Las causas y consecuencias de una burbuja económica

  • La subida anormal y prolongada del precio de ciertas acciones o de inmuebles desencadena una espiral de especulación que acaba destruyendo la economía.

Fundamentalmente, la causa principal es la especulación. El proceso que se conoce como burbuja económica (también llamada burbuja especulativa, burbuja de mercado o burbuja financiera) empieza cuando el precio de un activo –como las acciones de una compañía– o de un producto –pisos, fincas, inmuebles– sube de forma desproporcionada y anormalmente prolongada durante cierto periodo de tiempo debido a un aumento en las ventas, lo cual dispara su valor. Pero como todo en esta vida, tiene un fin. Llega un momento en el que el valor de ese activo tan deseado y cotizado en el mercado es tan desproporcionadamente elevado en relación a su valor real, que se produce lo que en inglés se conoce como “crack“, y todo se viene a bajo.

Resultado de imagen de burbuja economica

Después de esto le sigue un descenso repentino y contundente de los precios, que pasan de un valor ridículamente elevado, a uno demoledormente bajo, incluso inferior a su valor natural, lo cual provoca un mar de lágrimas de especuladores e inversores arruinados que no supieron ver lo que se les venía encima. Esto se conoce como “crash“. El problema es que este crash con el que se pone punto y final a la burbuja económica puede destruir gran parte de la riqueza de un país, muchos puestos de trabajo y crear un desequilibrio generalizado, con una gran insatisfacción entre la población, población la cual pierde gran parte del poder adquisitivo y calidad de vida que tenían.

“Entre 1980 y 1990, solo el área metropolitana de Tokio valía lo mismo que todo Estados Unidos, y el distrito de Chiyoda-ku valía más que todo Canadá.”

Aún se recuerda especialmente este último episodio que sacudió gran parte de Asia entre 1980 y 1990. En esa época, el país asiático de Nipón tuvo un altísimo superávit comercial, lo que aprobecharon los bancos para comprar terrenos y acciones, disparando los precios de estos bienes y activos. Con el dinero ganado en bolsa, los inversores compraban más inmuebles, que llegaron a multiplicar su valor hasta por 75, y llegaron a suponer el 20% de la riqueza mundial. Terminó por explotar la burbuja, dejando en la ruina a miles de inversores.

Mucha gente opina que sucederá lo mismo con la famosa moneda virtual, como el Bitcoin, ya que es un ejemplo claro de un crecimiento anormal del valor del activo que terminará por explotar y dar lugar a un crash que hará perder centenares, miles e incluso millones de euros a gran parte de la población mundial, incluyendo tambien a jóvenes inocentes que vieron una falsa oportunidad de ganar dinero fácil.

 

Elaborado por Pol Carbonell

Fuente:  Muy Interesante

#Entornoeconomico Los fármacos genéricos piden costar menos que las marcas para sobrevivir

  • La patronal solicita volver a la diferenciación de precio eliminada en 2011

La industria de los fármacos genéricos en España considera que su negocio está en peligro si no se recupera una norma que regía en nuestro país hasta el 2011: que el medicamento de marca costara en la farmacia siempre un poco más que su genérico de mismo principio activo.

“En los próximos años puede que dejen de salir nuevos medicamentos genéricos al mercado cuando las marcas pierdan la patente porque con la normativa actual cada vez es más complicado lograr rentabilizar esta inversión”, asegura Raúl Díaz-Varela, presidente de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), la patronal del sector.

Lo que ha pedido esta industria al Gobierno es que cuando un fármaco genérico salga al mercado al haber perdido el medicamento original su patente, ese fármaco de marca no pueda, al menos durante un periodo de ocho a 12 meses, estar al mismo precio que el genérico, para que el laboratorio que lo lance pueda recuperar durante este tiempo la inversión realizada.

Hay que recordar que tras el cambio de ley de 2011 que eliminaba la diferencia de precio entre los medicamentos financiados de marca y sus genéricos, el Estado se negó a financiar un medicamento original a un precio superior al del genérico. Eso hizo que los laboratorios de marca, para poder seguir estando incluidos en la financiación pública, tuvieran que bajar el precio de sus medicamentos al de sus genéricos. Y casi el 100% de ellos lo hizo.

