Por qué Europa no considera paraíso fiscal a Suiza o Gibraltar

1512744202_304190_1512750830_noticia_grande

Tras dos años de tiras y aflojas, la Unión Europea, por fin, ha logrado el consenso necesario para publicar su primera lista negra de paraísos fiscales. La opacidad a la hora de confeccionarla y la falta de voluntad política para señalar todos los territorios que deberían formar parte de ella han dado como resultado una lista descafeinada, donde sólo aparecen 17 países. Para la UE no son paraísos opacos, Suiza, Albania, Serbia o Macedonia a los que clasifica, junto con otros 43 Estados, en un listado gris para revisar el cumplimiento de transparencia, impuestos justos o medidas contra la elusión fiscal que se han comprometido a aplicar. En cambio, no hay rastro de las Islas Vírgenes o de lugares tan cercanos a nosotros como Gibraltar.

Tampoco refleja países cuyos regímenes fiscales dañan las bases imponibles del Impuesto de Sociedades del resto de estados miembros comunitarios ocasionando pérdidas millonarias, como es el caso de Holanda, Irlanda o Luxemburgo. De hecho, la OCDE calcula que la pérdida de ingresos únicamente por la elusión de las multinacionales a nivel mundial se sitúa entre el 4% y el 10% del total de ingresos derivados del Impuesto de Sociedades, lo que representa entre 75.000 y 180.000 millones anuales.

Ante esta lista negra, condicionada lamentablemente con criterios políticos, nuestra alternativa refleja un listado con casi el doble de nombres hasta alcanzar un total de 30 países. Además, al margen de la negra hemos confeccionado una lista gris con 100 paraísos, frente a los 47 países que refleja la europea, que ya se han comprometido a poner en marcha cambios fiscales. Las listas que hemos elaborado desde el sindicato de los técnicos del Ministerio de Hacienda incluyen 130 países y centros financieros offshore, clasificados en dos listados diferentes en función de su capacidad para favorecer la evasión o la elusión tributaria.

Lo que tratamos de demostrar es que, a todas luces, el listado europeo es incompleto y tendrá unos efectos muy limitados en la lucha contra la evasión de impuestos. Debería haber reflejado el nombre de todos los países que han prometido “adoptar un proceso de aprobación” de medidas de transparencia, a los que no han demostrado esa transparencia, a los paraísos situados en países en desarrollo, a los del Caribe asolados por los recientes huracanes, a los países de la propia UE que favorecen la elusión fiscal, y a los territorios offshore que pertenecen a algunos miembros comunitarios.

Por otra parte, esta lista europea de paraísos no cooperativos debería haberse extendido, tal y como estableció Bruselas al inicio del proceso, a todos los territorios con escasa o nula tributación y de apreciable opacidad en los ámbitos bancario, registral y mercantil.

Esto permitiría a la Comisión Europea crear una base de datos de evasores y elusores fiscales transfronterizos a la que los países miembros accederían y podrían implantar sanciones concretas a las empresas con intereses en esas jurisdicciones que aparezcan en el listado.

Comentario

Uno de los temas más complicados de Europa. Los paraísos fiscales, lugares donde no se pagan impuestos, puntos de acogida a sedes de empresas internacionales, sitio para fugarse con mucho dinero, se pueden describir de muchas maneras. Lo que sabemos cierto es que cada vez están mas controlados por la UE, y en esta noticia se destaca que Suiza y Gibraltar, no son nombrados en la lista negra.

Fuente: CincoDias

 

Los españoles dedican el 39,5% de su salario al pago de impuestos y Seguridad Social

billetes-trabajadores-dreamstime-770

El 39,5% del salario de los trabajadores españoles se destinó al pago de impuestos y cotizaciones a la seguridad social en 2016, frente al 36% de la media de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), según el informe ‘Taxing Wages 2017’ publicado por esta organización.

Mientras que en la OCDE la carga fiscal sobre los salarios se redujo 0,07 puntos porcentuales respecto a 2015, en España aumentó 0,09 puntos debido al aumento del impuesto sobre la renta.

En concreto, el IRPF pesó un 11,6% sobre el salario, frente al 13,4% de la media de la OCDE. Por su parte, las cotizaciones sociales pagadas por las empresas supusieron el 23% (14,4% en el conjunto de la OCDE) y las abonadas por los trabajadores, un 4,9%.

