La inflación se mantiene en el 1,6% pese a que subió un 0,4% en noviembre por el alza de los carburantes

Resultat d'imatges de CARBURANTES ESPAÑA

El índice de precios de consumo (IPC) registró un incremento interanual del 1,6% en noviembre, la misma tasa que en octubre, pese al encarecimiento de los carburantes, según el indicador adelantado publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De confirmarse este dato el próximo 14 de diciembre, el IPC sumaría 15 meses consecutivos en positivo y reflejaría una moderación respecto a los datos contabilizados a comienzos de año, cuando la inflación se disparó al 3% interanual. Esta fue su tasa más alta desde octubre de 2012.

En febrero se repitió el mismo porcentaje, pero en marzo, por primera vez en siete meses, la inflación recortó su tasa interanual hasta el 2,3%.

Tras varias subidas y bajadas posteriores, el IPC interanual se situó en agosto en el 1,6%, una décima más que en julio; escaló hasta el 1,8% en septiembre y bajó al 1,6% en octubre, la misma tasa que adelanta el INE para noviembre.

Esta tasa está aún por encima del 1% que, según las previsiones del Gobierno, marcará al cierre de año, de forma que la inflación media de 2017 se sitúe por debajo del 2 %.

En el penúltimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) mantuvo su tasa interanual en el 1,7%. En términos mensuales, el IPC subió un 0,4% en noviembre, el mismo incremento que se registró en los meses de noviembre de 2015 y 2016.

 

Creación propia a partir de: EL MUNDO

Anuncios

El IPC sube dos décimas, hasta el 1,8%, impulsado por los alimentos y bebidas no alcohólicas

los-seis-productos-que-es-mejor-no-comprar-en-un-supermercado-carne-envasada-pilas

La inflación anual estimada del Índice de Precios al Consumo (IPC) este septiembre ha sido del 1,8%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística.

Ha aumentado de dos décimas en tasa anual respecto al mes anterior que fue de 1,6%, según INE se debe a que subió el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que descendieron en 2016. Los precios son a día de hoy un 1,8% superiores a los de hace un año.

Tras varias subidas y bajadas posteriores, el IPC interanual se situó en agosto en el 1,6%, una décima más que en julio. De esta forma, con el aumento que ahora adelanta el INE para el mes de septiembre, se encadenan dos meses consecutivos de alzas en la variación interanual de los precios y el indicador lleva ya 13 meses en positivo.

 

España, depósito mundial de aceite de oliva

aceite de oliva

España pasa a ser depósito mundial al tener más de la mitad de la producción de aceite de oliva del conjunto de todos los países productores, con una producción en torno a los 2,5 millones de toneladas, según afirman fuentes del este mismo sector.

El aceite de oliva abastecerá gran parte de la demanda mundial, debido a que los demás países productores han sufrido un notable descenso de la producción como son: Italia, Grecia, Portugal, Túnez…

La campaña oleícola ha rebasado ya su ecuador y ha comenzado en este mes de abril su segunda parte conprecios que se mantienen estables en el mercado de origen (cerca de los cuatro euros el kilo de media para la calidad virgen extra) y en el que las existencias en España están por debajo de las 900.000 toneladas (894.000 se cuantificaban a finales del pasado mes de marzo)  

El problema en estas siguientes semanas estará condicionado a las tensiones que se producirán con el precio, debido a que no se sabe de antemano si la disponibilidad de aceite de oliva será suficiente para poder abastecer el mercado.

Edición propia a partir de: laVanguardia

La inflación ya está aquí, una mala noticia

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó recientemente el Índice de Precios al Consumo (IPC) correspondiente al mes de diciembre y con el que se cierra el año 2016. El indicador corrobora la subida de precios de los últimos meses y sitúa la inflación en el 1,6% en dicho mes, al subir nueve décima respecto a noviembre.

Esta información publicada por el INE es una décima superior a la avanzada el pasado 30 de diciembre, de la que os dimos cuenta en esta páginas, y sitúa la inflación el año pasado con la tasa más alta desde 2012. Al situarse el incremento final del IPC por encima del incremento salarial pactado en convenio (1,06%) y del de las pensiones (0,25%), podemos hablar sin lugar a discusión de una pérdida de poder adquisitivo notable para la ciudadanía.

Captura De Pantalla 2017 01 16 A Las 12 33 59

Origen: La inflación ya está aquí, una mala noticia

España dice adiós a la deflación: ¿En qué nos afecta?

El cambio de deflación a subida de leve a moderada de precios del mes noviembre y más que previsiblemente en diciembre no es en si un síntoma de cambio de situación.

El cambio de deflación a subida de leve a moderada de precios del mes noviembre y más que previsiblemente en diciembre no es en si un síntoma de cambio de situación. De hecho, las previsiones es que seguiremos en un periodo de precios bajos, el más largo no sólo desde la llegada del euro, sino también en décadas, salvo en los energéticos, verdaderos impulsores de la subida con el repunte de petróleo y en el caso de España de la energía eléctrica. Esta coyuntura, incluyendo una deflación leve y transitoria, ha sido como regla general positivo para la economía española ya que le ha permitido mejorar en productividad.

Pero a medida de que la economía crece, y se prevé que España liderará este año el aumento del PIB en los países desarrollados, la tendencia es de subida de precios. Este incremento se consolidará en España en los próximos meses es en parte fruto del crecimiento del consumo y de la mejora del mercado de trabajo.

