La economía alemana creció un 0,3% en el primer trimestre de 2018

La economía alemana perdió algo de impulso a comienzos de año. El producto interno bruto (PIB) aumentó en el primer trimestre de 2018 en un 0.3% en comparación con el trimestre anterior, según anunció la Oficina Federal de Estadísticas el martes en Wiesbaden en una primera estimación. El producto económico aumentó en un 0.6% en el cuarto trimestre de 2017 y en un 0.7% en el tercer trimestre. Sin embargo, los estadísticos también señalaron que el PIB había subido por decimoquinta vez consecutiva en comparación con el trimestre anterior. “Este es el repunte más prolongado desde 1991”.

DdN2km1W4AAqo2n

El crecimiento fue impulsado por el apetito de consumo de los consumidores, las inversiones corporativas en maquinaria y otros equipos, y el boom de la construcción. Por primera vez en casi cinco años, el gasto de los consumidores por parte del gobierno disminuyó y frenó el crecimiento económico. El comercio exterior también perdió ímpetu, ya que tanto las exportaciones como las importaciones disminuyeron en el trimestre anterior.

El gobierno espera la continuación de un fuerte crecimiento económico.

German-economy.jpg

Los economistas esperaban una abolladura. Entre otras cosas, se refirieron a los ataques de advertencia en la industria del metal y la electricidad, la epidemia de gripe y el clima frío en marzo. Sin embargo, los economistas de los bancos y los institutos de investigación económica actualmente no esperan que termine el repunte.

“Vemos el desarrollo económico bastante silenciado a principios de año como una caída temporal en el crecimiento y no como el comienzo de una desaceleración prolongada en el crecimiento”, explicaron los economistas de Allianz.

El gobierno federal también espera una continuación del fuerte crecimiento económico en la economía más grande de Europa. Para el año actual, ella calculó con un plus del 2.3% y para el próximo año con un 2.1%. El año pasado, la economía en Alemania creció en un 2.2%. Fue la ventaja más fuerte en seis años.

El presidente del Bundesbank ve el conflicto comercial como un riesgo cíclico.

Sin embargo, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ve un motivo de preocupación en los conflictos comerciales latentes. “Esto es realmente un riesgo para la economía y, en última instancia, incluso un riesgo para el crecimiento y la prosperidad”, dijo recientemente el jefe del banco central. Los principales institutos de investigación económica también ven un riesgo para la economía alemana orientada a la exportación en los conflictos comerciales internacionales que son particularmente alimentados por los Estados Unidos.

La incertidumbre ha sido causada recientemente por la terminación del acuerdo nuclear de EEUU con Irán. Debido a la ley de sanciones de Estados Unidos, las compañías alemanas también se verán afectadas por las nuevas sanciones si hacen negocios en Irán, por ejemplo, y al mismo tiempo operan en Estados Unidos, advirtió la Cámara de Comercio e Industria Alemana.

Elaborado por Mariya Bodnar a partir de El Economista, Expansión y La Vanguardia. 

El PIB de EEUU frena su crecimiento en el cuarto trimestre

El PIB creció un 2,6% en el cuarto trimestre, muy por debajo de las expectativas, elevando el crecimiento al 2,3% para el año 2017 en general.

La economía de los Estados Unidos confirma su buena salud, pero el cuarto trimestre decepcionó a los observadores. El crecimiento fue del 2.6% en el cuarto trimestre de 2017. Esto es menor que en el tercer trimestre (+ 3.2%), y es significativamente más bajo que lo pronosticado por los economistas. El consenso pronosticó un crecimiento de 2.9 a 3% al final del año.

Esto eleva el crecimiento al 2,3% en 2017, en comparación con 2016, que registró un aumento del PIB de 1.5%.

IMG_7740
Crecimiento Estadounidense. Variación trimestral del PIB en %.