Clasificación

Así, España se coloca en el décimo quinto puesto de los países con mayor cuña fiscal de la OCDE, en un ranking encabezado por Bélgica, donde a los trabajadores se les retiene el 54% de su salario. Los belgas son los únicos que deben transferir a la Administración y la Seguridad Social una suma mayor de su salario de la que ellos reciben en neto.

Por detrás de Bélgica, los países con mayor diferencia entre salario bruto y neto son Alemania, donde se retiene el 49,4%, Hungría (48,2%), Francia (48,1%), Italia (47,8%) y Austria (47,1%).

También por delante de España se encuentran Finlandia (43,8%), República Checa (43%), Suecia (42,8%), Eslovenia (42,7%), Letonia (42,6%), Eslovaquia (41,5%), Portugal (41,5%) y Grecia (40,2%).

Entre el 30% y el 40%, se sitúan Estonia (38,9%), Luxemburgo (38,4%), Turquía (38,1%), Países Bajos (37,5%), Dinamarca (36,5%), Noruega (36,2%), Polonia (35,8%), Islandia (34%), Japón (32,4%), Estados Unidos (31,7%), Canadá (31,4%) y Reino Unido (30,8%).

Por último, los países de la OCDE con cuñas fiscales más bajas son Chile (7%), Nueva Zelanda (17,9%), México (20,1%), Suiza (21,8%), Israel (22,1%), Corea del Sur (22,2%), Irlanda (27,1%) y Australia (28,6%).

COMENTARIO:

La evasión fiscal y los salarios extremadamente bajos están a la orden del día en España. Una retención de un 39,5% en impuestos no parece que sea la solución a los problemas del país. Muchos millones de euros descansan en paraísos fiscales pudiendo estar en las arcas públicas españolas. Reducir el IRPF sería la mayor de las soluciones. Poniendo unos porcentajes coherentes una infinidad de personas se pensarían dos veces las triquiñuelas legales que se llegan a inventar.

Por otro lado, en España hay un gran número de personas con salarios muy bajos. Si además se les retiene un 39,5% de su renta la situación social nunca va a mejorar. No estamos desarrollando la educación, la sanidad, etc. debido a una falta de capital. La solución no creo que pase por seguir aumentando los impuestos y ahogando a los ciudadanos.

Fuente: elEconomista.es

Amazon paga sólo 864.000 euros en España por el impuesto de sociedades

El coloso de la distribución tiene varias compañías en el país, pero la mayoría de sus ingresos se facturan desde una sucursal que no publica sus cuentas españolas

Sede de Amazon en España y el Ministerio de Hacienda de Madrid / CG

Desentrañar la madeja societaria del gigante Amazon en la península Ibérica no es tarea fácil. El grupo estadounidense actúa por medio de cinco compañías y una sucursal, que dependen de la sociedad Amazon EU, con sede en Luxemburgo.

El grueso del negocio corresponde a la sucursal, pero sus balances se confeccionan en Amazon EU, que incluye otras sucursales europeas como las de Alemania, Italia, Reino Unido y Francia. Por tanto, conocer al detalle las cifras de España se convierte una un secreto impenetrable. El volumen de negocio de la empresa luxemburguesa supera de largo los 20.000 millones de euros al año.

INGRESOS DE 110 MILLONES

Las cinco sociedades activas son: Amazon Spain Fulfillment, que consolida cuentas con su filial BCN1 Fulfillment, una y otra dedicadas a la gestión de las operaciones logísticas; Amazon Online Spain, gestora de la publicidad en línea; Amazon Spain Services, centrada en la prestación de servicios a otras entidades del grupo; y Amazon Web Services Spain, gestora de servicios “en la nube”.

Este conglomerado facturó el pasado ejercicio 110 millones de euros y obtuvo un resultado agregado negativo, cifrado en una pérdida de 1,6 millones. Las magnitudes no admiten comparación con las del año anterior, porque es la primera vez que la empresa de mayor talla, Amazon Spain Fulfillment, confecciona balance consolidado con BCN1 Fulfillment.

INSPECCIONES TRIBUTARIAS

De las cinco firmas, Amazon Spain Fulfillment/BCN1 Fullfilment y Amazon Online lograron unos beneficios de 1,4 millones y algo más de 54.000 euros, respectivamente. Entre ambas, satisficieron 864.000 euros por el impuesto de sociedades.

