La tasa de ahorro cae a mínimos históricos

La razón por la cual la tasa de ahorro anual de los hogares e ISFLSH se encuentra en el 4,9% de la renta disponible, 6 décimas menos frente al año anterior, se debe a qué el gasto en consumo final evolucionado un 4%, un incremento superior al que ha experimentado la renta disponible que ha crecido un 3,2%.  Si el gasto en consumo se incrementa más que la renta disponible, en consecuencia la capacidad de ahorro se ve perjudicada.

Esto tiene una razón lógica, la cual en momentos de incertidumbre o recesión la gente tiende a ahorrar sus ingresos. En cambio en momentos de expectativas positivas la sociedad adelanta sus decisiones de consumo.

Debemos fomentar el ahorro entre las famílias porque es el motor de las grandes inversiones de futuro y eso significa aumentar los niveles de productividad y por ende la riqueza del país.

¿Corre riesgo tu trabajo cuando lleguen los robots?

La automatización traerá muchas mejoras, comodidades y prosperidad, sin duda. Pero también tiene su cara amarga: pondrá en riesgo muchos puestos de trabajo que desaparecerán. Un reciente informe de la OCDE calculaba que el 52% de los trabajos en España serán automatizados totalmente o en gran parte. Todo un contrasentido cuando en un escenario futuro a diez años, y si la economía y el empleo tienen un crecimiento medio, se prevé que alrededor de 100.000 puestos de trabajo no se puedan cubrir por falta de efectivos jóvenes con alta cualificación.

Según un reciente estudio de BBVA Research, la automatización afectará a los puestos de trabajo de menor valor añadido. Es decir, puestos de trabajo que no requieran de creatividad o responsabilidad, afectará a personas poco cualificadas en sectores de fabricación, comercio, hoteles, restaurantes, finanzas y propiedad.

Japón apuesta por el hidrógeno

El reciente Salon de Ginebra 2019 han dejado claro que la apuesta por los coches 100% eléctricos es muy fuerte. La mayoría de los fabricantes se preparan para ese futuro, pero en Japón tienen una idea distinta del futuro de la automoción. 

Para el gobierno japonés el futuro está en el coche de hidrógeno con pilas de combustible. Las ventajas son desde luego interesantes, pero esa apuesta podría salirle mal porque no todo son buenas noticias para estos vehículos.

El precio del combustible, que es de entre 9,5 y 10 euros por kg, lo que permite recorrer aproximadamente 100 km. La producción de este combustible impone un alto coste de momento, pero además aunque el resultado final es desde luego respetuoso con el medioambiente, la producción puede no serlo. 

Artículo elaborado a través de El Blog Salmón

LA INDÚSTRIA AUTOMOVÍLISTICA ABANDONA POR EL BREXIT

El Brexit puede acarrear consecuencias negativas en relación a los coches “made in Britain”.

Honda, Toyota, Mini o Toyota, son marcas que producen vehículos en Inglaterra, pero ante la llegada del Brexit han comunicado que cerrarán o trasladarán plantas o reducirán la producción de coches o de la plantilla.

Para los japoneses tiene completamente todo el sentido salirse del Reino Unido si este queda fuera de la Unión Aduanera, dado que gracias al acuerdo en UE y Japón, los aranceles a los automóviles se irán reduciendo en o próximos años hasta quedar a cero.

En conclusión, sólo entre Honda, Nissan, Toyota, Jaguar Land Rover, MINI y Vauxhall, da la impresión que más de diez mil empleos directos(sin contar con los de la industria auxiliar, que pueden ser más) podrían perderse facilmente en los dos o tres años posteriores a un Brexit sin acuerdo. Y eso sólo en una única industria. Hay quién afirma que hasta un tercio de las empresas británicas se irían o moverían parte de sus operaciones tras el Brexit.

Fuente de elaboración propia a partir de El Blog Salmón

EL CANNABIS EN CANADÁ

Los canadienses legalizaron el cannabis para uso recreativo el 17 de octubre de 2018. La ley establece un nuevo marco para controlar su producción, distribución, venta y posesión en Canadá.

Los beneficios económicos de la legalización del cannabis se reflejan claramente en un aumento del PIB. En este negocio se mueven grandes flujos de dinero, las empresas contratan empleados, consumen mucha electricidad, y necesitan de productos, cultivos, infraestructuras de distribución, en general intervienen muchos sectores en la producción del cannabis, además de los impuestos que recauda el estado.

En España, a día de hoy el consumo, el cultivo, la posesión y la compra de cannabis está fuera de la ley a no ser de que se lleve a cabo en un entorno de privacidad y sin ánimo de lucro que quede enfocado únicamente para el consumo propio. Los grandes partidos están en contra de la legalización, aunque Ciudadanos y Podemos están a favor, este último remarca que reduciría el consumo en adolescentes, aportaría recaudaciones millonarias para el estado, se le puede dar un uso terapéutico, reduce la criminalidad y se crean nuevos puestos de trabajo.

Un país con una tasa de desempleo superior al 13%, quizás debería replanteárselo.

Elaboración propia a través de El Blog Salmón