La desgracia de ser afortunado

El problema del extractivismo (la extracción de recursos naturales pese al impacto natural que esto supone) ha tenido serias consecuencias, principalmente en América Latina (Brasil, Venezuela o Ecuador con el petróleo y la minería, por ejemplo), llegando incluso a dividir gobiernos como el de Rafael Correa, ya que el que fuera su Ministro de Energía y Minas Alberto Acosta, abandonó el partido gubernamental pasando a ser uno de los opositores de izquierda más críticos de la administración del Mashi, debido al conflicto que generó la Iniciativa del Yasuní-ITT (entre otras diferencias), la cual explicaré más adelante.

La orientación política que tomen estos países propietarios de recursos será decisiva en muchas ocasiones para su propio futuro, como sucedió en el caso de la República Democrática del Congo (quien, por cierto, tuvo que aceptar la deuda externa de Bélgica para obtener su independencia). Este enorme país de casi 80 millones de habitantes alcanzó su independencia en 1960, un año después de que se celebrasen elecciones y saliese elegido primer ministro Patrice Lumumba, revolucionario líder del Movimiento Nacional Congoleño y que había luchado por la libertad del pueblo congoleño. Lumumba, ante los movimientos secesionistas que se le presentaron (apoyados por Bélgica para seguir controlando los recursos minerales del país), optó por pedir ayuda a la Unión Soviética y así evitar la fragmentación de su territorio, la cual respondió con una intervención en las regiones conflictivas.

Ante el temor a que las ideas marxistas se instaurasen nuevamente en un país, en este caso africano, los servicios secretos belgas en colaboración con la CIA asesinaron a Lumumba, rociándolo definitivamente con ácido para hacer desaparecer su cuerpo, dando lugar a una brutal dictadura de más de 30 años. En diciembre de 1999 se presentó una moción en el Parlamento de Bélgica, que sería aprobada en febrero de 2002, para la creación de una comisión parlamentaria encargada de investigar las circunstancias y el grado de implicación de su país en el asesinato (hipervínculo adjunto).

Otro caso más conocido de saqueo de un recurso natural fue la invasión norteamericana de Irak en el año 2003, sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU (Francia vetó la intervención, lo que provocó serias diferencias diplomáticas entre ambos países) y bajo el pretexto de que el país de Oriente Medio poseía armas de destrucción masiva, las cuales nunca fueron encontradas (incluso posteriormente los inspectores designados al efecto no pudieron encontrar pruebas de que éstas existieran). La realidad es que tras la invasión imperialista, las empresas de EEUU y Reino Unido pudieron acceder a las grandes reservas de crudo que poseía Irak, llegando incluso a tener tensiones acerca de su reparto.

Algo similar pasó en Libia en 2011, después de los bombardeos de la OTAN y el derrocamiento de Gaddafi (actualmente el país está devastado y dividido, con un gobierno en Trípoli y otro en Tobruk), el petróleo, que era público hasta entonces y permitió al país ser con diferencia el más desarrollado de toda África, pasó a manos de empresas privadas como la British Petroleum, que pudo sacar grandes dividendos de la explotación del conocido como “oro negro”.

En Ecuador, el gobierno de Rafael Correa elaboró la Iniciativa Yasuní-ITT, que condicionaba el mantenimiento de un sector del Parque nacional Yasuní (ubicado en los cuadrantes de explotación petrolífera Ishpingo, Tiputini y Tambococha y con una gran variedad de flora y fauna) a un mecanismo de compensación económica por parte de la comunidad internacional, bajo los criterios de economía ecológica y ambiental, ya que al no explotar esos recursos petrolíferos dejaba de recibir los ingresos que generaría su venta. Dicho con otras palabras, lo que el estado ecuatoriano no recibiría de la venta del petróleo que no iba a extraer, lo abonaría el resto de la comunidad internacional.

