Las limitaciones que lastran el Bitcoin

Las limitaciones que lastran el Bitcoin

Las criptomonedas, sobre todo el Bitcoin, han sido las protagonistas del mercado financiero durante el 2017, año en el que el valor de esta moneda virtual ha vivido una notable escalada. Este crecimiento ha comportado que empresas e instituciones tanto públicas como privadas se hayan llegado a plantear el futuro de esta criptomoneda y predecir sus riesgos.

Bitcoin se hunde un 20% en Japón

El precio del bitcóin cayó un 20%, su menor valor desde mediados de noviembre, en los mercados japoneses al conocerse que las autoridades de Japón inspeccionaron la sede del operador Coincheck, para saber sobre su situación financiara a raíz del reciente ciberataque recibido, el cual provocó la desaparición de 430 millones de euros de una operadora de la ciudad de Tokio.

Japón reconoce la moneda como forma de pago y se trata de una divisa totalmente “legitimada”, aunque el ciberataque ponga sobre la mesa el debate sobre las dificultades de los organismos reguladores e incluso de los propios operadores para controlar estos mercados.

Limitaciones del gobierno indio

El Gobierno de la India comunicó que tomaría todas las medidas posibles con el objetivo de terminar con el uso de las criptomonedas como medio de pago en el país asiático y avisó que no las considera monedas legales.

Por su bando, en algunos países como por ejemplo Corea del Sur ya se han tomado medidas con el fin de tener controlada la compraventa de criptomonedas y impedir el blanqueo de dinero entre otras irregularidades, mientras que otros, como en China, se ha decidido directamente prohibirlas.

La medida de Facebook

Tras el impedimento a Facebook de publicar anuncios relacionados con bitcoin y otras criptomonedas, la cotización de la criptomoneda Bitcoin se derrumbaba este jueves en torno a un 12%, hasta situarse en los 8.932 dólares, por lo tanto igualaba mínimos del pasado 25 de noviembre de 2017.

El valor del bitcoin empezó a bajar desde el martes 30 de enero, cuando la compañía fundada por el estadounidense Mark Zuckerberg comunicaba la implantación de una nueva política en virtud de la cual se prohíbe la publicidad que anuncie productos o servicios financieros que considera que se asocian a prácticas promocionales engañosas.

 

Fuente: Elaborado por Santi Fló a partir de La Vanguardia.

‘Climatecoins’: criptomonedas para luchar contra el cambio climático

Esta moneda encriptada nace con la meta de que “todo el mundo” pueda aportar “su granito de arena” para invertir en empresas que innoven para atajar este problema global y que tengan un “impacto real”.

Las criptomonedas o divisas digitales son a partir de ahora también una herramienta para financiar la lucha contra el cambio climático, tras la puesta en marcha de “climatecoin”, proyecto que tiene firma española y el objetivo de dar la oportunidad a los inversores de contribuir en este ámbito.

Esta moneda encriptada, basada en la tecnología “blockchain” o de cadena de bloques, según explica uno de los fundadores y director de operaciones de la iniciativa, Juan Boluda, nace con la meta de que “todo el mundo” pueda aportar “su granito de arena” para invertir en empresas que innoven para atajar este problema global y que tengan un “impacto real”.

Los “climatecoins” basarán su valor en la incentivación de negocios medioambientalmente responsables, argumenta Boluda, a través de esta plataforma que permitirá “un mayor compromiso” de los inversores en materia de soluciones climáticas con un resultado “directo, creíble y transparente”.

La oferta inicial de monedas (ICO) de “climatecoin”, una iniciativa “inédita” en la lucha contra el cambio climático, tiene lugar durante este mes de diciembre con el objetivo de colocar hasta 255 millones de estas divisas (el 51% del total creado), que se pueden obtener a cambio de ether, una de las principales divisas virtuales junto a bitcóin.

Tras finalizar esta fase, abierta a ciudadanos, instituciones, fondos de inversión, empresas y Gobiernos, resalta Boluda, la fundación encargada del sistema seleccionará proyectos medioambientales que proporcionen “un cambio sustancial” a la hora de encarar el calentamiento global, en especial en los sectores de la movilidad, energías limpias, electricidad o agricultura, entre otros.

