La bolsa española cierra su peor semana desde el Brexit

La bolsa española cierra su peor semana desde el Brexit

 

El Ibex 35 cayó ayer un 1,2% adicional y cerró en los 9.639 puntos, un 5,6% por debajo del viernes de la semana pasada. Hablamos del peor retroceso semanal desde el posterior al Brexit, cuando entonces la bolsa española perdió un 6,9% en un periodo de solo cinco días. El desplome borra el magnífico comienzo de año y deja al Ibex con pérdidas anuales del 4%. Los notables descensos en estos días han sorprendido a los inversores con el pie cambiado después de una extensa temporada de alzas ininterrumpidas. Ahora, el miedo a que la Reserva Federal suba fuertemente los tipos de interés ha ocasionado una multitud de ventas de bonos en el mercado de deuda y en el de acciones.

El Ibex pierde un 5,6% en cinco días y se deja un 4% desde enero.

Aunque el foco se encuentra en Estados Unidos, la corrección de las bolsas ha sido mundial. El MSCI World Index cerró ayer su peor semana en los últimos seis años. En la ciudad de Nueva York, el S&P 500 y el Dow Jones, se han situado en la cabeza de los descensos, y están un 4% por debajo que a finales del año pasado. En Europa, Londres y Frankfurt son las ciudades que más lo han notado, con retrocesos del 7,7% y 6,3%, respectivamente, y en Asia, la bolsa de Tokio cuenta con un balance provisional negativo del 6% en el año 2018.

El MSCI World Index, que refleja las principales bolsas del mundo, sufre su peor semana desde el 2011

Varias de las principales bolsas del mundo, han recalado en un retroceso de entre el 10% y el 20% en un mercado aún especulador. Con la economía mundial disparada, casi nadie cree que haya motivos fundados para el pesimismo.

“No deberíamos inquietarnos por la caída en los precios de las acciones que acabamos de ver”, dijo ayer Jens Weidmann, presidente de Bundesbank.

Según él, los precios de la renta variable de los EEUU ascendieron durante un tiempo prolongado sin correcciones notables, hecho insólito. Por ello, los expertos agradecen el retorno a la normalidad que se deduce de los últimos vaivenes.

El escenario está en cambio constante y, a parte de las bolsas, existen otras consecuencias de la nueva época que se acerca, en la cual tienen que reajustarse varios aspectos. Por ejemplo, el camino hacia los tipos más altos en EEUU obligará a los estados nacientes a subirlos todavía más. Se ha visto ya una caída en los precios de los bonos argentinos, como los de 100 años, que han pasado de 103 centavos a finales del año pasado a los 92 centavos de ayer. Los expertos aconsejan que se compren los bonos a corto plazo y se vendan a largo.

 

Elaborado por Santi Fló a partir de La Vanguardia

Anuncios

“La burbuja del bitcoin ha desviado la atención de la de la bolsa”

inversor-cae-bolsa

Albert Edwards, estratega de Société Générale, es famoso por sus continuas predicciones sobre un posible crash del mercado. Tanto es así que recientemente fue presentado por el jefe de opinión del Financial Times como “el hombre que predijo correctamente 10 veces el último crash del mercado”. Sin embargo, esta fama no le ha desanimado de continuar con sus predicciones.

“La subida del bitcoin ha distraído la atención de una burbuja en la renta variable”, advertía el estratega del banco francés en una nota a sus clientes a finales de año. Esta opinión difiere de la del consenso, que espera que la bolsa pueda seguir ascendiendo, pero no es el primer analista en advertir de una burbuja en el mercado de renta variable en un mundo inundado por la liquidez de los bancos centrales.

“¿Cómo sabemos que una subida del precio de un activo se ha convertido en una burbuja? La valoración es a menudo un buen punto de partida. Una burbuja también puede ser identificada por la tozudez y la persistencia de cualquier subida de precio mientras la gente que duda y los pesimistas son arrasados en una marea de olas alcistas. Y esto es algo que, ciertamente, el S&P comparte con el bitcoin”, explica Albert Edwards.

