El oro no se relaja: cerrará su mejor ejercicio desde 2010

El precio precio del oro sube un 17% en 2019, a pesar de la menor tensión comercial

El oro, uno de los termómetros más reconocidos por el mercado para medir la tensión de los inversores, no muestra ningún síntoma de relajación a pesar del acercamiento de Estados Unidos y China sobre la guerra comercial, de los avances para un acuerdo sobre el Brexit entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) o del menor riesgo de que la desaceleración del crecimiento económico acabe en una recesión global a corto plazo. Los futuros que cotizan sobre la onza del metal dorado suben cerca de un 17% en 2019 y van camino de cerrar su mejor año desde 2010, cuando su precio se revalorizó casi un 30%, en plena crisis del euro.

Los picos de tensión que se vivieron en mercado en mayo, en junio y después en agosto llevaron al oro a rebasar los 1.500 dólares por onza, hasta marcar máximos no vistos desde abril de 2013, en los 1.552 dólares. Desde ese techo anual, los futuros que cotizan sobre el metal apenas han corregido un 3%, como muestra de que las incertidumbres siguen latentes en las carteras de los inversores, que han mantenido las posiciones en uno de los activos refugio por excelencia, aunque Wall Street cotiza en zona de máximos históricos y los índices de referencia de todo el mundo superan el 20% de ganancias de forma generalizada.

En 2017, un ejercicio mucho más complicado para las bolsas, el oro repuntó un 13,53%, mientras que en 2018 retrocedió un 1,56% a pesar del pánico desatado en Wall Street en la media sesión de Nochebuena. El contexto es muy diferente ahora, pero el metal dorado se mantiene en niveles de estrés, ajeno al optimismo. Más bien convertido en un antídoto contra el vértigo que producen las alturas en las que se mueven las bolsas actualmente.

“La recesión global, la incertidumbre que genera la guerra comercial o la incapacidad de los bancos centrales para actuar son algunos de los riesgos que subyacen en el precio del oro”, reconoce el equipo de analistas de Amundi, que recomienda a los inversores “que establezcan coberturas estructurales entrando en activos como el metal dorado, para protegerse contra una recesión extrema””

En conclusión propia, analizando el artículo realizado por Daniel Yebra, podemos extraer que la continua subida del precio del oro viene mayoritariamente dada por la gran incertidumbre global que estamos viviendo. Esta gran demanda de oro y su respectiva subida de precio, según afirma el equipo de analistas de Almundi, viene dada por un incremento de “seguridad” de los inversores para protegerse de una recesión extrema, ya que este activo ofrece esta capacidad.

Artículo/conclusión realizado por Miquel Montaner a partir del artículo escrito por Daniel Yebra, Madrid, 26/12/2019, elEconomista, https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/10272254/12/19/El-oro-no-se-relaja-cerrara-su-mejor-ejercicio-desde-2010.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s