Sin embargo, un año después, la normativa volvió a cambiar y sólo si el médico optaba por recetar el fármaco con su nombre comercial las marcas podían ser dispensadas en la farmacias aunque el envase costase lo mismo, lo que se conoció entonces como discriminación positiva hacia el genérico. Este hecho provocó, según las farmacéuticas innovadoras, que su facturación bajara de media un 30% en las farmacias desde ese año.

Mientras, en el mismo periodo, los diez mayores laboratorios de medicamentos genéricos en nuestro país aumentaron sus ventas un 74%, según los datos de la consultora IMS Health. La industria del genérico considera que esta discriminación impulsó de nuevo la penetración de los genéricos en el mercado, aunque sin llegar a los niveles alcanzados en 2010, y sin embargo los lanzamientos de genéricos de 2013 y 2014 han tenido una penetración muy discreta.

Fin de la discriminación

Esta situación ha vuelto a cambiar este año. Ahora, cuando la prescripción se realiza por principio activo, el farmacéutico debe dispensar el fármaco de precio más bajo de su agrupación homogénea, sea marca o genérico. Si la prescripción se realiza por denominación comercial, si el medicamento prescrito tiene un precio superior al precio menor de su agrupación, el farmacéutico debe sustituir el medicamento prescrito por el de precio más bajo.

Para Farmaindustria, esta discriminación positiva hacia el genérico no tiene sentido, ya que a igualdad de precio, el Estado no ahorra más dinero y consideran que la competencia libre y directa entre ambos sería lo más justo y que el ciudadano pudiera elegir.

La fuente: el economista

Comentario / Argumento:

El artículo describe la afectación sobre el sector farmacéutico que han tenido las medidas tomadas por el gobierno. Vivir en un libre mercado donde la competitividad juega un papel importante, creando un ambiente competitivo y de desarrollo para las farmacéuticas debería ser una prioridad. En tiempos de crísis se le quitaron ciertas ventajas de ‘marca’ a ciertos medicamentos que ahora no obtienen la rentabilidad necesaria de sus inversiones.

Desde un punto de vista más personal, comparto mi opinión con los lectores. Pues considero que el gobierno español ha tomado ciertas medidas sin contar con la opinión de los consumidores. Considero que si pagamos la marca, es porque días atrás aceptamos formar parte del capitalismo y pagar más por la imagen bien desarrollada con la cual deseamos identificarnos o simplemente confiamos. Si unos medicamentos genéricos no están siendo consumidos, no es problema del estado sino de las empresas de dichos medicamentos ya que no están realizando la promoción necesaria para que los usuarios los consuman.

Puede traer consecuencias graves para el sector farmacéutico, un sector que resulta importante en la península ibérica y que factura un % elevado en el PIB.

Javi Trepat

#Entornoeconomico El 76% de jóvenes cree que hay más oportunidades fuera de España

El 40% de los jóvenes emigrados volvería a España para emprender, si hubiera suficientes refuerzos a esta actividad, según el ‘Estudio de condicionantes para el retorno efectivo de jóvenes en el extranjero mediante el autoempleo’, de la asociación de autónomos Uatae.

Dicho informe señala que el 52% de estos lo haría en tecnologías de la información (TIC). Tras este, un 18% de los jóvenes emprendería en la hostelería, un 12% en el comercio, un 8% en la industria, un 7% en los servicios y un 2% en la construcción.

Europa, destino destacado

El informe, realizado a 771 jóvenes de nacionalidad española, de los cuales 352 residen en el extranjero, muestra que el 42% se ve trabajando en España en el futuro, el 45% en otro país europeo y el 13% fuera de Europa.

No obstante, 76% considera que hay más oportunidades fuera de nuestro país -el 54% en Europa y el 22% fuera del continente-, frente al 24% que cree que España ofrece posibilidades.