Las primeras compañías que optan a ser financiadas, por ejemplo, se dedican a desarrollar biofuel para aviones, semillas resistentes al calentamiento global, y tecnologías de captura de dióxido de carbono para extraerlo de la atmósfera a gran escala.

Además de invertir en ideas “disruptivas”, los “climatecoin” también ofrecerán la posibilidad de comercializar derechos de emisión de CO2, un mercado que pretenden “democratizar” con esta tecnología tras alcanzar un acuerdo con Naciones Unidas para su compraventa.

Todo ello mediante los “token”, valores o activos digitales transferibles que pueden canjearse por bienes y servicios gracias al “blockchain”.

Como resultado, los participantes en esta iniciativa podrán obtener un retorno económico, ya que además del ingreso que los particulares puedan generar por la negociación con esta criptomoneda, la plataforma repartirá un porcentaje del beneficio obtenido.

Así han ideado Boluda y sus colegas españoles el “climatecoin” como una iniciativa para personas “concienciadas” que quieran aportar “algo nuevo” para atajar este desafío mundial.

Con este proyecto han participado recientemente en la Cumbre del Clima de la ONU (COP23) celebrada en Bonn, Alemania, donde explicaron asimismo que el uso del “blockchain” en esta área puede “facilitar” el seguimiento efectivo de los progresos en la implementación de programas gubernamentales destinados a combatir el cambio climático, así como el cumplimiento por parte de las empresas de los objetivos declarados en este sentido.

Y es que esta tecnología, que posibilita gestionar la información de forma segura con un registro distribuido, descentralizado y sincronizado, podría servir, entre otras cosas, para medir las emisiones de gases de efecto invernadero y hacer “más fácil y transparente” la monitorización de su reducción.

Las firmas del Ibex 35 sólo ‘gastan’ ya la mitad del beneficio en pagar dividendos

dividendos770x420

Uno de los principales ganchos de la cotizadas españolas es el alto dividendo que ofrecen a los inversores. Históricamente las compañías han querido cuidar a sus accionistas, y este compromiso ha llevado a algunas empresas a situaciones extremas en los últimos años porque el desembolso para repartir sus dividendos se comía casi todo lo que ganaban -o incluso más-.

Son muchas las firmas del Ibex 35 que se han visto obligadas a transformar sus políticas y bajar sus pagos por este motivo, gracias a lo cual este año el porcentaje del beneficio que destinarán a retribuir se reducirá hasta rondar el 52%.

Esa cifra, conocida como payout, sería la más baja desde 2008 según los datos recogidos por FactSet. Y se situaría en unos niveles mucho más razonables para que las compañías compaginen la retribución al accionista con el crecimiento sin que los pagos se vuelvan insostenibles.

En 2016 el porcentaje dedicado a retribuir ya se atenuó a niveles en el entorno del 62%. Pero, durante algunos años de la crisis, el payout llegó a superar el cien por cien. “Pagar más del beneficio que se obtiene no tiene lógica. Solo cuando no existe confianza en el crecimiento de la economía y las compañías prefieren no reinvertir las ganancias”, considera Miguel Paz, director de gestión de Unicorp.

Grandes empresas como Telefónica, Santander o BBVA atravesaron esta situación, pero eso no significaba que estuvieran sacando de caja más efectivo del que obtenían como beneficio. Había un truco: el scrip dividend. Parte o incluso todo el dividendo se entregaba a través de nuevas acciones, de papelitos procedentes de ampliaciones de capital, en lugar de en metálico. Y, como explica Carolina Morcos, de Renta 4, hay que tener en cuenta que el payout “incluye tanto la rentabilidad en efectivo como los scrip dividend“.

Esta fórmula ha permitido mantener las altas retribuciones que, junto a una caída de los beneficios, dispararon los niveles de payout. Pero ahora que las cotizadas están restableciendo sus pagos en metálico también han tenido que recortar su dividendo. Y esto explica, en parte, que la situación se normalice.

