La industria textil empieza a sufrir la crisis del sector de la moda

La industria textil española empieza a notar los síntomas de agotamiento del sector de la moda a nivel global, con el descenso de actividad de las empresas textiles que producen para marcas de moda y grandes distribuidores. En cambio, la parte de industria que trabaja con textil técnico presenta mejores perspectivas de crecimiento.

“Aunque todavía está en positivo, el sector nota una ralentización del crecimiento en los últimos tres años, sobre todo los proveedores para marcas de moda y hogar, que son los que más notan el agotamiento del modelo”, explica Marta Castells, secretaria general de Texfor, patronal de la industria textil española.

“Aunque los datos de negocio se mantienen, el sector es consciente de que el modelo actual de la moda está en vías de agotamiento y que debemos plantearnos cambios profundos en toda la cadena de valor dirigidos a la sostenibilidad y la digitalización”, valora Texfor en su balance anual.

Según las previsiones de Texfor, este 2018 el consumo de moda caerá un 2% en el mercado español dentro de un fenómeno global enmarcado en “un cambio de hábitos de consumo, en el que el gasto en moda es cada vez menos importante”. “En los últimos meses del 2017 y el arranque del 2018, la producción para moda ha tenido un parón importante”, dice Casals, teniendo en cuenta la encuesta realizada por la patronal para su balance anual. Según las conclusiones de la encuesta, el 42% de los fabricantes textiles afirma que el 2018 ha sido peor que el año pasado, mientras que para un 25% el año que toca a su fin ha sido más positivo que el anterior.

Las cifras de las empresas españolas
Las cifras de las empresas españolas (Clara Penín)

A pesar de estos indicios, el número de empresas del sector se mantiene estable en unas 3.600 y la cifra de negocios superará los 6.100 millones de euros frente a los 5.852 registrados en 2017. Por su parte, el número de trabajadores crece un 2% superando los 47.000.

El sector se plantea cambios en toda la cadena basados en la sostenibilidad

La ralentización del sector también se aprecia en las exportaciones, cuyo ritmo se ha moderado con un crecimiento estimado del 1%. En este ámbito, las previsiones apuntan a un volumen total de ventas en el extranjero de 4.500 millones de euros con la UE como principal destino, seguido por Marruecos y Turquía, los principales centros de producción para la moda europea.

En este contexto de poco crecimiento y de reducción de precios por la crisis de consumo, el sector apunta, además, un incremento de los costes de producción como la energía y la mano de obra. “Los costes energéticos han aumentado este año entre un 25% y un 30%, aunque el impacto en las empresas dependerá de la planificación y estrategia energética de cada empresa”, apunta Castells.

En cuanto a los costes laborales, el sector ha firmado incrementos salariales del 2% para los próximos dos ejercicios en un contexto de “falta de personal técnico cualificado y de ingenieros, así como al envejecimiento de las plantillas”.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s