Fuente: El economista

Comentario / Argumento:

La noticia nos explica la situación actual de empleo entre los jóvenes a escala nacional y el campo de visión que tienen las próximas generaciones de cara al futuro. Al parecer una gran parte fija su objetivo en un país extranjero con mejores condiciones a las obtenidas en la península. Casi la mitad de jóvenes asegura buscar un futuro en un país extranjero frente a una cifra tan reducida como el 24 % que ofrecen su servicio al país considerando que todavía quedan oportunidades en España.

A día de hoy la causa de que los jóvenes busquen su salida de tierras castellanas se debe tanto a la escasez de ayudas para los autónomos como a las malas condiciones laborales para los contratos ofrecidos debido a la situación económica nacional.

Las consecuencias pueden ser graves en varios aspectos ya que se esta perdiendo mano de obra importante para levantar el país. También las empresas se van a ver incapacitadas para seguir cuando lleguen a un punto en el que su mano de obra obtiene mejores condiciones laborales en el extranjero y no desee trabajar para las empresas locales.

Por otro lado, si nuestras condiciones laborales mejoraran con el tiempo, podríamos recuperar a una gran parte de los jóvenes dispuestos a levantar el país pero esta vez con una preparación / formación superior debido a la experiencia obtenida en el extranjero.

Javi Trepat

#Entornoeconómico La mitad de los nuevos trabajadores están sobrecualificados para el puesto que ocupan

Al menos la mitad de los 727.000 empleos creados desde el inicio de la recuperación (2013-2015) los han ocupado trabajadores sobrecualificados, es decir, con una formación superior a la requerida por el puesto de trabajo, según un informe de Asempleo, la patronal de agencias privadas de empleo.

En total, los trabajadores sobrecualificados superaban al finalizar el año pasado los 9,5 millones, el equivalente al 52,8% del total de ocupados. El número de trabajadores con una formación superior a la precisada por el puesto de trabajo para el que fueron contratados se ha incrementado un 6,5% desde el comienzo de la crisis, en 2007.

Los que más padecen este desajuste del mercado laboral son los trabajadores de más de 45 años, aunque también es un problema común entre los jóvenes de 16 a 24 años, pues dos de cada tres ocuparon puestos de trabajo en 2015 para los que estaban sobrecualificados.

Según Asempleo, este problema se agrava entre los trabajadores con un nivel formativo medio y que desempeñan ocupaciones de carácter básico, de cualificación baja, principalmente en sectores como el comercio y la restauración, donde los jóvenes suponen el 45,8% y el 26,7% del total de ocupados, respectivamente.

Asempleo señala que los factores que explican esta situación es la dificultad de los jóvenes para acceder al mercado laboral y el efecto desánimo.

Este escenario abunda en los autónomos

Por tipo de contrato, el informe pone de manifiesto que los asalariados son el grupo donde más ha crecido la sobrecualificación, aunque es en el colectivo de autónomos dónde ésta es más frecuente.

La proporción de trabajadores sobrecualificados es mayor entre los temporales (59,8%) que entre los indefinidos (53,9%).

El sector primario y las industrias extractivas son los que más han elevado el desajuste entre formación y ocupación en términos relativos, aunque en valores absolutos los mayores aumentos en el número de trabajadores sobrecualificados se registran en el comercio y la hostelería.

Según este informe, País Vasco y Cantabria son las comunidades autónomas con una mayor proporción de trabajadores sobrecualificados, al superar éstos el 58% de su total de ocupados.

Asempleo advierte de que la sobrecualificación es un desequilibrio “muy preocupante” del mercado laboral, pues supone infrautilizar trabajadores que podrían ser más productivos para otros puestos de trabajo.

La fuente:  el economista

Comentario / Argumento:

La noticia nos explica la situación laboral actual respecto al nivel de formativo de los empleados y su evolución desde el inicio de la crisis.

A día de hoy, el empleo es complicado de obtener y todavía más aún si eres autónomo ya que el éxito no queda para nada garantizado. Las facilidades de antaño como autónomo han quedado sumergidas en una economía que hace dos años estaba en decrecimiento profundo. A pesar de todo, los medios advierten que nuestra economía nacional está al alza, sin embargo no nos dejan a entender de forma precisa cual es la situación laboral una vez acabados nuestros estudios universitarios / Másters.

