Detrás de las cámaras de ‘El lobo de Wall Street’

Una de las grandes películas de culto sobre fraude financiero fue producida gracias al dinero procedente de un fraude financiero.

La productora Red Granite, basada en Los Ángeles, ha aceptado pagar una multa de 60 millones de dólares al Departamento de Justicia de EE.UU.
El fiscal acusaba a la sociedad fundada por uno de los hijastros de el primer ministro de Malasia, de haber utilizado dinero del fondo 1Mdb (Malaysia Development Berhad), para llevar a cabo la película, dejando al descubierto 4.500 millones de dólares.
El FBI llevaba años rastreando la pista de este dinero, hasta que llegaron a la productora y descubrieron que financió El lobo de Wall Street con parte de este capital ilícito.
La película costó 100 millones.

hombre-con-billetes

Los jueces amenazaron con congelar todos los beneficios conseguidos en taquilla (392 millones de dólares), pero Red Granite prefirió alcanzar un acuerdo, abonar una sanción y evitar el proceso.
El prestigioso actor Leonardo Dicaprio ha tenido que devolver el Oscar, al formar parte de los bienes requisados.
EE.UU. sigue buscando los activos desaparecidos del fondo 1Mdb, que incluirían cuadros de Picasso, Van Gogh, Monet, además de propiedades en Nueva York, Beverly Hills y y un yate de 90 metros.

La idea inicial, promovida por el Gobierno de Kuala Lumpur, era que 1Mdb invirtiera en proyectos en todo el mundo y que los beneficios regresaran a los ciudadanos malasios. Pero lo que no sabían es que el dinero acabaría desviándose a otros lugares.
La fiscal general de EE.UU. añadió que los gestores, “trataron este fondo cotizado como una cuenta bancaria personal” y que “los ciudadanos de Malasia nunca vieron un centavo de lo que ingresó el largometraje”.

La película, candidata a cinco premios Oscar, es una obra maldita. Andrew Green, uno de los cómplices de Jordan Belfort, ha denunciado a los productores  porque cree que su representación en la película es de “un criminal, drogadicto, degenerado, depravado y desprovisto de cualquier moralidad y ética, y eso es totalmente falso”. Pide diez millones de dólares de indemnización.

Editado por Sofía Julià a partir de La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s