Facebook y Netflix quieren entrar al auto autónomo

Gracias al automóvil autónomo, los consumidores tienen más tiempo para que los fabricantes de automóviles luchen con Facebook y Co. La ventaja la tienen las compañías tecnológicas.

img_smoreno_20160623-163735_imagenes_lv_terceros_cocheauto-kgoE-U423381358404l5H-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

“¿Quién quiere ver Renault, Toyota o Volkswagen TV?”, Pregunta el experto de HSG. Los pasajeros querrían Netflix o Facebook en el vehículo y navegar por Internet a través de Google.

Los fabricantes quieren compartir Netflix and Co.

El mercado del entretenimiento ya está distribuido entre las empresas. Lo único que les queda a los fabricantes de automóviles es construir una especie de puerta virtual en el vehículo que les permita recolectar una parte de proveedores como Netflix para la provisión de servicios.

Pero eso también debería ser difícil. Después de todo, el automóvil no necesita acceso a Facebook y Co. “Ya puedo llevar mi teléfono inteligente hoy, el fabricante no puede hacer nada al respecto”, dice Andreas Herrmann, Profesor de Administración de Empresas de la Universidad de St. Gallen (HSG). El experto no ve ninguna posibilidad de que la oferta inteligente del automóvil sea mejor que el teléfono inteligente en sí.

Falta la experiencia

Los fabricantes de automóviles también tienen la desventaja de que no tienen experiencia con productos de entretenimiento. Empresas como Netflix, que ya están especializadas en esto, tendrían una ventaja casi insuperable aquí y, por lo tanto, pueden beneficiarse mucho mejor del nuevo capital a cause del horario de los ocupantes del vehículo.

Algunos fabricantes de vehículos trabajan junto con las compañías tecnológicas en ciertas áreas. Por ejemplo, los sistemas de muchos fabricantes de automóviles, incluidos BMW, Ford y Volvo, son compatibles con servicios como Spotify. Los fabricantes se benefician cuando los clientes usan el plan de datos del fabricante.

Editado por Laura Almengot a partir de 20min.ch

Anuncios

LA COMPAÑÍA GEELY APUESTA POR LA INNOVACIÓN DE DAIMLER AG

La industria del automóvil esta dando un gran cambio tecnológico y Li Shufu quiere desempeñar un papel activo en el movimiento.

El fundador y presidente de Zhejiang Geely Holding Group Co. se ha convertido en el principal accionista de Daimler AG, la compañía alemana que tienes sus raíces en Benz y tiene un gran poder de innovación como el primer automóvil diésel. La inversión realizada por este hombre ha sido de unos 7.500.000 € (unos 9.000.000$) y ha sido la inversión mas grande en la historia realizada por un compañía china al extranjero.

La maniobra del fotógrafo convertido en millonario viene impulsada por la gran tendencia que los vehículos propulsados por baterías y automóviles autónomos tienen en la actualidad y la potencia que son en el futuro, convirtiéndose en el centro de atención en el mundo automovilístico. Las compañías como Google o Apple Inc. están intentando entrar en el mundo por los sectores de fabricación que pueden para estar en el mercado, estos añaden que para sobrevivir, los fabricantes tradicionales ya no son capaces de hacerlo solos.

“Los competidores que están desafiando a la industria mundial del automóvil en el siglo XXI tecnológicamente no son parte de la industria automotriz actual”, dijo Li en un comunicado. “Para tener éxito y aprovechar la tecnología de las tierras altas, uno debe tener amigos, socios y alianzas y adaptar una nueva forma de pensar en términos de compartir y fortaleza unida “.

Esto nos introducirá en la unión o asociación de muchas empresas dentro del mercado automovilístico y del tecnológico. En la actualidad el mercado automovilístico (eléctrico) de China ha superado al de los E.E.U.U. gracias a su gobierno que impulsa a las empresas a ir al extranjero a estudiar las tecnologías clave y el acceso a los recursos para asegurar sus pasos y no ir hacia atrás.

El aumento de las ventas de los vehículos autónomos chinos está haciendo duplicar las ganancias de Geely Automobile Holdings Ltd. Eso debería ayudar a Li a invertir dinero en el emergente mundo de los automóviles propulsados ​​por baterías y las nuevas tecnologías. Geely, que es el mayor fabricante de automóviles privado de China por ventas, no tiene ningún fabricante de automóviles extranjero como socio. Los socios chinos de Daimler incluyen a BAIC Motor Corp. y BYD Co., respaldado por Warren Buffett, y ambos compiten con Geely.

