Guerra de deberes, la advertencia de Merkel-Macron-May a Trump: la UE se defenderá

15250134934381

Angela Merkel, Emmanuel Macron y Theresa May advierten a Estados Unidos: no impongan aranceles a los productos de la UE o la Unión se defenderá. Para proteger sus intereses La posición común, informó un portavoz alemán por los medios internacionales. Se acordó durante una llamada telefónica entre los líderes de Alemania, Francia y el Reino Unido: «Estados Unidos no debe tomar ninguna medida comercial contra la UE; de lo contrario, la UE estará dispuesta a defender sus intereses en el marco de las normas comerciales multilaterales». . Los tres líderes, informados por fuentes de Downing Street (el parlamento británico), también se han alineado para el acuerdo sobre la energía nuclear iraní, por considerarlo el instrumento más adecuado para evitar que Teherán desarrolle armas.

El choque en los aranceles

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha impuesto aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y el 10% sobre las de aluminio, con el objetivo de reducir el déficit en el balance de importaciones y exportaciones en comparación con China. La UE había sido excluida de la disposición hasta el 1 de mayo, pero las cosas podrían cambiar después del próximo martes. Hasta ahora, los llamamientos de las fuerzas políticas europeas para mantener el estado actual han caído en saco roto, lo que aumenta los temores de una guerra comercial en su desventaja.
La admonición de los tres líderes sigue a la vuelta a las manos vacías en Europa ayer de Angela Merkel, que había solicitado la exención permanente en nombre de toda la Unión Europea, después de que ni siquiera Macron, aunque recibido con gran pompa en la Casa Blanca, logró arañar al presidente estadounidense. El magnate, a excepción de sensacionales sorpresas, activará los nuevos aranceles sobre las importaciones de acero (25%) y de aluminio (10%) desde Europa el dos de mayo.

1035390668.jpg

Ataque de Trump: creación de la UE para aprovechar los EE. UU.

Por su parte, el presidente estadounidense no está haciendo nada para disolver la tensión con la contraparte europea. En una reunión en Michigan, el inquilino de la Casa Blanca llegó a argumentar que la UE “se formó para tomar ventaja de los EE. UU. Pero no lo llevo con ellos, lo tomo con nuestros presidentes anteriores. No será así, esos días han terminado, pero tenemos que abrir esos mercados, es injusto. Trump quiere más concesiones de los socios estadounidenses. El jueves pasado en CNBC, el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, había dicho que “es muy importante que algunos de nuestros amigos hagan concesiones en prácticas comerciales, aranceles e impuestos. Por ejemplo, uno de los problemas es el trato justo para los automóviles y nos gustaría ver algunas concesiones de Europa “. Trump también pide compromisos en otros frentes, como la contribución financiera que los aliados europeos le dan a la OTAN, por la insuficiencia de la Casa Blanca.

Elaborado por Mariya Bodnar a partir de El Economista, El Mundo y La Información.

Anuncios

Francia denuncia a Google y Apple

Resultat d'imatges de Bruno Le Maire
Bruno Le Maire, ministro francés de Economia y Finanzas

Bruno Le Maire quiere denunciar contra Google y Apple por hacer practicas comerciales abusivas contra otras empresas, esto les representarían sanciones valoradas en millones de euros.

Estos dos gigantes de internet solo imponen tarifas a empresas emergentes además de modificar unilateralmente los contractos.

El ministro francés de Economia y Finanzas dice que es inaceptable porque hay reglas que se deben cumplir y respetar, cosa que las empresas mencionadas anteriormente no hacen.

El gobierno francés ya está trabajando a escala internacional para establecer normas que obliguen a los gigantes de internet a pagar impuestos allí donde hagan su negocio, están convencidos de que lo van a conseguir antes del 2020.

Quieren conseguir que estas empresas paguen facturación en todos los países donde trabajan, no unicamente allí donde tienen su sede (normalmente situada en sitios de facturación favorable para éstas).

La denuncia del Ministerio de Finanzas francés pide el fin de éstas prácticas además de una multa de 2 millones de euros.

Actualmente, Apple está sometida a una investigación y Google el junio pasado fue condenado por la UE con una multa récord de 2.420 millones de euros.

Resultat d'imatges de apple y google
Logotipo de Google y Apple respectivamente.

