Sagas familiares europeas para batir sistemáticamente al mercado

heineken-770

Los analistas destacan la mayor agilidad de estas compañías para tomar decisiones y su balance más sólido gracias a una deuda inferior, a su austeridad y control de riesgos.

Decía Vito Corleone en la película El Padrino, que “un hombre que no pasa tiempo con su familia no puede ser un verdadero hombre”. Esta frase, que pone de manifiesto la elevada importancia que el capo de la mafia daba a los suyos en su particular negocio, ha servido de guía para muchos empresarios en Europa, que ahora trabajan codo con codo con sus descendientes… como en su momento lo hicieron sus padres con ellos.

Habitualmente, el término empresa familiar se ha ligado siempre a los comercios más tradicionales, de reducido tamaño y que han proliferado en los barrios más enraizados de todo tipo de ciudades o pueblos. Sin embargo, técnicamente hablando, por empresa familiar se entiende a aquellas compañías en la que el fundador es también propietario y controla (él solo o junto a sus familiares) una parte importante del capital.

Este tipo de empresas, a diferencia de lo que se pueda pensar a primera vista, abundan en el mercado. El único requisito que suelen poner las diferentes casas de análisis y firmas de inversión para clasificarlas como tal es que tengan una participación directa de los fundadores o de sus descendientes de al menos 20 por ciento o que sus derechos de voto sean de al menos un 20 por ciento.

La filosofía de inversión que toma posiciones en empresas familiares se ha ido popularizando entre propios y extraños en los últimos años (sobre todo en Europa) al calor de un comportamiento en el mercado de renta variable que supera el registrado por el conjunto de compañías del Viejo Continente.

Elaboración propia a partir de eleconomista.es

Anuncios

España se juega 37.000 millones en ayudas europeas a la cohesión

LAVANGUARDIA_G_10037803401-kLLH-U432906796281LPE-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Los cambios en el panorama político europeo podrían provocar un auténtico vuelco en el presupuesto de la Unión, tanto en sus grandes cifras como en la forma en que se gasta el dinero. La salida del Reino Unido del club privará a las arcas comunitarias de más de 10.000 millones de euros anuales, precisamente en un momento en que aboga por dedicar más recursos a seguridad, inmigración y defensa. Tocará, muy probablemente, hacer más con menos. Y en la Comisión Europea han empezado a echar cuentas.

La secretaría general de la Comisión Europea ha pedido a las direcciones generales con un presupuesto más abultado que evalúen cómo quedarían sus programas si los recursos actuales se mantuvieran, si se redujeran en un 15% y si el recorte alcanzara el 30%. El resultado en el capítulo de ayudas a la cohesión sería un cambio dramático para España, de acuerdo con documentos internos de los departamento de Política Regional y de Empleo de la Comisión Europea a los que ha tenido acceso La Vanguardia.

La salida británica deja un agujero financiero justo cuando la UE quiere hacer más cosas

En el actual periodo presupuestario (2014-2020), las regiones españolas recibirán un total de 38.500 millones de euros de esta partida. Si la cifra global se redujera en un 15%, con los actuales criterios de reparto de ayudas, sólo Extremadura, Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha, que entran en la categoría de regiones menos desarrolladas, podrían optar todavía ellas y percibir, en total, 1.500 millones. Ni las regiones en transición (Galicia, Asturias, Cantabria, Valencia, La Rioja o Mallorca) ni las más desarrolladas (Catalunya, Aragón, Navarra, Euskadi y Madrid) podrían optar a ellas.

Elaboración propia a partir de: laVanguardia

#Entornoeconomico Alertan de un fuerte impacto en el mercado laboral si persiste la incertidumbre política

Hays, la multinacional británica especializada en orientación a empresas y demandantes de empleo, advierte de que si vuelve la desconfianza como consecuencia de la incertidumbre política, se produciría un impacto “fuerte” en el mercado laboral.