Fuente: eleconomista.es

Conclusión: Esto supondrá un aumento en los beneficios ya que las ganancias de las empresas volverán a crecer. Eso va a pasar si o si ya que a medida que van subiendo los beneficios sucede lo contrario, es decir, los dividendos no suben tanto y el payout tiende a bajar para volver a la normalidad.

eleconomista.es

Los analistas prevén la paridad del euro con el dólar si gana Le Pen.

14914821779684

 

Los sondeos publicados en los últimos meses han enfriado las alertas que generó el auge electoral de Marine Le Pen en Francia. En la recta final de la campaña, antes de la primera vuelta que se celebrará el próximo 23 de abril, las encuestas mantienen una ventaja próxima a los 20 puntos del centristra Emmanuel Macron sobre la líder de la ultraderecha en una eventual segunda vuelta.

La relajación de las alertas de cara a las elecciones francesas ha permitido la mejora en la renta variable, en los mercados de deuda y en la cotización del euro. La divisa comunitaria presenta un balance positivo en el año, y acumula una revalorización superior al 3% respecto a los mínimos registrados al inicio del ejercicio.

Su remontada ha aparcado de momento el debate sobre una eventual paridad del euro con el dólar. La situación podría cambiar radicalmente si las elecciones en Francia deparan una sorpresa, como sería la victoria de Marine Le Pen.

Entre los expertos consultados por Reuters, las previsiones más pesimistas para el euro agravan su desplome hasta el umbral del 15%.

El sondeo apunta a su vez a unas subidas moderadas en el caso de una derrota de Le Pen, al estar ya descontada, casi en su totalidad, por los mercados.

 

Comentario:

La mejora de la renta variable y el balance positivo que presenta la divisa comunitaria podría estancarse de manera radical en el caso de que la ultraderechista Marine Le Pen se hiciera con la presidencia de la república francesa hasta el punto de lograr la paridad con dólar llegando sufrir una caída del 15%. El mismo sondeo también vaticina subidas en el caso de victoria de Emmanuel Macron.

 

Fuente: Diario Expansión 

Abertis aumenta su beneficio un 13% y alcanza los 796 millones

La compañía de infraestructuras reduce sus ganancias si se tiene en cuenta la plusvalía de la salida a bolsa de Cellnex en 2015

Fachada de un edificio de Abertis, en una imagen de archivo / EFE

MARGALIDA VIDAL
01.03.2017 08:42 h.

Abertis obtuvo en 2016 un beneficio neto de 796 millones de euros, un 13% más que en el año anterior en términos comparables. Si se incluyen los extraordinarios, marcados por la salida del 66% de Cellnex a bolsa en mayo de 2015, las ganancias de la compañía de infraestructuras se hundieron un 57% el ejercicio pasado respecto al anterior.

El resultado ajustado antes de impuestos y amortizaciones (Ebitda) creció un 9%, mientras que el no recurrente alcanzó los 3.240 millones, un 20% más que en 2015, según ha informado este miércoles la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los ingresos de Abertis llegaron el año pasado a los 4.936 millones, lo que supone un aumento del 13% con respecto al ejercicio anterior.

AUMENTO DE LA DEUDA

La deuda financiera neta del grupo alcanzó los 14.377 millones en diciembre, por encima de los 12.554 millones registrados al cierre de 2015. Pese al impacto negativo de los tipos de cambio en Amércia Latina (Brasil, Chile y Argentina), uno de los principales mercados de la compañía, la mejora de los márgenes operativos lo ha compensado, según la empresa.

La mejora del tráfico estuvo liderada por Chile, con un incremento del 6,4%, seguido por las autopistas españolas del grupo (+5,3%). Italia, con un aumento del 2,6% y Francia, con un avance del 1,9%, también mejoraron sus cifras. En 2016, la compañía emitió bonos por valor de unos 2.000 millones, a tipos de interés del 1,1% de media, mínimos históricos, y a un plazo superior a 10 años.