El Gobierno aprueba el Plan Estatal de I+D+i 2017-2020 para fomentar “empleo de calidad”

rajoy.jpg

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y balance del año 2017, el presidente ha asegurado que en 2018 el Gobierno “intensificará sus esfuerzos” en áreas como la investigación y la tecnología, entre otras áreas.

Este jueves, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presidió en el Complejo de La Moncloa, la reunión de la Comisión Delegada del Gobierno para Política Científica, Tecnológica y de Innovación.

En el encuentro también participaron los ministros de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno; de Energía, Turismo y Agenda Digital; de Economía, Industria y Competitividad; y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Según este departamento, en el curso de la reunión analizó el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación que ha estudiado el Consejo de Ministros de este viernes. A finales del año pasado, el Gobierno prorrogó el Plan estatal 2013-2016 a la espera de la aprobación de este nuevo plan.

Edición propia a partir de: expansión

Anuncios

Danone pone el foco en la innovación

danone

Desayunar a toda prisa, comida de fiambrera, olvidar los postres o la merienda… los hábitos alimentarios están cambiando. No nos sentamos a la mesa tanto rato como lo hacíamos antes, y los alimentos que más lo notan son los lácteos. Afectados también por la crisis económica, las marcas blancas y la moda de los productos sin lactosa, las ventas de este grupo de alimentos van de capa caída.

El consumo de leche en España ha caído un 2% desde el 2011, el de queso, un 3%, pero quien más lo ha notado es el yogur. Sus ventas han caído un 9%, y ahora, las compañías de esta industria se rompen la cabeza para remontar las cifras.

Entre ellas está la multinacional francesa Danone, dirigida en la Península por Jean-Philippe Paré, que tiene como gran objetivo volver a posicionar el yogur como un producto esencial en los frigoríficos. Lo explicaban varios cargos de la compañía en una visita al centro de innovación y desarrollo Daniel Carasso, en el complejo tecnológico Saclay de la localidad de Palaiseau, a 30 km de París.

Edición propia a partir de: laVanguardia

Europa Occidental es más atractiva a la hora de captar talento que EE.UU.

300px-Europa-Occidental

Tanto fijarnos en el continente americano como espejo donde mirarnos, como el país de los sueños y como el ideal económico y social, esta semana La Vanguardia nos sorprendió con esta noticia. Según los expertos, quien consigue reclutar y retener el talento obtiene ventaja competitiva; por lo tanto, España va malo. Los países tienen muchas maneras de lograrlo: mediante la inversión y el desarrollo, las políticas de educación, programas de formación a los trabajadores, la calidad de vida de las ciudades, el nivel de idiomas de la población. Y, por supuesto, la remuneración y el peso de la carga impositiva.

La escuela de negocios suiza IMD ha elaborado su Ranking de Talento Mundial 2017 y se ha categorizado a Suiza como el país más atractivo a la hora de captar personal cualificado. Le sigue Holanda, Luxemburgo, Hong Kong, Singapur e Irlanda.

En particular, Alemania es uno de los mayores exportadores de talento y, al mismo tiempo, el país es también una referencia al captar cerebros del resto del mundo. “Pese a las críticas de algunos sectores en torno a la inmigración, las políticas de Alemania están asegurando su acceso a la cantera de talento internacional”, subrayan desde el IMD.

España este año se sitúa en el lugar 32 ya que arrastramos debilidades estructurales en políticas de formación de los empleados, el sistema educativo y las competencias lingüísticas.

La “fuga de cerebros” es una tema que nos asusta desde el estallido de la crisis. Muchos jóvenes se fueron y se continúan yendo a países extranjeros para buscar “el Dorado”. Creo que ha llegado la hora de revalorizarnos como país y dar más de nosotros mismo paor la marca España e ir escalando rangos en el ranking de Talento Mundial!

Noticia de elaboración propia extraída de La Vanguardia.

