El Gobierno reconoce que el paro no bajará en toda su legislatura

Según sus previsiones, la tasa de paro será del 27,1% este año; del 26,7% en 2014 y del 25,8% en 2015. Es decir, cuando acabe su mandato no habrá bajado del nivel que se encontró Mariano Rajoy cuando ganó las elecciones en noviembre de 2011, el 22,8% de la población activa.

La tasa de paro prevista para el conjunto del año es el mismo 27,1% alcanzado en el primer trimestre. Es decir, 6.202.700 parados, una cifra récord. Cuando Rajoy ganó las elecciones, se encontró un 22,8% de desempleo a finales de aquel 2011, unos 5,2 millones de parados.

“Ayer conocimos el dato de la Encuesta de Población Activa, que nos enfrenta a una situación dramática de paro y nos obliga a trabajar aún más. Es el momento para no cejar en el empeño de hacer reformas”, advirtió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, al presentar la revisión de las previsiones del Gobierno, comunicadas a la Comisión Europea en el nuevo Programa de Estabilidad 2013-2016.

El Ejecutivo pronostica ahora “tasas positivas” de creación empleo a partir de 2014. Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, el cuadro macroeconómico “aporta realismo” y 2014 será “el año de la recuperación”.

Si Economía defendía hasta ahora que el Producto Interior Bruto (PIB) caería un 0,5% este año, su nuevo pronóstico es que caerá un 1,3% para volver a crecer la economía un 0,5% en 2014.

De Guindos aseguró durante la presentación del cuadro macroeconómico que el crecimiento será “en torno a cero en el cuarto trimestre de este año”, cuando las anteriores previsiones apuntaban al fin de la recesión en el tercero.

A pesar de empeorar sus previsiones, Sáenz de Santamaría advirtió de que la política económica “no se improvisa”, por lo que el Gobierno mantendrá sus objetivos ya marcados, siendo “el primero” de ellos la consolidación fiscal.

Crisis económicaEl consumo no bajará más en España

La salida de la recesión tendría lugar gracias, en parte, a una‘mejoría’ del consumo de los hogares españoles a partir de 2014. El Gobierno pronostica que el consumo caerá un 2,5% en 2013 pero se mantendrá estable (0) el próximo año. A partir de ahí mostrará un crecimiento muy limitado del 0,4% en 2015 y del 0,8% en 2016.

Sin embargo, la inversión de las empresas, la formación bruta de capital fijo, caerá este año y el próximo, repuntando un 2% en 2015.

El ministerio de Economía espera que Bruselas relaje el ritmo de recortes exigido a España. Según sus pronósticos, el ajuste del gasto de las administraciones públicas del 4,4% en 2013 se moderará al 3,1% en 2014 y 3,8% en 2015.

La mejoría que espera el Gobierno en 2014 se reflejaría asimismo en un aumento del 2,6% de las importaciones de bienes y servicios frente a un desplome del 3,7% este año.

Asimismo, el Gobierno espera un viento a favor de la economía internacional, a pesar de los problemas que atraviesan algunos motores como Alemania, Estados Unidos y Japón. En concreto, el cuadro macro enviado a Bruselas pronostica un crecimiento de las exportaciones del 4,1% en 2013, del 5,9% en 2014 y del 6,9% a 2015.

Dificultades con los ajustes

Reducir el déficit también será más difícil de lo previsto. El Gobierno espera reducirlo del 10,6% del PIB alcanzado en 2012, incluidas las ayudas a la banca, al 6,3% en 2013 y el 5,5% en 2014. Sin embargo, no será hasta 2016 cuando baje del límite del 3% fijado por el Pacto de Estabilidad europeo.

El Gobierno tendrá que lidiar además con una deuda pública creciente. Si en 2013 equivaldrá al 91,4% del PIB, esta repuntará al 96,2% el próximo año. Según sus pronósticos, en 2016 alcanzaría el 99,8% de la actividad económica.

 

Conclusiónes: Poco hay que decir que no se haya dicho antes. Esto va para largo nos guste admitirlo o no. Y en un futuro, los jovenes seremos los principales perjudicados.

Fuente: El Mundo, viernes 26 de Abril 2013.