PayPal: pronto habrá una gran noticia, se verá cada vez más como un banco

Grandes noticias para todos los usuarios que tienen una cuenta de PayPal, esta vez se convertirá en un banco virtual.

1523376194_216425_1523389947_noticia_normal

Casi todos nosotros tenemos una cuenta de PayPal, el servicio de pago digital y la transferencia de dinero a través de Internet. Según las últimas noticias, pronto será muy similar a un banco.

PayPal suele ser blanco de personas malintencionadas que utilizan su nombre para crear estafas ad hoc. Por esta razón, preste mucha atención a los correos electrónicos que llevan el nombre del servicio y asegúrese de que provengan del servicio oficial antes de hacer clic en cualquier enlace interno.

PayPal, grandes noticias entrantes que lo harán parecer un banco real.

The Wall Street Journal informa que PayPal está trabajando en algunos servicios adicionales que lo harán similar a un banco real. Más precisamente, hablamos de emitir tarjetas de débito compatibles con el circuito de Bancomat. El otro cambio se refiere a la posibilidad de pagar cheques bancarios en su cuenta utilizando solo la cámara.

Siendo que PayPal no tiene una licencia bancaria válida en los Estados Unidos, se está organizando a través de colaboraciones con bancos que brindan este tipo de servicios. Más precisamente, hablamos sobre el banco en Delaware que administrará tarjetas de débito y uno en Georgia para administrar cheques.

El director de operaciones de PayPal, Bill Ready, dijo: “La intención de la compañía no es convertirse en un banco tradicional y competir con instituciones bancarias históricas, sino solo ofrecer servicios básicos a personas que no tienen una cuenta. tradicional y no puede o no quiere abrirlo “.

Para los usuarios que actualmente ya tienen una cuenta de PayPal conectada a una cuenta corriente, estos servicios resultarán bastante inútiles. Cálculo también de las comisiones que implicarán estos servicios, no valdrá la pena. Pero seguramente serán servicios muy cómodos para aquellos que no tienen una cuenta corriente.

Elaborado por Mariya Bodnar apartir de Informador,

Anuncios

“La transformación de los hábitos de consumo va mucho más allá de la crisis”

  • Wallapop realiza transacciones por más de 10 millones al mes

Nuestro país se encuentra a la cabeza del consumo de segunda mano. Más de la mitad de los españoles compraron o vendieron el pasado año productos usados, y las expectativas son de un crecimiento importante para los próximos años, estimándose que este mercado alcanzará en España los 2.000 millones de euros en 2015, multiplicando así por cuatro su tamaño actual.

En este contexto nace Wallapop, la app creada por Miguel Vicente, Gerard Olivé y Agustín Gómez, que en tan sólo seis meses ha conseguido sobrepasar el millón de descargas en nuestro país, colándose rápidamente en el top 10 del ranking de aplicaciones móviles más descargadas, gracias, entre otras cosas, al enorme incremento que ha protagonizado la compraventa de segunda mano a raíz de la recesión económica.

Según Miguel Vicente, “ha habido un cambio del patrón de consumo importante en los últimos años. Los españoles cada día valoran más positivamente comprar productos de calidad usados o vintage, por las ventajas que supone en precio, concepto además desarrollado con la ayuda de la crisis”.

Wallapop actualmente realiza transacciones entre compradores y vendedores por valor de 10 millones de euros al mes, contando con un inventario que supera los dos millones de artículos, cuyo valor total oscila sobre los 250 millones de euros, cifras que demuestran la gran acogida que ha tenido la aplicación en nuestro país. El éxito, según Gómez, se debe a que “existe una necesidad de cercanía física en la compraventa de segunda mano que no se estaba cubriendo en los modelos online. Wallapop fomenta los intercambios locales o de barrio, la inmediatez de contacto entre comprador y vendedor y una aproximación exclusivamente móvil -smart-phones y tabletas- en armonía con las tendencias de los usuarios actuales”. Además, el objetivo de Wallapop es lograr encuentros efectivos, para lo que están dotando a la plataforma de mecanismos de control que permitan chequear de antemano la reputación de cualquier persona que ofrezca un producto.