La matriz de Uniqlo se anota un beneficio récord de 899 millones de euros

El gigante textil nipón Fast Retailing, propietario de la cadena de tiendas de ropa Uniqlo, tuvo en su último ejercicio fiscal –septiembre de 2016 a agosto de 2017- un beneficio neto récord de 899 millones de euros, el doble que el año precedente.

La competidora del grupo español Inditex obtuvo un beneficio operativo de 1.324 millones de euros, un 38,6% más gracias sobre todo a su buen ritmo de ventas en Asia, según anunció este jueves en un comunicado.

La matriz de Uniqlo se anota un beneficio récord de 899 millones de euros

Tercer grupo por ventas a nivel mundial

La compañía, que abrió en septiembre la primera tienda Uniqlo en España en Barcelona, facturó 13.963 millones en ventas, un 4,2% más que en el mismo período del año precedente. Fast Retailing –un grupo que también cuenta con marcas como GU, Theory o Comptoir des Cotonniers- sólo es superado en ventas a nivel mundial por la sueca Hennes Mauritz (H&M) y por la española Inditex.

Sus ventas se incrementaron sobre todo en China, el sudeste asiático y Oceanía, según destacó Fast Retailing, que espera que durante el ejercicio en curso su facturación exterior supere por primera vez a sus ventas en el mercado doméstico.

La facturación crece el 8% fuera de Japón

En Japón, la compañía se embolsó una facturación de 6.085 millones de euros, un 1,4% más, mientras en el resto del mundo vendió por 5.315 millones, un avance del 8,1%. En cambio, su resultado operativo disminuyó ligeramente en Europa debido a la apertura de una veintena de tiendas y a sus costes derivados.

El gigante nipón también destacó la inauguración de su primer establecimiento Uniqlo en España el pasado 19 de septiembre en el barcelonés paseo de Gràcia, y señaló que en sus primeros días abierto al público ha registrado “un fuerte comienzo”.

Abrirá una segunda tienda en Barcelona en noviembre

Fast Retailing abrirá una segunda tienda en Barcelona en noviembre dentro de su plan de expansión en España, que se convierte en el sexto mercado europeo tras Reino Unido, Francia, Bélgica, Alemania y Rusia de la compañía. Desde que su primera tienda vio la luz en Hiroshima (oeste de Japón) en 1984, Uniqlo ha abierto unos 1.900 establecimientos en una veintena de países.

Para el actual ejercicio Fast Retailing prevé que su beneficio neto crezca un 0,6% y alcance los 900 millones de euros. Sus estimaciones apuntan a que obtendrá un beneficio operativo de 1.501 millones, un 13,4% más, mientras sus ventas crecerían un 10,1%, a 15.388 millones de euros.

Opinión personal

Zara tiene rival, y se llama Uniqlo.

Fuente: La Vanguardia

 

 

725 millones de inversión para Start Ups

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

“Entre 30 y 40 ‘start up’ europeas recibirán una inyección de capital de Atomico en los próximos cuatro años.

El fondo de inversión, creado en 2006 por Niklas Zennström -cofundador de Skype- ha cerrado una ronda de financiación de 765 millones de dólares -725 millones de euros- que destinará a diferentes proyectos europeos de carácter tecnológico de serie A, es decir, de un importe superior a 5 millones de euros y destinado a compañías que ya generan ingresos. Carolina Brochado, socia de Atomico en España, explica que “existe un déficit de inversión en las empresas que se encuentran en esta fase de desarrollo que nosotros queremos cubrir. Perseguimos negocios que tengan un buen producto, algo que en la fase semilla no suele existir. En la fase A la start up es escalable, y mucho más cuando alcanza la fase B”. Desde Atomico advierten de que “si bien ha habido más de 1.700 rondas semilla y serie A en el último año, el ratio de conversión a siguientes escenarios es lento”.

