañía, han apuntado, pretende aprovechar los tipos de interés históricamente bajos y diversificar sus fuentes de financiación a través de la oferta de bonos, liderada por Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs.

Los ingresos de la oferta, en caso de que fuera finalmente completada, se destinarán a hacer frente a los vencimientos de los pagarés de empleados cuyo reembolso sea anterior a abril 2019, así mismo cancelará el préstamo-puente firmado en enero de este año y cuyo importe máximo actual 765 millones.

image_content_8676535_20180921110644

Fuente: www.larazon.es editado por Eugenia López-Fonta

La deuda de Cataluña al nivel de Bolivia

15240752164544.jpg

Moody’s mantiene a Cataluña en bono basura

La agencia de calificación ha afirmado que no va a degradar más el ‘rating’ dónde se sitúa en estos momentos Cataluña simplemente por el extraordinario apoyo que recibe del Gobierno central.

Moody’s ha revisado y mejorado la calificación de más de decenas de autonomías españolas, aunque ha decidido mantener a Cataluña sin variaciones puesto a que se está quedando al márgen de la mejora general de solvencia, colocándola en el bono basura y con una perspectiva futura negativa, situación que se asigna a países tales como BoliviaBangladesh Islas Fidji. Ello se debe a su inestabilidad política irresuelta.

Posición fiscal débil

Respecto al futuro, la perspectiva se va a mantener negativa y la agencia anuncia que esto se debe principalmente a la abundante y continuada tensión política en Cataluña, que aún no ha sido resuelta tras las elecciones del 21 de diciembre. Por lo que, este suceso continuará afectando negativamente al entorno de negocios de la región, añadiendo una mayor presión a sus ya débiles finanzas.

Las tensiones con el gobierno central por el motivo de la independencia están afectando a su economía y, en especial a la inversión extranjera de la zona. También se apunta a la alta dependencia de la línea de liquidez estatal que se mantendrá en el futuro.

También, se amenaza con degradar su rating si el nuevo Gobierno de la Generalitat termina tomando medidas en contra de la lucha contra el déficit y la reducción de la deuda. Pero en todo caso, no se prevén mejoras antes de 2020. Aunque, Moody’s sí que ha mejorado la calificación del Ayuntamiento de Barcelona hasta Baa1 debido a que cree que ha habido una buena gestión presupuestaria y también unos buenos fundamentos financieros a lo largo de estos últimos años.

El resto de autonomías

Por otro lado, Moody’s sí ha subido un escalón la nota de calificación de nueve autonomías españolas tales cómo: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco.

 

Elaboración de Clara Pujadas en base a elmundo.es

España tiene una demanda récord por 24.000 millones en una subasta de bonos

El Tesoro, que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones, comunicará hoy el importe total que ha adjudicado en la operación

Bruselas. (EFE).- El Tesoro español tuvo hoy una demanda de bonos sindicados a diez años por 24.000 millones de euros durante una subasta que alcanzó niveles históricos, anunció el ministro español de Economía, Luis de Guindos.
“Nunca en la historia del Estado español había habido ni una subasta, ni un sindicado, con tal volumen de demanda”, afirmó De Guindos durante la conferencia de prensa celebrada al término del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE).
El Tesoro español, que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros según varias fuentes de los mercados, comunicará esta tarde el importe total que ha adjudicado en la operación.
El ministro español informó de que “se han demandado 24.000 millones de euros del bono (sindicado) español a diez años”, al tiempo que precisó que el 60 % de la demanda provenía de inversores extranjeros.
Asimismo señaló que el éxito de la subasta es una “indicación clara de la credibilidad de la economía española y de que se ha disipado las dudas sobre el futuro del euro”.
Ante la alta demanda de los inversores, De Guindos consideró que “aunque todavía queda mucho, se está en el buen camino”.
“Vamos cumpliendo etapas que son necesarias para cumplir con el objetivo último del Gobierno, que es la recuperación y la generación de empleo”, aseguró De Guindos.
El ministro recalcó la importancia de que el Tesoro logre obtener una financiación “adecuada” en los mercados, de manera que se traslade esta liquidez al conjunto del sector público, sin lo que “es imposible que haya una recuperación” de la situación económica.
Además, el Tesoro Público colocó este martes 2.784,71 millones de euros en letras a tres y seis meses, por encima del importe máximo previsto, que oscilaba entre 1.500 y 2.500 millones de euros, y con el interés más bajo desde marzo de 2012, con lo que ha aumentado su colchón de liquidez.
El Tesoro ha aprovechado el buen momento que vive el mercado secundario de deuda soberana, tras dos meses en los que se ha conseguido pagar menos en todas las emisiones de deuda y abaratar sus costes de financiación.
Tras la emisión de letras, la prima de riesgo de España, que mide el grado de confianza de los inversores ante el país, sufría un notable descenso hasta 350 puntos básicos, siete menos que al cierre de la sesión precedente y diez menos de los 360 que llegaba a alcanzar en algún momento de la jornada.

