La montaña rusa del Bitcoin

El 2018 pasará a la historia como el año de la caída de las criptomonedas. El bitcoin ha perdido un 83%. La burbuja ha pinchado, pero la tecnología queda a la espera de que vuelva a subir su valor, lista para adaptarse a los nuevos métodos de compra-venta.

img_tamiguet_20181220-133907_imagenes_lv_otras_fuentes_no_archivables_gettyimages-928489468_1_4_5_3655765996-ktiC-U453637184319ecD-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

No hace justicia a su nombre, porque su comportamiento ha sido todo… menos críptico: la moneda virtual más famosa del planeta ha experimentado una caída clara, diáfana y cristalina. Hace justo un año, la fiebre de las criptomonedas alcanzó su cenit. Hoy, en el paisaje después de la batalla, quedan los restos de una burbuja que pinchó. El bitcoin ha pasado en este arco temporal de los máximos históricos, casi 20.000 dólares, a poco más de 3.000: un desplome del 83%.

En noviembre del 2013, el expresidente del Banco de Holanda Nout Wellink, mucho antes de que el fenómeno de la moneda virtual se convirtiera en un boom, comparó el fenómeno con la célebre burbuja de los tulipanes que vivió su país entre 1633 y 1637. “El bitcoin es mucho peor”, dijo, cuando los precios todavía no estaban por las nubes. “Porque en aquel entonces, al final te quedabas con un capullo de tulipán, mientras que ahora no tienes nada entre manos”. Si se miran las burbujas vividas a lo largo de la historia, la de esta criptodivisa gana por goleada, tanto en intensidad de la subida como en velocidad de la caída. Por no hablar del resto de las monedas virtuales como ethereum, litecoi o dash: desde sus máximos históricos su desplome ya supera el 90%.

 

Elaborado por Pol Carbonell

FuenteLa Vanguardia

Anuncios

Las causas y consecuencias de una burbuja económica

  • La subida anormal y prolongada del precio de ciertas acciones o de inmuebles desencadena una espiral de especulación que acaba destruyendo la economía.

Fundamentalmente, la causa principal es la especulación. El proceso que se conoce como burbuja económica (también llamada burbuja especulativa, burbuja de mercado o burbuja financiera) empieza cuando el precio de un activo –como las acciones de una compañía– o de un producto –pisos, fincas, inmuebles– sube de forma desproporcionada y anormalmente prolongada durante cierto periodo de tiempo debido a un aumento en las ventas, lo cual dispara su valor. Pero como todo en esta vida, tiene un fin. Llega un momento en el que el valor de ese activo tan deseado y cotizado en el mercado es tan desproporcionadamente elevado en relación a su valor real, que se produce lo que en inglés se conoce como “crack“, y todo se viene a bajo.

Resultado de imagen de burbuja economica

Después de esto le sigue un descenso repentino y contundente de los precios, que pasan de un valor ridículamente elevado, a uno demoledormente bajo, incluso inferior a su valor natural, lo cual provoca un mar de lágrimas de especuladores e inversores arruinados que no supieron ver lo que se les venía encima. Esto se conoce como “crash“. El problema es que este crash con el que se pone punto y final a la burbuja económica puede destruir gran parte de la riqueza de un país, muchos puestos de trabajo y crear un desequilibrio generalizado, con una gran insatisfacción entre la población, población la cual pierde gran parte del poder adquisitivo y calidad de vida que tenían.

“Entre 1980 y 1990, solo el área metropolitana de Tokio valía lo mismo que todo Estados Unidos, y el distrito de Chiyoda-ku valía más que todo Canadá.”

Aún se recuerda especialmente este último episodio que sacudió gran parte de Asia entre 1980 y 1990. En esa época, el país asiático de Nipón tuvo un altísimo superávit comercial, lo que aprobecharon los bancos para comprar terrenos y acciones, disparando los precios de estos bienes y activos. Con el dinero ganado en bolsa, los inversores compraban más inmuebles, que llegaron a multiplicar su valor hasta por 75, y llegaron a suponer el 20% de la riqueza mundial. Terminó por explotar la burbuja, dejando en la ruina a miles de inversores.

Mucha gente opina que sucederá lo mismo con la famosa moneda virtual, como el Bitcoin, ya que es un ejemplo claro de un crecimiento anormal del valor del activo que terminará por explotar y dar lugar a un crash que hará perder centenares, miles e incluso millones de euros a gran parte de la población mundial, incluyendo tambien a jóvenes inocentes que vieron una falsa oportunidad de ganar dinero fácil.

 

Elaborado por Pol Carbonell

Fuente:  Muy Interesante

Las limitaciones que lastran el Bitcoin

Las limitaciones que lastran el Bitcoin

Las criptomonedas, sobre todo el Bitcoin, han sido las protagonistas del mercado financiero durante el 2017, año en el que el valor de esta moneda virtual ha vivido una notable escalada. Este crecimiento ha comportado que empresas e instituciones tanto públicas como privadas se hayan llegado a plantear el futuro de esta criptomoneda y predecir sus riesgos.