Así lo ha señalado el managing director de Hays, Christopher Dottie, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que señala que aún es “pronto” para ver un posible impacto de la falta de Gobierno sobre la contratación directa.

Dottie advierte de que la falta de Gobierno genera un problema con la inversión directa desde el extranjero, desde las multinacionales, pero matiza que “si hay una congelación o no en la contratación es imprevisible”.

Sin cambios en la contratación (de momento)

“La contratación desde Hays no ha cambiado mucho, lo que no quiere decir que si bajan los niveles de la economía tengamos que pagar la factura”, precisa Dottie, para aclarar que “la empresa normal y corriente en la calle no está diciendo por ahora “no voy a contratar” porque no haya Gobierno”.

En cualquier caso, remarca que si se pierde la confianza en el futuro puede haber un impacto en la contratación y que “los efectos podrían ser importantes”. “El impacto específico es imprevisible, pero si hay falta de confianza en el mercado laboral se notará de forma fuerte”, añade.

Respecto a la tasa de paro, Dottie señala que si España continúa con un crecimiento del PIB del 2% o el 3%, podría reducir la tasa al 15% en unos tres años.

“El mercado laboral en España está roto y no ha funcionado desde hace 30 años”, denuncia Dottie, quien aboga por una mayor flexibilidad y una reforma de los servicios públicos, así como por analizar en profundidad la empleabilidad de los estudiantes.

Medidas de otros países y minijobs

En esta línea, cree que España puede fijarse de medidas concretas de países vecinos, como las políticas activas y los servicios públicos de empleo de Reino Unido, la formación profesional de Alemania, y los requisitos de las subvenciones por desempleo de Holanda, al tiempo que sugiere la instauración de un sistema de ‘minijobs’ como vía para la obtención de experiencia.

En cuanto a los salarios, señala que hay que definir las “prioridades” ya que, un incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) “frenaría la creación de empleo”.

Preguntado por la propuesta del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de que la jornada laboral en España finalice a las 18 horas de la tarde, Dottie indica que el “problema” de la sociedad es medir las horas pero “si se ha hecho un buen trabajo”.

De esta forma, apunta que si se consigue un mercado laboral “más flexible” en ciertos sectores, con una remuneración variable, enfocado a objetivos de la empresa y de las personas, “sí que sería saludable”.

La fuente: el economista

Comentario / Argumento:

La causa de que España se convierta en el punto focal de otros países respecto al ámbito laboral se basa en la cantidad de inversiones extranjeras que se han realizado para levantar la península ibérica rezagada en esta crísis. Al fin y al cabo todos los países se levantan trabajando, pero España lleva 30 años sin avanzar en el campo del empleo. Países como Inglaterra o Alemania, que han invertido grandes cantidades de dinero en nuestra economía, están preocupados por el retorno de estas inversiones (como es obvio). Sin embargo, ahora afrontamos un problema peor todavía: Incertidumbre política y un gasto que podríamos llegar a afrontar de millones de euros para unas nuevas elecciones.

Recordar que el mercado laboral tiene un indicador fundamental: la confianza. Por lo tanto la incertidumbre política podría afectar a la confianza de los consumidores que ven que tienen pocos ahorros y un margen de beneficios laboral muy reducido.

Las consecuencias pueden ser nefastas. A pesar de las medidas que toma el presidente en funciones Mariano Rajoy, reduciendo la jornada laboral y intentando fortalecer un la autoestima de los ciudadanos españoles. Hemos de tener en cuenta que no se trata solo de medidas sino de calidad de trabajo y la principal motivación es un salario mejor para unas mejores condiciones a la ‘elevación de la calidad de vida’ del país. Afrontamos gastos mayores y la solución propuesta es:  ¿ una reducción de nuestra jornada laboral ? ¿ Como ganaremos más dinero para vivir trabajando menos ?

