Tener hijos o tener una carrera profesional

Aunque en los últimos años des del gobiernos se intentan crear leyes en protección de la mujer en el ámbito laboral. “Muchas mujeres sienten que deben escoger entre tener hijos y tener una carrera… ¿Es una decisión que todavía tiene que tomar o que ya ha tomado?” Esta pregunta la formuló el presentador del programa neozelandés The Project, Jesse Mulligan, a la entonces candidata a la presidencia de Nueva Zelanda Jacinda Ardern.

Des de los periódicos y redes sociales anglosajones critican que en su primera entrevista en televisión como presidenciable se le preguntara sobre su voluntad de tener hijos.“La decisión concierne a la mujer y no debería predeterminar sus oportunidades laborales”, defendió Ardern. Al cabo de dos meses, anunció que estaba embarazada y que cogería las seis semanas de baja tras el nacimiento de su bebé.

La baja maternal es un derecho de las mujeres que en España garantiza el Estatuto de los Trabajadores. Uno de los claros ejemplos en nuestras representantes públicas, han sido Ada Colau y Carme Chacón. Que después de su baja por maternidad se incorporaron con normalidad al trabajo.

Resultat d'imatges de Jacinda Ardern y su hijo
Jacinda Ardern contando a los medios de comunicación su embarazo

El 45% de las mujeres no vuelven a su horario laboral tras tener un hijo

Un claro ejemplo es de mujeres que han sido despedidas después de 9 meses y un día del nacimiento de la criatúra. Día en el cual el artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores que prohíbe despedir a las madres trabajadoras hasta los nueve meses después de la fecha de nacimiento, dejaba de protegerla.

Las mujeres que deciden ser madres se enfrentan a la amenaza de quedar en el paro, a las jornadas parciales y al techo de cristal, un obstáculo invisible e impenetrable que pone tope a sus carreras profesionales. Según los últimos datos de 2017, la tasa de paro de las mujeres entre 25 y 54 años es significativamente mayor a la de los hombres de la misma edad.

Además a largo plazo, esto no solo afecta a la sociedad, si no que provoca que las empresas tengan indemnizar a todas estas mujeres y al contratar un nuevo trabajador, perderán un tiempo de aprendizaje y puede provocar el enfado de la sociedad provocando una bajada de las ventas.

Fuente: Elaboración Bernat Asensio fuente La Vanguardia

Anuncios

Coca Cola recortara 1200 puestos de trabajo.

Resultado de imagen de coca cola beber

La firma confirmo que deberán eliminar 1200 puestos de trabajo para afrontar la bajada global de ventas de bebidas carbonatadas en el 1% del 21 de marzo.

Se debe también en gran medida a la bajada de consumo de dichas bebidas en el norte de america y europa.

Los recortes comenzaran en la segunda mitad de 2017 y seguiran en 2018, con ello intentaran alcanzar su objetivo de reducción de costos con la cual espera ahorrar 3.8bn en 2019, estos recortes internos se producirán principalmente en los empleados.

Esto repercutirá en el prestigio de la marca por lo que veremos que hace la misma para contrarrestar dicha mala reputación. estaremos al tanto de la publicidad y acciones que hará para recuperar su prestigio.

elaborado a partir de: BBC

Una imagen vale más que mil palabras para justificar un despido

micro

INTRODUCCIÓN:

Las imágenes tomadas por cámaras de vídeo vigilancia servirán como prueba para despedir a un trabajador. No será necesario tener el consentimiento explícito del empleado para la grabación.

NOTICIA:

Las grabaciones efectuadas por las cámaras de vídeo vigilancia en el lugar de trabajo son ya una prueba fehaciente en los tribunales de lo Social para causas de despido. Si bien en el año 2000 una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) ratificó la validez de este medio como prueba, cada caso planteado desde entonces ha dado pie a diferentes interpretaciones y a resoluciones judiciales dispares. No obstante, la coincidencia en los últimos meses de dictámenes en los que se ha aceptado como demostración válida de causa de despido las imágenes registradas por una cámara de seguridad han instado al Supremo a resolver que era preciso unificar la doctrina.

El último fallo del pleno del Tribunal Supremo, a instancias de una defensa realizada desde el despacho de abogados Grupo Gispert, en Barcelona, va más allá y no sólo resuelve un caso, sino que además establece como criterio definitivo que las imágenes obtenidas con una videocámara instalada en un lugar de trabajo son válidas como prueba para encausar a un empleado, a pesar de que éste no haya dado su consentimiento explícito para la grabación. Basta que, como indicó en su momento el TC al flexibilizar los requisitos, los trabajadores y sus respectivos representantes laborales hayan sido informados de la presencia de las unidades de filmación y de su ubicación -a modo orientativo- por la simple existencia de los carteles correspondientes.

CONCLUSIÓN:

Hoy en día todo el mundo esta vigilado de una forma o otra. Por lo tanto los trabajadores tienen que vigilar mucho con lo que hacen ya que cualquier cosa que puedan hacer será grabado con cámaras y por lo tanto estarán retratados y no podrán excusarse ya que como se dice una imagen vale más que mil palabras.

FUENTE: El Mundo