Fuente: Elaboración por Aina Solés a partir de El Punt

PSA adquiere una parte mayoritaria de un centro de producción en Malasia

El grupo francés firmó una colaboración con el malayo Naza para crear un centro común de producción.

Peugeot va a profundizar su colaboración con el grupo malayo Naza, con la implantación de un centro común de producción en el Sudeste asiático, anunció el constructor francés en un comunicado, el lunes, 26 de febrero.
Ambos grupos firmaron un acuerdo de cesión de activos y un acuerdo de co-empresa que oficializaba la explotación común de la fábrica Naza Automotive Manufacturing (NAM), situada en Gurun (Kedah), en Malasia. PSA poseerá una parte mayoritaria de las operaciones de NAM, precisa el comunicado.

Los primeros vehículos serán producidos en 2018 para Peugeot, con 3008, y en 2019 para Citroën, con el nuevo C5 Aircross. El primer centro de producción de PSA en el Sudeste asiático, la fábrica dispone de una capacidad de 50000 vehículos al año.

Naza se encargará de la distribución exclusiva de los vehículos de las marcas Peugeot, Citroën y DS Automóviles enMalasia y «explorará con el grupo PSA las oportunidades de distribución en otros mercados del Sudeste asiático», explicó el constructor francés. Peugeot hizo su entrada a Malasia en 2006 con su 206. El presidente del directorio de PSA, Carlos Tavares, se regocijó de esto «no significativo, que va a permitirle a nuestro grupo desarrollar actividades provechosas en la región, conforme a nuestro plan estratégico ” push to pass “».

 

psa-group_logos

May insta a Macron a ignorar las demandas del proyecto de “divorcio” de la UE.

Theresa-May-and-Emmauel-Macron-770168

La primer ministro utilizó su primera reunión cara a cara con el nuevo presidente de Francia, Sr. Macron, desde que asumió el cargo a principios de este mes, en las márgenes de la cumbre del G7 en Taormina, Sicilia, para presionarlo en las próximas negociaciones de Brexit.

Durante las elecciones francesas, el Sr. Macron adoptó una línea dura en Brexit, respaldando la postura de los negociadores de la UE que insisten en que debe haber progreso en el establecimiento de los términos de la salida del Reino Unido -incluida la liquidación financiera- antes de que se inicien las negociaciones sobre un nuevo acuerdo.

Después de sus discusiones, Downing Street dijo que la Sra. May también había planteado la cuestión de los futuros derechos de los ciudadanos de la UE que viven en Gran Bretaña y los ciudadanos británicos que viven en la UE después de Brexit con el Sr. Macron.

Modificacion propia a partir de Express.

Macron se compromete ante Merkel a realizar reformas para generar empleo

El presidente francés, Macron,  ha asegurado que Francia necesita “implementar las reformas necesarias” para generar empleo. Es una tarea difícil dado que Francia es el único gran país de la UE que no ha logrado combatir el problema del desempleo.

Por tal de conseguir una mayor eficiencia señaló el presidente, la necesidad de aplicar asimismo a escala europea las reformas necesarias.

Merkel agradeció a Macron que eligiera Berlín para su primera visita al extranjero y destacó que ello es expresión del alto valor que ambos países “han dado a través de la historia” a su “especial relación”.

También se refirió a la necesidad de seguir “una hoja de ruta” para llevar adelante proyectos que, advirtió, no podrán realizarse “de la noche a la mañana”, sino desde el trabajo continuado.

Merkel valoró positivamente varias de las propuestas de Macron, como la posibilidad de incluir un criterio de reciprocidad en los acuerdos comerciales, de tal forma que se pueda proteger los productos europeos de los procedentes de terceros países que no cumplen ciertos estándares.

La canciller también recibió positivamente la necesidad de mejorar la protección común para las inversiones y de avanzar en la integración de la eurozona, aunque no entró en detalles en este asunto, del que Berlín en principio recela.

Fuente: elaboración propia a partir de Expansión

Refundación eurozona: España reclama un presupuesto del euro, un seguro de paro común y eurobonos 

España propone refundar el euro. El Gobierno ha presentado en Bruselas una propuesta sobre el futuro de la eurozona en la que reclama un presupuesto anticrisis, un seguro de desempleo común, eurobonos y completar la unión bancaria con mutualización de riesgos. A rebufo de las propuestas del francés Emmanuel Macron, España exige “un verdadero gobierno económico”, según un documento al que ha tenido acceso EL PAÍS, ante la constatación de que el euro es “un proyecto inacabado”. Para acceder a esa segunda fase del euro —una unión fiscal en toda regla—, Madrid pretende que sea imprescindible cumplir a rajatabla varios “criterios de convergencia”, tanto fiscales como de comercio exterior.