Bitcoin se hunde un 20% en Japón

El precio del bitcóin cayó un 20%, su menor valor desde mediados de noviembre, en los mercados japoneses al conocerse que las autoridades de Japón inspeccionaron la sede del operador Coincheck, para saber sobre su situación financiara a raíz del reciente ciberataque recibido, el cual provocó la desaparición de 430 millones de euros de una operadora de la ciudad de Tokio.

Japón reconoce la moneda como forma de pago y se trata de una divisa totalmente “legitimada”, aunque el ciberataque ponga sobre la mesa el debate sobre las dificultades de los organismos reguladores e incluso de los propios operadores para controlar estos mercados.

Limitaciones del gobierno indio

El Gobierno de la India comunicó que tomaría todas las medidas posibles con el objetivo de terminar con el uso de las criptomonedas como medio de pago en el país asiático y avisó que no las considera monedas legales.

Por su bando, en algunos países como por ejemplo Corea del Sur ya se han tomado medidas con el fin de tener controlada la compraventa de criptomonedas y impedir el blanqueo de dinero entre otras irregularidades, mientras que otros, como en China, se ha decidido directamente prohibirlas.

La medida de Facebook

Tras el impedimento a Facebook de publicar anuncios relacionados con bitcoin y otras criptomonedas, la cotización de la criptomoneda Bitcoin se derrumbaba este jueves en torno a un 12%, hasta situarse en los 8.932 dólares, por lo tanto igualaba mínimos del pasado 25 de noviembre de 2017.

El valor del bitcoin empezó a bajar desde el martes 30 de enero, cuando la compañía fundada por el estadounidense Mark Zuckerberg comunicaba la implantación de una nueva política en virtud de la cual se prohíbe la publicidad que anuncie productos o servicios financieros que considera que se asocian a prácticas promocionales engañosas.

 

Fuente: Elaborado por Santi Fló a partir de La Vanguardia.

“La burbuja del bitcoin ha desviado la atención de la de la bolsa”

inversor-cae-bolsa

Albert Edwards, estratega de Société Générale, es famoso por sus continuas predicciones sobre un posible crash del mercado. Tanto es así que recientemente fue presentado por el jefe de opinión del Financial Times como “el hombre que predijo correctamente 10 veces el último crash del mercado”. Sin embargo, esta fama no le ha desanimado de continuar con sus predicciones.

“La subida del bitcoin ha distraído la atención de una burbuja en la renta variable”, advertía el estratega del banco francés en una nota a sus clientes a finales de año. Esta opinión difiere de la del consenso, que espera que la bolsa pueda seguir ascendiendo, pero no es el primer analista en advertir de una burbuja en el mercado de renta variable en un mundo inundado por la liquidez de los bancos centrales.

“¿Cómo sabemos que una subida del precio de un activo se ha convertido en una burbuja? La valoración es a menudo un buen punto de partida. Una burbuja también puede ser identificada por la tozudez y la persistencia de cualquier subida de precio mientras la gente que duda y los pesimistas son arrasados en una marea de olas alcistas. Y esto es algo que, ciertamente, el S&P comparte con el bitcoin”, explica Albert Edwards.

Una de las mayores rachas alcistas de la historia tanto por el tiempo seguido de subida como por la magnitud de la misma, ha llevado a las valoraciones a niveles elevados. El S&P 500 cotiza a 3,4 veces su valor en libros, lo que supone su nivel más elevado desde el año 2002.

Mientras, por múltiplos de beneficios, la bolsa norteamericana cotiza a un PER (veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) de 16 veces, un 17% por encima de la media desde el año 2000.

“Una justificación para el alza de las acciones es la recuperación de beneficio. Pero la recuperación subyacente parece cada vez más frágil y, en algunas medidas clave, está en camino una rápida desaceleración”, señalan desde la casa francesa.

¿Quién desencadenará la tormenta?

En este escenario, ¿cuál puede ser el desencadenante de la tormenta que pueda acabar con esa supuesta burbuja en el precio de los activos? “Hemos escrito sobre los posibles detonantes, pero podría no ser uno de los sospechosos habituales, como unos tipos de interés más altos de la Fed, lo que haga colapsar esta burbuja”, reflexiona Edwards.

Con el Banco de Japón recortando ligeramente las compras de deuda, el famoso estratega pone la mirada en el país asiático y explica que “las cosas podrían ir tan bien en Japón que un endurecimiento de las políticas monetarias inesperado puede provocar que el yen suba en un momento en el casi todos los inversores esperan una debilidad perenne de la divisa”.

“¿Puede generar Japón el desencadenante de una gran disrupción en el mercado?”, se pregunta Edwards al tiempo que indica que el escenario en el país asiático da pistas de “un endurecimiento sorpresa del Banco de Japón, dejando al mercado con el pie cambiado y apuntando una gigantesca retirada del carry trade”.

Comentario: La burbuja de la bolsa es una cosa segura que se sostiene en cada estado a partir de las especulaciones que se producen de los diferentes accionistas frente a las diferentes empresas que cotizan en ellas. Lo del bitcoin no esta sostenido por nada, es decir, que no es seguro y que cualquier día puede desaparecer. Como el aumento del bitcoin, hablando en % ha sido muy alto, la gente esta especulando sobre esta pero yo creo que su valor no aumentará mucho mas.

