Las inyecciones de dinero público en la banca suman ya 55.752 millones

 

El Estado ya ha reconocido pérdidas de 14.500 millones, pero el monto total no se conocerá hasta que se aclare el destino de las entidades nacionalizadas.

La reestructuración de la banca española, a falta de eventuales nuevas sorpresas, está cerrada e ya se puede iniciar a echar cuentas de cuánto ha costado. El Servicio de Estudios de La Caixa publica hoy un resumen de las actuaciones realizadas, en el que destaca que las inyecciones de capital público en las entidades han sumado 55.752 millones.

En esta cifra, se incluyen ya los 1.865 millones que se inyecterán el próximo mes en las entidades del grupo 2 (BMN, CEISS, Caja3 y Liberbank), cuyos planes de reestructuración ya han sido aprobados por Bruselas. También están los 350 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) pondrá en la ampliación de capital de la Sareb, cuando el banco malo tendrá que dar cabida a los activos tóxicos procedentes de los bancos del grupo 2.

Pérdidas
Hasta el tercer trimestre del año pasado, Economía reconocía pérdidas de unos 14.500 por el dinero dado a los bancos con el FROB 1 y el FROB 2. Lo que queda por ver es cuánto se podrá recuperar de los casi 41.000 millones que Europa ha prestado a España para sus bancos, incluido el banco malo.

Los avales

La recapitalización no ha sido el único modo en el que España ha ayudado a sus bancos. En la primera fase de la crisis, cuando parecía que los principales problemas se concentrasen en el ámbito de la liquidez por el cierre de los mercados mayoristas, el entonces Gobierno socialista lanzó un programa de avales para las entidades. Entre 2008 y 2011, el Estado español avaló deuda por 62.200 millones, de los que 23.000 millones aún no han vencido, según los datos del informe de La Caixa. El año pasado, se reactivó el programa de avales por un importe de deuda de 41.235 millones. En total, por lo tanto, España está avalando en este momento 64.200 millones de euros de deuda de sus bancos.

A esta cifra, hay que añadir los avales sobre la deuda que emitirá la Sareb, que se calcula en 52.100 millones.

La garantía que el Estado ha proporcionado a los bancos para que pudiesen emitir deuda no ha costado dinero al contribuyente (sólo lo haría en el caso de que éstos no cumpliesen sus compromisos). Al revés, las comisiones cobradas por estos avales han supuesto unos ingresos por comisiones de unos 1.600 millones. Las previsiones es que esta cifra engorde en otros 1.000 millones en los próximos años.

En los próximos meses, además, el Estado avalará emisiones de deuda de la Sareb por unos de 52.100 millones (4,9% del PIB)

Expansion

 

 

Anuncios

Fitch mantiene que Portugal necesitará un segundo rescate

 

 

 

 

fitch-and-ratings

La agencia de calificación crediticia Fitch considera “positiva” la reciente emisión de bonos a cinco años realizada por Portugal, aunque mantiene su opinión de que el país luso necesitará un segundo rescate cuando termine el actual programa de ayuda.

“Nuestro escenario base sigue siendo que Portugal no logrará pleno acceso a los mercados cuando expire el programa de la UE y el FMI, por lo que será necesario apoyo financiero adicional y un nuevo plan de rescate”, señala la agencia.

No obstante, la calificadora de riesgos señala que el éxito de la reciente emisión de bonos a cinco años “incrementa la posibilidad de que Portugal reciba apoyo a través del programa de compras de deuda del BCE cuando haya logrado acceso pleno al mercado”

Portugal cerró con éxito este miércoles su primera emisión a largo plazo desde que solicitara el rescate, en la que colocó 2.500 millones de euros en obligaciones a cinco años con un interés del 4,891%, con una demanda superior a los 12.000 millones de euros, de la que el 93% correspondió a inversores extranjeros.

Por otro lado, Fitch subraya que la economía lusa sigue enfrentándose a numerosos desafíos, puesto que las débiles perspectivas económicas dificultan los esfuerzos del Gobierno para reducir el déficit y advierte de que Portugal aún tiene por delante un significativo ajuste para alcanzar unas finanzas sostenibles a medio plazo.