Volver a la situación económica española del año 2005 supone ahora mismo no solo un objetivo, sino también un sueño a años luz. La causa de este abastecimiento de empleo para solicitantes, la mayoría con una preparación muy superior al puesto obtenido, proviene de un desánimo colectivo y de una situación empobrecida donde las grandes corporaciones privadas del estado no se ven capaces de ofrecer empleo y estos solicitantes se aglomeran en negocios del sector de la hostelería y el comercio local.

Las consecuencias pueden ser graves. Estamos sufriendo / experimentando un aumento de la distancia entre la clase alta y la clase baja, donde la clase media es la que se ve más perjudicada (separada con mayor rapidez en dirección a ambos caminos: clase alta y baja). La desaparición de la clase media creadora de empleo, trabajadores autónomos, emprendedores etc. no solo disminuye sino que con ello también disminuye el porcentaje de gran consumo por parte de la población que no se ve capacitada a subsistir con los recursos atribuidos por el estado. Si el consumo disminuye, el estado recauda un porcentaje menor de impuestos a través del IVA de los productos primarios. Esto puede llevarnos a experimentar en primera persona un aumento del IVA de los productos básicos para subsistir (aumento de precios) y una recesión digna de un círculo vicioso con vía de escape casi inexistente. Si sigue así la situación, nuestro país podría quedarse en una situación similar a la de Venezuela (pocos recursos de subsistencia y menor índice laboral).

Javi Trepat

#Entornoeconomico Buenas noticias con el comienzo del 2016: ‘La tasa de paro nacional baja profundamente.’

  • La afiliación sube en 533.186 personas en 2015, el mayor alza desde 2006
  • El desempleo se redujo en el mes de diciembre en 55.790 personas
  • De los contratos realizados en el año solo el 8,1% eran indefinidos

 

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar diciembre de 2015 en casi 4,1 millones de personas, tras bajar en 354.203 desempleados en el conjunto del año (-7,96%), su tercer descenso anual consecutivo y el mayor de toda la serie histórica, iniciada en 1996, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Por su parte, la Seguridad Social ganó 533.186 afiliados en 2015, su mayor aumento desde 2006. Sin embargo, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, advertía hoy que “aún queda por recuperar más de dos millones de afiliados”. “Queda un largo camino para que la Seguridad Social salga de su déficit”, añadió.

En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado año la cifra de 4.093.508 desempleados, tras reducirse en el mes de diciembre en 55.790 personas (-1,3%). Este descenso del paro en diciembre es menor al de 2014 (-64.405 desempleados), 2013 (-107.570) y 2012 (-59.094).

Tercera bajada consecutiva

La bajada del desempleo en 2015 es la tercera consecutiva tras la de 2013 y 2014, cuando el paro cayó en 147.000 y 253.000 personas y contrasta con las subidas experimentadas en el periodo 2007-2012. En 2012, 2011 y 2010, el paro aumentó en 426.364, 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, mientras que en 2007, 2008 y 2009 las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 106.674, 999.416 y 794.640 parados más. La tasa anual de reducción del paro registrada en 2015 (-7,96%) es la más alta desde 1999, según ha destacado el Ministerio.

A esa cifra de casi de 4,1 millones de desempleados con la que se cerró el año se ha llegado después de que el paro experimentara en diciembre una caída de 55.790 desempleados. En términos desestacionalizados, el paro bajó en diciembre en 1.258 personas, con lo que acumula ya 30 descensos en los últimos 32 meses.

El retroceso del paro en diciembre es el segundo descenso mensual consecutivo tras la bajada récord de 27.071 desempleados registrada en noviembre.

Baja en ambos sexos y en todos los sectores

El paro bajó en 2015 en ambos sexos, aunque más entre los hombres, con 237.273 desempleados menos (-11,2%), frente a un descenso del desempleo femenino de 116.930 mujeres (-5%), situándose el total de mujeres en paro en 2.218.273 y el de varones, en 1.875.235.

En términos intermensuales (diciembre sobre noviembre), el paro femenino bajó en 58.525 mujeres (-2,6%), mientras que el de varones aumentó en 2.735 desempleados (+0,1%).