El próximo plan de BAIC y DAIMLER es hacer una inversión de $1.900 millones para introducir sus productos en la creciente demanda de estos en China.

Esto indica en resumen el nuevo mercado que va a ser revolucionario en todo el mundo, los buenos inversores están aprovechando y están invirtiendo en estos productos.Captura de pantalla 2018-02-25 a les 23.29.08

FUENTE: Roger Omella desde

 

 

Los gigantes del automóvil alemanes de nuevo bajo la lupa de la UE

VW-Grupo-1132x509

La comisión Europea ha ampliado a Daimler y Volkswagen las inspecciones que realizó la semana pasada en los cuarteles generales de BMW.

Todo por un presunto caso de cártel empresarial en el que los principales fabricantes de automóviles alemanes habrían estando pactando tecnologías, costes y proveedores desde los años 90.

El Ejecutivo comunitario confirmó ayer que sus inspectores, en colaboración con os de la autoridad alemana de Competencia, habían acudido a la sede de varias empresas del sector.

Der Spiegel publicó en julio que los fabricantes BMW, Daimeler, VW, Porsche y Audi han mantenido reuniones secretas desde 1990 para fijar costes y proveedores de tecnología. Según la revista alemana, habían grupos de trabajo por área.

Daimler, BMW y VW ya han sido sancionados por la Comisión por cártel en el mercado de fabricación de camiones con otros tres fabricantes europeos. Entre los seis pagaron 3.800 millones de euros de multa.

Elaboración propia a partir de Expansión.com

El PIVE deja a las arcas públicas cuatro veces el dinero invertido

El Plan PIVE es un rotundo éxito”, declaró ayer ante la prensa sin ambages Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la patronal española de fabricantes de automóviles Anfac. Llevan meses avanzando que la iniciativa era extremadamente positiva en cuanto a revitalización de un sector con ventas en caída libre y asegurando que también era beneficioso para las arcas públicas pero hasta ayer no decidieron demostrarlo en cifras.

Según los datos de Anfac Research, el Estado ha ingresado 296 millones vía recaudación fiscal relativa al automóvil, casi cuatro veces más de lo que presupuestó en concepto de ayudas a la compra de vehículos eficientes. La cantidad que ha destinado el Gobierno a este plan a través del IDAE, organismo vinculado al ministerio de Agricultura Medio Ambiente, ha sido de 75 millones. Estaba previsto que el plan de incentivos durara hasta mayo pero su presupuesto se agotó el pasado 10 de enero, 59 días después de su puesta en marcha.

De los 75.000 vehículos vendidos en el marco de esta iniciativa, un tercio de estos, alrededor de 25.000, son “demanda adicional”, afirman desde Anfac, es decir, que no se hubieran vendido de no existir este plan. En el periodo entre octubre de 2011 y enero de 2012, se vendieron en España 167.000 vehículos. Entre octubre de 2012 y enero de 2013, el periodo de impacto del PIVE, se han matriculado 192.400 unidades. Implica un crecimiento de la demanda de un 15%.

El impacto económico completo asciende a 930 millones de euros, según sus cálculos, derivados de los efectos directos, indirectos e inducidos de estas mayores compras. Las fábricas españolas han sacado al mercado 26.000 unidades más gracias al PIVE, aseguró Aranzazu Mur, directora del departamento económico de Anfac. Además, se han preservado 4.500 empleos, de los que alrededor de un 30% serían de nueva creación en distintas áreas del sector. Armero puntualizó que el PIVE ha permitido que se suspendan procesos de expedientes temporales de regulación de empleo, que estaban en marcha y no han tenido que aplicarse de momento.

