España, la más beneficiada de la Gran Rotación en los mercados

El escenario ha cambiado drásticamente en los mercados. De una etapa marcada por la sombra de la deflación, por el auge de los bonos, y por las políticas de estímulos monetarios, se ha pasado a un entorno en el que el foco de atención recaerá en la inflación, en las bolsas y en las estrategias de salida de la crisis.

Los analistas de Bank of America-Merrill Lynch citan estos tres ejemplos (que denomina “las 3 Ps“: precios, posicionamiento y políticas monetarias) para constatar la “Gran Rotación” que están viviendo los mercados financieros, una rotación radical en las carteras hacia perfiles de inversión mucho menos conservadores.

El resultado de la “normalización del crecimiento, de los tipos de interés y del apetito por el riesgo” obliga a un severo ajuste de carteras, en el que se disparan las apuestas de una brusca recuperación en algunos de los activos más castigados en los últimos tiempos.

La teoría sostenida por la firma estadounidense sostiene que los “ganadores” en este nuevo escenario serían la renta variable, los bancos y las empresas cotizadas más atractivas desde un perfil de inversión ‘value’. En el extremo opuesto, los “perdedores” serían los bonos, las materias primas y los valores con un perfil más enfocado al crecimiento.

Esta teoría se está materializando en la práctica, al menos parcialmente. El vuelco en el perfil inversor es evidente, y la bolsa y la deuda pública española sobresalen entre sus mayores beneficiados.

La deuda pública, con la excepción de la griega y la portuguesa, ha cedido protagonismo en este ránking en favor de la renta variable. Sin embargo, la deuda pública española destaca entre los bonos soberanos que mayores retornos han otorgado a sus inversores: +6,8% en los tres últimos meses, justo por delante en esta clasificación de la renta variable estadounidense.

La “Gran Rotación” favorece este resurgir de la confianza de los inversores en deuda y bolsa española, después del castigo sufrido en los ejercicios anteriores. En el último año, el ránking de Bank of America-Merrill Lynch relega la bolsa española al puesto 30 de un total de 58 por rentabilidad. La deuda pública española aparece en 32º lugar.

Posicionamiento
De cara a los próximos meses, en un plano bursátil, la firma de inversión estadounidense se muestra alcista en renta variable de Europa, Japón y Emergentes, y neutral en Estados Unidos y Reino Unido.

En el mercado de deuda centra sus apuestas en los bonos high yield y de emergentes. Se mantiene neutral en la renta fija con grado de inversión, y bajista en la deuda pública.

El temor a que los mercados sufran un exceso de euforia lleva a los analistas de Bank of America-Merrill Lynch a mantenerse alcista en un activo refugio como el oro, con un objetivo en 2.000 dólares la onza.

Expansión

El Gobierno prorrogará indefinidamente los 400 euros y dará facilidades a empresas

El Consejo de Ministros aprobará hoy una prórroga automática del plan Prepara, que se hará efectiva cada seis meses hasta que la tasa de desempleo baje del 20%, tal y como adelantó ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ademas, dará el visto bueno a la ley de unidad de mercado, que elimina restricciones a las que se enfrentan las empresas al establecer una licencia única para comercializar bienes y servicios.

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció este jueves en Lima (Perú) que el importe de la ayuda del plan Prepara -dirigido a desempleados que no cobran otra prestación- será de 450 euros para los parados con cargas familiares y de 400 euros para el resto.

Rajoy hizo pública esta decisión el día en el que se conoció la última Encuesta de Población Activa (EPA), que refleja que el número de parados rozó los seis millones de personas a finales de 2012.

El Consejo de Ministros será presidido por la vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, al encontrarse Rajoy en Chile de visita oficial.

Facilidades para las empresas

El Gobierno tiene previsto además dar el visto bueno a la ley de unidad de mercado que, según dijo Rajoy, será “muy importante para mejorar la competitividad de la economía española”.

Además de establecer una licencia única para comercializar bienes y servicios -que implica que una empresa tendrá que solicitar en una sola autonomía la licencia y podrá comercializar sus productos de inmediato en toda España sin requisitos adicionales-, la ley creará un mecanismo estatal de resolución de conflictos.

