Las falsificaciones salen caras pese a ser “baratas”.

“Las copias tienen un coste en todo el mundo que equivale a todo el presupuesto de gastos previsto por el Gobierno español para este año, por poner un ejemplo. Esta es una lacra que va en aumento y a la que los gobiernos no han conseguido poner freno. El valor de los productos falsificados alcanza ya los 460.000 millones de euros y supone el 3,3% del comercio mundial, según el último informe elaborado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO)y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).”

En este artículo se exponen las distintas consecuencias que conlleva la fabricación y la venta de productos falsificados. Además, estos avanzan cada vez de manera más rápida, alcanzando los 460.000 millones de euros en 2018, en contraste con los 338.000 millones de euros del 2016.

Por otro lado, y aunque no podamos llegar a pensarlo, esto afecta también a las empresas de forma mucho más directa de lo que se cree. Así pues, cada producto falsificado tiene un coste por ciudadano aproximado de 133 euros al año, supone tener 67.000 empleos menos y 7.000 millones de euros de pérdidas en ventas.

En conclusión, es necesario ir con cuidado con todo aquello que compramos, sobretodo si se encuentra en la red y no son páginas fiables, ya que a la larga puede a acarrear notables inconvenientes y, tal y como el famoso refrán dice; “Lo barato al final sale caro.”

Operación policial en contra la piratería

Fuente: Elaboración propia a partir de El Mundo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s