Sin embargo, no se recaudaron los fondos esperados por parte del resto de países, por lo que Correa anunció el 15 de agosto de 2013 que el proyecto se daba por finalizado y que el 0.1% del Parque nacional se usaría para la extracción petrolífera, pese a los sucesos pasados con Chevron (en 2003 las comunidades indígenas de la provincia de Sucumbios demandaron a la multinacional estadounidense por el derramamiento de más de 80.000 toneladas de residuos petrolíferos en el Lago Agrio entre 1964 y 1992). Este cambio de postura supuso la ruptura con Alianza País del antiguo ministro Acosta, quien fundó un nuevo partido y se presentó como candidato a las presidenciales del año 2013. Economía vs Ecología, el eterno dilema.

Origen: La desgracia de ser afortunado – Economía Crítica y Crítica de la Economía

Anuncios

#Entornoeconomico En 2020 el chocolate será un lujo

  • Mercados emergentes y el cambio climático ponen en jaque al chocolate

El chocolate no solo es el ingrediente estrella de los postres, sino también es el sustento de millones de familias de todo el mundo.

En los últimos cinco años el consumo del cacao ha aumentado un 17%, una cifra que sigue en alza poniendo en jaque a este producto. Un aumento excesivo de la demanda mundial de esta materia podría causar el aumento del precio y su escasez que, además, se sumaría el factor negativo del cambio climático.

La creciente demanda del cacao por parte de los mercados emergentes es uno de los principales motivos que podría causar la escasez en la oferta, donde especialmente destaca China. Hace 30 años, los chinos no comían chocolate, en la actualidad alrededor de los 200 millones de chinos consumen habitualmente este producto aunque con ingestas per cápita anuales aún muy bajas.

Según la multinacional americana WCF, el país se halla entre los 10 primeros importadores del mundo de pasta de cacao y cacao en polvo. Este aumento de la compra del producto podría desencadenar un desequilibrio entre el suministro y el consumo, teniendo que multiplicar su producción. Se estima que en el año 2020 la situación sería insostenible. La Organización Internacional del Cacao cree en la aparición de un déficit de 150.000 toneladas del producto a corto plazo.

El cambio climático es otro de los factores fundamentales que provoca una disminución de la oferta del cacao. Ghana y Costa de Marfil suponen cerca del 60% de la producción mundial y están teniendo problemas climatológicos. Los agricultores no pueden satisfacer la demanda. Además, los árboles viejos producen menos granos y algunos agricultores están optando por cultivos más rentables como el aceite de palma o el caucho.

Por ahora tan solo son predicciones, el futuro es incierto. El precio marcará la diferencia de la calidad. El cacao estará en manos de quienes se aseguren un suministro de calidad.

La fuente: el economista

Argumento / Comentario:

El cacao no afectará en grandes medidas al mercado internacional aunque probablemente muchas personas se depriman ante tales medidas así como un aumento del precio del cacao o una disminución de la oferta por la tanto llegar al punto de considerarse afortunado por tener un poco de este.

Por otro lado puede afectar a la economía de costa de marfil o bien Ghana, mayores productores de cacao a escala global. Esto podría suponer un aumento de la pobreza de la población un una disminución de la renta per capita de dichos países.

Javi Trepat


#Entornoeconomico El petróleo ‘barato’ también tiene efectos positivos para los países productores

  • Cuando los recursos son limitados se incrementa la eficiencia en el gasto
  • Qatar está apostando por una educación de calidad que dará sus frutos

La bajada de los precios del petróleo a niveles de 2004 también tiene un lado positivo para los países que más están sufriendo esta disminución, señaló hoy a Efe el profesor de Economía de la Universidad de Oxford, Adel Malik.

Durante una conferencia sobre el impacto en la economía y el desarrollo de los países del Norte de África y el golfo Pérsico, celebrada ayer y hoy en Doha, Malik aseguró que “la caída en los precios del petróleo crea desafíos para los Estados”.

El profesor precisó que esa situación “es interesante porque de esta forma los Estados emplean mejor el dinero que tienen y hay más competencia, y eso siempre es bueno”.

La actuación del FMI

El pasado noviembre, ante la gravedad de la crisis, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) Pérsico el incremento de los ingresos fiscales que no provienen del crudo.