El objetivo de esta norma es eliminar las trabas a la libre comercialización, fruto de la existencia de diecisiete normativas autonómicas distintas. Asimismo, el Consejo de Ministros dará luz verde al anteproyecto de ley por el que se modifican la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación, así como la Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

El Economista

Bankinter gana 124 millones y mantiene su mora por debajo del 5%

Los resultados del conjunto de 2012 han estado por encima de las previsiones que esperaba el mercado. FactSet auguraba que ganaría 109 millones de euros en 2012, mientras que Bloomberg elevaba estas ganancias hasta los 119 millones.

Bankinter recuerda que fue la única entidad que realizó todas las provisiones requeridas por los dos Reales Decretos de saneamiento del sector financiero en el primer semestre y que este esfuerzo tuvo un impacto final sobre el beneficio de 124 millones de euros.

La consejera delegada, María Dolores Dancausa, ha afirmado, en declaraciones a la agencia GoodNews, que los resultados de 2012 “han sido muy satisfactorios, considerando la singularidad del ejercicio”. Ha explicado que 2012 fue un año particular para España, por las elevadas cuotas de paro alcanzadas, lo que en la banca tiene un inmediato reflejo sobre la morosidad. También ha recordado que llevamos cinco años de crisis y que el proceso de reestructuración del sector está siendo largo. No obstante, Dancausa ha recordado que cuando termine este proceso, el resultado será una banca más sólida y dinámica.

El banco, que también es el único que todavía no ha participado en ningún proceso dentro del marco de la reestructuración del sistema financiero español, consiguó mejoras de dos dígitos de todos los márgenes de la cuenta. El margen de interés subió el 22%, hasta 660 millones y el margen bruto, es decir los ingresos totales, el 13,4%.

Los gastos se mantuvieron prácticamente estables, así que el margen antes de dotaciones aumentó un 32,4%.

Desde que empezó la crisis, Bankinter ha conseguido mantener su ratio de morosidad muy por debajo de la del sector. Esta ratio cerró 2012 en el 4,28%, desde el 3,24% del cierre del anterior ejercicio. En noviembre, último dato conocido, el promedio del sector tenía una mora del 11,5%.

Asimismo, los activos problemáticos del banco (riesgo dudoso + subestándar + activos adjudicados sobre riesgo computable total) son muy inferiores a la del resto de entidades, alcanzando los 2.740 millones de euros, lo que supone una ratio sobre el riesgo total computable del 5,9% frente al 15,9% que tienen los bancos comparables.

Menos créditos y más depósitos
Siguiendo la misma tendencia que ha caracterizado el resto de la banca española, Bankinter también cortó el grifo del crédito a familias y empresas el año pasado. El crédito a estos sectores residentes se redujo el 3,6%, especialmente por la caída de las hipotecas (el 7%). En cambio, se disparó la financiación a las Administraciones Públicas, que aumentó el 152%, hasta los 1.613 millones.

Los recursos minoristas en balance crecieron un 10,6%, y en concreto los depósitos lo hicieron el 13%.

El banco, además, consiguió reforzar su solvencia el año pasado gracias a la conversión anticipada de bonos subordinados y preferentes. La ratio de capital principal (coreTier1) medida bajo los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) cerró el año en el 10,22%, frente al 7,28% de diciembre de 2011

 

Expansión

El FMI advierte de que 2013 será peor para España que el recién acabado 2012

La última revisión de las previsiones que maneja el Fondo Monetario Internacional sobre España arroja pocas sorpresas en cuanto a la dirección y el sentido de la crisis. No obstante, sí aumenta la velocidad de la recesión y agrava el pronóstico para 2013, que será peor que el recién concluido 2012. Con ello, el país seguirá a la cola de la recuperación entre las economías avanzadas. Sólo está peor que España Grecia, tal y como ya dijo el FMI al presentar sus previsiones en octubre.

Según las nuevas cifras que maneja el FMI, el producto interior bruto de España se contraerá este año un 1,5% cuando en octubre auguraba una caída del 1,4%. Esta previsión es peor que el balance esperado para 2012, un año que según ha adelantado esta mañana el Banco de España se cerró con un retroceso del 1,3%, y triplica el resultado que calcula el Gobierno, que insiste en mantener una caída de apenas el 0,5%. Frente al resto del mundo, la comparación no es buena, ya que el rendimiento del PIB español se queda muy lejos del 3,5% que se prevé para la economía internacional en 2013 y del 1,4% proyectado para los países ricos.