España necesita medidas serias y aprender de una vez que hay que crear una mejor formación y invertir más en educación. Se trata de levantar el país, no de hundirlo. Que los ciudadanos españoles tengan una buena experiencia laboral depende de las empresas y el estado. No es tan práctico aprender de forma teórica como vivir la situación al detalle y interactuar directamente sobre esta como se hace en países como Francia o Alemania.

Javi Trepat

#Entornoeconomico Los fármacos genéricos piden costar menos que las marcas para sobrevivir

  • La patronal solicita volver a la diferenciación de precio eliminada en 2011

La industria de los fármacos genéricos en España considera que su negocio está en peligro si no se recupera una norma que regía en nuestro país hasta el 2011: que el medicamento de marca costara en la farmacia siempre un poco más que su genérico de mismo principio activo.

“En los próximos años puede que dejen de salir nuevos medicamentos genéricos al mercado cuando las marcas pierdan la patente porque con la normativa actual cada vez es más complicado lograr rentabilizar esta inversión”, asegura Raúl Díaz-Varela, presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), la patronal del sector.

Lo que ha pedido esta industria al Gobierno es que cuando un fármaco genérico salga al mercado al haber perdido el medicamento original su patente, ese fármaco de marca no pueda, al menos durante un periodo de ocho a 12 meses, estar al mismo precio que el genérico, para que el laboratorio que lo lance pueda recuperar durante este tiempo la inversión realizada.

Hay que recordar que tras el cambio de ley de 2011 que eliminaba la diferencia de precio entre los medicamentos financiados de marca y sus genéricos, el Estado se negó a financiar un medicamento original a un precio superior al del genérico. Eso hizo que los laboratorios de marca, para poder seguir estando incluidos en la financiación pública, tuvieran que bajar el precio de sus medicamentos al de sus genéricos. Y casi el 100% de ellos lo hizo.

Sin embargo, un año después, la normativa volvió a cambiar y sólo si el médico optaba por recetar el fármaco con su nombre comercial las marcas podían ser dispensadas en la farmacias aunque el envase costase lo mismo, lo que se conoció entonces como discriminación positiva hacia el genérico. Este hecho provocó, según las farmacéuticas innovadoras, que su facturación bajara de media un 30% en las farmacias desde ese año.

Mientras, en el mismo periodo, los diez mayores laboratorios de medicamentos genéricos en nuestro país aumentaron sus ventas un 74%, según los datos de la consultora IMS Health. La industria del genérico considera que esta discriminación impulsó de nuevo la penetración de los genéricos en el mercado, aunque sin llegar a los niveles alcanzados en 2010, y sin embargo los lanzamientos de genéricos de 2013 y 2014 han tenido una penetración muy discreta.

Fin de la discriminación

Esta situación ha vuelto a cambiar este año. Ahora, cuando la prescripción se realiza por principio activo, el farmacéutico debe dispensar el fármaco de precio más bajo de su agrupación homogénea, sea marca o genérico. Si la prescripción se realiza por denominación comercial, si el medicamento prescrito tiene un precio superior al precio menor de su agrupación, el farmacéutico debe sustituir el medicamento prescrito por el de precio más bajo.

Para Farmaindustria, esta discriminación positiva hacia el genérico no tiene sentido, ya que a igualdad de precio, el Estado no ahorra más dinero y consideran que la competencia libre y directa entre ambos sería lo más justo y que el ciudadano pudiera elegir.

La fuente: el economista

Comentario / Argumento:

El artículo describe la afectación sobre el sector farmacéutico que han tenido las medidas tomadas por el gobierno. Vivir en un libre mercado donde la competitividad juega un papel importante, creando un ambiente competitivo y de desarrollo para las farmacéuticas debería ser una prioridad. En tiempos de crísis se le quitaron ciertas ventajas de ‘marca’ a ciertos medicamentos que ahora no obtienen la rentabilidad necesaria de sus inversiones.