Fuente: eleconomista.es

BBVA dobla su apuesta por el Bitcoin y prevé su consolidación en 2018.

Resultado de imagen de bitcoin

BBVA ha redoblado su apuesta por el ecosistema de las divisas virtuales. Hasta la fecha se había mantenido cauto en sus críticas contra este tipo de monedas en contra de la mayor parte del sector financiero. Incluso había comparado al bitcoin con el oro al establecer su valor en la escasez y no por una derivada industrial.

Se habla de que pesé a los altibajos especulativo de 2018 las criptogramas se prevé que este 2018 ya traigan algo de madurez al mercado.

La responsable de Transformación de Banca de Inversión de la entidad, Alicia Pertusa, considera que las monedas bitcoin, ether o litecoin atraerán a inversores institucionales gracias a los nuevos vehículos creados , como el Mercado de Opciones de Chicago y la Bolsa Mercantil de Chicago. En la actualidad sólo el 10% de los inversores es profesional, frente al 90% que es minorista.

Elaboración a partir de: ElEconomista

Una moneda digital de broma alcanza los 2.000 millones de dólares

Una moneda digital de broma alcanza los 2.000 millones de dólaresHace cuatro años muchos no sabían que eran las criptomonedas, ni el Bitcoin, ni los protocolos y algoritmos detrás del Blockchain, el sistema de contabilidad distribuído que prometía revolucionar los flujos de finanzas en todo el planeta. Pero por entonces ya era una herramienta popular entre entusiastas tecnológicos que abrazaron sus nuevas posibilidades a pesar de sus fallos.

Su creador, Billy Markus, un programador Oregon, no asignó ningún valor a la criptomoneda, como no se puede. Es el propio mercado el que decide por cuánto decide intercambiar una divisa virtual por una divisa tradicional, como en casi cualquier otra criptomoneda. Como buena broma que era, durante los primeros meses cualquiera podía generar sus propios Dogecoin o adquirirlos por decénas de milésima de euro.

A fecha de hoy se han generado un total de casi 113 mil millones de Dogecoins, que al superar la barrera del centavo de dólar por unidad sorprendía a todos y superaba los mil millones. Este súbito ascenso ha atraído a otros inversores que procedieron a doblar el precio con su apetito por comprar en espera de que siguiera subiendo. ¿Seguirá subiendo? ¿Volverá a caer un 90%? ¿Será finalmente aceptado por alguna tienda online? Quién sabe. Pero Dogecoin ejemplifica muy bien en 2018 los problemas de las monedas virtuales, justo como su autor quiso hacer en 2013.

 

Elaboración propia a partir de: LaVanguardia

Bolsa, bitcoin, inmobiliario…¿Dónde invertir en 2018?

15138863595020

Las recomendaciones para invertir de cara al nuevo año son tan tradicionales de estas fechas como los propósitos de aprender inglés o apuntarse al gimnasio. Al igual que ellos, también parten de la premisa de lograr los mejores resultados con el menor esfuerzo o riesgo posible, aunque después el contexto y los factores externos pueden acabar modificando lo que, a priori, se presentaba como algo imbatible. 2017 ha sido el año de la recuperación económica a nivel global y 2018 tiene la exigente misión de consolidar esa mejora. Los analistas coinciden a la hora de enumerar los principales riesgos en el horizonte y, entre ellos, las tensiones geopolíticas, especialmente en Corea, lideran las advertencias, seguidas por las negociaciones del Brexit, las decisiones imprevisibles que pueda tomar Donald Trump en Estados Unidos o, ya en Europa, las elecciones en Italia. En España, el principal foco de atención seguirá siendo Cataluña.

Aunque si algo se perfila como protagonista económico de este ejercicio es la política monetaria a uno y otro lado del charco. 2018 será el año del tapering o retirada de estímulos. La Reserva Federal estadounidense ha dado los primeros pasos en 2017 y los expertos vaticinan al menos dos -si no tres- nuevas subidas de tipos en los próximos meses. El Banco Central Europeo, por su parte, extenderá el programa de compra de deuda hasta septiembre y, a partir de ahí, tendrá que perfilar su estrategia monetaria tratando de evitar que el crecimiento económico se resienta. Desde Gesconsult llaman a estar pendientes del impacto sobre la deuda soberana y sobre las cuentas de pérdidas y ganancias de las cotizadas; Deutsche Bank considera que “el aumento de la inflación y la normalización gradual de la política monetaria deberían impulsar las rentabilidades de los bonos a 10 años”

“Estamos iniciando un ciclo de expansión global con tasas de incrementosuperiores al 3% y esto nos hace posicionarnos en valores cíclicos”, asegura Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB. En cuestión de sectores, la banca, la construcción, las empresas relacionadas con el petróleo y el inmobiliario son sus apuestas y, “si tuviese que elegir uno, me quedaría con el inmobiliario y las socimis, por la renovación del mercado”. Además, “optaría por la renta variable y no por activos, porque son menos líquidos”.

Elaboración propia a partir de elmundo.es