Tras recorrer lo que queda de año en terreno negativo, el crecimiento en España llegará en 2014. En eso parecen coincidir tanto los economistas del Fondo como el Gobierno español. Otra cosa será el ritmo con el que se producirá el ansiado repunte, que el organismo en Washington deja en un tímido 0,8% del PIB, dos décimas menos de lo que anunció en octubre. De nuevo, la cifra se queda muy lejos del 4,1% que se prevé ahora de media para el conjunto de las economías del planeta y del 2,2% que el FMI estima para el grupo de las potencias desarrolladas.

Fuente: FMI / EL PAÍS

En cuanto a lo ocurrido desde octubre hasta ahora, solo Japón sufre un recorte mayor que  España en sus previsiones para 2014. A nivel internacional, el FMI afirma que el repunte será “más gradual” que lo que anticipaba hace tres meses gracias a que se redujo el riesgo de una crisis aguda en Europa.

Olivier Blanchard, consejero del FMI, reconoció al presentar las nuevas previsiones que los mercados financieros van por delante de la economía real en su percepción de la coyuntura. Aunque advierte de que “quizás hay demasiado optimismo”. Por eso, prefiere no hacerse ilusiones, ya que persisten retos y riesgos a corto plazo. “Hemos evitado algunos precipicios pero queda escalar montañas altas”, añadió.

La semana pasada, Christine Lagarde, directora gerente del Fondo,ya dijo que se evitó el colapso gracias a las políticas adoptadas en el último minuto en Europa. Pero también advirtió de que no hay que “dormirse en los laureles”. En este sentido, el organismo señala que la recuperación “llega con retraso” a la zona euro. Otro paso atrás podría mermar de nuevo el proceso, por eso pide que los esfuerzos de la periferia sean apoyados por el centro.

La zona euro es y seguirá siendo la región peor parada. La contracción será del 0,2% este año, en lugar de crecer un 0,2% como se dijo en la última proyección. En 2012, estima el Fondo, la contracción fue del 0,4%. Para 2014, sin embargo, anticipa que los países de la unión monetaria volverán a crecer con un avance del 1%. En este caso, la revisión a la baja es de una décima. La aplicación de las reformas es clave para evitar una situación de estancamiento generalizada.

El FMI parece ahora más optimista, aunque sus economistas cruzan los dedos. “Si los riesgos a la baja no se materializan y las condiciones financieras continúan mejorando, el crecimiento global podría ser más fuerte de lo proyectado”, señala el equipo que dirige Olivier Blanchard. No solo se fijan en Europa, también en el efecto del tenso debate fiscal en EE UU sobre el límite de la deuda.

El País

España acaba 2012 al borde de los seis millones de parados

 

La entrada de la economía española en recesión y los recortes para reducir el déficit impulsaron el paro en España hasta un nuevo máximo histórico a cierre de 2012. Según el retrato que recoge la Encuesta de Población Activa del mercado laboral español, el desempleo aumentó en 187.300 personas en el cuartro trimestre, hasta rozar los seis millones con 5.965.400 personas sin trabajo. Con este nuevo repunte, el sexto trimestral consecutivo, la tasa de paro aumenta hasta el 26,02%, también un nivel desconocido en la historia reciente del país.

Del lado del empleo, los datos que ha publicado el INE reflejan que la ocupación sigue bajando ya que 363.300 personas se quedaron sin empleo en el cuarto trimestre de 2012, unos 3.000 al día, lo que redujo la ocupación a 16.957.100, su nivel más bajo desde 2003. En todo el ejercicio, el empleo baja en 850.000 personas, lo que convierte a 2012 en el segundo peor año de la crisis por detrás de 2009, cuando se perdieron más de 1,2 millones de puestos de trabajo.

Entre los aspectos más preocupantes de esta EPA también está el fuerte descenso que ha registrado la población activa. Solo en el tercer trimestre el número de activos disminuye en 176.000 personas, principalmente entre los jóvenes menores de 25 años ante su salida del país o su abandono del mercado laboral. De hecho, España ha evitado los 6 millones de parados este trimestre gracias a este descenso de la población que está en edad y disposición de trabajar.

Por sectores, solo aumenta el número de ocupados en la Agricultura, con 63.700 más. Por el contrario, disminuye en los Servicios (305.600), en la Construcción (62.900 menos) y en la Industria (58.500). Además, crecen los trabajadores a tiempo parcial, cuyo porcentaje sube al 15,33% del total. Por el lado contrario, los que tienen jornada completa se desploman en 473.400. La tasa temporalidad, por su parte, baja en más de un punto, hasta el 23%.