Desde un punto de vista más personal, comparto mi opinión con los lectores. Pues considero que el gobierno español ha tomado ciertas medidas sin contar con la opinión de los consumidores. Considero que si pagamos la marca, es porque días atrás aceptamos formar parte del capitalismo y pagar más por la imagen bien desarrollada con la cual deseamos identificarnos o simplemente confiamos. Si unos medicamentos genéricos no están siendo consumidos, no es problema del estado sino de las empresas de dichos medicamentos ya que no están realizando la promoción necesaria para que los usuarios los consuman.

Puede traer consecuencias graves para el sector farmacéutico, un sector que resulta importante en la península ibérica y que factura un % elevado en el PIB.

Javi Trepat

#Entornoeconomico Las patentes españolas en la Oficina Europea crecen un 4%

Tras dos años de contracción, las solicitudes de patentes españolas ante la Oficina Europea de Patentes (OEP) volvieron a incrementarse en 2015. En concreto un 3,8%, hasta las 1.527, cifra que mantiene a España por encima del crecimiento medio experimentado por los 28 estados de la Unión Europea (UE), que fue del 0,3%.

Pese al aumento, en cualquier caso, el número de solicitudes de patentes anual no experimenta grandes variaciones y se mantiene en el entorno de las 1.500.

En lo que respecta al número de patentes concedidas a empresas, investigadores y organismos españoles, el aumento fue mucho más destacado: un 11,8% más, pasando de 467 de 2014 a 522 el año pasado -55 más-. De este modo, el año pasado España superó su máximo anual de 467 patentes.

Materias y solicitantes

De entre los diez campos tecnológicos más importantes, se incrementaron especialmente las solicitudes en las tecnologías de manejo de carga -es decir, el embalaje, paletas, sistemas de transporte y contenedores-, con un 74% más; también en las tecnologías de medición, un 56%; y, finalmente, en el sector de la química de materiales, un 36%.

En todo caso, los ámbitos en los que el número de solicitudes fue mayor en términos absolutos fueron los productos farmacéuticos, el transporte -la OEP destaca especialmente en el sector de la automoción- y la biotecnología.

Por empresas u organismos investigadores, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con 47 peticiones de registro, fue el solicitante más activo. Le sigue la compañía de viajes Amadeus -34- y Telefónica -31-.

Tras ellos, se encuentran los Laboratorios del Doctor Esteve, la petrolera Repsol y la Universidad Autónoma de Barcelona. La presencia de esta institución académica, según la OEP, pone de manifiesto que las Universidades y otros centros de estudio e investigación han jugado de nuevo un papel clave en el impulso de las invenciones con ello español.

Cataluña y Madrid

Por regiones, Cataluña, con una cuota del 34% de las solicitudes registradas desde España, lidera el ranking regional. Le sigue Madrid, con el 24%, y el País vasco, con el 13%.

El mayor crecimiento, no obstante, se experimentó en La Rioja -con el 700% más- y en Castilla-La Mancha -con un aumento del 100%-, aunque en ambos casos, subraya la Oficina, el número de solicitudes es reducido.

Por ciudades, Madrid, con 351 solicitudes, fue la que más procedimientos de registro de patentes inició ante la OEP, seguida muy de cerca por Barcelona, con 350.

De forma global, el número de solicitudes registradas ante la OEP fue de 160.000 en 2015, un 4,8% más que en 2014. Los cinco países más solicitantes, en términos absolutos, fueron Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia y Holanda. España, por su parte, se situó en el puesto 17.

La fuente: el economista

Comentario:

El artículo destaca la solicitud de patentes en diferentes secciones regionales de la península. Resalta la actividad positiva del país y nos informa del crecimiento que se da por comunidades autónomas. Además también nos informa del ranking mundial de patentes.

