Bankia ganó 739 millones hasta septiembre, un 1% más

bankia-kio-770.jpg

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 739 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, lo que supone un incremento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior, debido al incremento de los ingresos por comisiones y al descenso tanto de los gastos como de las dotaciones a provisiones por la mejor calidad crediticia.

En concreto, la entidad realizó provisiones por 244 millones de euros entre enero y septiembre, un 4,3% menos, según ha informado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha destacado que la entidad ha conseguido incrementar sus beneficios gracias a la buena dinámica comercial en un entorno complejo de tipos de interés. “Cada vez tenemos más clientes, más vinculados y más satisfechos que compran más productos de valor añadido, y concedemos más crédito tanto a particulares como a grandes empresas y pymes”, ha resaltado.

“Esto se complementa con una mejora constante de la calidad del balance, lo que se traduce en una menor necesidad de dotación a provisiones y en una nueva reducción de la tasa de morosidad y de los activos adjudicados”, ha afirmado.

Por ello, según ha señalado, el ratio de solvencia del banco vuelve a mejorar y se eleva por encima del 14%, lo que sitúa a la entidad “entre las entidades más capitalizadas de Europa”.

El margen de intereses alcanzó 1.467 millones de euros, un 10,1% menos que en el mismo periodo de 2016, como consecuencia de un entorno de tipos de interés en negativo que sigue afectando a la cartera hipotecaria del banco, mayoritariamente referenciada a tipos de interés variables, y al rendimiento de los bonos de la Sareb, cuya rentabilidad se ha situado próxima a cero.

Aumento de los ingresos por comisiones

Los ingresos por comisiones crecieron un 4,1%, hasta 636 millones, por el aumento del número de clientes y su mayor vinculación, que se ha reflejado en mayor medida en la generación de ingresos en los medios de pago, fondos de inversión y seguros.

El margen bruto frenó su caída hasta el 2,5% una vez que el resultado por operaciones financieras creció un 70,6%, hasta 314 millones de euros. Este incremento es consecuencia, según la entidad, de las ventas de carteras de renta fija principalmente en los dos primeros trimestres del año como anticipación a la previsible evolución de los tipos de interés.

Asimismo, la contención de los gastos de administración (descendieron un 3,1%) permitió que el ratio de eficiencia acumulada se mantuviera en el 48%, prácticamente el mismo nivel que al cierre de septiembre del año anterior, y la mejor cifra entre las grandes entidades españolas en su negocio doméstico, según la entidad.

Cae la tasa de mora al 8,8%

El saldo de riesgos dudosos se redujo un 11,2% desde el inicio de año, hasta 10.194 millones de euros, con lo que la tasa de morosidad cayó en un punto porcentual, hasta el 8,8%, mientras la tasa de cobertura quedó en el 53,8%.

Al tiempo, los activos adjudicados pasaron de 2.251 a 2.082 millones de euros, un 7,5% menos, en términos de valor neto contable, después de que se vendieran 6.115 inmuebles, un 14,6% del stock existente al inicio del año.

Comentario: Debido a un incremento de las comisiones (aumento del margen financiero hasta alcanzar un 70,6% este año) y a una reducción de gastos (ha descendido la tasa de morosidad), Bankia a conseguido incrementar un 1% sus beneficios respecto al año pasado. En parte, creo que ha sido gracias a las estrategias de marketing utilizadas y a su implicación con la fidelidad de sus clientes; han conseguido que sus clientes queden satisfechos. Este hecho y otros factores más, han conseguido elevar la solvencia de la empresa y situarla entre las entidades con más capital de Europa.

Fuente: El Economista

Las inyecciones de dinero público en la banca suman ya 55.752 millones

La reestructuración de la banca española, a falta de eventuales nuevas sorpresas, está cerrada e ya se puede iniciar a echar cuentas de cuánto ha costado. El Servicio de Estudios de La Caixa publica hoy un resumen de las actuaciones realizadas, en el que destaca que las inyecciones de capital público en las entidades han sumado 55.752 millones.

