Las colas en caja le hacen perder más de 4.000 millones de euros a los supermercados

Uno de los momentos más delicados a la hora de hacer la compra es el paso por caja. Para el comprador es fastidioso porque tiene que pagar, pero para el comercio es igualmente problemático porque tiene que ingeniárselas para evitar que, en caso de que haya mucha gente en la cola de caja, el cliente se desespere y se le escape.

407

El paso por caja es clave para muchas categorías de producto, como son las de compra de impulso. Eso que no estaba en tu lista de la compra pero que finalmente te llevas porque lo viste en la línea de caja. Son productos como golosinas, chicles, revistas, pilas… El cerebro sabe que se acerca el momento de desempolvar el monedero y no reacciona bien. Las esperas en las colas le hacen perder a los comerciantes en España más de 4.000 millones de euros, según datos de Adyen, que incluye el comercio en general, no sólo la alimentación. Están los que, al ver la cola, desisten, dejan la compra y se van. Están también los que, mientras esperan, hacen balance y deciden sacar de la cesta lo prescindible.

“Se ha estudiado mucho el proceso de compra en la sala de ventas, en la tienda, pero no el proceso de pago y aún queda mucho por hacer en este sentido, porque da información importante a los fabricantes y también a los distribuidores, a las cadenas”, señala Ángela López, de la consultora Nielsen. Hay toda una ciencia en torno a las estrategias de las cadenas y empresas para minimizar los efectos negativos del paso por caja. Las cadenas de supermercados, por ejemplo, tienen margenes muy ajustados: de cada producto que venden lo que se llevan de beneficio es poco. Sólo ganan dinero vendiendo mucho y a muchos compradores.

 

Elaborado por Pol Carbonell

FuenteEl Mundo

El auge de los productos bio

Lo que empezó siendo como una moda, ha acabado siendo un estilo de vida.

                   Durante este último año de 2017, el mercado de los alimentos ecológicos ha aumentado un 14% en España, frente a solamente un 2% en los alimentos convencionales. No obstante, a pesar de que pueda parecer un número elevado, sigue muy por debajo de la media en otros países en europa, en los cuales un 80% de las familias compran productos bio. Sin embargo, a pesar de la gran diferencia entre España, y los otros países europeos, en 2017 España consiguió situarse en el “top ten” mundial en el consumo bio. Los españoles tiene un gasto per cápita de 32 euros y ya es un mercado de más de 2.000 millones de euros. Además “en Cataluña, la situación es un poco mejor que en el resto del estado, ya que la alimentación ecológica está presente en la lista de la compra del 53% de las casas.”

Unknown.jpeg

Unknown-1.jpeg

                     Por otro lado, Galicia lleva un buen ritmo de crecimiento, además de poseer el único lúpulo ecológico de España, donde se cultiva un amplia diversidad de productos. Además de la creación de varios productos bio (vino, queso, yogur, conservas…). Galicia es el máximo proveedor de leche ecológica.         

                “Cada vez, más grandes superficies están ampliando sus surtidos de productos eco y bio, conscientes de que la tendencia ha llegado para quedarse. La fiebre verde es imparable, por ello, los dos canales de venta, tanto supers e hipers como el canal especialista han crecido sustancialmente a lo largo de los últimos años. “

Fuente: Elaboración propia a partir de AECOC y de Bio Eco

Danone pone el foco en la innovación

danone2

La firma de alimentación francesa quiere recuperar la categoría del yogur, que ha caído un 9% en España debido a los nuevos hábitos de consumo. Su nueva estrategia pretende crecer en el mercado de alimentos mucho más saludables, ecológicos y también mejorar la formulación de sus productos lácteos.

El consumo de leche en España ha caído un 2% desde el 2011, el de queso, un 3%, pero quien más lo ha notado es el yogur. Sus ventas han caído un 9%.

Entre ellas está la multinacional francesa Danone, dirigida en la Península por Jean-Philippe Paré, que tiene como gran objetivo volver a posicionar el yogur como un producto esencial en los frigoríficos.

