El crecimiento del comercio electrónico es imparable

img_lbernaus_20170918-171744_imagenes_lv_terceros_istock-598525768-kN8C--656x436@LaVanguardia-Web

A medida que pasa el tiempo, nos vamos habituando y adaptando a nuestras vidas cada vez más la compra-venta online. Era un ámbito muy desconocido e inseguro hace unos años a pesar de estar ganando muchísima fuerza. En el panorama español, se facturó  24.185 millones de euros, un 20,8% más que el año anterior. A nivel empresarial, es un crecimiento exponencial de un éxito absoluto.

Remontándonos a los inicios, la primera transacción online fue el año 1984 cuando Jane Snowball, una señora inglesa de 72 años, compró huevos, margarina y cereales a través de un novedoso sistema de la televisión británica denominado Videotex.

Faltaban todavía 10 años para que se creara el primer protocolo de transmisión de información de manera segura, el Secure Sockets Layer (SSL), que apareció gracias al navegador Netscape; 11 años para la irrupción de Amazon y Ebay; 14 años para Google y PayPal, y 20 años para el lanzamiento de Facebook.

Hay que considerar este fenómeno sin precedentes llamado Internet como una gran oportunidad y como una gran ventana al mundo a todos los niveles, tanto empresarial como a nivel individual. Como dato relevante, el pasado año, la contribución del e-Commerce al Producto Interior Bruto (PIB) de los países del G-20 superó el 5%.

Fuente propia extraída de La Vanguardia.

Anuncios

Alemania aceptará aumentar el rescate para países endeudados de 500.000 a 750.000 millones

El incremento no se aprobará en el Consejo Europeo de primavera que se celebra en Bruselas este jueves y viernes

Bruselas (Europa Press).- La canciller alemana,Angela Merkel, ha cedido a la presión del resto de socios de la UE y del G-20 y está dispuesta a aceptar un aumento del fondo de rescate de la UE de 500.000 a 750.000 millones de euros para contener el contagio de la crisis de Grecia a España e Italia.

Sin embargo, el incremento no se aprobará en el Consejo Europeo de primavera que se celebra en Bruselas este jueves y viernes, sino que tendrá que esperar a finales de marzo, según informa el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’.

Merkel sigue sin estar convencida de que el aumento del fondo de rescate sea necesario, asegura el diario, ya que las primas de riesgo de España e Italia se han relajado considerablemente desde principios de año.

Sin embargo, aceptará poner más dinero porque los demás Estados miembros -incluso aliados tradicionales como Países Bajos piden reforzar el mecanismo- y los países del G-20 lo ven necesario por “razones psicológicas”.

“No podemos resistir a esta presión a largo plazo”, aseguran fuentes del Gobierno alemán citadas por el periódico. La ampliación se llevará a cabo sumando los recursos que no se han gastado del actual mecanismo temporal de ayuda (250.000 millones de euros) al nuevo fondo de rescate permanente (500.000 millones) que entrará en vigor en julio.

Tanto el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, como el del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se han mostrado convencidos de que será posible ampliar el fondo antes de que acabe el mes de marzo.

El calendario es importante porque los países del G-20 han dejado claro que no aprobarán un aumento de los recursos del FMI para ayudar a la eurozona en su reunión de abril si antes la propia UE no ha reforzado su cortafuegos.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE fijarán en la cena de este jueves el calendario para completar la ampliación del fondo.

 

Fuente: La Vanguardia : Economía

 

Opinión personal:

Ante una situación de crisis actual, la mejor decisión es prevenir, en este caso sería aprobar el aumento del rescate para países endeudados para contener el contagio de la crisis de Grecia a España e Italia lo antes posible. Aunque Angela Merkel, no esta totalmente a favor de llevar a cabo ésta acción, tiene la presión del G-20 y la UE encima, y sabe que tomar esta decisión tiene riesgo, sin embargo es una decisión que se debe tomar por precaución y seguridad de los demás países europeos.

La reunión del G-20 más de lo mismo o no?

Obama

Según diversos órganos de prensa  el G-20 entierra hoy el orden económico mundial nacido tras la Segunda Guerra Mundial.

Por un lado Europa pierde poder en beneficio de las grandes economías emergentes, encabezadas por China.

Por otro los reguladores del sistema financiero tendrán más poderes para supervisar tanto la remuneración de los operadores del mercado financiero como para exigir a los bancos colchones de capital más grandes con los que hacer frente a eventuales crisis.

Se establece un compromiso político que altera en gran medida la arquitectura financiera internacional creada después de la Segunda Guerra Mundial—cuando nació el Fondo Monetario Internacional—, durante la crisis del petróleo de los 70 —época en la que se creó el G-7— y en los noventa, cuando tuvo lugar la expansión del capitalismo financiero que se ha visto azotado por la crisis de las hipotecas basura.

Se institucionaliza el G-20, que ha sido oficialmente reconocido por sus miembros como “el foro fundamental para la cooperación económica internacional”. Eso implica una dramática pérdida de poder del G-8, en el que cuatro de sus miembros son de Europa Occidental: Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia. Incluso en el G-20 ampliado de Pittsburgh, en el que hay en realidad 23 países más la UE, Europa, excluida Rusia, sólo tiene siete asientos.

Todas estas medidas, han sido propuestas por los principales líderes políticos que han tenido que conducir sus países en esta crisis. Ahora, sin embargo, queda la cuestión de cómo se van a poner en práctica todos estos acuerdos políticos.

Llegar a un equilibrio entre el necesario control sobre el sistema financiero internacional, para evitar que la especulación vuelva hacer detonar el sistema es difícil.

Por otro lado evitar que el reforzamiento del control pueda ir en detrimento del libre mercado y sobre todo el comercio internacional se hace prioritario.

Aunque en la reunión del G-20 se ha avanzado en planteamientos, y por lo que parece lo peor de la crisis ha pasado, ahora queda lo más difícil: pasar de la palabra a los hechos. Este es el reto.