Por sectores, el paro se redujo en 2015 en todos ellos, especialmente en los servicios, con 156.091 desempleados menos (-5,4%), y la construcción, donde bajó en 89.823 parados (-16,5%). En la industria el desempleo retrocedió en 59.817 personas el año pasado (-13,2%); en el colectivo sin empleo anterior bajó en 29.975 desempleados (-7,9%), y en la agricultura cayó en 18.497 parados (-8,7%).

En comparación con noviembre, el paro bajó en diciembre en tres sectores: servicios (-61.336 desempleados), colectivo sin empleo anterior (-12.636 parados) y agricultura, donde hubo 2.133 parados menos. Por el contrario, el desempleo subió en la construcción, con un incremento de 15.470 parados (+3,5%), y en la industria, que sumó 4.845 desempleados a sus listas (+1,2%).

El paro juvenil baja en 46.000 personas en el año

Por edades, el descenso del desempleo en 2015 fue mayor, cuantitativamente, en los mayores de 25 años, con 308.430 parados menos (-7,6%), mientras que entre los menores de 25 años el desempleo bajó en 45.773 personas en el conjunto del año, un 11,8% menos.

En valores mensuales (diciembre sobre noviembre), los mayores de 25 años perdieron 30.820 parados (-0,8%), mientras que entre los menores de 25 años se registraron 24.970 parados menos (-6,8%).

Entre los extranjeros, el paro bajó en 2015 un 8,2%, con 43.774 desempleados menos. En total, los inmigrantes en paro sumaban al finalizar el año 487.217 desempleados, con un descenso de 6.334 parados (-1,3%) respecto al dato de noviembre.

Cae el paro en todas las comunidades

En 2015, el paro bajó en todas las comunidades autónomas respecto a 2014. Los descensos anuales del desempleo los encabezan Cataluña, con 60.280 parados menos, Comunidad Valenciana (-49.174 parados), Andalucía (-46.709 desempleados) y Madrid (-46.297). Los menores retrocesos los registraron Cantabria y La Rioja, con 984 y 3.460 parados menos en 2015, respectivamente.

En cuanto a la contratación, en 2015 se registraron en el antiguo Inem un total de 18.576.280 contratos, un 11% más que en 2014, de los que 1.509.165 fueron de carácter indefinido, cifra que representa el 8,1% del total de la contratación del año y que supone un 11,7% más que en 2014.

En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo sumaron el año pasado un total de 866.917, un 13,7% más que en 2014, mientras que los indefinidos a tiempo parcial ascendieron a 642.248, un 9,1% más.

Sólo en el mes de diciembre se registraron 1.594.915 contratos, un 15,2% más que en igual mes de 2014. De ellos, 132.867 fueron de carácter indefinido (+8%), en tanto que más de 1,4 millones tenían carácter temporal.

La fuente: el economista

Comentario / Argumento:

La bajada de la tasa de paro en el 2016 se plantea con diferentes perspectivas desde mi punto de vista personal. En primer lugar, nos indican que es la mayor baja de tasa de paro desde hace muchos años y esto nos da a entender que España es más que nunca un país en recuperación de esta recesión económica que nos lleva durando desde el 2002. En segundo lugar, España se esta ‘espabilando’ y los ciudadanos se dan cuenta de que empieza a surgir trabajo y se produce facturación familiar, echo que hace que el nivel de autoestima de la población sea más agradable. La tasa de paro no solo ha bajado en 1 sector / 1 comunidad, ha bajado en TODAS. Esto también aumenta la confianza de tanto ciudadanos como extranjeros a invertir en nuestro sistema económico (incluso en empresas locales de bolsa). Marca una tendencia nueva y probablemente un aumento del valor de las acciones en bolsa para ‘x’ empresas españolas ya que la situación empieza a ser positiva (este aumento se verá representado a lo largo de los siguientes años).