Además, aconsejó que aumentasen el precio de la energía y un control firme del gasto actual, especialmente de los salarios en el sector público; unas medidas idénticas a las prescritas para Europa.

“El FMI forma parte del problema, no de la solución, porque cuando se trata de Oriente Medio tiene poco margen de acción. No tienen un modelo de prescripción en esta zona, porque muchos de estos países árabes son importantes en términos estratégicos”, añadió Malik.

Además, el economista tachó de “vergüenza” el hecho de que Estados Unidos o Europa vendan armamento a países de la región de Oriente Medio en un momento en el que los precios del crudo están cayendo y el conflicto entre sociedades está al alza.

“Deberíamos crear un paquete regional de crecimiento, estabilidad y desarrollo como el que tiene Europa”, indicó. Por otra parte, el profesor de la Universidad de Catar Ahmed Jalifa señaló a Efe que “los países del Golfo (Pérsico) también sufrieron la crisis financiera mundial porque los precios del petróleo bajaron de 2008 a 2009”.

“Desde ahí, se empezaron a tomar medidas para diversificar la economía, pero esto lleva décadas en dar sus frutos” explicó.

Para Jalifa, países como Catar han tomado las medidas necesarias y el emirato ha sido uno de los países que menos han sufrido las consecuencias de esta caída de los precios del petróleo.

“Catar comenzó con su política de diversificación en 1995 y está haciendo una fuerte apuesta por la educación, que en un futuro dará sus frutos: centrarnos más en el capital humano, la creación de emprendedores desde la juventud y en mano de obra cualificada”, agregó.

Las previsiones del FMI para el crecimiento de la zona se han ido ralentizando en los últimos años: del 3,4% en 2014, al 3,2% en 2015 y 2,7% en 2016.

La fuente: el economista

Comentario / Argumento:

El artículo nos introduce en la crisis del petróleo y nos amplía la gravedad de la situación para ciertos países del golfo pérsico que no es la 1era vez que viven dicha situación. La crísis del petróleo no es la primera vez que nos sucede y Catar ha decidido tomar medidas de eficiencia al respecto.

Cuando atravesamos crisis importantes en sectores de los que dependemos, tendemos a investigar y a invertir con mayor control los ingresos para que sean eficaces de cara al futuro. Catar ha decidido no depender tanto del crudo y empiezan a mirar la manera de levantar el país invirtiendo más en educación, sector de vital importancia para cualquier país.

Javi Trepat

 

Has Obama already given up the fight on income inequality?

President Obama may have never said it, but one of the big aims of his first term was redistributing income from the rich to the middle class and poor. Redistribution, of course, is a polarizing word — it may have cost one administration official a high-profile White House job  — and so politicians avoid using it. But it is also a basic tenet of what the government does and the quickest and most direct way to slow widening income inequality – which Obama has identified as one of the nation’s biggest challenges.

During his first term, Obama tried repeatedly to raise taxes on the wealthy, proposingto levy more than $1.6 trillion in new taxes on the rich over 10 years.  At the same time, Obama sought to keep taxes on the middle class steady and he cut taxes for low income Americans. This approach made plenty of sense if his goal was to reduce income inequality. While the U.S. economy doesn’t produce much more inequality than other countries, other countries use their tax systems and their safety nets (transfers) to reduce inequality far more than the U.S. government does, according to Janet Gornick, a professor of political science and sociology at the City University of New York. (In the end, the president ultimately succeeded in getting only a relatively modest increase in tax rates – a little over $600 billion in the “fiscal cliff” deal.)