Crecimiento impulsado por el consumo

El crecimiento estadounidense se vio impulsado a finales de año por el consumo. En la llave de noviembre y diciembre período, las ventas en tiendas y en Internet se han incrementado un 5,5% en comparación con el mismo periodo de 2016, según datos de la Federación Nacional de Minoristas (NRF). Este es el mayor aumento desde 2010. En total, el consumo de los hogares aumentó 3.8% en el cuarto trimestre, el crecimiento más fuerte en tres años

Cauteloso optimismo para 2018

Los pedidos de bienes duraderos aumentaron un 2,9% en diciembre, a $ 249,4 mil millones, impulsados ​​por el transporte, que se benefició especialmente de la compra de vehículos de estadounidenses afectados por el mal tiempo. Esto es mucho más que las previsiones. La tasa de desempleo es, además, en el más bajo en el otro lado del Atlántico. Cayó al 4,1% el año pasado, un récord de 17 años.

El crecimiento debería continuar al mismo ritmo en 2018. A lo largo del año en general, los economistas creen que el objetivo del 3% debería ser alcanzable, pero ese crecimiento debería ralentizarse. un envejecimiento de la población y menores ganancias de productividad.

Este año, Estados Unidos debería disfrutar de un entorno favorable, con exportaciones respaldadas por un dólar débil, incluso si, en esta área, Donald Trump ha declarado su voluntad de ver que la moneda recupere su color. Finalmente, si el impacto pudiera ser limitado, la economía debería verse impulsada por la reforma tributaria aprobada por la administración Trump a fines de año. Varias compañías ya han anunciado que se beneficiarán de los recortes de impuestos este año.

La desaceleración del crecimiento observada al cierre del ejercicio, sin embargo, plantea varios problemas, entre ellos la inflación, aún por debajo de los objetivos (2,8% en el cuarto trimestre y un 1,9% excluyendo el precio del energía y alimentos) y el de la política monetaria de los Estados Unidos. Se espera que la Reserva Federal incremente sus tarifas durante el año. Finalmente, el déficit comercial del país continúa creciendo, a pesar de las promesas de Donald Trump, repetidas en particular este viernes en Davos.

Elaborado por Mariya Bodnar a partir de Expansión

La deuda pública sube y se sitúa en el 98,3% del PIB, dos décimas por encima del objetivo para 2017

Resultat d'imatges de deuda

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó los 1,135 billones de euros en septiembre, lo que representa un aumento de 2.860 millones de euros respecto al mes anterior, hasta situarse en el 98,35% del PIB, calculado este porcentaje en base a la proyección del PIB de la última actualización del Plan Presupuestario, según datos del Banco de España.

Fuentes del Ministerio de Economía han señalado a Europa Press que el dato de deuda pública registrado a cierre de septiembre es inferior al de finales de 2016(98,99%). El objetivo marcado por el Gobierno para final de año es rebajar la deuda al 98,1% del PIB.

Las mismas fuentes atribuyen la evolución de la deuda a la disminución del déficit público y al crecimiento que está registrando la economía española.

Con el repunte de septiembre, la deuda pública vuelve a subir después de haber bajado en 4.001 millones de euros en julio y en 842 millones en agosto. Desde el comienzo del año, el endeudamiento público ha caído en tres de los últimos nueve meses: abril, cuando bajo en más de 11.800 millones de euros; julio (-4.001 millones de euros) y agosto (-842 millones).

En tasa interanual, la deuda de las administraciones públicas respecto a septiembre del año anterior creció en 27.436 millones de euros, un 2,5% más.

Subida en valores a corto, medio y largo plazo

El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se sigue encontrando en valores a medio y largo plazo, que suponen las tres cuartas partes (77,7%) de la deuda total. Estos valores aumentaron en septiembre en 4.446 millones de euros respecto al mes de agosto, hasta los 883.361 millones de euros y en tasa interanual registraron un crecimiento del 5,8%.

Por su parte, la deuda pública en valores a corto plazo se incrementó en el noveno mes del año en 294 millones de euros, hasta los 73.208 millones, tras siete meses seguidos a la baja. En el último año, los valores a corto plazo en manos de las administraciones públicas se han reducido un 7,1%.

Por último, los créditos no comerciales y el resto de préstamos cayeron en septiembre, con un descenso de 1.880 millones de euros, hasta los 179.299 millones, mientras que respecto a septiembre de un año antes registraron una caída del 7,9%.

