El coste del Low Cost

Captura de pantalla 2018-05-04 a les 10.01.27.png
Interior de una tienda Low-Cost

 

Si unas palabras se han hecho famosas y conocidas durante estos últimos años son las del low cost, es decir: precios bajos. Esta tendencia de usar palabras en inglés o francés para atraer la atención del público no es cosa del 2018. Sobretodo en los anuncios de perfumes usan un tono más sensual y seductor en otros idiomas para llamar más la atención.

Low cost es un paso más para internacionalizar el nuevo modelo de economía barata que en estos momentos predomina en todas las capas sociales. No hace muchos años la gente presumía de las cosas caras. Hoy, la admiración va dirigida a aquel que ha sido capaz de encontrar algo barato que le va a permitir seguir con la “diabólica” moda de la misma forma que si hubiera comprado algo caro.

Durante un tiempo asociábamos el low cost a productos de baja calidad, fabricados en países subdesarrollados. Pero este equilibrio se rompió en el momento en el que muchos países asiáticos decidieron incorporar las últimas tecnologías y empezar a producir productos de más calidad, de más valor añadido, y de diseños superiores. Una evolución hecha muy rápidamente que no ha ido acompañada de mejoras salariales y derechos laborales, ya que son -normalmente- países políticamente dictatoriales sin sindicatos libres.

A nosotros nos ha llevado a poder disponer de más productos de consumo. Por ejemplo, disponer de un teléfono móvil ya no es un distintivo de clase social, sino que está al abasto de muchísima gente. Poder seguir la moda en todas sus variedades nunca habría sido posible sin este nuevo concepto económico de low cost.

Pero cuál es el coste del bajo coste? La presión que han ejercido los compradores en los precios ha tenido efectos relevantes que han incidido en el nuevo momento económico: salarios bajos, precarización del trabajo y una gran inversión en tecnología que hace avanzar muy rápidamente para cubrir puestos de trabajo, es decir, más paro.

La precariedad salarial y los salarios bajos para competir con los productos de países con estructuras sociales mucho más pobres, están provocando una brecha social muy importante. Las nuevas generaciones ya no pueden alcanzar los niveles de vida de sus padres, un hecho imprescindible para l’ascenso social.

Todos estos fenómenos tienen como efecto secundario la incapacidad de generar los recursos suficientes para mantener el estado social que tenemos y la cobertura de las pensiones. El grabe problema es que ningún partido político se atreve a poner soluciones sobre la mesa hasta que no les llegue el agua al cuello o hasta que la UE se canse y, como ya ha hecho otras veces, nos obligue a hacer una reforma. Así pues, cuando presumimos de haber consumido un producto o un servicio a bajo coste, tenemos que ser conscientes que también contribuimos a crear este modelo económico.
Tenemos que empezar a ser honestos y a asumir también nuestra parte de culpa.

Fuente: Elaboración por Aina Solés a partir de El Punt Avui

 

Anuncios

Norwegian incorpora un tercer Dreamliner en Barcelona y aumenta frecuencias con Estados Unidos

Tres de las cuatro rutas intercontinentales de Norwegian en Barcelona incrementan su capacidad

img_jcalvet_20171218-165704_imagenes_lv_propias_2017-12-18_03-37-29-kq0F-U433742499873VII-992x558@LaVanguardia-Web-Seccion

La aerolínea Norwegian incorporará en marzo un tercer avión Boeing 787-9 Dreamliner, de 344 plazas, a su base operativa del Aeropuerto de Barcelona, lo que supondrá un aumento de las frecuencias y las plazas ofertadas entre Barcelona y Estados Unidos.

Según ha informado la aerolínea este lunes en un comunicado, el nuevo avión se incorporará el próximo 25 de marzo, coincidiendo con el inicio de la temporada de verano de 2018. Así, tres de las cuatro rutas intercontinentales de Norwegian en Barcelona verán incrementada su capacidad.

CONCLUSIÓN 

Norwegian es la quinta aerolínea de bajo coste en Europa, este incremento en su oferta se debe al éxito de las aerolíneas low cost. El incremento medido en plazas es del 77 por ciento, pasaran de 364000 plazas ofertadas a 646000.

Elaboración propia a partir de La Vanguardia

 

Air France estrena en Barcelona Joon, su apuesta para competir en el low cost

Joon despliega sus alas. La nueva marca de la aerolínea Air France para ganar cuota en el mercado low cost ha sido presentada este jueves en el aeropuerto de El Prat tras un vuelo inaugural entre París y Barcelona. Es el punto de partida de una apuesta que, según los directivos de la compañía, pretende aportar “modernidad e innovación” a la pátina clásica y madura que envuelve a la insignia francesa. El grupo Air France-KLM ganó 151 millones de euros en el primer semestre del 2017 , pero con Joon reacciona a la amenaza que supone el empuje de las bajo coste como Ryanair, Vueling o Norwegian.

Blanco y azul eléctrico son los colores de la nueva vitola de Air France. Ni rastro de cofias ni de corbatas en los uniformes del personal de vuelo y, sí en cambio, dominio de los pantalones vaqueros y de las zapatillas deportivas de color blanco. “Espíritu de creatividad, innovación y agilidad”, repite Jean-Michel Mathieu, máximo ejecutivo de Joon, cuando traza el ADN de la compañía. Abundan las referencias a los millennials y la complicidad con las herramientas tecnológicas. Barcelona ha sido el destino escogido para el vuelo inaugural de Joon atendiendo al carácter “vanguardista” de la ciudad, según Boris Darceaux, director general de Air France-KLM para España y Portugal.

En los tiempos que corren, y con el mercado que hay en aerolineas lowcost, es normal  que las empresas quieran apostar por esas compañías.

Elaboración propia a partir de el mundo1512133848_120980_1512133966_noticia_normal_recorte1.jpg

Aerolíneas de bajo coste: ¿Crisis o cambio de filosofía?

LAVANGUARDIA_G_8643723639-kjMH-U432391271791bcC-992x558@LaVanguardia-Web

En la última década, las compañías aéreas de bajo coste esta a la orden del día. Se han acortado las distancias a todos los lugares del mundo. Vuelos que puedes obener con un solo clik. Octubre está marcando el panorama de la aviación europea, en concreto en varias las aerolíneas definidas como “de bajo coste”.

Los expertos defienden que estamos frente a una crisis del modelo low cost. Otra parte cree que esta cambiando las voluntades de los clientes y las compañías habrán de restaurarse y reorganizarse.

Octubre ha marcado el escenario de las aerolineas ya que varias de ellas han cerrado como la británica Monarch dejando a más de 100.000 pasajeros en tierra y 300.000 reservas pendientes. La CAA, autoridad británica de aviación civil, reaccionó de inmediato y alquilando aviones a otras compañías diseñó un operativo para que los pasajeros que quedaron lejos de sus lugares de origen, la mayoría turistas de vacaciones, pudieran regresar a casa sin grandes sobresaltos.

A parte de una gran crisis a nivel europeo como Ryanair o Vueling con diferentes huelgas y retrasos que han afectado (como siempre) a los consumidores, la sociedad cada vez más adoptamos la opción de ir en transporte terrestre. Los científicos han demostrado que a nivel físico y psíquico es mucho mejor y reduce las hora de espera.

¿Estaremos ante un cambio social ante los medios de transporte?

Noticia de elaboración propia extraída de La VanguardiaLa Vanguardia.