El presidente Mariano Rajoy saluda a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en diciembre de 2016.
El presidente Mariano Rajoy saluda a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en diciembre de 2016. ULY MARTIN EL PAÍS

La Gran Recesión “reveló errores críticos en el diseño del euro”, y Europa puso parches “para las necesidades a corto plazo” en lugar de reaccionar “con un plan bien estructurado”. Ese es el diagnóstico de lo sucedido en los 10 últimos años por parte de España, uno de los países más castigados por la crisis. El Gobierno acaba de enviar a Bruselas una propuesta que persigue una especie de refundación del euro, al hilo de las propuestas de Macron. España tiene un aliado en París, y viceversa. Pero Alemania y otros países rechazan esas ideas. Berlín, que disfruta de una situación de privilegio con el euro —pleno empleo, crecimiento, cuentas saneadas, tipos de interés negativos de su deuda y un superávit comercial mastodóntico que infringe las reglas europeas—, es reticente a todo lo que le obligue a rascarse el bolsillo. “No veo por qué hay que cambiar de políticas”, ha dicho la canciller Angela Merkel al hilo de las demandas de Macron

“Las lagunas en la arquitectura del euro explican el impacto diferencial de la última crisis”, se queja España. “El euro no solo necesita bomberos sino también arquitectos”, critica. “El proyecto europeo solo perdurará si sus ciudadanos ven que proporciona niveles de prosperidad sostenibles e inclusivos”, subraya. Eso no sucede ahora: la eurozona actual ha abierto una brecha enorme Norte-Sur; “obliga a corregir los desequilibrios de manera especialmente costosa, sobre todo en términos de paro”, zanja España.

Tanto Madrid como París han entregado ya sus aportaciones a la Comisión Europea, que publicará su esperado informe sobre el futuro del euro este mes. Tras el lío del Brexit y el reguero de elecciones en varios países, el triunfo de Macron ha funcionado como un despertador en Bruselas: Francia ha dejado claro que quiere recomponer el eje París-Berlín y avanzar en asuntos económicos y de seguridad. Y la UE sospecha que puede haber opciones para eso. Una vez pasen los comicios alemanes de septiembre. Y siempre que Francia haga reformas. España, desaparecida en medio de una crisis oceánica durante los últimos años, pretende ganar protagonismo, aun a costa de distanciarse de su principal aliado, la Alemania de Merkel y el poderoso ministro Wolfgang Schäuble.

Esa ambición federalista queda plasmada en solo siete páginas. El euro, según ese texto, necesita un presupuesto común: una capacidad fiscal contra los “shocks asimétricos”. Ese presupuesto del euro tendría al comienzo un tamaño limitado, pero podría endeudarse en el mercado y se convertiría así en una suerte de caballo de Troya de la unión fiscal. La propuesta (elaborada por Moncloa y los ministerios de Exteriores, Economía y Energía) incluye “un régimen de seguro de desempleo que sustituya parcialmente los subsidios nacionales” en una fase posterior, una vez haya avanzado la armonización de los mercados laborales.

A la larga, subraya España, será imprescindible cierto grado de mutualización de deuda; eurobonos “para reforzar la confianza en el euro y acabar de forma creíble con los riesgos de ruptura”, incluso con un Tesoro común. Todo eso es anatema en Berlín. Ese Tesoro, la guinda de la unión fiscal, exige condiciones, una especie de Maastricht II. Para acceder a la segunda fase del euro los países deberán demostrar “un grado significativo de convergencia real”. España propone examinar las variables fiscales, además de promover “posiciones externas equilibradas”. Y esta vez prefiere no meterse en las procelosas aguas de la reforma del BCE.