Expansion

Industria cargará al consumidor parte del juicio de Gas Natural y Sonatrach

El ministerio de Industria ha elaborado una propuesta de real decreto en la que se incluye una disposición adicional que incorpora un nuevo recargo en los peajes de la tarifa de gas para financiar parte del litigio entre Gas Natural Fenosa y Sonatrach sobre los precios del gas argelino.

La compañía española y la argelina mantuvieron un contencioso sobre los contratos de suministro de gas del gasoducto Magreb-Europa que la Corte Internacional de París dirimió en 2010 dando la razón a Sonatrach.

Un año después, Gas Natural Fenosa pactó con esta una compensación de 1.897 millones de dólares, unos 1.310 millones de euros. Además, la compañía argelina tomó una participación del 3,8% en Gas Natural y se comprometió a desarrollar proyectos estratégicos.

La propuesta de Industria implica cargar a los consumidores domésticos un sobrecoste de 157 millones de euros en la tarifa de gas, frente a los 341 millones solicitados por Gas Natural Fenosa, lo que supondría un encarecimiento del 2% en la parte regulada del recibo. Al tener un peso del 50% en la tarifa final, la subida sería del 1%.

Nuevos recargos

En el proyecto de real decreto, remitido por Industria a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), se revisa la retribución entre 2005 y 2008 del gas natural vendido a los transportistas para su venta a tarifa y se incluye el nuevo recargo, cuyo importe de 157 millones se repercutirá en los consumidores entre 2012 y 2016.

La revisión de la retribución propuesta por Industria toma como argumento jurídico el real decreto ley 6/2000, en el que se indica que el gas procedente del contrato Sagane I, que es el que afecta a Sonatrach y Gas Natural Fenosa, se debe aplicar de forma preferente al suministro a tarifa. El contrato se asigna por ley con el objeto de atender preferentemente el suministro a tarifa.

Además, existe un precedente en la orden ministerial 3311/2005 que permite repercutir a posteriori el extracoste del aprovisionamiento de gas en 2005 en el valor del coste de materia prima de los años siguientes.

En su informe de respuesta a la propuesta de real decreto, el regulador energético detalla que no le corresponde emitir un juicio sobre la procedencia de la reclamación de Gas Natural Fenosa, sino pronunciarse acerca del proyecto de norma reglamentaria.

Críticas de la CNE

El regulador considera que “no existen razones que justifiquen el establecimiento de una compensación al comercializador de último recurso del grupo Gas Natural Fenosa por el incremento de sus costes de aprovisionamiento como consecuencia del laudo a partir de este periodo”.

La CNE indica que el hecho de que el real decreto ley 6/2000 impusiera la aplicación preferente del contrato de Argelia a las compras de Enagás, suscriptora en ese momento del contrato, con destino a la tarifa de gas no comporta per se la asunción como costes regulados de todos los costes reales de dicho contrato.

Además, recuerda que a partir del 1 de julio de 2008 se produce la desaparición del suministro a tarifa regulada por parte de los distribuidores de gas natural, régimen que es sustituido por el sistema actual de suministro de último recurso.

Junto a esto, se puso fin al sistema de aprovisionamiento y suministro a tarifa en todos sus términos desde el 1 de julio de 2008, y se lanzó una nueva regulación en la que desaparece la obligación de los transportistas de realizar el aprovisionamiento del mercado a tarifa, así como la obligación de aplicar el contrato Sagane I al suministro a tarifa.

El presidente de la CNE, Alberto Lafuente, ha emitido además un voto particular en el que discrepa del informe emitido por el regulador por varios aspectos, entre ellos por los informes técnicos en los que se considera adecuado que sea el propio organismo el que elabore la metodología para cargar cualquier coste a la tarifa relacionado con este asunto.

El mundo

Industria suspende el nuevo recargo progresivo de la factura de la luz

El ministerio de Industria, Energía y Turismo ha suspendido la aplicación de los nuevos peajes de la factura de la luz, cuyos recargos progresivos iban a depender del consumo eléctrico de los hogares.

A pesar de las críticas recibidas desde la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y asociaciones de consumidores, el titular del departamento, José Manuel Soria, ha advertido de que buscará otras fórmulas para gravar la luz.

“La CNE hizo un análisis muy crítico de esa orden ministerial, que hemos considerado junto con las críticas recibidas, y en estos momentos el Ministerio no se está planteando la progresividad con este método, pero en cuanto tengamos un nuevo método se anunciará”, afirmó Soria en el ‘Foro de Cinco Días’.

