La UE y sus aliados buscan formas de esquivar el bloqueo de EE.UU. a Irán

baby_trump_0.jpg

Tras la creciente brecha entre Washington y sus aliados, el jefe de política exterior de la Unión Europea anunció el lunes que el bloque formado por la UE, China y Russia, estaba creando un nuevo mecanismo de pago para permitir que los países realicen transacciones con Irán mientras evitan las sanciones de Estados Unidos. Llamado “vehículo especial” (SPV), este mecanismo intentaría ayudar y tranquilizar a los operadores económicos que realizan negocios legítimos con Irán, según una declaración conjunta emitida por los miembros restantes del acuerdo nuclear de Irán: Francia, Gran Bretaña y Alemania, Rusia y China.

Esto significará que los estados miembros de la UE establecerán una entidad legal para facilitar transacciones financieras legítimas con Irán y esto permitirá a las empresas europeas seguir comerciando con Irán de conformidad con la legislación de la Unión Europea y, no se descarta que puedan estar abiertos a otros socios internacionales. Los detalles técnicos serán trabajados por expertos en reuniones futuras, dijo. Pero los analistas ya dudan de la viabilidad del plan, aunque el SPV establecería un canal financiero más claro para comerciar con Teherán, no es probable que pueda proteger a las compañías participantes de las sanciones secundarias de los Estados Unidos.

Las sanciones estadounidenses ya se han impuesto a varias industrias iraníes, entre ellas la aviación, los metales, los automóviles y su capacidad para comerciar con oro y adquirir dólares, como resultado de la retirada del presidente Donald Trump del acuerdo nuclear de 2015. El 4 de noviembre, una segunda ronda de sanciones caerá sobre el enorme sector petrolero de Irán, que representa el 70 por ciento de las exportaciones del país, lo que hace a Irán el séptimo mayor productor de petróleo del mundo. El acuerdo nuclear de Irán, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto, fue encabezado por el gobierno de Obama y firmado por las cinco potencias mundiales mencionadas anteriormente, los Estados Unidos e Irán, que levantaron las sanciones económicas a Teherán a cambio de frenar su programa nuclear. La administración Trump se retiró del acuerdo en mayo y lo calificó como el peor acuerdo de la historia, a pesar de que los aliados de EE. UU. y las agencias internacionales certifican que Irán cumple con los requisitos del acuerdo.

La posterior reimposición de las sanciones por parte de Washington ahora amenaza con cortar a aquellos que realizan transacciones con Irán fuera del sistema financiero de los Estados Unidos. Esto ha obligado a numerosas empresas multinacionales e inversionistas extranjeros a salir del país, mientras que las sanciones inminentes del petróleo apuntan a reducir a cero las importaciones de crudo iraní de los países. La medida enojó a los aliados de los EE. UU. y a los firmantes del acuerdo, que desde entonces han estado buscando formas para que sus compañías sigan haciendo negocios con la República Islámica. Todos los miembros restantes del acuerdo se han involucrado en el comercio con Irán, particularmente por su petróleo.

 

Fuente: Elaboración própia a partir de CNBC

Anuncios

El precio del petróleo continúa la escalada y se aproxima a los 78 dólares el barril

El precio del barril de petróleo continúa este jueves su escalada por las posibles sanciones a Irán después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que retiraba el país del acuerdo nuclear con el régimen de Teherán.

El barril de Brent, el de referencia en Europa, se sitúa en los 77,83 dólares en la apertura del mercado del jueves por la mañana, por encima del precio de cierre del miércoles, de 77,77 dólares, el valor más alto desde de noviembre de 2014, y con la vista puesta en las posibles sanciones de Estados Unidos en Irán, el tercer productor mundial de crudo.

El precio del Brent ya lleva acumulada una subida del 16,4% desde el comienzo de año.

Por otra parte, el barril de petróleo Texas, el de referencia en Estados Unidos, se sube hasta los 71,75 dólares, desde los 71,14 dólares del cierre de la sesión del miércoles, y durante 2018 se ha encarecido un 18,7%.