Talento

Madrid y Barcelona son las plazas en las que Atomico tiene puesto el foco. Brochado destaca los 81.000 desarrolladores de la capital española y los 51.000 de la Ciudad Condal, “un número muy atractivo, a lo que se suman las personas que tienen habilidades relacionadas con la inteligencia artificial. Según LinkedIn Madrid y Barcelona ocupan el tercer y cuarto lugar de Europa, respectivamente. Esto no es lo único. En 2011 se invirtieron 11 millones de euros en start up españolas, una cifra que alcanzó los 590 millones el año pasado”. Los sectores de logística y financiero son, según la socia de Atomico en España, los que más capital atraerán.”

El articulo sigue explicando que España es un país muy atractivo para inversores extranjeros. Compañías muy exitosas como Ticketbis o Provalia han salido de España.

El fondo de inversión también cuenta con el apoyo de grandes empresarios provenientes de empresas como Spotify, Uber, Facebook o Google entre otros muchos.

Comentario/Opinión:

Sin duda esta es una noticia que alegra a cualquier persona con un espiritú emprendedor. ¡Podemos seguir soñando y construyendo! Es muy alentador saber que estos fondos existen y están analizando el mercado. La noticia incentiva a las personas con ideas de negocio a emprenderlas y creer en ellas. Nunca se sabe si alguién, un ‘business angel’ o un fondo de inversión va a confiar en tu idea.

En España hay una gran carencia de espiritú emprendedor. La tendencia general es a creer que las cosas son muy complicadas y que a la hora de emprender un viaje empresarial todo se hará cuesta arriba. Es importante fomentar la emprendeduría a través de noticias como esta para que muchas ideas no se queden simplemente en eso: ideas. Muchas personas con grandes ideas nunca las desarrollan por falta de dinero, seguridad en sí mismos, falta de tiempo, recursos, etc. Fondos como este aportan un granito de arena en forma de apoyo económico a muchos emprendedores.

Fuente: Expansión.com

#Entornoeconomico El eterno problema de España con el gasto en I+D: una mirada al resto de Europa

  • Las empresas grandes son las que más gastan en Investigación
  • En España podría haber un exceso de empresas entre 1 y 9 empleados

 

Cada vez que se publican las cifras de gasto en Investigación y Desarrollo (I+D), España aparece la cola de Europa. Parece que puede existir cierta correlación positiva entre gasto en I+D y el desarrollo económico. Por eso puede ser interesante desagregar este dato en partidas y analizar cuáles son las que tienen mayor peso en los países más avanzados de Europa, en qué nivel se encuentra España y por qué se gasta menos que en otros países en esa rama tan relevante.

España dedicó 12.821 millones de euros a Investigación y Desarrollo (I+D) en 2014, lo que supone el 1,5% menos que un año antes, hasta llegar al 1,23 % del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 1,26 % del año 2013. De acuerdo con los datos sobre actividades en I+D que muestra Eurostat, las empresas realizaron nuevamente la mayor parte del gasto, con un 52,9% (el 0,63% del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 28,1% del gasto (0,34 % del PIB). La Administración Pública, por su parte, realizó el 18,8% del gasto total (0,23% del PIB), y el 0,1% restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Mientras que el apartado de Administraciones Públicas y en Enseñanza Superior, España muestra niveles similares a países con una renta per cápita equivalente y levemente inferiores a la media de la Eurozona, las empresas se quedan muy lejos de los países más avanzados de Europa.

La Administración Pública gastó de media en el Eurozona en I+D un 0,28% por el 0,23% de España. En Educación Superior este gasto fue del 0,46% en la Eurozona y del 0,34% en España. Por último, las empresas del área euro gastaron un 1,35% de su PIB en I+D mientras que las españolas gastaron un 0,63%, es decir, menos de la mitad que las compañías de la Eurozona.

Las empresas de Suecia, Dinamarca, Austria y Alemania son las que tienen un mayor gasto sobre PIB en Investigación y Desarrollo. Sin embargo las firmas españolas están al nivel de las eslovacas, portuguesas, polacas o incluso por debajo de las empresas húngaras. Sólo las empresas de países como Turquía, Lituania o Grecia gastan menos en I+D.

