Nueva York culpa a Airbnb de la subida del precio de los alquileres

  • Entre 2009 y 2016 los precios se elevaron un 9,2% por culpa de Airbnb.
  • Los precios en un barrio suben un 1,58% por cada 1% de pisos en Airbnb.

Nueva York culpa directamente a Airbnb de una parte importante de la subida del precio de los alquileres en la ciudad entre 2009 y 2016. En dicho periodo, los precios se elevaron un 25% de media en la ciudad, y el 9,2% se debe exclusivamente a la presencia de la plataforma de alojamiento, según un informe elaborado por Scott Stringer, auditor electo de la ciudad de Nueva York.

Los inquilinos de la ciudad pagaban 616 millones de dólares más en 2016 que en 2009 por culpa de Airbnb.

“Airbnb ha crecido exponencialmente a expensas de los ciudadanos, que se enfrentan al aumento de los alquileres y al riesgo de ser expulsados de las comunidades que ayudaron a construir”, advierte Stringer. “Si queremos preservar el carácter de nuestros vecindarios y expandir la clase media, tenemos que poner a las personas por delante de los beneficios; es así de simple”, dice.

anti-airbnb-new-york-rally-e1477081635909

Influencia por barrios

Entre los años 2009 y 2016 la presencia de pisos en Airbnb pasó de 1.00 a más de 40.000, con un pico de 43.144 en 2015. La presencia de pisos en Airbnb no se reparte de manera igualitaria por toda la ciudad, sino que se concentra especialmente en algunos barrios.

La presencia de Airbnb suponía en 2016 el 4,1% de las unidades residenciales del barrio de Chelsea, Clinton y el distrito financiero y los precios en esos barrios subió un 21,6%. Y un 4,6% de los pisos en Greenpoint y Williamsburg también estaban en Airbnb y sus precios también se han incrementado bastante. En estos barrios, el precio del alquiler subió de media entre 398 y 488 dólares, de los cuales entre 86 y 105 dólares son culpa de Airbnb.

Los barrios más perjudicados por la presencia de la plataforma y donde los precios de alquiler subieron bastante son:

1. Greenpoint y Williamsburg – 62,6% (659 dólares al mes)

2. Bedford-Stuyvesant – 47,2% (407 dólares al mes)

3. Bushwick – 39,5% (369 dólares al mes)

4. Murray Hill, Gramercy y Stuyvesant Town – 25,9% (488 dólares al mes)

5. Chelsea, Clinton y el centro del distrito de negocios – 23,4% de (398 dólares al mes)

6. Chinatown y el Lower East Side – 23% (242 dólares al mes)

7. Battery Park City, Greenwich Village y Soho – 21,4% (411 dólares al mes)

En este sentido, el auditor calcula que por cada 1% de viviendas de un barrio que aparecen en Airbnb los precios del alquiler se elevan un 1,58%.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Economista

Anuncios

Los hoteleros reclaman al Gobierno un blindaje legal ante Airbnb como el otorgado a los taxis frente a Uber

1200px-14-08-05-barcelona-RalfR-001

«El mantra del sector turístico contra la oferta ilegal de alojamientos está tomando impulso tras el reciente blindaje del sector del taxi frente a las VTC mediante Real decreto ley. En boca del vicepresidente del lobby turístico Exceltur, «es un momento clave para que el Gobierno tome medidas».

Unas 100.000 familias viven del sector de los taxis que actualmente el Ministerio de Fomento ha protegido, en función de un interés para los usuarios, y con la finalidad de detener los desequilibrios locales y favorecer su coexistencia armónica con los vehículos de transporte con conductor.

Zoreda, que tiene una asociación integra con las mayores marcas hoteleras (Meliá, Iberostar, NHHoteles, Riu o Hotusa), dice que: “Si se sientan precedentes en el transporte podemos esperar que se actúe de manera similar en el alquiler turístico: adelantamos hace casi cuatro años que la oferta ilegal de pisos turísticos era el principal riesgo del sector turístico español; hay que evitar que el impacto y las externalidades que genera afecten al modelo turístico español”.

Ramón Estalella que es el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, dice que sería su deseo que Fomento haga una legislación nacional pero que dentro del Partido Popular no hay ninguna intención en hacerlo.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital apoya que las características de cada destino turístico son completamente diferentes lo que demuestra que las competencias son autonómicas. Y también el Ministerio dice que se están tomando medidas fiscales y de seguridad para controlar más el sector hotelero.