Soria considera necesaria una “pedagogía entre los consumidores” para que sepan que “detrás de cada tecnología hay unos costes que inciden en el recibo de la luz”. Los usuarios se van a decantar siempre por las tecnologías más ‘verdes’, pero su criterio podría cambiar “cuando sepan el coste de la energía”, argumentó.

El ministro también ratificó la “intención” de no “alterar” la parte regulada de la tarifa eléctrica en las próximas revisiones, de forma que la evolución del recibo de la luz dependa exclusivamente de las subastas entre comercializadoras de la tarifa de último recurso. “Lo que suba o baje la luz será lo que digan los mercados”, señaló.

Desvío del 3.500 en el déficit eléctrico

Por otro lado, Soria reconoció que en 2012 habrá 3.500 millones de euros “adicionales” a los 1.500 millones del objetivo inicial para el ejercicio, de modo que la deuda eléctrica del año rondará los 5.000 millones. Si no se hubiesen tomado las medidas ya aprobadas, el desfase habría sido de “8.000 ó 9.000 millones”, dijo.

El desfase del año se ha debido a una menor demanda, a una desviación de 1.200 millones en la previsión de primas al régimen especial y a que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) no han asumido 1.800 millones de los costes extrapeninsulares.

“La prioridad es el déficit público y eso (asumir las extrapeninsulares) lo hubiese agravado y hubiese dañado la calidad y confianza en la economía”, por lo que el Gobierno tuvo que dejar esa partida en la tarifa eléctrica, indicó, antes de señalar que “no se eligió entre lo bueno y lo mejor, sino entre lo malo y lo peor”.

En todo caso, consideró que en el sistema eléctrico hay una “buena noticia”, que es la mejora en las perspectivas de financiación de la deuda del sector. “Se han abierto ventanas de oportunidad que han facilitado la titulización, y la tendencia va a ser un incremento en la probabilidad de ir titulizando el déficit de tarifa”, señaló.

El Mundo

Paul Singer: “La solución a la crisis europea estará en las calles y las revueltas sociales”

Paul-Singer

Paul Singer, el fundador y consejero delegado del hedge fund, Elliot Management, considera que la solución real a largo plazo de la crisis en Europa estará en la calle. “Va a estar en la calle, cuando cientos de miles de griegos o cientos de miles de alemanes, españoles, italianos … se manifestaban contra los rescates”, afirmó el gestor durante un discurso filtrado posteriormente a la prensa.

“Mi punto de vista sobre Europa es el mismo que hace 15 años … el euro fue un experimento inapropiado de cuasi-soberanía”, admitió. “En cuanto ha habido una divergencia el euro ha comenzado un proceso de ruptura”, justificó.

Al ser preguntado por la posible ruptura de la zona euro, el fundador de Elliot Management, dijo no querer predecir acontecimientos, sin embargo, aseguró que “no tiene sentido para los países de bajo rendimiento ser realmente parte de este proyecto”.

Singer explicó que en un principio todos los estados miembros parecían recibir algún tipo de beneficio como más exportaciones para Alemania y menores tasas de interés para Grecia, Portugal y España. Sin embargo, cuando los grandes riesgos se han acumulado, “Alemania no hace más que escribir cheques”, admitió. “Mientras Alemania siga costeando la factura, el euro puede sobrevivir”.

Desde su punt de vista, las soluciones tomadas hasta ahora causarán una deflación y son perjudiciales para el crecimiento. Sin embargo, si Grecia abandonara el euro se podrían desencadenar problemas en otros países que crearían una crisis bancaria.

A medio y largo plazo las consecuencias de escribir cheques a los países insolventes como Grecia no harán más que lastrar el crecimiento de Europa y frenar el crecimiento global. Sorprendentemente, Signer considera que la solución real al problema de Europa “va a estar en la calle” y “en los cientos de miles de griegos o alemanes que se manifestan contra los rescates”.

Conclusión:

Todos a la calle. No se si es la manera de solucionarlo, pero ya esta empezando a pasar. Tiene que haber otras formas, más pacificamente y con la buena voluntad de los políticos. Basta ya de intereses partidistas y personales. Necesitamos empezar a ver una luz positiva.