Una de las mayores rachas alcistas de la historia tanto por el tiempo seguido de subida como por la magnitud de la misma, ha llevado a las valoraciones a niveles elevados. El S&P 500 cotiza a 3,4 veces su valor en libros, lo que supone su nivel más elevado desde el año 2002.

Mientras, por múltiplos de beneficios, la bolsa norteamericana cotiza a un PER (veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) de 16 veces, un 17% por encima de la media desde el año 2000.

“Una justificación para el alza de las acciones es la recuperación de beneficio. Pero la recuperación subyacente parece cada vez más frágil y, en algunas medidas clave, está en camino una rápida desaceleración”, señalan desde la casa francesa.

¿Quién desencadenará la tormenta?

En este escenario, ¿cuál puede ser el desencadenante de la tormenta que pueda acabar con esa supuesta burbuja en el precio de los activos? “Hemos escrito sobre los posibles detonantes, pero podría no ser uno de los sospechosos habituales, como unos tipos de interés más altos de la Fed, lo que haga colapsar esta burbuja”, reflexiona Edwards.

Con el Banco de Japón recortando ligeramente las compras de deuda, el famoso estratega pone la mirada en el país asiático y explica que “las cosas podrían ir tan bien en Japón que un endurecimiento de las políticas monetarias inesperado puede provocar que el yen suba en un momento en el casi todos los inversores esperan una debilidad perenne de la divisa”.

“¿Puede generar Japón el desencadenante de una gran disrupción en el mercado?”, se pregunta Edwards al tiempo que indica que el escenario en el país asiático da pistas de “un endurecimiento sorpresa del Banco de Japón, dejando al mercado con el pie cambiado y apuntando una gigantesca retirada del carry trade”.

Comentario: La burbuja de la bolsa es una cosa segura que se sostiene en cada estado a partir de las especulaciones que se producen de los diferentes accionistas frente a las diferentes empresas que cotizan en ellas. Lo del bitcoin no esta sostenido por nada, es decir, que no es seguro y que cualquier día puede desaparecer. Como el aumento del bitcoin, hablando en % ha sido muy alto, la gente esta especulando sobre esta pero yo creo que su valor no aumentará mucho mas.

Fuente: eleconomista.es

BBVA dobla su apuesta por el Bitcoin y prevé su consolidación en 2018.

Resultado de imagen de bitcoin

BBVA ha redoblado su apuesta por el ecosistema de las divisas virtuales. Hasta la fecha se había mantenido cauto en sus críticas contra este tipo de monedas en contra de la mayor parte del sector financiero. Incluso había comparado al bitcoin con el oro al establecer su valor en la escasez y no por una derivada industrial.

Se habla de que pesé a los altibajos especulativo de 2018 las criptogramas se prevé que este 2018 ya traigan algo de madurez al mercado.

La responsable de Transformación de Banca de Inversión de la entidad, Alicia Pertusa, considera que las monedas bitcoin, ether o litecoin atraerán a inversores institucionales gracias a los nuevos vehículos creados , como el Mercado de Opciones de Chicago y la Bolsa Mercantil de Chicago. En la actualidad sólo el 10% de los inversores es profesional, frente al 90% que es minorista.

Elaboración a partir de: ElEconomista

Solo uno de cada cinco brókers en España ofrece asesoramiento al inversor

brokers-extranados-770

Este miércoles entró en vigor la nueva directiva europea sobre instrumentos financieros, más conocida como Mifid II, cuya transposición no solo será una revolución para las grandes entidades sino que, sobre todo, tendrá un fuerte impacto en las empresas de asesoramiento. En este caso, hay pocos intermediarios que se verán perjudicados ya que no ofrecen este servicio a sus clientes, aunque sí que hay otras modificaciones de Mifid II que les afectan.