En esta cifra, se incluyen ya los 1.865 millones que se inyecterán el próximo mes en las entidades del grupo 2 (BMN, CEISS, Caja3 y Liberbank), cuyos planes de reestructuración ya han sido aprobados por Bruselas. También están los 350 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) pondrá en la ampliación de capital de la Sareb, cuando el banco malo tendrá que dar cabida a los activos tóxicos procedentes de los bancos del grupo 2.

Del total de las recapitalizaciones, 9.686 millones procedieron del llamado FROB 1, el mecanismo ideado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que, en un primer momento, prestó dinero a las entidades en dificultad mediante la adquisición de títulos que se canjearían por capital en el caso de imposibilidad de devolver el préstamo. Finalmente, todos estos préstamos se transformaron en inyecciones de capital.

Ante el empeoramiento de la crisis bancaria en España, el Gobierno de Mariano Rajoy transformó la modalidad de actuación del FROB, que pasó a llamarse FROB 2. Se inyectaron así otros 5.183 millones en tres de las cuatro entidades nacionalizadas (Catalunya Caixa; NovaCaixaGalicia y Banco de Valencia). El grueso del capital, sin embargo, ha llegado después de que el Gobierno decidiera pedir ayuda a la Unión Europea para rescatar a la banca. Así el FROB, con el dinero prestado por el MEDE, ha dado lo que debería ser el paso final para terminar la reestructuración, inyectando en los bancos otros 40.883 millones.

Pérdidas

Hasta el tercer trimestre del año pasado, Economía reconocía pérdidas de unos 14.500 por el dinero dado a los bancos con el FROB 1 y el FROB 2. Lo que queda por ver es cuánto se podrá recuperar de los casi 41.000 millones que Europa ha prestado a España para sus bancos, incluido el banco malo.

Como recuerdan los analistas de La Caixa, todo dependerá del interés de los inversores por las subastas en lñs que se volverán a privatizar las entidades. Hasta ahora, las entidades subastadas no sólo no han aportado dinero al Estado (todas han sido vendidas al precio simbólico de un euro), sino que han supuesto más gastos, por los Esquemas de Protección de Activos (EPA) que se han concedido a los compradores para protegerles de pérdidas futuras en las carteras más de riesgo de los comprados.

Los EPA de CCM, CAM y Unnim han sido sufragados por la propia banca, ya que los paga el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Este fondo, que se nutre de las aportaciones de los bancos y que debería servir para garantizar el ahorro minorista custodiado en la banca, se enfrenta a unas pérdidas esperadas de unos 10.000 millones de euros por las carteras garantizadas.

En cambio, el EPA del Banco de Valencia, adquirido por CaixaBank, lo ha asumido el FROB. En este caso, las pérdidas esperadas rondan los 600 millones.

Los avales
La recapitalización no ha sido el único modo en el que España ha ayudado a sus bancos. En la primera fase de la crisis, cuando parecía que los principales problemas se concentrasen en el ámbito de la liquidez por el cierre de los mercados mayoristas, el entonces Gobierno socialista lanzó un programa de avales para las entidades. Entre 2008 y 2011, el Estado español avaló deuda por 62.200 millones, de los que 23.000 millones aún no han vencido, según los datos del informe de La Caixa. El año pasado, se reactivó el programa de avales por un importe de deuda de 41.235 millones. En total, por lo tanto, España está avalando en este momento 64.200 millones de euros de deuda de sus bancos.

A esta cifra, hay que añadir los avales sobre la deuda que emitirá la Sareb, que se calcula en 52.100 millones.

La garantía que el Estado ha proporcionado a los bancos para que pudiesen emitir deuda no ha costado dinero al contribuyente (sólo lo haría en el caso de que éstos no cumpliesen sus compromisos). Al revés, las comisiones cobradas por estos avales han supuesto unos ingresos por comisiones de unos 1.600 millones. Las previsiones es que esta cifra engorde en otros 1.000 millones en los próximos años.

En los próximos meses, además, el Estado avalará emisiones de deuda de la Sareb por unos de 52.100 millones (4,9% del PIB)

El FMI prevé que España salga de la recesión en el 2014, con un crecimiento del 1%

Introducción

En los últimos meses se ha estado hablando de la recesión de los países Europeos y en este articulo se muestra un poco de luz en el asunto. El FMI prevé que para el 2014 el PIB de España crezca, haciendo así qie el país salga de la recesión.