La causa al aumento de patentes puede ser debido a la crisis y lo difícil que está el mercado a escala general. A día de hoy encontrar un sector con un ‘hueco’ interesante de negocio es complicado, sin embargo la crisis acentúa la caída de precios debido al bajo consumo y eso probablemente sirva de fuente de motivación para tanto emprendedores como empresas para patentar su negocio a un precio más bajo de lo habitual. Además España está experimentando un crecimiento económico que puede servir de motivación para una parte de la población.

Javi Trepat

#EntornoEconomico En España sobran turistas de bajo coste

En España “sobran” turistas de bajo coste y hacen falta “los de verdad que gasten más”, es una de las conclusiones del libro “Evolución y retos del sector hotelero en España” presentado hoy en la sede de la CEOE en Madrid. Su autor, Gonzalo González Jiménez de la Espada, a la sazón empleado en un fondo de inversión norteamericano, ha comentado que el gasto medio por turista en España no deja de caer en los últimos 15 años y ha asegurado que ese desembolso ha pasado en los últimos años de ser mayor de mil euros por persona a 714 euros en 2015.

Las razones que lo explican son, según González Jiménez de la Espada, la “dependencia” tanto de los mercados emisores principales como de la “touroperación” en los destinos principales de Baleares y Canarias, en donde se han producido, según detalla, el 80% del total de las pernoctaciones durante 2015.

Otro dato que utiliza el autor para reforzar este argumento es el aumento de los pasajeros de líneas aéreas “low cost” en la última década, que según sus datos han pasado de ser de menos del 30% del total a casi el 50% en menos de 10 años.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, que cerró el acto de presentación del citado libro, ha discrepado, no obstante, sobre algunas de las conclusiones y referencias del autor, y en concreto sobre Exceltur como fuente utilizada para manejar datos y estadísticas.

Borrego se ha referido a los datos del INE como los “de referencia” para cualquier estudio sobre el sector turístico en España, y ha puesto en cuestión las cifras mencionadas sobre el gasto medio por turista.

A su juicio, el desembolso medio “ha crecido” por el trabajo hecho para atraer mercados con más potencial de gasto, como el asiático. González Jiménez de la Espada, después de más de tres años de trabajo para concluir su libro, ha señalado que “a pesar de los éxitos” el sector turístico español presenta “muchas carencias y capacidad de mejora”.

Concentración a la vista

En el libro se enumeran los logros de esta actividad turística en los últimos 20 años de la historia de España, aunque el autor concluye que “quedan pendientes transformaciones importantes” en el sector en general, y en el hotelero en particular.

Pese a que el autor del texto ha destacado el “momento dulce e irrepetible” que vive el turismo español, también ha admitido la intervención de “factores exógenos”.

En ese sentido ha recordado los problemas geopolíticos en los países competidores, el “escenario muy benigno” de los precios de los combustibles, la depreciación “enorme” del euro respecto al dólar y la libra, y los bajos tipos de interés y prima de riesgo.

A tenor de los indicadores más recientes, España se ha quedado “sola y sin competencia”, aunque ha matizado que es situación “es coyuntural”.

En sus conclusiones, el estudio plantea la reconversión de la actividad hotelera y critica la “terrible atomización” del sector en España.

El autor ha explicado que la empresa líder de la actividad hotelera en España posee menos del 3,5% del mercado. Por ello cree que “es necesaria” la integración entre grupos hoteleros para hacer frente a los grupos de touroperación, que “garantizan la venta” de la temporada pero que “no dejan la riqueza ni el empleo que debieran”.

La propuesta del autor del estudio es “comunicar mejor los atributos” de España como destino de “repetición y refugio”, cuyas infraestructuras y servicios, ha añadido, son “difícilmente replicables” por la competencia.

“No sabemos vender” España, ha admitido, y ha calificado como “necesario” comunicar el destino calidad frente al bajo precio y “ordenar” la oferta existente concentrada en “unas cuantas” comunidades autónomas.

Para los próximos 10 años, el autor del libro ha vaticinado que el sector hotelero en España “se va a concentrar”, y ha revelado que “hay operaciones internacionales” en marcha propiciando estos procesos.