Según ha podido comprobar elEconomista, solo 3 de los 15 principales brókeres que hay en España ofrecen servicios de asesoramiento a sus inversores: Bankinter, BNP Paribas Personal Investors y Renta 4. Mientras, los 12 restantes se limitan a dar al cliente el servicio de comprar y vender acciones pero sin este servicio (algunos tienen otros). El acercamiento del inversor particular a las recomendaciones profesionales se encuentra en mantillas comparado con otros mercados y es tremendamente deficitario si se tiene en cuenta que el mercado español tiene unos dos millones de accionistas.

En el bróker de Bankinter, los clientes tienen a su disposición vía telefónica a expertos de bolsa o incluso pueden acceder a los diferentes programas y actividades formativas que se ponen en marcha periódicamente desde el banco. Por su parte, en BNP Paribas Personal Investors se ofrece un servicio de asesoramiento personalizado para carteras superiores a 30.000 euros cuya tarifa depende de la valoración de la cartera y la modalidad del asesoramiento; similar al de Renta 4, que tiene el servicio de gestión de activos pensado tanto para clientes profesionales como para aquellos que no lo son.

Pago explícito, ¿mejor o peor?

Precisamente este será el gran cambio que incluye Mifid II, que entró en vigor el miércoles. A partir de ahora, la primera decisión de una entidad que ofrece asesoramiento será declararse no independiente o independiente y en ambos casos los inversores conocerán explícitamente cuánto están pagando y a quién cuando compran. Con la diferencia de que estas últimas no podrán cobrar retrocesiones (comisiones que las gestoras dan a los distribuidores), de las que según los datos de la CNMV reciben el 20% de sus ingresos y, además, los clientes tendrán que asumir pagar un IVA del 21% que no es desgravable. Dos requisitos que, según Carlos García Ciriza, presidente de ASEAFI, “podrían desincentivar el asesoramiento independiente en España, cuando en teoría lo que persigue la ley es una mayor independencia en el mismo”.

Tal y como explicó recientemente García Ciriza en el marco de la jornada Desafíos actuales y estrategias organizado por dicha asociación, “en España, no estamos acostumbrados a pagar por el asesoramiento”. “Los bancos están acostumbrados a vender el producto al cliente nada más cruzar la puerta y luego ya le hacen el test de conveniencia”, criticó.

Y precisamente, el paso de un modelo implícito a otro explícito aumentará la competencia. “Mifid II va a ser un catalizador para las Eafis. El asesoramiento ya venía en su ADN, pero ahora lo tienen que dejar ver y adaptar la normativa”, considera Laura Sacristán, de Openfinance. Con todo, “va a haber un ajuste de precios y serán más competitivos para el cliente”, vaticinó.

Sin embargo, también hay voces que defienden que el cambio de modelo en la distribución puede disparar los costes del asesoramiento, lo que puede dejar huérfanos de este servicio a muchos inversores. Por contextualizar, un reciente estudio realizado por el IEB y EFPA concluye que las familias con un patrimonio medio de hasta 300.000 euros no podrán recibir asesoramiento financiero independiente tradicional.

Gonzalo Rengifo, director en España de Pictet, recuerda lo que ha pasado en Reino Unido, donde hace tres años se aprobó un reglamento RDR que prohibía el modelo de retrocesiones y esto “ha supuesto que el coste de ser asesorado haya pasado del 1,50 al 2,25%”. Claro que el mercado británico es muy diferente al español, ya que en Reino Unido la distribución de productos financieros estaba en manos de asesores independientes (IFA) que gestionan, según EFPA y el IEB, cerca del 70-75% del negocio de fondos. En España, sin embargo, ese 70% está ahora en manos de grupos financieros y lo previsible es que muchos de ellos se declaren no independientes, lo que les permitirá seguir cobrando retrocesiones si demuestran que dan valor añadido.

Comentario: La sociedad española, no esta acostumbrada a pagar por el asesoramiento, ya que son los bancos los que venden el producto al cliente nada mas cruzar la puerta, por eso creo que se produce este hecho.

Para conseguir un asesoramiento, ya sea independiente o no, el cliente tendría que hacer un test de idoneidad (evaluación de los conocimientos y experiencia, situación financiera y objetivos del inversor) que para mi es la mejor opción para poder elegir el mejor tipo de asesoramiento para el cliente.