Guiños a Berlín

Hay varias cargas de profundidad contra posiciones alemanas, pero también numerosos guiños a Berlín. España cree que todas las reformas requieren “un equilibrio adecuado entre las medidas para compartir riesgos y las de reducción de riesgos”, en una clara alusión a la idea alemana de limitar, a la larga, la deuda pública en los balances de la banca. Madrid aboga también por la “aplicación estricta del Pacto de Estabilidad”, aunque lleva años incumpliendo. Eso sí: el Gobierno insta a “mejorar” el pacto, porque es procíclico: obliga a recortar en las crisis y agrava así los problemas. La negativa alemana está cantada: España, por ejemplo, apuesta por completar la unión bancaria con un fondo de garantía de depósitos común (que proteja a los depositantes en caso de quiebra) y un cortafuegos mutualizado creíble para el fondo destinado a cerrar bancos. Berlín se niega: teme pagar el agujero de la banca italiana.

Pero España va incluso más allá de los fundamentos económicos: pide “progresos en el gobierno económico”. Reclama un mayor “control democrático” de instituciones como el Eurogrupo, que toma decisiones clave desde un limbo en el que no da explicaciones a nadie. “No podemos transferir la responsabilidad de decisiones que son muy importantes para los ciudadanos sin legitimidad democrática”, dice el documento. Rajoy sabe de lo que habla: “No podemos gobernar”, reconocía en la fase más aguda de la crisis, bajo la presión del mercado y bajo tutela de Bruselas, Fráncfort y Berlín.

LAS PRINCIPALES PROPUESTAS

Presupuesto común. España quiere una capacidad fiscal anticrisis. Y con margen de endeudamiento. A corto plazo, sería un fondo para inversiones y para mejorar la productividad. Y, en una fase posterior, un seguro de desempleo europeo.

Eurobonos. El Gobierno defiende “la gestión común de la deuda” para reforzar la confianza y eliminar los riesgos de ruptura del euro.

Tesoro europeo. La culminación de ese proceso sería “la introducción de un Tesoro”, responsable de la capacidad fiscal común, la supervisión de la ejecución de los rescates y la posibilidad de emitir deuda común. El texto sugiere que el Mecanismo de ayuda (Mede) podría convertirse en el Fondo Monetario Europeo.

Unión Bancaria. España quiere un fondo común mutualizado para el mecanismo de cierre de bancos, y un fondo de garantía de depósitos común.

Pacto de Estabilidad. El Gobierno aboga por un estricto cumplimiento, pero pide una reforma del pacto para evitar que sea procíclico.

A rebufo de las propuestas del francés Emmanuel Macron, España exige “un verdadero gobierno económico” con un presupuesto común, un seguro de paro y eurobonos

Origen: Refundación eurozona: España reclama un presupuesto del euro, un seguro de paro común y eurobonos | Economía | EL PAÍS

Los analistas prevén la paridad del euro con el dólar si gana Le Pen.

14914821779684

 

Los sondeos publicados en los últimos meses han enfriado las alertas que generó el auge electoral de Marine Le Pen en Francia. En la recta final de la campaña, antes de la primera vuelta que se celebrará el próximo 23 de abril, las encuestas mantienen una ventaja próxima a los 20 puntos del centristra Emmanuel Macron sobre la líder de la ultraderecha en una eventual segunda vuelta.

La relajación de las alertas de cara a las elecciones francesas ha permitido la mejora en la renta variable, en los mercados de deuda y en la cotización del euro. La divisa comunitaria presenta un balance positivo en el año, y acumula una revalorización superior al 3% respecto a los mínimos registrados al inicio del ejercicio.

Su remontada ha aparcado de momento el debate sobre una eventual paridad del euro con el dólar. La situación podría cambiar radicalmente si las elecciones en Francia deparan una sorpresa, como sería la victoria de Marine Le Pen.

Entre los expertos consultados por Reuters, las previsiones más pesimistas para el euro agravan su desplome hasta el umbral del 15%.

El sondeo apunta a su vez a unas subidas moderadas en el caso de una derrota de Le Pen, al estar ya descontada, casi en su totalidad, por los mercados.

 

Comentario:

La mejora de la renta variable y el balance positivo que presenta la divisa comunitaria podría estancarse de manera radical en el caso de que la ultraderechista Marine Le Pen se hiciera con la presidencia de la república francesa hasta el punto de lograr la paridad con dólar llegando sufrir una caída del 15%. El mismo sondeo también vaticina subidas en el caso de victoria de Emmanuel Macron.

 

Fuente: Diario Expansión