Por otro lado, en Educación Superior vuelven a repetirse unos resultados muy similares. Mientras que en Suecia, Dinamarca o Austria el gasto de este campo en I+D está cerca de alcanzar el 0,9%, en España se queda en un 0,34%. En unos niveles muy parecidos a los de España se mueven Italia, Chipre o Irlanda.

Sobre el gasto de la Administración Pública en I+D ocurre algo curioso. Los países que promedian un mayor gasto en este apartado no son los más desarrollados: Dinamarca, Austria, Suecia y Holanda gastan menos que España en este apartado. Mientras que Eslovenia, la República Checa, Alemania o Eslovaquia presentan los gastos más elevados respecto al PIB de Europa.

¿Por qué España no invierte en I+D?

El gasto en investigación y desarrollo contabiliza los gastos corrientes y de capital (público y privado) en trabajo creativo realizado sistemáticamente para incrementar los conocimientos, incluso los conocimientos sobre la humanidad, la cultura y la sociedad, y el uso de los conocimientos para nuevas aplicaciones. El área de investigación y desarrollo abarca la investigación básica, la investigación aplicada y el desarrollo experimental. Este tipo de gasto es de los más costosos en términos económicos, por eso en muchas ocasioens sólo las empresas grandes o medianas pueden permitirse la inversión en I+D. El menor peso de las compañías grandes en España sobre el total de empresas podría explicar parte del problema de gasto en I+D del país.

España es uno de los países de Europa que tiene un menor número de ocupados trabajando en empresas medianas y grandes, mientras que las empresas entre 1 y 9 empleados gozan de mucho más peso sobre el total que en los países más avanzados. Todo lo contrario ocurre en los países más desarrollados de Europa o EEUU, dónde alrededor del 40% de los ocupados trabajan en empresas de 250 o más empleados.

Como destaca BBVA Research, las empresas grandes suelen gozar de mayor productividad, mayor probabilidad de supervivencia, menor porcentaje de empleo temporal y más flexibilidad interna, menor volatilidad del empleo durante el ciclo de negocios, niveles más alto de capital humano, mayor acceso a financiación y, sobre todo, mayor capital tecnológico y físico por trabajador e innovación y actividades de I+D.

La estructura del tejido empresarial español podría ser un determinante clave a la hora de explicar por qué España es uno de los países en los que la I+D tiene un menor peso, sobre todo en el gasto de las empresas, que a la postre es el que más pesa dentro de esta partida.

Fuente: el economista

Comentario / Argumento:

Actualmente la población española ya ha vivido una recesión económica de la que aún estamos recuperándonos. Sería más fácil recuperarse con un mejor porcentaje de inversión en I+D y Educación superior. Mantener un nivel de preparación interior es realmente importante para la existencia y supervivencia de un país. No estamos cumpliendo unos requisitos que podrían traernos ventaja en un futuro ante situaciones complicadas o bien ante una salida de la crisis ‘más rápida’. Invertir en I+D no solo nos permite estar preparados para un futuro, sino que además nos otorga unas ventajas a escala internacional que podrían posicionar al país y traer mejor fortuna a las familias que sufren más (clase baja y media). La tasa de para se vería afectada disminuyendo ya que contaríamos con más empleo para empresas más grandes con mayor número de empleados.

 

Javi Trepat

Cada vez que se publican las cifras de gasto en Investigación y Desarrollo (I+D), España aparece la cola de Europa. Parece que puede existir cierta correlación positiva entre gasto en I+D y el desarrollo económico. Por eso puede ser interesante desagregar este dato en partidas y analizar cuáles son las que tienen mayor peso en los países más avanzados de Europa, en qué nivel se encuentra España y por qué se gasta menos que en otros países en esa rama tan relevante.