A pesar de todo, Exceltur reclama una actuación a nivel de país y una regulación que ponga todo el sector en orden y que lo haga más seguro. Además piden a Hacienda datos para evitar la impunidad fiscal de las plataformas y los requisitos de información sobre los huéspedes que estas viviendas deben facilitar a Interior.  Pero aún no habiendo una legislación nacional, Estalella destaca que estas decisiones suponen que se empiece a tratar a las plataformas que publicitan los pisos turísticos como una actividad económica.

Para Zoreda ha quedado claro, a través de decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declaró a Uber empresa de transportes, que las plataformas «no son simples tablones de anuncios». «Es insólito y grotesco que una institución como la Comisión Nacional los Mercados y la Competencia (CNMC) esté propiciando que las plataformas se salven de esto», dice el responsable del lobby turístico en relación a las objeciones del organismo. Aunque aún no hay impugnación oficial en los tribunales, Competencia estima que esta petición de datos, que se hace también a las pymes, es desproporcionada y limita la competencia de las plataformas.

«Al margen de que paguen impuestos, la oferta ilegal de pisos turísticos está provocando el alza del precio del alquiler, la expulsión de los vecinos o la banalización de los barrios». Gentrificación, turistificación y, por ende, turismofobia. Y esa parte es la «que Fomento ha tenido en cuenta para tomar su decisión regulatoria», considera.

«Los hoteleros no es que no queramos que haya viviendas turísticas», afirma Estalella. De hecho, destaca que pueden ser muy beneficiosas para el reparto del turismo sobre todo en determinadas zonas. «Lo que no queremos es que las haya sin regular y sin límites».

En la guerra entre los taxis y las VTC, el Gobierno ha recurrido a la necesidad de la seguridad jurídica que actualmente también es inexistente en los pisos turísticos. Los hoteleros están luchando para que se aplique una normativa nacional que genere seguridad jurídica en este sector. Estalella dice que “En España hay diferentes normativas para los diferentes alojamientos regulados” y continua diciendo “que se puede crear otra normativa para este tipo de viviendas turísticas”, que matiza que no son los apartamentos regulados.

La secretaría de Agenda Digital, opina Exceltur, «tiene competencias para responsabilizar a las plataformas de lo que suben y que cumplan las legislaciones autonómicas». Comenta, además, Zoreda que «las CCAA se están viendo superadas por el incumplimiento permanente de la legislación por parte de estas plataformas, que se amparan en resquicios jurídicos». «Necesitan tutela», y ahora cree que «sería el momento ideal para que Turismo convocara una reunión con las CCAA.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Mundo.

 

 

 

Nuevo impuesto provisional para las grandes empresas tecnologicas

Logotipos de Messenger Kids y Facebook

Bruselas propone un nuevo impuesto provisional para las empresas  del 3%  a las gigantes de Internet, ya que, las grandes  tecnológicas y los modelos de negocio  avanzan y cambian  a una rapidez en que el marco legal no sigue su mismo ritmo.

La economía digital ha disparado las oportunidades de negocios y a su vez esta absorbiendo el pequeño comercio, pero también ha abierto una brecha en las haciendas europeas que ven como las grandes empresas y plataformas que operan en internet pagan cantidades ridículas en impuestos porque los sistemas tributarios no están preparados

Como por ejemplo:

El hecho de que una empresa sin presencia física en un país puede generar millones de euros de beneficios pero no tenga que tributar por ello; almenos hasta ahora.

Lo que quieren conseguir con esto es recaudar provisionalmente 5.000 millones de euros anuales y una reforma en profundidad del Impuesto de Sociedades para que las firmas paguen aunque no tengan presencia física. I  que los beneficios sean registrados y gravados donde las empresas tienen una interacción significativa con los usuarios a través de canales digitales.

“En la mente de Bruselas están gigantes como Facebook, Google o Instagram pero también plataformas como Uber, Booking o Airbnb que han conseguido crecer a un ritmo del 14% frente al 0,2% de las empresas tradicionales. El problema, alega la Comisión, es que las primeras están sometidas a una presión fiscal del 9,5% frente al 23,2% de los negocios clásicos”

Aunque también se aplicara la  tasa se  a las multinacionales con un volumen de negocio mundial consolidado superior a los 750 millones de euros o una cifra de negocio de 50 millones.

Elaborado por Lluïsa Vinaixa a partir de El periodico