 

Noticia y comentario sobre: EL MUNDO

¿Cuáles son los países con mayor deuda pública?

14928730528864

La deuda pública es el dinero que debe un país a sus propios ciudadanos y a otros países, en los últimos años y tras los problemas causados por la crisis económica sufrida los Estados han tomado medidas para reducir su deuda.

Los países que en la actualidad poseen las cantidades de deudas más altas son EEUU, Japón y China, en este orden con 17, 9,4 y 4,3 billones de deuda respectivamente. Según los analistas el país que tendría más problemas para solventar sus deudas sería el país nipón ya que su fuerza laboral disminuye constantemente. Se trata de un Estado que tiene una esperanza de vida muy alta y un índice de natalidad muy reducido.

Si se analizan estos datos entorno al PIB Japón escalaría a la primera posición seguido de Grecia.

La deuda española sa sitúa en una cantidad próxima a los 1,118 billones de euros.

Elaboración propia fuente diario Expansión 

 

 

El PIB moderó su crecimiento al 0,8% en el tercer trimestre y mantiene la tasa interanual en el 3,1%

La economía española creció un 0,8% en el tercer trimestre del año, un poco menos que en el trimestre anterior (0,9%), según el avance de datos  proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

pib

Este menor crecimiento se debe a la moderación de los ritmos de creación de empleo y de los flujos comerciales netos, tras su comportamiento especialmente favorable al inicio de la primavera.

La tasa interanual del PIB se mantuvo en el 3,1% en el tercer trimestre y ya acumula diez trimestres consecutivos creciendo a tasas del 3% o superiores. La tasa trimestral del 0,8% registrada entre julio y septiembre coincide con la estimación realizada por el Banco de España y con los cálculos del Ministerio de Economía.

 

Fuente:Elaboración propia en base de ElEconomista

 

El Gobierno vasco sube el crecimiento y calcula que el PIB crezca un 2,9% en 2017 y un 2,4% en 2018

Captura de pantalla 2018-01-12 a las 22.45.54.png

 

El Gobierno vasco ha revisado al alza sus estimaciones de crecimiento de la economía y ha fijado para 2017 un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,9% (dos décimas más de lo previsto hace cuatro meses) y para 2018 del 2,4% (una décima más).

Con estas previsiones el Ejecutivo vasco ha elaborado el proyecto de presupuestos del próximo ejercicio, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, y que será remitido a la Cámara de Vitoria para su trámite parlamentario.

El pasado mes de junio, el Gobierno vasco aprobó las directrices económicas para la elaboración de los presupuestos de 2018 y estimó que el PIB de Euskadi crecería este año un 2,7% y el próximo ejercicio un 2,3%.

Ahora el Ejecutivo autonómico calcula que la economía vasca crecerá un 2,9% este año, según ha anunciado el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, en una rueda de prensa en la que ha presentado el proyecto de presupuestos del próximo ejercicio.

 

Fuente propia extraída de El pais

La AIReF prevé un golpe de hasta 12.000 millones en la economía si persiste el conflicto en Catalunya

ooo

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha estimado este miércoles un impacto “relevante” de la inestabilidad política en el crecimiento de la economía en el 2018: de entre cuatro décimas y 1,2 puntos de PIB. Es decir, la factura oscilaría entre 4.000 y 12.000 millones de euros.

Así, el organismo responsable de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas considera “prudente” la rebaja de las previsiones del PIB para el próximo año que el Gobierno comunicó a Bruselas el pasado lunes en el nuevo plan presupuestario –que refleja una reducción de tres décimas, del 2,6% al 2,3% por la cuestión catalana-. Sin embargo, advierte de que este cálculo “parece contemplar un escenario en el que la crisis institucional sea relativamente corta”.

Las estimaciones realizadas por la AIReF –que prevén que el crecimiento del PIB se desplome hasta situarse en un 1,5%- se ciñen al impacto general en la economía española. Fuentes del organismo que dirige José Luis Escrivá recalcan que también esperan un efecto negativo adicional de la situación de incertidumbre en la actividad en Catalunya, aunque no se atreven a cuantificarla por falta de instrumentos metodológicos.

Edición propia a partir de: laVanguardia