La fuente: el economista

Comentario/ Argumento:

El artículo describe la situación potencial observada en el sector turístico y hotelero español. Actualmente España es un gran destino turístico que cuenta con una serie de factores que favorecen la decisión de visita. Entre estos factores encontramos el clima, los precios de los productos básicos (comida, agua, transporte) como indicadores de favoritismo para nuestra economía respecto a las diferentes cercanas. Los precios bajos facilitan que muchos turistas seleccionen la península como destino vacacional / laboral. El artículo remarca que el problema de nuestro potencial turístico no se está aprovechando como debería teniendo en cuenta la capacidad de la que disponemos. No se trata tan solo de que los turistas hallan reducido su gasto en nuestro país durante los pasados años, sino de la reforma que se debería hacer en el sector para aprovechar la capacidad adquisitiva que estos están dispuestos a gastar.

La causa de la disminución del gasto turístico en nuestro país se debe a la crisis global. Este suceso no solo ayuda a que más gente venga de vacaciones a España (como destino turístico de bajo coste en contraste), sino que también ayuda a nuestro gobierno a reflexionar si se está aprovechando esta demanda suficientemente como para obtener el mejor ingreso de los servicios otorgados.

La consecuencia podría ser una futura reforma del sector turístico y hotelero en el cual el precio mínimo de alojamiento y servicios suba debido a la posible nueva regulación del estado (la subida de los impuestos sobre este sector). De esta manera se recaudaría un porcentaje que se prevé los turistas están dispuestos a gastar.

Javi Trepat

#Entornoeconomico El 76% de jóvenes cree que hay más oportunidades fuera de España

El 40% de los jóvenes emigrados volvería a España para emprender, si hubiera suficientes refuerzos a esta actividad, según el ‘Estudio de condicionantes para el retorno efectivo de jóvenes en el extranjero mediante el autoempleo’, de la asociación de autónomos Uatae.

Dicho informe señala que el 52% de estos lo haría en tecnologías de la información (TIC). Tras este, un 18% de los jóvenes emprendería en la hostelería, un 12% en el comercio, un 8% en la industria, un 7% en los servicios y un 2% en la construcción.

Europa, destino destacado

El informe, realizado a 771 jóvenes de nacionalidad española, de los cuales 352 residen en el extranjero, muestra que el 42% se ve trabajando en España en el futuro, el 45% en otro país europeo y el 13% fuera de Europa.

No obstante, 76% considera que hay más oportunidades fuera de nuestro país -el 54% en Europa y el 22% fuera del continente-, frente al 24% que cree que España ofrece posibilidades.

Fuente: El economista

Comentario / Argumento:

La noticia nos explica la situación actual de empleo entre los jóvenes a escala nacional y el campo de visión que tienen las próximas generaciones de cara al futuro. Al parecer una gran parte fija su objetivo en un país extranjero con mejores condiciones a las obtenidas en la península. Casi la mitad de jóvenes asegura buscar un futuro en un país extranjero frente a una cifra tan reducida como el 24 % que ofrecen su servicio al país considerando que todavía quedan oportunidades en España.

A día de hoy la causa de que los jóvenes busquen su salida de tierras castellanas se debe tanto a la escasez de ayudas para los autónomos como a las malas condiciones laborales para los contratos ofrecidos debido a la situación económica nacional.

Las consecuencias pueden ser graves en varios aspectos ya que se esta perdiendo mano de obra importante para levantar el país. También las empresas se van a ver incapacitadas para seguir cuando lleguen a un punto en el que su mano de obra obtiene mejores condiciones laborales en el extranjero y no desee trabajar para las empresas locales.

Por otro lado, si nuestras condiciones laborales mejoraran con el tiempo, podríamos recuperar a una gran parte de los jóvenes dispuestos a levantar el país pero esta vez con una preparación / formación superior debido a la experiencia obtenida en el extranjero.

Javi Trepat