Noticia

El organismo destaca los progresos de la reforma financiera española y pide prudencia con el “banco malo“.

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía española sigue enfrentando “vientos de cara” y una situación “difícil” que se traducirá en una recesión del 1,3% en el 2013.

El año siguiente, sin embargo, la economía saldrá de los números rojos para crecer un 1% del PIB y un 1,6% en el 2015. Estos vaticinios se acercan a los previstos por el Gobierno, que pronostica un crecimiento del 1,2% en el 2014 y un 1,9% en el 2015.

REFORMA BANCARIA

Además, el organismo ha dado este miércoles un espaldarazo a las medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy para reestructurar el sistema financiero español, aunque ha advertido que lo más difícil está todavía por llegar.

El organismo que preside la francesa Christine Lagarde subraya en su informe de evaluación que se han producido “importantes progresos” en la reforma financiera y, hasta ahora, se han cumplido todos los plazos. Pero también advierte de que el gran reto pasa ahora por gestionar de forma adecuada el ‘banco malo‘ e implementar los planes para reestructurar los bancos.

En su primera examen desde que el rescate a la banca española le otorgara poderes para supervisar el proceso de reestructuración bancaria junto a la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, el FMI sostiene que, aunque las condiciones del mercado han mejorado ligeramente desde el verano gracias a la intervención del BCE, el acceso a la financiación sigue siendo difícil.

RAPIDEZ

Por ello considera que es “imperativo” que el Gobierno actúe con rapidez para recapitalizar o reestructurar los bancos más débiles o, simplemente, liquidarlos cuando no haya perspectivas de su viabilidad. Al mismo tiempo insta a no repetir errores del pasado promoviendo “fusiones que no generen un valor claro”.

El Fondo cree además que el plazo establecido por el Ejecutivo para que el ‘banco malo’ al que se transferirán los activos tóxicos de las entidades nacionalizadas esté plenamente operativo antes de final de mes es “ambicioso”. Por lo tanto, opina que “será importante” una buena gestión de los activos transferidos, acompañada de incentivos para maximizar su valor.

El informe describe un sector bancario cada vez más polarizado, con importantes diferencias a la hora de capear los riesgos entre los bancos más grandes, diversificados y con proyección internacional y las entidades que operan fundamentalmente en el contexto español.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/economia/fmi-preve-espana-salga-recesion-2014-2260971

 

Conclusión

Actualmente, la economía Española está pasando por momentos difíciles, pero según lo que el FMI prevé que a partir de 2014 el PIB subirá, lentamente. Esto es una buena noticia para nuestra economía. Hay que tener en cuenta la reforma bancaria que ha llevado a cabo el gobierno y lo que todavía tienen que reformar, entre lo que se incluye la reforma fiscal. A nuestro favor, juega que hemos cumplido todos los plazos y la mejora des de la intervención del Banco Central Europeo.

Además, es muy importante que las próximas reformas y modificaciones se han de hacer con rapidez y sobretodo no fijarse en los errores anteriores.

Des de mi punto de vista, ha habido mucha libertad para los bancos y esto ha hecho

Cuando no existe crecimiento, y además hay inflación, se dice que hay estanflación. Si la recesión se prolonga por mucho tiempo se le llama depresión.

Fitch: la banca española necesita más provisiones y habrá “muchas fusiones”

La agencia de ráting Fitch ha advertido de que la banca española podría necesitar más provisiones y pronosticó “muchas fusiones” bancarias si las entidades quieren cumplir con los requisitos del Gobierno.

En un informe, la agencia señala que “la banca española afronta desafíos significativos”, como el cumplimiento de unos requisitos de capital más estrictos, la necesidad de recuperar la confianza de los inversores y nuevos deterioros de créditos a pymes e hipotecas, que, según la firma “podrían hacer necesarias más provisiones”. El último plan del ministro de Economía Luis de Guindos fuerza a las entidades a reforzarse con 52.000 millones de euros en provisiones.