Fuente: eleconomista.es

El Ibex acaba 2017 con un alza anual del 7,4%, la primera subida en tres años

Resultado de imagen de ibex 35

El Ibex 35, el principal selectivo de la Bolsa española, ha registrado en la última sesión del año, una bajada del 0,49%, hasta los 10.043 puntos. El 2017 termina con una guinda roja, pero el balance anual es verde: por primera vez en tres años logró apuntarse una fuerte subida anual, del 7,4%. Ha conseguido aguantar el tirón, a pesar de las incertidumbres políticas del final del ejercicio. Pese a la subida anual, registra el peor comportamiento entre los grandes índices europeos.

La Bolsa española supo mantenerse pese a la crisis política . Pero sus consecuencias fueron que el selectivo se instalara en pequeñas sacudidas. Pese a ello en el tramo final del año ha podido defender los 10.000 puntos.

“Por empresas, las vencedoras del año en el Ibex han sido compañías vinculadas con infraestructuras y viajes: Cellnex (sus acciones han subido el 57%), las aerolíneas de IAG (46%), Abertis (46%), Amadeus (41%) y Aena (33%). Entre las perdedoras destacan Técnicas Reunidas (-30%), Mediaset (-13%), Inditex (-9%) y Endesa (-5%). En total, nueve de las 35 compañías cierran el año en rojo”.

Elaboración a partir de: ElEconomista

Bolsa, bitcoin, inmobiliario…¿Dónde invertir en 2018?

15138863595020

Las recomendaciones para invertir de cara al nuevo año son tan tradicionales de estas fechas como los propósitos de aprender inglés o apuntarse al gimnasio. Al igual que ellos, también parten de la premisa de lograr los mejores resultados con el menor esfuerzo o riesgo posible, aunque después el contexto y los factores externos pueden acabar modificando lo que, a priori, se presentaba como algo imbatible. 2017 ha sido el año de la recuperación económica a nivel global y 2018 tiene la exigente misión de consolidar esa mejora. Los analistas coinciden a la hora de enumerar los principales riesgos en el horizonte y, entre ellos, las tensiones geopolíticas, especialmente en Corea, lideran las advertencias, seguidas por las negociaciones del Brexit, las decisiones imprevisibles que pueda tomar Donald Trump en Estados Unidos o, ya en Europa, las elecciones en Italia. En España, el principal foco de atención seguirá siendo Cataluña.

Aunque si algo se perfila como protagonista económico de este ejercicio es la política monetaria a uno y otro lado del charco. 2018 será el año del tapering o retirada de estímulos. La Reserva Federal estadounidense ha dado los primeros pasos en 2017 y los expertos vaticinan al menos dos -si no tres- nuevas subidas de tipos en los próximos meses. El Banco Central Europeo, por su parte, extenderá el programa de compra de deuda hasta septiembre y, a partir de ahí, tendrá que perfilar su estrategia monetaria tratando de evitar que el crecimiento económico se resienta. Desde Gesconsult llaman a estar pendientes del impacto sobre la deuda soberana y sobre las cuentas de pérdidas y ganancias de las cotizadas; Deutsche Bank considera que “el aumento de la inflación y la normalización gradual de la política monetaria deberían impulsar las rentabilidades de los bonos a 10 años”

“Estamos iniciando un ciclo de expansión global con tasas de incrementosuperiores al 3% y esto nos hace posicionarnos en valores cíclicos”, asegura Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB. En cuestión de sectores, la banca, la construcción, las empresas relacionadas con el petróleo y el inmobiliario son sus apuestas y, “si tuviese que elegir uno, me quedaría con el inmobiliario y las socimis, por la renovación del mercado”. Además, “optaría por la renta variable y no por activos, porque son menos líquidos”.

Elaboración propia a partir de elmundo.es

¿Por qué las empresas pequeñas ganan la partida a las grandes en Bolsa?