La vanguardia

El Banco de España extiende a pagarés, bonos y cuentas el tope a los depósitos

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, extenderá a pagarés, bonos, cuentas corrientes y otros productos de ahorro dirigidos a clientes minoristas un tope del 1,75% a un año, el mismo que a las rentabilidades ofrecidas por los depósitos.

Según informan a Europa Press fuentes financieras, los ahorradores tendrán a partir ahora más dificultades para beneficiarse de las elevadas rentabilidades que las entidades han venido ofreciendo en los últimos meses al calor de la conocida como ‘guerra del pasivo’, orientada a conseguir liquidez ante la cerrazón en los mercados financieros.

El Banco de España ha decidido dar prioridad a apuntalar la solvencia de la banca tras las exigencias de provisiones y capital derivadas de los sucesivos decretos de saneamiento financiero. Linde trata de evitar que las cuentas de las entidades se debiliten por una estrategia de otorgar elevada rentabilidad para atraer a clientes y prioriza el capital frente a la captación de liquidez por esta vía.

Las ‘penalizaciones’ en capital de hasta el 1,25% se aplicarán a las entidades que han comercializado todos estos productos desde enero de este año. Así pues, el ratio de ‘core capital’ que el Banco de España podría exigir pasaría del 9% que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) requiere desde enero hasta el 10,25%.

El propósito de Linde es frenar la ‘guerra del pasivo’ aprovechando sus competencias para fomentar la disciplina de mercado y evaluar la suficiencia de capital de la banca, con lo que no se espera que fije los topes a las rentabilidades de los depósitos y otros productos a través de una comunicación oficial, como podría ser una nueva circular.

De hecho, las mismas fuentes han precisado que el control mensual al que Linde someterá a las entidades se articulará a través del “poder discrecional” del supervisor para requerir capital adicional si considera que la estabilidad del sector está en riesgo.

El Banco de España ha trasladado estas medidas en varios contactos mantenidos con directivos de entidades financieras a finales de año, que se enmarcan en el diálogo “habitual” entre las partes, han afirmado las mismas fuentes.

Desde el sector se argumenta que no se prevé una nueva circular para plasmar los cambios sobre depósitos habida cuenta de que el supervisor toma como referencia los criterios de la EBA, que son más exigentes, si bien no descartan que el regulador acabe recurriendo a este tipo de normas.

AEB y CECA confirman que no han recibido “comunicación oficial” al respecto

Fuentes de las dos patronales del sector, la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de las Cajas de Ahorros (CECA), han informado a Europa Press que no han recibido “ninguna comunicación oficial” por parte del supervisor. Desde el Banco de España se insiste en esta línea y se remarca que no ha comunicado “nada” por escrito a “ninguna” entidad en relación a imposiciones para frenar los ‘superdepósitos’.

Otras fuentes consultadas por Europa Press aseguran que estas “directrices” del Banco de España ya se han dejado sentir en el mercado, puesto que la mayoría de los bancos están ofreciendo “precios más bajos” en el interés de sus depósitos en la primera semana del año. “La nueva regulación ya está teniendo impacto”, han asegurado.