El economista

España agrava sus desequilibrios macroeconómicos pese a la austeridad

Bruselas reconoce en un informe “graves” problemas con la deuda pública y el desempleo

España y otros Estados miembros de la Unión Europea (Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Francia, Dinamarca, Chipre, Hungría, Italia, Eslovenia, Suecia y Reino Unido) están siendo investigados por Bruselas al registrar numerosos desequilibrios macroeconómicos en sus territorios. Los países rescatados (Grecia, Irlanda, Portugal y Rumanía) se escapan de la supervisión al contar con un programa de asistencia propio.

Entre todos ellos, España acapara la atención de la Comisión Europea, que reconoce en un informe publicado este miércoles que “existen graves desequilibrios” en torno a varios indicadores. Pese a la progresiva implantación de las políticas de austeridad impuestas desde Bruselas, España no levanta cabeza. De una lista de seis desequilibrios macroeconómicos detectados, el Gobierno solo ha conseguido mitigar dos de ellos, mientras los otros cuatro han empeorado respecto a los últimos datos que maneja la Comisión.

El desempleo ha aumentado y se acerca a la vertiginosa cifra del 26%. La deuda pública se ha disparado por los elevados tipos de interés que paga España para financiarse. A ello se le suma la reducción de la cuota de mercado internacional de las exportaciones y uno de los problemas que más preocupan en Bruselas: la limitada capacidad de generar ingresos suficientes en el exterior para pagar las deudas contraídas.

La Comisión Europea muestra su preocupación por la degradación de los sistemas de protección social en algunos países de la UE

A todos estos desequilibrios se le suma la exposición del país a los “riesgos de liquidez”, que podrían dificultar todavía más el acceso al crédito. Lejos de reactivar la economía y reducir la deuda, España se encuentra paralizada. Las facturas acumuladas y las deudas adquiridas para pagarlas no dejan mucho margen a la inversión, por eso se ha optado por adelgazar los presupuestos.

Tan solo se atisba una mejora en la disminución de la deuda privada y del déficit por cuenta corriente, que ha pasado del -6,5% al -4,3% del PIB. No obstante, esta mejora es relativa. El recorte se debe a la estabilidad de las exportaciones, y en mayor medida, a la caída de la demanda interna como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo y la incertidumbre de los ciudadanos ante el futuro económico. También se han detectado avances en la competitividad, en parte motivados por la rebaja salarial y la flexibilidad laboral.

Preocupación por la deriva social

El comisario europeo de Empleo, László Andor, manifestó este miércoles su preocupación por la degradación de los sistemas de protección social en algunos de los países de la UE. Durante la presentación del informe anual de crecimiento, reconoció las dificultades por las que atraviesan países como España para cumplir con las políticas de consolidación fiscal, pero instó a sus Gobiernos a “hacer esfuerzos para mejorar la protección social” y pidió que “la red de seguridad no se vea perjudicada por la crisis”. Para ello, Andor recomienda mantener la inversión social. “Algunos países han llevado a cabo reformas laborales de cara a una mayor flexibilidad, y lo aplaudimos, pero no debe perderse el diálogo social”, sentenció al término de su intervención.

Conclusiones

Creo que es un buen ejemplo de lo que hemos estado estudiando en clase de economía hasta ahora.

”Las pensiones en Alemania subirán hasta un 11% en los próximos 4 años”

 

Las pensiones subirán en Alemania hasta un 11% en los próximos cuatro años, según se desprende del informe inédito sobre pensiones del Gobierno federal que revela hoy el rotativo ‘Bild’.

Dicho informe prevé un aumento escalonado de las pensiones hasta 2016 del 8,27 % para los jubilados de Alemania occidental y del 11,01% para los residentes en los seis nuevos estados federados surgidos en el este del país tras la reunificación nacional, cuyos ingresos son menores.

Añade que, aunque los jubilados germano occidentales solo tendrán un aumento del 1% el año próximo, en 2015 se beneficiarán de un incremento del 2,55%, el mas alto desde 1993.

El informe sobre pensiones, que afecta a los 20 millones de jubilados en Alemania, será aprobado previsiblemente este miércoles en la reunión del consejo de ministros.

Detalladamente, el informe contempla un aumento de las pensiones en 2013 del 1% en el oeste y el 3,49% en el este del país, en 2014 del 2,33 % y el 2,4%, respectivamente, en 2015 del 2,55% y el 2,65% y en 2016 del 2,39% para el oeste y el 2,47% para el este de Alemania.

 

Expansion