La vida es autoestima, confianza y productividad laboral. Si estos valores se establecen de manera ‘consistente’ en nuestro sistema político / económico, el país empezará a observar posibles cambios importantes en un futuro próximo. El único contra que podemos experimentar (ya que es un valor nuevo para nuestro sistema) es el nuevo gobierno partido por diferentes partidos con intereses separados. Si izquierdas y derechas se comprendieran mejor y sus intereses coincidiesen o su nivel de conversación fuera más ‘integro’ con el de las necesidades de nuestros ciudadanos entonces obtendríamos una situación similar a la de Alemania (probablemente beneficiaria para nuestro país).

 

Javi Trepat

#Entornoeconomico Si China ha ‘matado’ el súper-ciclo de las materias primas, la Fed puede enterrarlo

La desaceleración de la economía china y la sobre-oferta ha hundido el precio de las materias primas en poco más de un año. El índice de materias primas usado por Bloombergha caído a niveles de 1999, año que varios economistas señalan como el inicio del ‘súper-ciclo’ de las materias primas. Un era de subidas de precios e incrementos de consumo de estos recursos que llevó al petróleo, gas o acero a alcanzar precios históricos. Ahora el escenario es radicalmente opuesto y puede llegar a ser aún peor.

Hoy, las materias primas viven su particular infierno. China ha establecido su nuevo objetivo de crecimiento en un 6,5%. Pekín ha sido el gran ‘devorador’ de commodities en los últimos años, por lo que las dudas sobre sus economía está golpeando el precio de las materias primas llevando al índice de Bloomberg Commodity Index a su nivel más bajo desde 1999.

Andrew Lapping, jefe de inversión en Allan Gray, explica que “en China teníamos 1.300 millones de personas en un país que estaba atravesando un proceso de industrialización, un proceso de un tamaño no visto antes. Pero esto es algo que no puede durar de forma indefinida”, el crecimiento de China está reduciéndose a su nivel más bajo en 25 años.

Sin embargo, lo peor para las materias primas puede estar por llegar. La mayoría de los inversores han pronosticado que la Fed va a emprender este diciembre el endurecimiento de la política monetaria. A la postre esto significará un dólar más fuerte, lo que supondrá un daño aún mayor sobre el precio de la materias primas, denominadas en dólares.

Relación inversa entre el precio de las materias primas y el dólar

Dentro del índice de Bloomberg de empresas dedicadas a las materias primas, la compañías con fuerte exposición a la minería han perdido ya un 31% de media este año. Por otro lado, el petróleo está siendo uno de los protagonistas de la ‘debacle’. Además de enfrentarse a un crecimiento menor de la demanda, existe una fuerte sobre-oferta en el mercado. EEUU está produciendo crudo a niveles de récord, mientras que la OPEP bombea unos 30 millones de barriles al día para mantener su cuota de mercado.

Si la Fed sube tipos y el dólar prosigue apreciándose respecto al resto de divisas va a ser muy complicado lograr el equilibrio del mercado de materias primas. Y es que mientras que algunas empresas como Glencore están preparándose para reducir su producción de cobre o zinc, otras empresas como BHP Billiton, Vale o Rio Tinto se encuentran inmersas en una ‘guerra’ de precios y producción.

David Wilson, director de metales en Citigroup, explica que “viendo como está la situación actual resulta complicado identificar cuándo esta situación tocará fondo… Esto es una carrera de fondo”, señala el experto.

comentario / argumento:

    Si no se logra una sostenibilidad / ‘casi’ equilibrio en el mercado de materias primas, muchos mercados desaparecerán o simplemente se verán tan reducidos en su margen de beneficio que probablemente además de ‘aguantar’ contra sus competidoras en esta guerra de precio, hará que algunas hasta cierren. Como consecuencia de este conflicto, esto afectará mucho a diferentes economías a escala global. La consecuencia más previsible es:  El porcentaje de trabajo ofertado por muchas empresas se reducirá y además, algunas empresas cerrarán sus puertas aumentando así la tasa de paro para cada nación en la que posiblemente interactuaban antes. Con ello también aumenta la tasa de pobreza y afecta a otros sectores del país que se irán desarrollando poco a poco en un futuro próximo. 

La fuente: el economista

 

Javi Trepat

#Entornoeconomico ¿ No ‘imprimir billetes’ mientras bajamos sueldos para salir de la crisis ?

