Los aeropuertos españoles crecieron en febrero hasta los 14 millones de viajeros

Cuales-son-tus-derechos-como-pasajero-aereo-1440x810

  • En los dos primeros meses de 2017 el tráfico de pasajeros se ha incrementado un 7,5%, hasta los 28 millones de personas

Los aeropuertos en la red Aena registraron alrededor de 14 millones de pasajeros durante el  mes de febrero, y a pesar de que este fuera un año bisiesto supone un incremento del 5,1% respecto al año pasado.

En la totalidad de 2017 recorrida se ha registrado la cifra de 28.244.957 de pasajeros llevando esto a un crecimiento del 7,5%.

El aeropuerto de la red española de transporte aéreo que con un registro de pasajeros más elevado durante el es de febrero fue el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con 3.584.447, con un incremento del 3,5% respecto el año anterior. Mientras que el de Barcelona-El Prat es el segundo aeropuerto de la red de Aena en número de viajeros con 2.801.585, un 4,8% más, este aeropuerto ha recibido un fuerte impulso gracias a los vuelos internacionales que han sufrido un gran aumento en el aeropuerto catalan.

El número de operaciones y el transporte de mercancías también mejoraron sus cifras.

Tras El Prat, en febrero le siguieron el aeropuerto de Gran Canaria, con 1.050.741 de personas, un 1,3% más; Tenerife Sur, con 920.202 de viajeros, un 5,9%; Málaga-Costa del Sol, con 914.921 de pasajeros, un 15,1% de incremento y Palma de Mallorca, con 720.486 personas, un 1,6 % más.

Por otro lado, el número de operaciones y el transporte de mercancías también mejoraron sus cifras durante el último mes. Así como los movimientos de aviones en los aeropuertos, que alcanzaron la cifra de 131.019, un 2,5% más que en el mismo mes del año anterior.

Fuente: Elaboración propia a partir de La Vanguardia

 

 

 

 

Anuncios

Aena rompe la barrera de los 1.000 millones de beneficios en 2016

aeropuerto-Prat-joyas-corona-AENA_626047394_602624_1020x574.jpg

Aena ha cerrado un 2016 de récord. El gestor aeroportuario ha marcado un nuevo hito al romper la barrera de los 1.000 millones de beneficios y superar los 230 millones de pasajeros gracias al petróleo barato y a la crisis política del Norte de África. Aena propondrá un dividendo de 3,83 euros brutos por acción con cargo a 2016, un 41% más.

En concreto, la firma que preside Jose Manuel Vargas ha ganado 1.164 millones de euros, un 39,7% más que en 2015 al tiempo que sus ingresos totales subían un 7,2% hasta los 3.772,5 millones de euros a pesar de la bajada de tasas del 1,8% aprobada el marzo pasado. Así, tras la fuerte mejora de los beneficios se encuentra el alza de pasajeros, la reducción de la deuda y la reversión de la provisión de expropiaciones. Excluyendo la reversión extraordinaria de provisiones por expropiaciones, el crecimiento del beneficio es del 21,2%.

En esta línea, los ingresos aeronáuticos o regulados, los que vienen de las tasas, han subido un 7,2% a los 2.502 millones mientras que los ingresos comerciales se han disparado un 10,5% hasta los 939,8 millones.

CONCLUSIÓN

En esta noticia vemos como los beneficios de Aena han aumentado exponencialmente este último año 2016, gracias, en parte, a la bajada de los precios del petróleo y a la crisis del norte de África. Los beneficios han llegado a alcanzar la cifra de los 1.164 milones de euros. Por lo que al futuro se refiere, Aena pretende seguir generando ingresos a través de la incentivación de las tiendas Duty Free y a las remodelaciones de los aeropuertos.

Además de estos factores, Aena ha llevado a cabo una política de contención de costes y reducción de deuda que le ha supuesto que, a pesar del mayor número de actividad, los costes sólo han aumentado un 1,7%, mientras que los gastos financieros se han reducido un 21,5%.

El Economista

El Estado ingresará 207 millones gracias al primer dividendo de Aena #entornoeconomico

graficoIntradia_v3.php

Volumen:

graficoIntradia_v3.php

El Consejo de Administración de Aena ha acordado proponer por primera vez a la Junta General Ordinaria de Accionistas la distribución de un dividendo de 2,71 euros por acción, en base a un pay out (porcentaje del beneficio que se destina a retribuir al accionista) del 50%.