Fuente: Washington Post 

Las economías que más crecerán en 2014, según ‘The Economist’

Rusia-EconomíaNo son las economías emergentes en las que usted piensa. Los países cuyo PIB crecerá más este año, según el panel de expertos de The Economist, no suelen aparecer en la prensa ‘salmón’. Pero sus indicadores económicos atestiguan que son las tienen las mayores expectativas de crecimiento en el mundo. Turkmenistán Turkmenistán (capital, Asjabad), un país de Asia Central y exrepública socialista soviética de 5,1 millones de habitantes y fronteriza con Irán y Afganistán, crecerá un 9,2% este año, según las previsiones de The Economist, que analiza las estadísticas e informes del Fondo Monetario Internacional (FMI). Este país presenta equilibrio presupuestario desde 2011 y su el superávit del presupuesto primario llegará al 2,7% del PIB. El incremento de los precios al consumo será de un 11%. Sus principales recursos económicos son el cultivo del algodón y los hidrocarburos. Sierra Leona Sierra Leona (capital, Freetown), es un país de África occidental limítrofe con Liberia y Guinea tristemente conocido, fundamentalmente, por sus cruentos conflictos étnicos. No obstante, su Producto Interior Bruto aumentará un 11,2% a lo largo de 2014. El déficit del Estado disminuirá hasta el 2,2% del PIB y el incremento del IPC se estabilizará en el 10%. El país, con una población censada de seis millones de personas, tiene abundantes recursos naturales y minerales y es uno de los principales exportadores de diamantes. Macao Macao (capital, Macao), es una ex colonia portuguesa y desde 1999 zona administrativa especial de la costa sur de China, bajo el control de Pekín. The Economist espera que su PIB crezca un 13,5%. El saldo presupuestario alcanzará un 26% del PIB y el incremento de los precios al consumo está estabilizado desde 2011 en torno al 6%. En Macao viven 568.700 personas y su principal recurso económico es la industria del juego. Por su alta densidad de casinos se le conoce como Las Vegas de Oriente. Mongolia Mongolia (capital, Ulán Bator), fronteriza con Rusia y China, crecerá, por su parte, un 15,3%, según las estimaciones del panel de expertos. La nación de Gengis Khan basa su economía en el petróleo y la minería, sobre todo cobre y carbón, con una población de 2,84 millones de personas de las que un tercio se concentra en la capital. El país país lleva una década de crecimiento constante aunque presenta un déficit estructural importante, que este año se reducirá a en torno al 5% del PIB. Se espera que los precios al consumo ronden un crecimiento del 11,8%. Sudán del Sur Sudán del Sur (capital, Yuba), es un país de África Occidental limítrofe con Sudán, Etiopía, Kenia, Uganda, Congo y República Centroafricana. También lacrado por las guerras y la pobreza, la base de su riqueza económica descansa en los recursos minerales, sobre todo petróleo, y un filón potencial en el turismo dada su espectacular biodiversidad. El PIB de este país se elevará este año un 35% y el saldo presupuestario primario presentará superávit del 8% tras dos años de déficit. Los precios al consumo crecerán en torno al 9%.

Fuente: Expansión

Repsol no teme reforzarser en África: cierra la compra de pozos en Namibia

Repsol-cielo

Repsol no tiene miedo a seguir invirtiendo en África. La petrolera acaba de cerrar la compra de una participación del 44 por ciento en la llamada Licencia 0010, lo que le permite desembarcar definitivamente en Namibia y convertirse en una de las primeras petroleras en apostar claramente por esta zona.

 

 

 

Tal y como ya adelantó elEconomista, Repsol alcanzó a finales de julio del año pasado un acuerdo para hacerse con esta participación, de la que se desconoce su precio. Ahora la petrolera acaba de lograr las autorizaciones que le faltaban para poder dar por concluido el acuerdo de compra y tomar el control de estos pozos.

 

Las petroleras generalmente suelen cerrar este tipo de operaciones mediante un ajuste de los gastos realizados hasta la fecha con una parte de los futuros para equilibrar el intercambio de las acciones, lo que hace complicado fijar un precio definitivo de la operación.

 

Según indicó la compañía británica Tower Resources, la entrada de Repsol ha logrado los permisos de aprobación de la Comisión de Competencia de Namibia y del Ministerio de Mineras y Energía para que pueda cerrarse el intercambio de acciones entre Arcadia Expro Namibia y las dos empresas de la petrolera española: Repsol Exploration y PTY.