Objetivo de la medida: salvaguardar la solvencia de la banca El Banco de España persigue con estos topes a los depósitos evitar que las maltrechas cuentas de resultados de la banca se vean aún más perjudicadas con la ‘guerra del pasivo’. Estas ‘penalizaciones’ servirían así para no resentir la solvencia de las entidades a causa de luchar por captar los ahorros de los clientes.

En favor de estas limitaciones podría además jugar la tregua que se vive en los mercados financieros con el inicio del nuevo año, que está permitiendo a las entidades emitir deuda a precios más asequibles. Aprovechando la bajada de la prima de riesgo española y la rentabilidad del bono español a 10 años, varias entidades, como BBVA, Popular, Caixabank y Sabadell han emitido bonos y cédulas hipotecarias a menores costes.

 

 

http://www.expansion.com/2013/01/13/midinero/1358068839.html

 

Grecia da por concluida la quita de su deuda con una participación del 97%

Esta noticia de hoy 26 de Abril de 2012 y encontrada por el alumno Michiel Leander Tromp, de la universidad ESIC, hace énfasis a la deuda concluida de Grecia. Aun así, el ministro de Finanzas heleno cree que el país “todavía se enfrenta a grandes retos para restaurar la estabilidad y el crecimiento”.
 
Grecia dio por concluido hoy el proceso de quita de parte de su deuda (PSI, por sus siglas inglesas), tras haber logrado una participación del 96,9%, lo que borrará unos 106.000 millones de euros de sus cuentas públicas.

“Estamos extremadamente satisfechos con el resultado logrado en el canje de bonos de la PSI y extendemos nuestro agradecimiento a todos los acreedores que han respondido positivamente a nuestra invitación”, dijo hoy el ministro de Finanzas, Filippos Sajinidis, en un comunicado.

Con todo, avisó, el país “todavía se enfrenta a grandes retos para restaurar la estabilidad y el crecimiento” de la economía helena, por lo que pidió a los acreedores que mantengan “su esfuerzo y apoyo” a Grecia.

En total la oferta de reestructuración afectaba a 205.500 millones, de los más de 360.000 millones de euros a los que asciende la deuda griega.

El canje se hizo por bonos depreciados al 31,5 % de su valor más títulos europeos al 15 % de su valor, aunque mucho más seguros para la inversión que sus antecesores helenos, ya que están protegidos por la legislación británica.

El proceso se ha realizado en dos partes: por un lado, los bonos emitidos bajo soberanía griega, que suponían unos 177.000 millones de euros, y por otro, 28.500 millones de euros en títulos helenos bajo legislación británica, estadounidense, japonesa, francesa y suiza, así como una parte más pequeña en títulos emitidos por empresas estatales griegas.

Los 177.000 millones de euros fueron canjeados entre los días 8 y 12 de marzo, pues un 85 % de esos tenedores de bonos aceptaron acogerse a la quita de forma voluntaria y el resto fue también obligado a participar en el canje a través de activación de las llamadas Cláusulas de Acción Colectiva (CAC).

Sin embargo, en el caso de los bonos bajo legislación extranjera, el gobierno griego no tenía potestad para utilizar las CAC, por lo que ha debido dar más tiempo para que el número de participantes sea mayor, ampliando el plazo de su oferta en dos ocasiones.

En un principio, los tenedores de unos 20.000 millones de euros de estos bonos fuera de la legislación griega dieron su aprobación a la PSI en marzo y, desde entonces, los tenedores de sólo unos 2.000 millones de euros se han sumado al canje, por lo que finalmente el gobierno ha decidido dar por concluido el proceso.

En total, acreedores con 199.000 millones de euros en deuda griega han procedido al canje (el 96,9 % del total salido a oferta) lo que supone que el Estado griego borre de sus cuentas algo más de 106.000 millones de euros.

De todas formas, las cuentas de deuda volverán a engrosar con el nuevo préstamo de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por valor de 130.000 millones de euros que en su mayoría serán destinados a la recapitalización de las pérdidas que los bancos han sufrido debido a la quita y al pago de intereses y mantenimientos de la deuda.

Fuente: La Vanguardia

Michiel Tromp