Irán y Venezuela han estado presionando al petróleo durante los últimos 3 años

El petróleo crudo continúa con el West Texas Intermediate (WTI), que expira en junio, que supera ampliamente el umbral de 70 dólares por barril a 70.47 (+ 1.1%), alcanzando los máximos desde noviembre de 2014. Ya en la noche del viernes el WTI había cerrado en + 1.9% a $ 69.72 por barril, ganando 2.4 por ciento en una semana.

Brent también está en auge: la fecha límite de julio marca un + 1.07% a 75.66 dólares por barril. Para sopesar los precios, existe la situación entre los Estados Unidos e Irán sobre la energía nuclear. Los comerciantes juzgaron como probable la retirada del estadounidense Donald Trump del histórico acuerdo sobre energía nuclear con Irán: se espera una decisión a fines de esta semana.

Gas_prices_and_oil_concept_bluebay2014_Fotolia

Petróleo, todas las razones por las que el barril se está ejecutando hacia $ 75

Ayer, el presidente iraní dijo que Washington se arrepentirá si lo hace. Para encender los precios del petróleo también está la situación de profunda crisis económica en Venezuela, el mayor exportador en el mundo del petróleo crudo: se cree que tiene un impacto en la industria petrolera, reduciendo su fortaleza. En particular, según la agencia Reuters, la mayor estadounidense ConocoPillips podría tomar ventaja de la compañía venezolana PDVSA (Petróleos de Venezuela), restando sus activos por 2 mil millones de dólares luego de una disputa legal. La producción petrolera venezolana se ha reducido a la mitad a 1,5 millones de barriles por día en comparación con la década de 2000.

Elaborado por Mariya Bodnar a partir de Bolsamania y  El Espectador.

El dólar sufre un duro golpe al iniciar esta semana

El fortalecimiento del petroleo y la salida de USA del pacto nuclear con Irán ha causado que el dólar sufra un fuerte golpe al inicio de esta semana.

Image result for golpe al dolar

El dólar cayo frente al Euro y el Yen en casi un 2.3% ante las decisiones y problemas generandose entre los Paises exportadores de petroleo (OPEP) y USA.

Cabe destacar que los precios del crudo suben este lunes, impulsados por nuevos problemas en la compañía petrolera venezolana PDVSA y una inminente decisión respecto de si Estados Unidos reimpondrá sanciones contra Irán.

Los precios del petróleo están cerca de niveles que podrían provocar ciertos problemas a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores a medio plazo. Los mercados mundiales se ajustan (caen las inventarios) a la vez que una importante crisis de producción se cierne sobre Venezuela, explica el director de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Esto puede desembocar en un incremento de los precios, que a corto plazo parecerá positivo, pero que a medio plazo puede reducir la demanda de crudo y estimular la producción en los países ajenos al cartel. En menos de un año, el barril de Brent ha pasado de los 44 dólares a los 72 en los que se mueve en la actualidad, un movimiento que la OPEP está celebrando hoy, pero que se le puede atragantar mañana.

Menor demanda y más fuerza del shale

“Si los precios aumentan muy por encima de los niveles que tenemos ahora, podría haber consecuencias que posiblemente no sean las deseadas por algunos productores de petróleo, como un menor crecimiento de la demanda mundial de crudo”, asegura Birol.

Según muestran los economistas de Deutsche Bank y de la Reserva Federal de Nueva York, gran parte de la subida de precios del petróleo en los últimos meses se debe a una demanda más fuerte. Este renovado ímpetu por el consumo de petróleo se debe por una parte a la mejora del crecimiento económico a nivel global, pero también porque el crudo se ha mantenido a unos precios atractivos.

Elaborado por Christian Burger a partir de EcoAnalitica.com

8.600 millones de beneficio para Total en 2017

Gracias a la subida de precio del petróleo, la petrolera francesa aumentó drásticamente sus beneficios en comparación con la época 2014-2017.

El continuo aumento de la cuota de facturación del petróleo desde el final de junio del pasado periodo hace la felicidad entre los grandes petroleros.  De esta manera el día 8 de febrero el Grupo Total anunció el fuerte aumento de sus beneficios en el periodo 2017. El beneficio neto aumentó de 39%, hasta los 8.600 millones de dólares, alrededor de 7 mil millones de euros. Su beneficio neto ajustado (indicador escrutado minuciosamente, que excluye los elementos volátiles y excepcionales) progreso de 28%, hasta los 10.600 millones de dólares.