  • Si el banco central no ayuda el resultado puede ser negativo

La devaluación de una divisa es uno de los remedios más utilizados por un país con problemas financieros. Esta herramienta incrementa de la noche a la mañana el atractivo de las exportaciones del país mientras que las importaciones son menos apetecibles. Sin embargo, los países que pertenecen a un área monetaria no tienen esta opción, por lo que tienen que recurrir a la devaluación interna (moderación salarial y de beneficios distribuidos). ¿Es útil esta estrategia? Sólo cuando el banco central echa una mano.

El Fondo Monetario Internacional ha publicado un documento llamado ‘Wage Moderation in Crisis’ en el que se usa como muestra a la Eurozona. Países como España pusieron en marcha devaluaciones internas para corregir el déficit por cuenta corriente e incrementar la competitividad de los bienes y servicios que se producen dentro del país: “Este remedio ha generado mucho debate. Es una forma de incrementar la competitividad del país, pero en lugar de devaluar la divisa, se hace forma interna reduciendo salarios y beneficios distribuidos”, explica el documento del FMI.

Poner en marcha una devaluación interna sólo tiene sentido si el banco central acompaña vía políticas monetarias expansivas como reducción de tipos y programas de estímulo como el quantitative easing: “Si varios países en crisis emprenden este camino de la moderación salarial, el resultado sólo es positivo si se apoya con políticas monetarias acomodaticias. En ausencia de estas políticas, la moderación salarial puede terminar reduciendo el PIB del conjunto del área monetaria”.

La política monetaria en el proceso

“La política monetaria necesita tener en cuenta el impacto desinflacionario de los salarios y la moderación de precios para hacerlos sostenibles… La moderación salarial incrementará probablemente la competitividad externa y las exportaciones netas. Sin embargo, ésta añade presiones deflacionarias, lo que implica altos tipos de interés reales, aumento de la deuda pública y privada en términos reales y una menor demanda doméstica”, señala el FMI.

La simulación que han realizado los economistas del organismo explica que estos efectos se pueden agravar si son varios países los que ponen en marcha la devaluación interna. “Esta situación puede llevar al PIB a niveles inferiores a los del punto de salida. El resultado es un leve efecto negativo para la Eurozona en su conjunto”.

Por eso, estos economista señalan que desde el FMI “han defendido de forma insistente la puesta en marcha de una política monetaria acomodaticia como respuesta a las caídas de los salarios y a la moderación de los precios. Esta política debe incluir un quantitative easing, así como reformas estructurales y flexibilización fiscal en los países con margen de maniobra”.

Es decir, el FMI cree en la Eurozona el BCE debería haber implementado una política monetaria mucho más expansiva mientras que países como España o Portugal estaban inmersos en una devaluación interna. Por otro lado, también deja entrever que Estados como Alemania u Holanda (con margen fiscal y fuertes superávits por cuenta corriente) deberían haber ayudado en este proceso incrementando su demanda a través de políticas fiscales.

“Los bancos centrales tienen la capacidad de amortiguar los efectos adversos de la moderación salarial y sobre la producción de algunos países. Bajar tipos de interés, por ejemplo, ayuda a estimular la inversión y el consumo de ciertos bienes duraderos”, señala el informe.

Comentario / argumento:

Bajar los sueldos mientras no existen ayudas externas y pensar que es el medio más interesante para salir de una crisis, puede acabar resultando un error. Devaluar el país propio y aumentar el porcentaje de paro, probablemente son factores importantes para poder pertenecer a la Euro zona, que es precisamente el objetivo que tienen (mantenerse). Sin darse cuenta intentando salvar un sector, fracasan en otro que también les impide pertenecer a esta zona monetaria. Deben reaccionar también pensando en las consecuencias que supone aumentar la competitividad local cuando la mayor parte de los ingresos se reparten en varias multinacionales. El pequeño negocio no tendrá la misma preparación para sobrevivir en un ambiente de mayor competitividad y muchos se verán afectados cerrando sus establecimientos. Una vez más, aumentando el paro del país y creando la insatisfacción de los residentes españoles. Hay que tener todos los factores en cuenta y pensar con mucha precisión la toma de decisiones.

Fuente: El economista