De este modo, el Estado ingresará 207 millones de euros gracias al cobro del dividendo en base a una participación del 51% sobre el gestor aeroportuario -ver gráfico-.

El beneficio neto de Aena se situó en 833 millones de euros, lo que representa un incremento del 74,2% con respecto a 2014. El consenso de mercado recogido por Bloomberg esperaba 777 millones de euros, con lo que estas cifras han sorprendido al mercado positivamente quedando un 7% por encima de las estimaciones.

Su beneficio crecerá un 32% hasta 2019

Aena mantendrá la tendencia al alza en sus cuentas de cara a los próximos ejercicios, a tenor del aumento del 80% de su beneficio a cierre de 2015 respecto al año anterior.

Así, el consenso de mercado estima que el gestor aeroportuario ganará 843 millones de euros a cierre de este ejercicio hasta batir los 1.000 millones de euros en 2019. Esto supone incrementar sus ganancias un 32% de 2015 a 2019, con crecimientos interanuales que irán entre el 5% y el 7% sucesivamente.

Un año en bolsa

El 11 de febrero de 2015 el gestor aeroportuario daba su salto al parqué de la bolsa española a 58 euros por acción, una cifra que tanto expertos como la propia compañía consideraban que se había situado en la parta alta del rango. A día de hoy, su revalorización alcanza el 77 % gracias a lo cual se ha hecho paulatinamente con el favor de los analistas.

Y es que, después de un año en el mercado, ha sido este año cuando los expertos han retirado su recomendación de venta -que mantenía desde el primer día- para pasar a mantener en tanto que sus acciones se encuentran prácticamente al mismo nivel que el precio objetivo que marca el consenso de mercado recogido por FactSet.

Este martes los inversores han recibido con tímidas ventas la presentación de resultados. Los títulos cotizan con una caída de medio punto porcentual, hasta los 104,75 euros.

accionariado-de-aena

Conclusión:

AENA ha obtenido beneficios al alza gracias a la distribución de un dividiendo de 2,71 euros por acción valor el cual se aumentara en un 50% gracias a su aparición en bolsa y su primer año cerrado con beneficios los cuales superan por mucho las expectativas de la empresa. Los títulos actualmente se cotizan a 107 euros aprox. y se espera que los beneficios sigan a alza gracias al dividiendo vendido y altamente cotizado en el mercado de valores como se puede observar en el gráfico proporcionado anteriormente dónde se proporciona el capital de la compañía.

Fuente: elEconomista.es

Noticia realizado por Oriol Castellà a través de la fuente.

AENA, privada pero pública

aeropuerto-barcelona

Al contrario que Reino Unido o Portugal, que vendieron la totalidad de sus empresas de aeropuertos —BAA a Ferrovial y ANA a la francesa Vinci—, el Gobierno español ha optado por un modelo de privatización para AENA que le permitirá hacer caja y mantener el control de la compañía. Según el dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones, el Estado venderá el 60% de la operadora en dos tramos: en el primero colocará el 30% del capital entre tres y cinco inversores, y en el segundo sacará a Bolsa el restante 30%. El Estado seguirá siendo, pues, el primer accionista, con el 40% del capital y, dada la dispersión del free float en Bolsa y el reparto entre varios accionistas financieros, también el dominante. “Dado que han optado por inversores financieros, y no industriales” opina Javier Gándara, consejero delegado de Easyjet, “la empresa seguirá gestionada por los mismos, los equipos de AENA que la han dirigido hasta ahora”.

Estamos, subraya Javier Gándara “ante una desinversión parcial para conseguir recursos, atípica en Europa”. La operación está diseñada para obtener unos ingresos en torno a los 9.000 millones de euros en el caso de que Fomento logre convencer a los fondos a los que invitará a presentarse a la puja y a los inversores que vayan a la OPV de que AENA vale los 15.000 millones de euros en los que la evalúa estos días. Esta estrategia ha alejado de la puja a los posibles socios industriales interesados, como Ferrovial o Abertis, interesados únicamente en una operación en la que pudieran gestionar AENA. ¿Cuál es la razón de que el Gobierno haya optado por este formato? En el sector apuntan al fuerte endeudamiento de la compañía (12.000 millones de euros), derivado de la puesta al día de aeropuertos como Barajas o El Prat, como una de las razones, ya que este sistema de asociación con los inversores le resultaría más rentable al Estado que la venta pura y dura. Otra explicación es que la venta total de AENA a un inversor industrial resultaría muy difícil teniendo en cuenta que se pretenden mantener todos los aeropuertos no rentables, más de veinte de un total de 46. “Una empresa privada, dueña de AENA querría decidir el cierre de los aeropuertos no rentables”, explican en el sector.