Anfac y el resto de las asociaciones del sector, como son la patronal de concesionarios Faconauto, la de vendedores Ganvam y la de importadores Aniacam, han pedido al Gobierno y a sus interlocutores en el ministerio de Industria que prorroguen esta iniciativa o que pongan en marcha otro sistema de este tipo. En el Foro Cinco Días celebrado el martes, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ya avanzó que el interés del Gobierno es mantener de algún modo estas ayudas a la compra. “Yo creo que habrá prórroga pero no lo puedo afirmar con rotundidad”, apuntó el ministro. Soria también adelantó que podría tener una dotación presupuestaria “mayor” que la de este plan y que estarían estudiando ampliar los incentivos a otro tipo de vehículos, no sólo los turismos. Desde el sector, se especula con una dotación de 100 millones de euros y que se aprobará una pieza separada para vehículos comerciales de hasta 3,5 toneladas de peso.

“Sabemos que el Gobierno está trabajando en ello, aunque no tenemos más noticias al respecto”, puntualizó el vicepresidente de Anfac. Armero subrayó que lo que España necesita son ideas “productivas y útiles” como el Plan PIVE y que también desde Bruselas se fomentan los planes de ayuda.

índice

 

Desde mi punto de vista el Plan PIVE debería permanecer durante más tiempo, ya que el sector automovilístico es uno de los más importantes. Así pues, se debe intenar reactivar este sector tan importante para la economía española.

 

Fuente: www.cincodias.com (23.01.2013)

La caída en las reparaciones de coches agrava la crisis de los concesionarios

El departamento refugio contra la crisis en el sector de la distribución del automóvil cada vez lo es menos. La aportación del segmento de posventa (recambio y taller) a la rentabilidad de las redes oficiales de distribución se ha reducido en diez puntos porcentuales en un año, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparaciones y Recambios (Ganvam). Ha pasado de representar un 69% de los márgenes de los concesionarios en el periodo de los nueve primeros meses de 2011 a un 59% en el mismo periodo.

índice

Esta caída viene directamente provocada por los cambios de comportamiento en los conductores. En un año, las visitas a los talleres han caído entre un 20% y un 25% y el volumen de las reparaciones ha ido en descenso en los últimos años, hasta acumular un 18% menos de operaciones de reparación en cuatro años. En 2011 cayeron un 4,9% y en 2012, un 4,4%, según el estudio Evolución de la posventa en crisis, elaborado por la consultora Audatex, experta en servicios de valoración de siniestros.

Según Audatex, el desplome de las matriculaciones, en más de un 50% desde el comienzo de la crisis, unido al alargamiento de la vida útil de los vehículos ha favorecido “sobremanera el envejecimiento del parque automovilístico”, lo que ha incidido negativamente sobre la actividad de posventa. Según sus datos, el 59% de las reparaciones se realizan en vehículos con una antigüedad inferior a cinco años, modelos que además, son los que más beneficio dejan en los talleres.

Otro de los factores que influye en la caída de las operaciones de taller es la rebaja de las coberturas de las pólizas de auto, según la misma consultora. La contratación de menores coberturas ha afectado principalmente a la actividad de carrocería, cuyas reparaciones no son tan imprescindibles como las de mecánica. En la actualidad, el área de chapa y pintura reporta a los talleres el 46% de los ingresos, lo que en 2012 supuso unos 5.700 millones de euros frente a los más de 12.000 millones que factura el mercado de las posventa.

Apuntalar el sector

Desde Ganvam, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 empresas de compraventa de vehículos, es necesario apuntalar este segmento de negocio que es “el gran salvavidas de los concesionarios”, aseguró a Cinco Días Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam. Para la asociación, es prioritario “acabar con la competencia desleal”.

Durante la crisis económica han proliferado los talleres clandestinos, “gente que, siendo mecánicos o sin serlo, realiza reparaciones en la calle o en un descampado, sin la maquinaria o herramientas necesarias y sin la calidad imprescindible”, detallan en la asociación. Según sus datos, “alrededor de un 17% de las operaciones de reparación y mantenimiento de los vehículos realizados en 2012 se han efectuado en talleres ilegales, llegando a suponer un 30% en algunos puntos de la geografía española”.

Además, el sector de la distribución aboga por una “liberalización efectiva de las ITV”. Según explica Sánchez Torres, “como las competencias de autorización y concesión de este servicio están transferidas a las comunidades autónomas, hay una gran dispersión de normas, diferentes por región”. El sector propone que “los talleres y servicios oficiales que cumplan con los requisitos realicen también este examen”, apoyados por inspecciones periciales aleatorias.

Fuente: www.cincodias.com (21.01.2013)