Estos buenos resultados se deben sobre todo a tres factores, explicó el CEO de grupo, Patrick Pouyanné. Primeramente, el precio del petróleo se fijó en media a 54 dólares por barril en el año 2017, contra 44 dólares en 2016. Seguidamente, Total  aumentó su producción de hidrocarburos de casi 6% llegando a producir más de 2.6 millones de barriles. Finalmente, el grupo continúo su política de reducción de precios, aplicada drásticamente cuando los precios del petróleo eran especialmente bajos- 3700 millones de dólares de ahorros se realizaron entre 2014-2017. Total fija como objetivo el seguir ahorrando a razón de 500 millones de dólares por año de aquí a 2020.

Continúas inversiones

El grupo multiplicó sus inversiones de envergadura en 2017, comprándolo a Engie (empresa del sector energético) una parte de sus actividades con el gas natural líquido por  1.500 millones de dólares o al grupo danés Maersk sus actividades petroleras por 7.400 millones de dólares. Un ritmo de adquisición que el grupo planea continuar para el año 2018.

Total ha anunciado su intención de proceder con hasta 5 mil millones de recompra de acciones en el periodo 2018-2020 para compartir con los accionistas los beneficios del aumento de los precios. El grupo quiere igualmente aumentar su dividendo de 10% en los tres años a venir.

Elaborado por Andrés Monfort

Fuente: swissinfo.ch

El precio de futuros del petróleo en Europa.

 

Refinería petrolífera.

A causa de la caída de los inventarios en EEUU y la tensión política en Irán, junto a los recortes de producción de la OPEP, están disparando los precios del petróleo. Con una subida del 4% en lo que va de año, un ascenso del 55% desde los mínimos de junio y del 150% desde los 28 dólares de 2016, el barril de petróleo ya mira a los 70 dólares y sobrepasa las estimaciones más optimistas de los analistas.

Según los datos de Bloomberg, la previsión más alta para el barril de referencia en Europa en el primer trimestre era de 65 dólares. Para el segundo trimestre esta alcanzaba los 68 dólares y ningún analista miraba a los 70 dólares que ahora tiene en el punto de mira el petróleo hasta el tercer trimestre del año.

Con estos números, el petróleo cotiza 9 dólares por encima de la estimación para finales de año. Y lo hace también a un nivel superior a los 62 dólares que esperan los analistas en 2019 o los 63 dólares previstos para 2020.

Elaboración propia a partir de la fuente: El Economista

 

Venezuela, país petrolero sin combustible

1513980434_439860_1513980926_noticia_normal_recorte1.jpg

Venezuela, miembro fundador de la OPEP y tradicional potencia petrolera del hemisferio occidental, padece un problema crónico, cuya sola formulación constituye toda una ironía: la escasez de combustible. La crisis, que ya ha sucedido en otras ocasiones, ha tocado de forma intermitente a Caracas, así como a varias zonas del país, sobre todo en la región occidental: los Estados de Táchira y Zulia, fronterizos con Colombia.

Hace tres días, usuarios enfurecidos bloquearon las calles y organizaron protestas por la falta de combustible en la ciudad andina de San Cristóbal, a media hora de la frontera con Colombia y a poco más de 800 kilómetros de Caracas. Los automovilistas hicieron filas de hasta ocho horas para poder abastecer sus vehículos. Otros han denunciado tener hasta dos meses sin servicio de gas. Episodios muy similares se vivieron en las ciudades de Mérida, Valera y Maracaibo —la segunda ciudad del país, capital del estado Zulia, entidad federal que es famosa por su vocación petrolera—. Barquisimeto, la cuarta ciudad en importancia en Venezuela, tiene vacías la mayoría de sus estaciones de servicio: colas de hasta 10 horas y servicios de abastecimiento parcial, que se desarrollan en las noches y dejan para el día siguiente a quienes no pudieron llegar al sumidero.

FUENTE: el mundo