Y eso sería un trauma. “Ha bastado simplemente una reciente decisión de AENA de reducir los horarios de servicio en algunos aeropuertos para desatar la polémica en las zonas afectadas”, dice una fuente del sector. El transporte aéreo, la hotelería o las agencias de viajes llevan tiempo exigiendo el cierre de esos aeropuertos, a los que culpan de la necesidad de subir las tasas. Sin resultado. Creen, además, que no es creíble el argumento del Gobierno para mantener la unidad de red en AENA, que sería facilitar la coordinación de todos los aeropuertos. “El que no haya red no impide la coordinación entre aeropuertos”, asegura Juan Carlos Lozano, dirigente del SEPLA. “En Reino Unido, los aeropuertos pertenecen a empresas distintas y no hay problema”. Juan Luis Burgué, gerente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), opina que “el objetivo de mantener esa red unificada es que los aeropuertos rentables financien a los que no tienen tráfico y pierden dinero, algo que no se justifica desde el punto de vista empresarial”.

Ante la imposibilidad de limpiar la empresa de unos activos que son un lastre para su valoración, la compañía ha desarrollado, ante la privatización, una estrategia de embellecimiento basada en la reducción de gastos operativos, el aumento de los ingresos comerciales, la racionalización de las inversiones, el aumento de las tarifas y la expansión internacional, medidas todas ellas que, según AENA, han tenido efectos positivos. “Han permitido una elevación del ebitda desde los 869 millones de euros de 2011 a los 1.491 millones previstos para 2013”, dicen en la empresa. Pero la subida de tasas, enfocada a mejorar los ratios de rentabilidad, ha resultado todo menos pacífica y ha levantado ampollas en los sectores de los viajes y el turismo. Pese a ello, Rafael Gallego, presidente de CEAV, la patronal de las agencias de viajes, no cree que las tasas estén en el origen de la caída del tráfico aéreo. “Pese a que subieron un ciento por ciento el año pasado”, argumenta, “no creo que eso disuada a la gente de viajar: solo suponen el 6% del coste operativo de un viaje, comparado con el 38% del combustible”. En su opinión, la caída tiene más que ver con la crisis y las nuevas líneas de AVE.

Mientras, los sindicatos rechazan los planes de privatización. “La venta de AENA”, dice Francisco Fernández, responsable de CC OO en la compañía, “llevará a la pérdida de la cultura de servicio que debe tener una empresa como esta, sustituida por la búsqueda del dividendo”. Marta López Pinilla, de USO, opina que “los aeropuertos no están para dar beneficios” y se queja de que “tratan de regalar AENA a los amigos”. Raúl Gómez, portavoz de UGT, opina que una entidad como AENA, “que vertebra el territorio y arrastra muchos sectores, no puede ser dejada en manos privadas”.

En el sector se distancian de estos argumentos y opinan que los sindicatos temen que las políticas de reestructuración seguidas en los últimos años tiendan a endurecerse, sobre todo tras la salida a Bolsa. La empresa ha ejecutado entre enero y junio de este año un ERE para 1.167 trabajadores. Aun cuando las bajas han sido voluntarias, los sindicatos denuncian que esto empieza a generar efectos nocivos. “El público aún no es consciente”, dice López Pinilla, “pero ha empezado a deteriorarse la capacidad del servicio”. Los sindicalistas afirman que empiezan a faltar técnicos de alta tensión o bomberos, por citar dos ejemplos. De ahí que ahora mismo esté abierta la posibilidad de movilizaciones.

El sector empresarial y los pilotos ven las cosas de otro modo. Al margen de que les gustaría que AENA cerrara los aeropuertos superfluos, observan el proceso de privatización con cautela, pero sin oponerse. En Exceltur, su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, apunta que “como representante de un grupo empresarial, no veo que una privatización de AENA, un tipo de operación habitual en una economía de mercado, deba generar problemas”. Gallego va más lejos y apunta que “se ha visto que todos aquellos servicios que el Estado ha puesto en manos privadas han funcionado a menor coste y con mayor eficiencia”. Igual piensan en ALA. “Es indiferente el tipo de propiedad”, opina Burgué. “Nuestras compañías vuelan a aeropuertos de los dos tipos y no detectamos ninguna diferencia de eficiencia entre unos u otros por el hecho de que sean de gestión pública o privada”.

Fuente: El País