No a las zapatillas, ropa y juguetes baratos

El Plan “Made in China 2025”

_101130444_google.jpg

China le mostró al mundo hace poco su primer avión de pasajeros fabricado en casa. También fabricó el primer tren de muy alta velocidad que viaja hasta a 400 km/h. Por otro lado, sus carreteras inteligentes no se quedan cortas ya que está pensado que puedan ser capaces de recargar las baterías de los coches eléctricos aún en movimiento. Estos inventos se suman a las fábricas y a los centros de investigación que tiene Apple en su territorio y de automotoras como GM, Volkswagen y Toyota.

Estas y muchas otras operaciones forman parte del plan “Made in China 2025”. Este plan se inició para que corrieran miles de millones dólares con el objetivo de que el país se convierta en una potencia no solo a nivel industrial pero también tecnológica. En otras palabras, lo que Pekin pretende es conquistar el mundo actual. A ello, el mismo Donald Trump considera un “robo de tecnología” que atenta contra la seguridad nacional y la libre competencia y que ahora está en el centro de una potencial guerra arancelaria entre los dos países.

Pekín ha anunciado que desea pasar de ser un país reconocido por tener mano de obra de bajo costo a un país de ingenieros. Es por eso por lo que quiere dejar atrás su fama como proveedor de zapatillas, ropa y juguetes baratos. 

“Quien gana se lo lleva todo”

La estrategia que está llevando a cabo ahora Pekín ya fue anunciada en 2015 pero muchos analistas prevén que esta estrategia se ha tomado en consideración mucho antes. La estrategia lleva presente mucho tiempo, lo que cambia es que ahora hay grandes cantidades de dinero destinadas a estos programas, a la vez que se realizan cambios más agresivos para ejercer presión en las empresas extranjeras para que transfieran su tecnología tanto de forma directa comoindirectamente.

China por otro lado también ha realizado compras de empresas extranjeras basadas en sectores estratégicos. Y por último, también hay una serie de regulaciones que condicionan la permanencia de las empresas gigantes a nivel tecnológico. Por ejemplo, Apple abriría su primer centro de almacenamiento de datos en China simplemente para cumplir con nuevas normas impuestas por el gobierno. Una nube de datos con información clave que estará controlada por Pekín.

 

Elaborado por Clara Pujadas basado en bbc.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s