 

España dedicó 12.821 millones de euros a Investigación y Desarrollo (I+D) en 2014, lo que supone el 1,5% menos que un año antes, hasta llegar al 1,23 % del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 1,26 % del año 2013. De acuerdo con los datos sobre actividades en I+D que muestra Eurostat, las empresas realizaron nuevamente la mayor parte del gasto, con un 52,9% (el 0,63% del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 28,1% del gasto (0,34 % del PIB). La Administración Pública, por su parte, realizó el 18,8% del gasto total (0,23% del PIB), y el 0,1% restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Mientras que el apartado de Administraciones Públicas y en Enseñanza Superior, España muestra niveles similares a países con una renta per cápita equivalente y levemente inferiores a la media de la Eurozona, las empresas se quedan muy lejos de los países más avanzados de Europa.

La Administración Pública gastó de media en el Eurozona en I+D un 0,28% por el 0,23% de España. En Educación Superior este gasto fue del 0,46% en la Eurozona y del 0,34% en España. Por último, las empresas del área euro gastaron un 1,35% de su PIB en I+D mientras que las españolas gastaron un 0,63%, es decir, menos de la mitad que las compañías de la Eurozona.

Las empresas de Suecia, Dinamarca, Austria y Alemania son las que tienen un mayor gasto sobre PIB en Investigación y Desarrollo. Sin embargo las firmas españolas están al nivel de las eslovacas, portuguesas, polacas o incluso por debajo de las empresas húngaras. Sólo las empresas de países como Turquía, Lituania o Grecia gastan menos en I+D.

http://e.infogr.am/_/eLF82fGeihSiZJC98nyQ?src=embed

Por otro lado, en Educación Superior vuelven a repetirse unos resultados muy similares. Mientras que en Suecia, Dinamarca o Austria el gasto de este campo en I+D está cerca de alcanzar el 0,9%, en España se queda en un 0,34%. En unos niveles muy parecidos a los de España se mueven Italia, Chipre o Irlanda.

Sobre el gasto de la Administración Pública en I+D ocurre algo curioso. Los países que promedian un mayor gasto en este apartado no son los más desarrollados: Dinamarca, Austria, Suecia y Holanda gastan menos que España en este apartado. Mientras que Eslovenia, la República Checa, Alemania o Eslovaquia presentan los gastos más elevados respecto al PIB de Europa.

¿Por qué España no invierte en I+D?

El gasto en investigación y desarrollo contabiliza los gastos corrientes y de capital (público y privado) en trabajo creativo realizado sistemáticamente para incrementar los conocimientos, incluso los conocimientos sobre la humanidad, la cultura y la sociedad, y el uso de los conocimientos para nuevas aplicaciones. El área de investigación y desarrollo abarca la investigación básica, la investigación aplicada y el desarrollo experimental. Este tipo de gasto es de los más costosos en términos económicos, por eso en muchas ocasioens sólo las empresas grandes o medianas pueden permitirse la inversión en I+D. El menor peso de las compañías grandes en España sobre el total de empresas podría explicar parte del problema de gasto en I+D del país.

España es uno de los países de Europa que tiene un menor número de ocupados trabajando en empresas medianas y grandes, mientras que las empresas entre 1 y 9 empleados gozan de mucho más peso sobre el total que en los países más avanzados. Todo lo contrario ocurre en los países más desarrollados de Europa o EEUU, dónde alrededor del 40% de los ocupados trabajan en empresas de 250 o más empleados.

Como destaca BBVA Research, las empresas grandes suelen gozar de mayor productividad, mayor probabilidad de supervivencia, menor porcentaje de empleo temporal y más flexibilidad interna, menor volatilidad del empleo durante el ciclo de negocios, niveles más alto de capital humano, mayor acceso a financiación y, sobre todo, mayor capital tecnológico y físico por trabajador e innovación y actividades de I+D.