Estamos viviendo un cambio que va mucho más allá de la crisis económica, se trata de una transformación de la consciencia social, en el que conceptos como la compra inteligente han ganado mucho peso en los hábitos de consumo y naturalmente en el proceso de decisión de compra. Inconscientemente cada vez más las personas vamos detrás de ofertas o gangas y es que el modelo de pensamiento entorno un producto ha cambiado mucho, si el producto es bueno y tiene buenos antecedentes y por supuesto esta en buen estado, ¿Por que no comprarlo de segunda mano? Por otra parte, dejamos de utilizar productos que no hacen ningún tipo de servicio en nuestros hogares y nos replantemos cada vez más el poder vender-los para sacar un dinero extra, esta mentalidad ha llegado en la mente de gran parte de la sociedad actual, dejando paso así a la oportunidad de crear una aplicación inteligente que pretenda vender vía Internet. 

El Economista

Ferran Folch




PayPal president punches holes in chip-card conversion argument

David Paul Morris/Bloomberg – David Marcus, president of PayPal, said hackers probably cloned his credit card, even though it was outfitted with EMV chip technology that makes it harder to replicate plastic.

He explained in a series of tweets Monday that there were a “ton of fraudulent transactions” on his card. Marcus suspects his card was compromised at a hotel through a skimmer — a device thieves hide inside card readers to capture credit and debit information when people swipe cards.

“They cloned [the card] and went on a shopping spree,” Marcus wrote.

The admission is unnerving because the chip, known as EMV (short for Europay, MasterCard and Visa), is the same technology the credit card industry is offering up as a solution to reduce fraud in the U.S. payment system.

Security experts have pointed out that chip cards are susceptible to online fraud, but the high-tech plastic is suppose to be all but impossible to counterfeit. EMV-enabled cards, which are widely used in Europe, communicate data to payment terminals or ATMs that are supposed to generate random numbers to securely authenticate transactions.

But  researchers from the University of Cambridge say they discovered a flaw in the system in 2012. They noticed that some payment terminals in the United Kindgom produced numbers with predictable patterns that were easily exploited by thieves. Once hackers could predict the “random” numbers, they could record the data and play back the information later — tactics known as “pre-play” attacks.

The Cambridge team collected data from more than 1,000 transactions at more than 20 ATMs and point-of-sale terminals. They began researching vulnerabilities in the system after learning about customers in the United Kingdom whose banks refused to reimburse them for fraudulent transactions, said Ross Anderson, professor of security engineering and an author of “Chip and Skim: Cloning EMV Cards With the Pre-Play Attack.”

“The random-number attacks have only been seen in one actual dispute case so far, but we have found noticeable patterns in the supposed random-number generators of slightly under half the terminals and ATMs tested,” he said.

It is unknown whether PayPal’s Marcus was the victim of this sort of breach, but his experience highlights a potential weakness that EMV is supposed to prevent. Security experts say the technology is far superior to the magnetic stripe cards that most Americans use.

Credit card issuers are pushing for widespread adoption of the chip cards by October 2015. Banks and merchants have been squabbling over the multibillion-dollar cost of conversion, though they generally agree that upgrades are necessary.

Thomas Borton of the Information Systems Audit and Control Association said the United States needs to adopt complementary antifraud technology such as tokenization, which generates a unique code for each transaction.

Proponents of chip card technology agree that additional antifraud controls are needed, but they stress that chip and pin cards should be a baseline for security.

“The Fed must not let banks do the same liability shift that occurred in Britain, and indeed also in Canada,” Anderson said.“All the fraud costs are dumped on either the merchant or the card-holder [in Britain], despite the fact that it’s the bank that operates the systems and pays the fraud detection agencies.

In his string of tweets, Marcus, who was not made available for further comment, never said whether the charges on his card were cleared up. He did take the opportunity to plug PayPal’s safeguards, saying the theft of his data would not have happened if the merchant had accepted PayPal.

“Obfuscating card data online, on mobile and now more and more offline remains one of Pay­Pal’s strongest value props,” he said.

Fuente: The Washington Post