1513366760_227493_1513367518_noticia_normal_recorte1.jpg

Las pequeñas y medianas empresas se han convertido en la joya de la corona este año en Bolsa. Mientras el Ibex se anota un 8,5%, el índice que agrupa a las cotizadas de pequeña capitalización, el Ibex Small Cap, se revaloriza un 29% en el mismo periodo. Este buen comportamiento corrobora la tesis de inversión de Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea Am, que defiende “la existencia de vida más allá del selectivo español”. A diferencia del Ibex 35, los índices que agrupan a las pequeñas y medianas empresas “son los que mejor reflejan la recuperación económica española, marcada por el alza del PIB, el tirón del consumo, los servicios y la industria”, apunta.

En un entorno de expansión como el actual, las firmas que integran los índices de menor capitalización disponen de un marcado perfil cíclico pertenecientes a sectores como la industria y la tecnología que les permite recoger en su cotización el impulso económico. Por contra, el selectivo de la Bolsa española es un índice en el que la banca y las energéticas tienen una fuerte presencia, dos sectores que se han visto castigados por los bajos tipos de interés y la incertidumbre regulatoria. Además, se trata de negocios muy sensibles a las incertidumbres políticas. Un ejemplo es la crisis independentista catalana que se ha dejado sentir con mayor intensidad en los bancos cotizados, sirviendo de corrección a los ascensos de la Bolsa española.Por contra, los valores pequeños han resistido mejor las embestidas.

Pero esta tendencia no es exclusiva de España. Fernando Hernández, analista de Andbank, afirma que tal y como ha ocurrido en el Ibex, en Europa las pequeñas firmas ganan la partida a las grandes. El Euro Stoxx se anota un 7,8% en el año, frente al 13% del Euro Stoxx Europe Small200; el Cac francés, un 9,76% en contraposición al 18,4% del Cac Small Caps, y el FTSE Small Caps, un 12% frente al 4,47% del FTSE.

Dentro del universo de pequeñas cotizadas no vale todo. La selección es fundamental para evitar disgustos. Diego Jiménez- Albarracín, de Deutsche Bank, aconseja decantarse por compañías con un rasgo diferencial, un negocio que funciona y firmas poco apalancadas, pues se trata de empresas que a diferencia de las de mayor tamaño disponen de un margen de negociación con sus acreedores más limitado. Además su acceso al mercado en búsqueda de financiación es mucho más restringido.

Hernández considera que para obtener unas rentabilidades extras en renta variable es imprescindible reservar una parte de la cartera a pequeños valores. Eso sí, el experto aconseja invertir a largo plazo, pues se trata de compañías menos maduras que van teniendo retornos atractivos conforme crecen. El analista de Andbank defiende que la estrategia más segura dentro de este universo de inversión pasa por decantarse por fondos o ETF. “Para evitar quedarse atrapado en estos valores que disponen de menor liquidez, lo mejor es optar por vehículos especializados”, subraya.

Precisamente los fondos españoles de renta variable que mejor desempeño están teniendo en el año son los que están expuestos a compañías de pequeño valor en Bolsa. Santander Small Caps, Gesconsult Renta Variable y Alpha Plus Ibérico Acciones lideran la familia de fondos de Bolsa española con revalorizaciones de entre el 27% y el 20%.

Los analistas recuerdan diferenciar entre compañías de pequeño tamaño de los denominados chicharros. Estos últimos son valores que experimentan fuertes subidas pero que escoden tras de sí negocios de baja calidad que entran en pérdidas con frecuencia.Es decir, se mueven al son de los especuladores pues sus bajos precios provocan fuertes oscilaciones. En la Bolsa española hay ejemplos: el más claro es Pescanova, que ha llegado a dispararse un 366% este año. Su capitalización se limita a los 37 millones y su balance tan solo está compuesto por un 1,6% de la Nueva Pescanova.

Comentario

En mi opinión, es importante que las empresas pequeñas aguanten mejor la crisis, y se comporten bien en el mercado de la bolsa. Es un signo de oportunidades y que ilusiona a los emprendedores de hoy en día.

Fuente: CincoDias