 

Con esta compra, la compañía que preside Antonio Brufau pasa a convertirse en el operador de esta zona offshore que cuenta con al menos tres bloques con una dimensión de 23.000 kilómetros cuadrados, frente a por ejemplo los 30.000 kilómetros que tenía el yacimiento argentino deVaca Muerta.

 

El vendedor, ArcadiaPetroleum, reducirá su presencia del 41 por ciento y Tower Resources la incrementará tambien de su 15 por ciento hasta el 30 por ciento. Con ambas operaciones, la petrolera da pasos adelante en el plan estratégico de la compañía mientras busca fórmulas para resolver el problema de los 5.600 millones que le ha supuesto la expropiación de YPF.

 

Repsol aseguraba ya en su plan estratégico que esta es una de las zonas de mayor potencial de crecimiento ya que resulta equivalente a alguno de los grandes yacimientos encontrados en Brasil por su cercanía a la zona geológica llamada Walvis Ridge.

 

Según explicaron fuentes de la petrolera, esta zona separaba en el pasado geológico dos mares, uno muy prolífico al norte comenzando frente a Angola y sur de Brasil, y el otro al sur, relacionado con Brasil, Uruguay y Argentina, donde ha habido algunos sondeos técnicamente exitosos pero sin desarrollo comercial.

 

Tradicionalmente este área ha tenido poca actividad, pero en los últimos meses se han producido importantes avances en el sur del país con la entrada de compañías como Oranto, Tullow, BP, Shell, Anadarko y Petrobrás.

 

Según un informe elaborado por Proactive Investor, la licencia en la que acaba de entrar Repsol tiene cinco zonas de desarrollo y aunque las cifras parecen muy elevadas se considera que puede contener 9.300 barriles equivalentes de petróleo y hasta 14.500 bcm de gas.

 

Día de la Exploración

 

La compañía mantendrá este próximo viernes una reunión con analistas en Londres para explicar los recientes desarrollos alcanzados tanto en Brasil como en Venezuela y para actualizar la situación de sus operaciones de exploración y producción a las que planea destinar más de 1.000 millones de dólares anuales.

 

Para 2013 la petrolera prevé realizar hasta 35 sondeos exploratorios, principalmente en Estados Unidos, Brasil, Noruega, Canadá y Perú y confía en aumentar un 10 por ciento su producción de crudo gracias a la incorporación, entre otros, del pozo de Guará (ahora Sapinhoa) en Brasil, uno de los mayores descubrimientos de la petrolera.

 

La compañía se encuentra además desarrollando perforaciones en este momento en Mapi, en Perú (del que se esperan detalles próximos sobre su capacidad), así como el yacimiento de Sagitario en Brasil y Teso1, en Argelia.

FUENTE: El Economista.

 

AGRICULTURA-TANZANIA: Un juego de azar

Por Denis Gathanju

DAR-ES-SALAAM, Tanzania, mar (IPS) – Las lluvias y las sequías se han vuelto tan imprevisibles en Tanzania que los agricultores se sienten cada vez más como apostadores en un casino.


Las prolongadas sequías y las inundaciones complican mucho la vida de los pequeños agricultores que carecen de sistemas de irrigación. 

Según el Ministerio de Agricultura, ésta representa 60 por ciento del producto interno bruto (PIB) de Tanzania, donde más de 80 por ciento de los alrededor de 41 millones de habitantes son campesinos. El sector comprende más de 60 por ciento de las exportaciones de este país africano. 

A Tanzania le quedan dos décadas para adaptar su agricultura al cambio climático o corre riesgo de sufrir una importante reducción de su PIB, según un informe elaborado en 2009 por el independiente International Institute for Environment and Development (instituto internacional de ambiente y desarrollo). 

El PIB puede disminuir alrededor de uno por ciento en los próximos 20 años y entre cinco y 65 por ciento en los siguientes 75, señaló Muyeye Chambwera, uno de los autores del estudio. 