  • El petróleo apuntalará los precios

Aun así hay muchos productos y servicios que seguirán bajando. Aunque se recupere el mercado laboral, el entorno actual en España sigue marcado por una alta tasa de desempleo y en muchos casos pérdida de poder adquisitivo, por lo que comprar más y que sea más caro aún es complicado. Pero si hay un producto que no es controlable, vital en la configuración de precios y que subirá en los próximos meses es el petróleo.

Por un lado, en estas fechas vimos el desplome más rápido del petróleo de los últimos años, acercándose a los 20 dólares el barril, por lo que aun manteniéndose en el nivel actual de precios llegaremos en unos meses a un punto en el que la variación interanual sea más que positiva. Tendremos que ver si tras el recorte de producción de la OPEP y la subida de precio vuelve a entrar en el mercado más petróleo de otras regiones, especialmente el petróleo Shale o de esquistos de Estados Unidos. La caída de producción y de licencias allí, llevó a que se equilibrara la producción, pero una subida de precios vuelve a hacer rentable a una industria muy endeudada y que necesita ingresos con urgencia.

  • Peores perspectivas para el ahorrador

Con todo ello tenemos en el horizonte meses de crecimiento de precios, en parte por la recuperación y principalmente por el incremento del coste de los combustibles. Una inflación controlada, no muy alta, pero que afectará a los ahorradores.

La rentabilidad actual de cuentas y depósitos, muy limitada, era paliada en parte por los precios negativos. Una rentabilidad nominal del 0,4% por ejemplo, que tras impuestos se quedaba en un 0,3%, con una bajada de precios del -0,3%, daba como resultado una rentabilidad real del 0,6%. Es decir, cobraba un 0,4% en interés neto y obtenía una ganancia adicional de poder adquisitivo del 0,3%.

Pero si los precios suben, toda la ganancia se puede esfumar. Con el mismo ejemplo y con el IPC en el 0,7%, estaría perdiendo un -0,4% (rentabilidad menos subida de precios). Si la inflación sube más, puede que muchos ahorradores ni se encuentren con pérdidas más importantes en su poder adquisitivo.

Fuente: España dice adiós a la deflación: ¿En qué nos afecta? | Mis ahorros | Cinco Días

El abaratamiento de los alimentos prolonga la baja inflación en mayo

Buenos días, a continuación les presento una noticia sobre la consecutiva deflación de la economía española por la cesta básica de los alimentos. A partir de fuentes del Instituto Nacional de Estadística, el índice de precios en este mes de mayo ha crecido únicamente un 0,2%, lo que significa que ha crecido dos décimas menos que en el mes de abril de este mismo año, por lo que muestra un claro estancamiento de los precios, después del efecto alcista de la Semana Santa. Esta baja inflación se aproxima más al 0% que del 2%, rango referente para el Banco Central Europeo.

Las razones de este estancamiento de los precios aun no está presente, se debe espera unos 15 días al detalle de la estadística, pero el INE ya ha anticipado que las dos décimas perdidas se deben sobretodo al abaratamiento de los alimentos, lo que vuelve a desbordar la predicción de los analistas, ya que estos anticipaban que la inflación en este mes de mayo seria de un 0,3% al 0,4%.

Es importante también destacar de esta noticia que se prevé que el Banco Central Europeo rebajará el tipo de interés de referencia del 0,25% al 0,10%, y establecerá un tipo negativo del -10% para los depósitos que los bancos dejan aparcados en las cuentas del banco central. El objetivo de esta medida es penalizar que los bancos no usen el dinero que les prestó el banco central y empujar así a que lo presten a familias y empresas para reactivar la economía y los precios.

Las consecuencias de la baja inflación son por una parte, que permiten minimizar la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y pensionistas a los que se recorta o congela sus ingresos. Pero en el lado negativo, dificulta la devolución de las deudas y la recuperación de los ingresos fiscales, algo esencial para países como España. Por otro lado, la actitud más suave que ha tenido el Banco Central Europeo respeto a la Reserva Federal influye en que el euro se haya mantenido demasiado alto, lo que dificulta y supone un obstáculo para la expansión exportadora Española.

Como conclusión podemos decir que la baja inflación persistente podría agravar la crisis por su efecto negativo en las expectativas de las empresas, al caer los márgenes de beneficios, y en las expectativas de los consumidores, que prolongarían sus compras en busca de menores precios.

Fuente: El País

China: la inflación toca mínimos de 7 meses y baja el temor al ajuste

La inflación anual al consumidor de China se desaceleró más bruscamente que lo esperado en diciembre hasta el 2,5%, su mínimo en siete meses, lo que redujo el temor a un ajuste de la política monetaria en momentos en que el banco central está limitando la liquidez bancaria.

El aumento en las tasas de interés del mercado de dinero y en los rendimientos de los bonos sugiere que el Banco Popular de China (BPC) busca reducir los niveles de endeudamiento y frenar el crecimiento del crédito, pero hay pocos indicios de un giro radical en su política.

El banco central se ha comprometido a continuar una política monetaria prudente en el 2014 y mantener un crecimiento razonable del dinero y el crédito para apoyar a la economía real.

Fuente: El Economista