La estructura del tejido empresarial español podría ser un determinante clave a la hora de explicar por qué España es uno de los países en los que la I+D tiene un menor peso, sobre todo en el gasto de las empresas, que a la postre es el que más pesa dentro de esta partida.

Las pymes españolas son más productivas que las japonesas

El rendimiento de las empresas nacionales crece a un ritmo anual de entre un 2% y un 3% y ya supera a otros países tan industrializados como Japón o Finlandia.

La productividad de las empresas españolas está mejorando y ya se sitúa por encima de algunos países que destacan por su fuerte industrialización. Sobre un total de 10, España ha obtenido una puntuación de 7,4, dos décimas más que Finlandia y más de un punto con respecto a Japón. Las compañías nacionales han hecho los deberes en los últimos años, como demuestra la nota conseguida, que se acerca al sobresaliente adjudicado a Estados Unidos, país que ha sido utilizado como referencia para esta clasificación, realizada por la asociación The Conference Board, en colaboración con el Centro de desarrollo y crecimiento de la Universidad de Groningen (Países Bajos). Sin embargo, los alumnos más aventajados han vuelto a ser Noruega y Luxemburgo, los únicos que han conseguido sacar matrícula de honor.
A pesar de que la productividad a nivel global está en descenso, nuestro país ha presentado, en los tres últimos años, unas tasas de crecimiento que oscilan entre el 2% y el 3%. Estos buenos resultados están acercando a España a la media de las principales economías europeas. Así, por ejemplo, ya se encuentra sólo a cuatro décimas de Reino Unido.

Gasto en I+D
Los índices positivos de productividad están íntimamente relacionados con el dinero que se destina a I+D+i. A pesar de que los expertos insisten en la importancia de aumentarlo para crecer en competitividad, las cifras demuestran un descenso en los últimos años: en 2012 fue de 13.392 millones de euros, un 5,6% menos que en el ejercicio anterior.
Este gasto sólo representa un 1,30% del PIB español. Por este motivo, el Gobierno ha decidido mantener las deducciones por investigación, desarrollo e innovación en el Impuesto de Sociedades, a pesar de haber eliminado la mayoría de ellas en su última reforma fiscal, que entrará en vigor el próximo 1 de enero. Es más, el Ministerio de Hacienda decidió ampliar estos incentivos, estableciendo un nuevo límite de cinco millones de euros (antes tres) para las desgravaciones en el Impuesto de Sociedades a aquellas empresas que destinen más del 10% de su cifra de negocio a estas actividades.
Medidas como éstas pretenden animar también a los pequeños y medianos negocios a que reserven parte de su presupuesto a I+D, ya que son las grandes compañías las que llevan el peso en este capítulo.
* De los casi 5.000 millones de euros que invierten las pymes, más del 60% se destina a procesos de investigación de carácter interno, seguido muy de lejos por la adquisición de maquinaria, equipos y software.

* Los sectores industriales y de servicios son los que tienen un mayor peso dentro del capítulo de gasto en actividades innovadoras, tanto si hablamos de grandes como de pequeñas compañías.
Sin embargo, la agricultura , a pesar de representar sólo un 2,20%, ha sido la única que ha experimentado un fuerte crecimiento respecto al periodo anterior, con una inversión casi un 30% mayor. Todo lo contrario que la construcción, el sector más castigado por la crisis económica, que ha sufrido una reducción de fondos de más del 40% en el apartado de investigación.
* Por ramas de actividad, las empresas de servicios de I+D representaron el mayor porcentaje del total del gasto en innovación tecnológica, seguidas por las empresas de vehículos de motor y las relacionadas con el mundo farmacéutico.

Comentario: El sector de investigación, desarrollo e innovación está estrechamente relacionado con la la capacidad productiva. Al tener maquinaria de ultima tecnología, repercute directamente en la productividad y competitividad de la empresa. Por este motivo, el Gobierno ha decidido mantener las deducciones por investigación, desarrollo e innovación en el Impuesto de Sociedades.

Fuente: expansion