Por su parte, Amazon Spain Services declaró pérdidas de 3 millones y Amazon Web Service hizo lo propio por importe de 94.387 euros. La plantilla del grupo en España alcanza las 879 personas.

Amazon Spain Services sufrió el año pasado problemas fiscales, saldados con una sanción. El pasado mes de junio concluyó la inspección de la Agencia Tributaria, relativa al impuesto de sociedades de 2010 y de sociedades e IVA de 2011. El fisco extendió actas de 2,2 millones, intereses incluidos.

En Amazon Spain Fulfillment hubo una inspección sobre los mismos impuestos, pero sin consecuencia alguna.

Las cinco sociedades españolas, excluida la sucursal, acumulan unos recursos propios –capital más reservas– de 110 millones.


Comentario:

La multinacional Amazon utiliza un entramado empresarial para pagar lo mínimo del IS aquí en España. Todos los impuestos los paga en Luxemburgo donde tiene la sede, que es un paraíso fiscal. La empresa facturo en el ejercicio 110 millones de euros pero tubo unas pérdida de 1,6 millones.

Amazon ya ha tenido varias inspecciones saldadas con sanciones en 2010 y 2011, así que no es de extrañar que hayan logrado un entramado burocrático empresarial para pagar menos y pagar en Luxemburgo a un interés menor.

Fuente: Cronica Global

¿España, un paraíso fiscal?

espparaiso

Pagar impuestos, ¿A quién le gusta?

Vivimos en una sociedad de consumo. El objetivo para muchos es ganar más y más para cubrir sus necesidades insaciables de consumo. Y, ¿por qué no ahorrarse unos eurillos a la hora de hacer su declaración de la renta? En España somos expertos en este campo. Evadir impuestos se nos da muy bien. Los paraísos fiscales nos encantan. Suiza, Las Bahamas, Liberia, Islas Marshall, etc. Países paradisíacos donde nuestras fortunas descansan en cuentas acorazadas.

Pero, ¿hay que ir tan lejos para ahorrarse unos miles de euros en nuestra declaración de la renta? No. En España, según la comunidad autónoma en la que residamos encontramos unos tipos de interés u otros. Esto se da gracias al “sistema de financiación autonómico”. “El sistema de financiación autonómico se basa en el principio de que los impuestos se pagan allá donde se resida, por lo que la carga tributaria del impuesto que grava las herencias o el patrimonio puede ser muy diferente según la comunidad en la que se viva. Ello tienta a algunas comunidades autónomas a bajar sus tipos impositivos llegando en algunos casos a eliminar algunos impuestos para atraer patrimonios a sus territorios.”

En el ejercicio del año 2015, la comunidad de Madrid recaudó 431 millones de euros mientras que el resto de comunidades sumó un total de 2084 millones.

El impuesto de sucesiones es un claro ejemplo de disparidad fiscal en este país. En Cataluña es de un 0,15% mientras que en Murcia ronda el 20%.  Contrariamente, el impuesto de patrimonio en Cataluña es del 45,3% mientras que en Madrid es inexistente. La lista de ejemplos según el tipo de impuesto y sus porcentajes puede hacerse bien larga y es de lo más variopinta.

“Esta estrategia es desleal porque estas personas se deslocalizan por motivos fiscales y dejan de tributar en las comunidades donde residen para tributar a los bajos tipos de la comunidad de destino. Además, en este juego no se genera riqueza ni renta porque lo que suman las comunidades receptoras es mucho menos que lo que dejan de ingresar las de partida que sufren las deslocalizaciones. Ello produce situaciones de total injusticia y hace que ciertos territorios en España se convierten en paraísos fiscales.”

España siempre se ha sentido orgullosa de estar unida. Se explica que algunas comunidades autónomas deben pagar unos impuestos más elevados para ayudar a las demás a desarrollarse. Parece que vivimos en una estado federal enmascarado. Personalmente opino que en todo el territorio deberían pagarse los mismo impuestos. Esto simplificaría muchos las cosas. A varios niveles, pero principalmente económicos y sociales. El problema del independentismo se vería muy probablemente disminuido. Por otro lado resultaría mucho más sencillo poder hacer predicciones económicas con datos estatales y no por comunidades. Habría  también una industrialización uniforme en el territorio y zonas como Extremadura o Castilla La Mancha se verían favorablemente afectadas. No esta de más añadir que el paro se vería drásticamente disminuido.

Fuente: elEconomista.es