Otro de los aspectos que ponen en evidencia los cambios que está sufriendo el mercado laboral español tras seis años consecutivos en los que ha aumentado el paro es el aumento de los autonómos. Pese a que han retrocedido en 55.400 personas en el cuarto trimestre, crecen en 53.300 en todo 2012.

 

El país

España coloca 4.504 millones en bonos y obligaciones a menores intereses

El Tesoro ha adjudicado hoy 4.500 millones de euros en bonos y obligaciones con vencimiento a largo plazo, ligeramente por encima del objetivo previsto y con unos intereses menores que en las anteriores emisiones.

En concreto, el Tesoro ha colocado un nuevo tramo de 2.409,2 millones de euros en bonos que vencen en 2015, a un interés del 2,77%, inferior al 3,39% ofrecido en su día, en tanto que ha adjudicado 1.583 millones en bonos a cinco años, al 3,80%, por debajo del 4,24% al que llegó a ser ofrecido, y otros 1.022 millones en obligaciones a 28 años, al 5,70 % frente al 5,93% anterior.

Esta subasta, la segunda esta semana, también ha despertado el interés de los inversores, ya que la demanda de las tres denominaciones se ha situado en 9.556 millones de euros, más del doble que la cantidad finalmente adjudicada.

El País

La amnistía fiscal aflora 40.000 millones ocultos

La amnistía fiscal del Gobierno ha aflorado, al menos, 40.000 millones de euros, según ha avanzado esta mañana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para esclarecer algunos aspectos del proceso. El ministro solicitó acudir al Parlamento para explicar el procedimiento de regularización fiscal extraordinaria, como el Gobierno denomina al indulto fiscal, tras las informaciones que revelaban que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, imputado por su supuesta participación en el caso Gürtel, se había acogido a la amnistía para blanquear 10 millones de euros de sus cuentas en Suiza.

Aunque Montoro ha precisado que los datos no están cerrado y que aún necesita “tiempo para calcular la cuantía de las rentas afloradas”, ha precisado que “la cuantía es, al menos, de 40.000 millones de euros: lo que supone cuatro puntos del PIB. Y eso que no está cerrado ese cálculo”, ha manifestado durante su intervención. “Esto supone un ensanchamiento muy significativo de las bases tributarias que incrementarán la recaudación todos los años a partir de ahora”.

No obstante, no todas las rentas afloradas supondrán más ingresos futuros para el fisco, ya que algunos de ellos pagan impuestos en otros países. Los contribuyentes tendrán que pagar impuestos por sus rentas mundiales y después, según Hacienda, se estudiará cada caso y se estudiarán los convenios con esos países para evitar la doble imposición.

Además, según los datos de Montoro, el tipo pagado por los evasores para blanquear sus bienes y rentas opacas es de cerca de un 3% en vez del 10% previsto. Esto es así porque Hacienda permitió a los que se acogieran a este procedimiento que solo pagaran por sus rentas no prescritas. Solo tenían que tributar por los rendimientos de las cuentas obtenidas en periodos no prescritos.

Lo cierto es que la amnistía fiscal ha defraudado las expectativas del Gobierno. El Ejecutivo había previsto ingresar 2.500 millones de euros con el proceso de regularización fiscal, que concluyó el pasado 30 de noviembre. Pero la recaudación final fue menos de la mitad: 1.193 millones de euros, según ha revelado el ministro durante su intervención. Y eso, a pesar de las facilidades dadas por Hacienda a los evasores: Les permitía legalizar el dinero oculto pagando solo un 10% o menos, una tasa muy inferior que si hubieran cumplido con el fisco desde el principio.

El ministro también ha anunciado que la amnistía ha recibido 31.529 declaraciones. Hacienda precisa en un comunicado que “el grueso de las declaraciones se concentraron en el mes de noviembre cuando se presentaron 29.242 declaraciones por un importe de 1.050 millones”. Es decir, que los contribuyentes que se acogieron al indulto fiscal lo hicieron días antes de que expirara el proceso. Del total de declaraciones presentadas, 29.065 fueron presentadas por personas físicas, otras 618 por personas jurídicas (empresas).

El País