Para evitar graves consecuencias económicas es necesario cambiar las prácticas agrícolas, coinciden numerosos especialistas en la materia. 

”La única forma es enseñar a los campesinos mejores prácticas agrícolas, ya que muchos usan métodos arcaicos, en tanto otros cultivan en zonas donde las precipitaciones no son adecuadas”, explicó Marc Baker, director ejecutivo de la organización no gubernamental Carbon Tanzania, que ayuda a agricultores de la aldea de Arkaria, 35 kilómetros al oeste de la septentrional ciudad de Arusha. 

El gobierno de Tanzania se dio cuenta de que es necesario actuar con rapidez y creó el Programa Nacional de Acción para la Adaptación (NAPA, por sus siglas en inglés), que se propone reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar a los campesinos a adoptar nuevas tecnologías y prácticas agrícolas. 

La iniciativa incluye enseñar prácticas alternativas, como la rotación de cultivos, suprimir el pastoreo y usar semillas que requieran poca agua, como mijo y sorgo. También promueve el uso de un tipo de maíz resistente a las sequías. 

”El objetivo del NAPA es mejorar las posibilidades de adaptación de las comunidades vulnerables, dado que la economía de Tanzania depende en gran parte de la agricultura”, confirmó Abubakar Rajabu, secretario permanente de la vicepresidencia. 

La temperatura promedio del país puede aumentar entre dos y cuatro grados para 2100, según pronósticos del Ministerio de Agricultura. Parece lejano, pero es un indicio de que llegará un momento en que habrá que reemplazar los cultivos perennes, como el maíz y el frijol, por variedades anuales, como mijo y sorgo. Se prevé que la producción de maíz, alimento básico en Tanzania, disminuya un tercio en las próximas décadas por su gran requerimiento de agua, según el Ministerio de Agricultura. En las zonas más secas del centro del país, la cosecha puede llegar a reducirse en más de 84 por ciento. La zafra del año pasado es un buen indicador de que los pronósticos se están cumpliendo, quizá, incluso, antes de lo previsto. Agricultores de la meridional provincia de Iringa informaron a funcionarios del Ministerio que recogieron entre tres y cinco sacos de maíz cada 0,4 hectáreas en 2009, muy por debajo de los entre 15 y 18 que cosechaban unos años atrás, los campesinos también observan los cambios en los patrones de lluvias. “El maíz ya no rinde”, señaló Mama Mrema, campesina de Arusha. “Ahora vivo de otros cultivos como mandioca y boniato, que no necesitan tanta agua”, añadió. Los pobladores de la aldea de Mwitikilwa, también de Iringa, señalan que en los últimos 30 años hubo cambios drásticos de clima. El fenómeno impide que los campesinos de Mwitikilwa cultiven frijoles, café, guisante y boniato, confirmó Emma Liwenga, del Instituto de Evaluación de Recursos, de la Universidad de la oriental ciudad de Dar-es-Salaam, quien realizó estudios en esa aldea el año pasado. 

Su investigación también constató una mayor cantidad de plagas por el aumento de temperatura.”La década pasada fue muy mala en materia de producción de alimentos, en especial en nuestra aldea porque no usamos fertilizantes químicos. Cada vez cosechamos menos porque la temporada seca se alarga y se vuelve más severa y la de lluvias es irregular”, relató Maimuna Hamadi.Las pocas lluvias que suelen caer entre abril y julio son cada vez más esporádicas, en tanto las temperaturas entre abril y agosto son inusualmente altas, apuntó la campesina.”Ya no sabemos cuándo preparar la tierra ni cuándo comenzar a cultivar. Es como apostar con la naturaleza. El clima ya no es predecible como hace 10 o 15 años”, se lamentó Mwanaisha Mwampamba, otra campesina de Mwitikilwa.”A veces las lluvias no son suficientes y en otras ocasiones son excesivas. Inundan y destruyen los cultivos”, apuntó. “Si la situación sigue igual, la mayoría de los que tenemos pequeños terrenos seremos cada vez más pobres porque dependemos de la agricultura para subsistir”, añadió.