Para recuperar ventas en España y Europa hay que innovar escuchando las demandas del consumidor. Son tareas que se gestionan desde Palaiseau (el mayor centro de investigación de la empresa, con 500 trabajadores) pero también desde las plantas de Parets del Vallès, Tres Cantos (Madrid) y los otros tres centros de I+D de Danone en el mundo.

Ahora, Danone quiere crear productos para mejorar el metabolismo del consumidor, combatir enfermedades como la diabetes y reducir azúcares añadidos de los productos. Según Danone, sólo el 13% de sus yogures son naturales, el 39% son edulcorados y el 48% azucarados. En España, la firma se ha marcado como objetivo reducir un 25% el azúcar de los lácteos el año 2020 y en torno a un 12% en Europa.

Fuente: modificado a partir de La Vanguardia

Nestlé aspira ya a crear comida adaptada al ADN del cliente

image

Es tanto el alcance de las nuevas tecnologías, la digitalización y, en definitiva, los cambios en la industria moderna, que éstos ya inciden incluso en la cadena de valor de la alimentación. Por lo menos, ese fue el parámetro bajo el cual organizó Nestlé la Food Tech Week. Unas jornadas a nivel interno para plantear los retos que se abren en este campo, y empezar a estudiar y mover las posibles soluciones.

Entre los expertos que se pusieron ante la plantilla de la compañía de alimentación estuvo Umahro Cadoga, reconocido experto en alimentación funcional que habló de la convergencia entre genética y alimentación. Algo que, insinúa el jefe de innovación y market intelligence de Nestlé, Jesús Alonso, su compañía podría aprovechar para escalar en el terreno de la alimentación personalizada.

De hecho, aunque todo lo relacionado con el análisis genómico parezca cosa exclusiva de la salud, resulta que también abre un sinfín de posibilidades en el mundo de la alimentación. «Esto permite saber la comida que necesitas a partir de la información que ofrece tu ADN y, con ello, poder desarrollar planes alimenticios personalizados», comparte Jesús Alonso. Y, aunque no quiere desvelar demasiado, se despide de la conversación con una pista: la alimentación personalizada -y más importante, si cabe, el modelo de negocio alrededor de la misma- no es algo tan descabellado ni está tan lejos.

Comentario:

Nestlé ha demostrado que sabe hacer uso de las tecnológicas y lo seguirá haciendo. Se plantea metas muy ambiciosas que prometen ser muy lucrativas por la innovación que suponen. Ahora intenta abarcar un nuevo mercado en la alimentación personalizándola lo puede ser muy atractivo para sus clientes ya que les ofrecería una forma mucho mas fácil y práctica de llevar una vida saludable teniendo en cuenta que este estilo de vida se vuelve también cada vez más común.

Fuente: El Mundo

Los Huevos Kinder se adaptarán para esquivar la legislación de EEUU

58668874c36188ca238b464d

Los huevos de chocolates más famosos de la compañía Ferrero podrán comercializarse en Estados Unidos a partir de 2018, país en el que, hasta ahora, tenía prohibida su venta. Lo que no significa que el Kinder Sorpresa fuera desconocido para los estadounidenses.

La propia agroalimentaria italiana se vio obligada a publicar un comunicado en el declaraban que “cualquier producto de Kinder que se ha vendido en EEUU hasta ahora se ha hecho de manera ilegal”. Y es que la chocolatina había sido prohibida por la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo de los EEUU, lo que no impidió que fuera consumida por muchos norteamericanos.

Para conseguir allí su comercialización, Ferrero ha elaborado un nuevo producto, similar al que ya se vende en el resto de países, pero con una serie de características que posibilitan su venta en EEUU, donde están prohibidos los alimentos que contienen algún tipo de producto incomestible en su interior. Legislación que se vio reforzada tras la trágica muerte de una niña de tres años en Francia tras comerse un juguete de un Huevo Kinder.

Para conseguirlo, parece ser que la nueva chocolatina se asemejará más al Kinder Joy, dulce también en forma de huevo que se caracteriza al estar dividido en dos partes diferentes encontrándose en una el juguete y en la otra la parte la chocolatina comestible.

FUENTE: EL MUNDO