Esto conllevará nuevas fusiones bancarias, además de las cerradas recientemente (BBVA+Unnim yUnicaja-Caja España Duero) y la que está ya encarrilada (La Caixa + Banca Cívica). “Los estrictos requisitos [de capital] y el corto plazo de implementación crean un gran incentivo para más consolidación y muchos de los bancos van a necesitar fusionarse”, asegura Fitch, que apunta especialmente a aquellos que han recibido ayudas del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria).

Los precios de la vivienda


Fitch señala que el “pronunciado declive” en los precios de la vivienda -que según cifras del INE citadas por la agencia calificadora alcanzó una media del 11,2 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado, el peor dato desde el primer trimestre de 2007- pone de relieve la “necesidad de provisiones más duras” para el sector bancario en relación con sus activos inmobiliarios lo que, a su vez, garantizará una mayor transparencia en sus hojas de resultados.

“Los requisitos de aprovisionamientos más estrictos que se aprobaron en febrero presionarán aún más las cuentas de resultados de los bancos y sus niveles de capital, pero vemos estas medidas como un paso necesario y creemos que la mayor parte de los grandes bancos serán capaces de absorber los nuevos requerimientos sin problemas”, apostilla la entidad.

Fuente: Expansión

El problema de España sigue estando en la Banca

Desde que el nuevo Gobierno asumió su mandato, con el respaldo de una mayoría absoluta, las medidas de restricción económicas no han dejado de parar. Sabemos que en general hay en las administraciones públicas bastante espacio para recortar, pero de ahí a recortar los servicios sociales va un gran trecho. Sin embargo, los temas más candentes no se están abordando aún. Uno de ellos es la cantidad de activos tóxicos que tiene la Banca Española.

Hoy, en una entrevista publicada por el diario británico Financial Times Luis de Guindos se muestra reacio a crear un banco malo que agrupe los activos tóxicos de las entidades financieras. En su lugar, prefiere que los bancos incrementen sus provisiones, en un máximo de 50.000 millones de euros, para acercar el valor contable de sus activos inmobiliarios dudosos al importe real.

La cifra mencionada por el titular de Economía es superior a la horquilla entre 20.000 y 40.000 millones de euros que había señalado en el mes de octubre.

De Guindos ha afirmado que es “esencial” que los bancos sanen sus balances sin que esto suponga una carga para el Tesoro y ha defendido que debería producirse una nueva ronda de fusiones entre las cajas de ahorros.

El titular de Economía y Competitividad afirmó el martes que la reforma del sistema financiero no será aprobada en el consejo de ministros de éste jueves pero que será adoptada en las próximas semanas.

Según el Banco de España las entidades han aprovisionado desde el comienzo de la reestructuración 105.000 millones de euros. La banca española acumula 176.000 millones de euros en activos inmobiliarios problemáticos según datos del supervisor.

De Guindos ha avanzado además que en marzo habrá una nueva ley para controlar el déficit de las comunidades autónomas y que será la encargada de establecer “estrictos instrumentos de control” sobre las autonomías. “Tendremos controles a priori, de modo que antes de aprobar los presupuestos, los gobiernos regionales necesitarán la ‘luz verde’ del Ejecutivo central”, ha declarado.

El economista confía que las medidas y las reformas anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy sirvan para elevar la confianza de los mercados en España, ya que “no podemos darnos el lujo de ir al mercado” y decir que España no va a aplicar una campaña ortodoxa en políticas fiscales.

“Esto es algo que sería muy perjudicial para la percepción de la economía española y muy perjudicial para la moneda única”, subraya De Guindos.

En lo que respecta al paro, el ministro de Economía y Competitividad considera que en España, la caída del PIB durante la crisis era normal, pero ningún otro país, ni siquiera los rescatados, sufrió un deterioro del mercado laboral” de tal magnitud.

Así, a pesar de destacar que el elevado paro en España tiene “mucho que ver con la construcción”, donde el ajuste ya se ha producido, apunta también a “la capacidad de las empresas para adaptarse a las condiciones”.

Fuente: Diario Cinco Días